EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 6°C   |   Máx. 15°C   |   Actual 15°C

Santiago de Chile. Sáb 11/07/2020

12:44

El Tiempo:  Santiago Máx. 15°C | Mín. 6°C | Actual 15°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Las oportunidades que entrega la producción de salmones a la agricultura

Esta actividad ha generado, entre otras cosas, una mayor demanda de granos para la alimentación de los peces, especialmente de trigo, raps y lupino.

Jueves, 19 de marzo de 2020 a las 8:30
- Se estima que en el mediano plazo el rubro samonícola seguirá creciendo a tasas de 103% anual.
Crédito: El Mercurio
Nuevas ideas de negocio
Otra fuente de negocios para los agricultores, generada por la salmonicultura es la que se denomina acuicultura de pequeña escala (APE), que consiste en que un agricultor, compre alevines de salmón (el pez en sus primeros estados de desarrollo) para engordarlos y comercializarlos directamente al rubro gastronómico.

“En este modelo, el agricultor podrá engordar al pez hasta tallas comerciales para así transformarse en un proveedor de restaurantes y comercios de la localidad”, explica Axel Klimpel, director ejecutivo de AquaPacífico.

Esto es lo que está planificando Gastón Vidal, quien en Valparaíso invertirá entre 20 y 30 millones en 15 piscinas con sistemas de recirculación —la misma agua recircula en el sistema, por lo que no requiere estar constantemente extrayendo el recurso hídrico desde un tranque o un río—, con el fin de proveer a distintos restaurantes de la zona.

“Es un negocio de volumen donde no podemos producir más de 7,9 toneladas anuales, sino el proyecto necesitará someterse a un estudio del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, proceso que es muy costoso”, precisa Vidal.

Respecto al espacio que requiere, comenta que cada piscina tendrá un largo y ancho de 3 metros aproximadamente, mientras que la profundidad de cada una será de 4 metros, logrando entre 30 y 35 metros cúbicos de capacidad para cada estanque.

“Con esto, se busca trabajar con densidades (cantidad de kg de peces por metro cúbico) de entre 15 y 20 kg de alevines por metro cúbico, lo que nos permitirá producir entre 7 y 7,5 toneladas anuales sumando las 15 piscinas”, agrega Gastón Vidal.

En relación a la rentabilidad, el emprendedor revela que cada alevín de salmón cuesta entre $80 y $150, los que llegan con un largo de 2 a 3 cm para ser engordados hasta llegar a 12 cm e incluso 15 cm. De esta forma, cada ejemplar puede venderse a un precio superior a los $1.200.

“Es un negocio muy apretado, porque restando los costos fijos, las ganancias proyectadas son de entre 200 y 300 pesos por cada pez. Con el volumen de producción, se podrían alcanzar rentabilidades de hasta 300 mil pesos con las 15 piscinas”, asegura Vidal, recalcando que dichas ganancias se verán recién después de un año.

Esto se debe a que el proceso de crianza del pez, toma entre 12 y 14 meses. Tras ese período de tiempo, recién se podrá comenzar a comercializar.

“Sería ideal contar con fondos o apoyos estatales para este tipo de negocio. Es algo que el sector necesita, considerando que las inversiones se han deprimido en el último tiempo”, comenta Vilda.



Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Rolando Araos Millar

La alta demanda mundial por salmón chileno provoca que la industria requiera de una enorme cantidad de alimento para su producción. Solo en 2018 este rubro consumió más de un millón 200 mil toneladas en alimento.

Parte importante de esa alimentación es de origen agrícola, especialmente trigo, raps y lupino.

“Alrededor de 60-70 mil hectáreas de granos son cultivados para la industria de la nutrición de los salmones”, comenta Ricardo López, representante de la asociación gremial SalmonChile en la Araucanía.

López hace hincapié en que esta cantidad sigue siendo insuficiente para las demandas del rubro salmonícola que se estima seguirá creciendo a tasas de 103% anual. Esto se relaciona con la alta producción de este rubro que se concentra desde Maule al sur, siendo más fuerte en la Araucanía (IX), Los Lagos (X), Magallanes (XII) y Aysén (XI), según datos del Instituto Tecnológico del Salmón (Intesal).

Tal nivel de producción, dice el ingeniero acuícola Camilo Godoy, hace necesario que existan entre 150 y 180 mil hectáreas más de granos para satisfacer los requerimientos salmonícolas.

Por qué estos granos

El trigo, raps y lupino son ricos en proteínas y otros compuestos fundamentales en las dietas de los salmones, por lo que su uso permite a las salmoneras crear dietas con concentraciones proteínicas que llegan al 58%.

Además los granos permiten crear alimentos extruidos —es decir, bien aglutinados—, lo que no solo aumenta la digestibilidad del mismo sino que ayuda a que el pellet no decante tan rápido al fondo de los estanques o jaulas donde están contenidos los salmones.

“La ingesta del alimento tiende a ser en la columna de agua, por lo que si el pellet llega al fondo del estanque, ese alimento ya no será consumido”, explica Esteban Parada, product manager en agua dulce de BioMar Chile.

Además, el alimento representa cerca del 50%-60% del costo total en la producción de salmones, por lo que se busca disminuir costos y también que sea bien aprovechado.

“Los granos parecen ser la clave para perder menos alimento y, por ende, menos dinero”, puntualiza Godoy.

Qué calidad de granos busca la salmonicultura

Entendiendo que la industria salmonícola demanda una gran cantidad de granos, estos deben reunir una serie de requisitos para poder entrar a este mercado.

Así, por ejemplo, el raps debe provenir idealmente de variedades alemanas y francesas, como inspiration o vivant, entre otras, con el fin de disminuir las concentraciones de ácido erúcico y glucocinolatos a un valor cercano a cero.

“Tanto el ácido erúcico como los glucocinolatos son compuestos que pueden representar un riesgo para la salud”, explica Luciano Rivas, gerente de desarrollo de Gorbea, empresa que abastece de granos a la industria salmonícola.

El trigo, por su parte, debe provenir de variedades con concentraciones de gluten que oscilen entre 25% y 40%, como halcón y konde inia, ya que este elemento es fundamental para el buen desarrollo de los salmones.

El lupino, en tanto, debe presentar una alta concentración de proteínas (entre 30% y 45%), con el fin de servir de reemplazo a las proteínas animales.

“Los salmones reciben cada vez menos proteína animal y la están reemplazando por proteína vegetal, la que se encuentra en grandes concentraciones en el lupino. Esto ha hecho que el alimento de los salmones provenga de fuentes más sustentables”, asegura Haroldo Salvo-Garrido, director del Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola (CGNA).

Una mejora para los suelos

Un beneficio que, además, pueden obtener los agricultores desde la salmonicultura, es el uso del ‘lodo’ producido por los peces para mejorar y recuperar suelos.

“Se le denomina ‘lodo’ a la mezcla de feca y alimento no consumido que queda en el fondo de las piscinas o estanques donde los salmones se desarrollan, sea en agua dulce o en el mar”, explica Alejandro Buschmann, investigador del Centro i-mar de la Universidad de Los Lagos, quien añade que, en promedio, cada tonelada de salmón produce cerca de 1,4 toneladas de lodo.

El lodo es rico en materia orgánica y además posee una alta concentración de carboxilos, por lo que puede aprovecharse como fertilizante para restaurar los suelos orientados a la producción ganadera de la zona sur y austral del país.

“Los sistemas de excreción de los peces aumentan el nitrógeno en el suelo. Hay muchas empresas que botan estos elementos e impactan ambientalmente a las zonas cercanas, por lo que hoy es cada vez más común ver que se proponen nuevas soluciones”, agrega Buschmann.

En esta línea, Camilo Godoy asegura que el lodo se obtiene tras limpiar, recircular y filtrar el agua que utilizaron los salmones en las piscinas o estanques donde se desarrollaron.

“Este material suele quedar en el fondo de las piscinas o jaulas”, precisa Godoy.

Una vez que se extrae, se flocula, es decir, se somete a un proceso para separar el material sólido del líquido mediante la aplicación de soda cáustica o sulfato férrico, para posteriormente centrifugarlo. A partir de allí, el lodo está en condiciones sanitarias de ser aplicado en el suelo, pero resta un paso.

“Antes de utilizar el lodo, lo mejor es realizar un análisis químico en laboratorio para asegurarse de que este no posee metales pesados”, explica Godoy.

Godoy realiza tal advertencia debido a que el agricultor que esté interesado en aplicar este lodo en sus praderas o cultivos, y dado que no existe una normativa específica, se deberá regir por el Reglamento para el manejo de lodos generados en plantas de tratamiento de aguas servidas (https://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=1007456) que exige comprobar que las concentraciones máximas de metales en el lodo que se aplicará cumplen la normativa.

Tales concentraciones (ver tabla) dependerá de si se está pensando aplicar el lodo a suelos degradados o no degradados.

La diferencia entre ambos, según el decreto, es que el degradado “por exceso de acidez, niveles de erosión, deterioro de la cubierta vegetal o que por presentar otras limitaciones físicas, químicas o estructurales, no puede ser utilizados de modo sustentable en la producción agropecuaria”.

Concentración máxima de metales en lodos para aplicación al suelo en mg/kg de materia seca:
MetalSuelos no degradadosSuelos degradados
Arsénico2040
Cadmio840
Cobre10001200
Mercurio1020
Níquel80420
Plomo300400
Selenio50100
Zinc20002800
Fuente: Reglamento para el manejo de lodos generados en plantas de tratamiento de aguas servidas.

Una vez que se demuestre que cumple con la concentración de metales pesados, será necesario que el agricultor defina su plan de aplicación de lodo, donde deberá especificar a la Dirección Regional del Servicio Agrícola y Ganadero y a la Secretaría Regional Ministerial de Salud la superficie del área de aplicación, profundidad efectiva del suelo, cantidades de los lodos a aplicar anualmente, entre otros elementos.
imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Estas herramientas permiten hacer un adecuado control de las malezas, mejorar la eficiencia en el uso del agua y aumentar la presencia de materia orgánica en el suelo, entre otras cosas.
El Mercurio
La actual pandemia provocará una serie de cambios, tanto a corto como largo plazo, en las relaciones entre las exportadoras, las aseguradoras y las navieras, por lo que es necesario que los agro exportadores tomen una serie de resguardos.
El Mercurio
Es fundamental que los vendedores/exportadores tomen una serie de medidas preventivas para evitar cualquier daño o perjuicio, como la escrituración de un contrato y el establecimiento de distintas cláusulas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores