EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com
¿Está usted suscrito?
SUSCRÍBETE AQUÍ

Santiago:   Mín. 10°C   |   Máx. 26°C   |   Actual 17°C

Santiago de Chile. Sáb 28/03/2020

9:38

El Tiempo:  Santiago Máx. 26°C | Mín. 10°C | Actual 17°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Las ventajas y riesgos del dólar alto

De mantenerse en los niveles actuales, se proyecta un mayor ingreso para los exportadores de frutas y una mayor competitividad de los cereales y la carne nacional frente a productos importados. Sin embargo, el escenario de incertidumbre frena los ánimos y pesa el efecto de la crisis social sobre la imagen país.

Lunes, 09 de diciembre de 2019 a las 8:30
- El dólar en Chile pasó de $713,23 el viernes 18 de octubre, antes del estallido social, a un récord de $828,25 el viernes 29 de noviembre.
Crédito: El Mercurio
Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Paloma Díaz Abásolo

El alza de 16% que registró el tipo de cambio en Chile durante el último mes, pasando de $713,23 el viernes 18 de octubre, antes del estallido social, a un récord de $828,25 el viernes 29 de noviembre, según los datos del Banco Central, tiene a varios agricultores sacando cuentas positivas.

Para los exportadores de fruta, que en su mayoría están iniciando la temporada, la diferencia superior a $130 que se observa en el tipo de cambio respecto de la misma época de 2018 podría traducirse en un aumento importante de sus ingresos si sigue en torno a $800 en los próximos meses, cuando reciban sus liquidaciones.

Fuente: Banco Central

“En términos muy simples, en la medida que tienes un dólar, si un productor exporta y recibe dólares, va a tener mayores ingresos. Eso no tiene mayor análisis, pero que se traduzca necesariamente en un mejor resultado es otra cosa… La recomendación es que guarden los ingresos en dólares para pagar las cuentas que tienen en dólares y que no jueguen con el tipo de cambio”, advierte Rodrigo Manasevich, gerente de la consultora Utilitas.

En el mercado interno, los productos que compiten con la oferta internacional, como la carne bovina y cereales, entre ellos el trigo y maíz, también enfrentan una temporada más auspiciosa, ya que el costo alternativo de importar es más alto.

“Con el dólar alto mejora la competitividad de los productos chilenos, sobre todo los que están permanentemente en el mercado, como la carne, ya que las importaciones se hacen con los nuevos valores del tipo de cambio, lo que trae un aumento de los precios en pesos y beneficia a los productores nacionales”, afirma Óscar Melo, economista agrario y académico de la Universidad Católica.

En relación a los granos, cuyos períodos de venta son más estacionales, añade que la posibilidad de percibir beneficios aún no está clara, porque va a depender de cómo se mueva en los próximos meses.

“Sin duda, el dólar más alto representa un alza para todos los commodities que sustituyen importaciones, por lo que es un escenario beneficioso para ellos”, destaca.

A pesar de esos números positivos para el sector agrícola, que es contracíclico —varios productores dicen que “cuando al país le va mal, a la agricultura le va bien”—, el ánimo no es el mejor y alertan sobre la necesidad de calmar la incertidumbre que vive el país.

“Emitir conclusiones alegres sobre esta alza del dólar es un despropósito. Como sector, nos interesa que el país logre estabilizarse en lo sociopolítico. Lo demás es fantasía, pues no estamos en una situación económica de equilibrio”, recalca el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas (Asoex), Ronald Bown.

No aventurarse

Desde hace varios años se viene aconsejando a los productores y exportadores mantener una cuenta en dólares, algo que hoy es clave para disminuir el impacto de eventuales alzas de precios de insumos.

“La mayor parte de los exportadores ya hace eso, y la recomendación es que si tienen gastos en agroquímicos importados, por ejemplo, que mantengan los dólares suficientes para pagar esos costos o compromisos, para evitar el efecto al menos en esos ítems”, plantea Rodrigo Manasevich.

Junto con eso, sugiere que los productores no tomen posiciones de tipo de cambio, como forwards, debido a que la volatilidad es muy alta y no habría fundamentos externos para proyectar que el dólar vaya a caer con fuerza los próximos meses.

“Esta situación tiene un componente emocional, no económico, donde hay un problema de seguridad y desconfianza muy difícil de entender. La probabilidad de equivocarse es muy alta y mi recomendación es no tomar posiciones”, dice.

Golpe a la imagen

Si bien el alza del dólar parece positiva a corto plazo para el agro, los exportadores advierten que no es un escenario que permita sacar cuentas positivas, no solo por las alzas de precios que puede haber en distintos insumos e inversiones de capital, como las maquinarias, sino que también por el impacto que han tenido las manifestaciones en la imagen país.

“Los efectos de la actual contingencia social en la imagen del país resultan incalculables… Nos convertimos en un país menos serio, más conflictivo, donde el factor socioeconómico se entrelaza con elementos políticos. Dejamos de ser confiables y el tema traspasa al ámbito comercial, entrando a jugar en las decisiones de compra de los consumidores”, afirma Ronald Bown.

El presidente de la Asoex advierte que el proceso para desarrollar la imagen del país es largo, caro y complejo, y que un tipo de cambio tan alto como el observado en las últimas semanas también representa un riesgo en términos productivos.

“Al incrementarse el valor de muchos insumos y servicios, así como también los costos de las maquinarias, se puede resentir la inversión, afectando el impulso de un mayor recambio varietal, la inversión en mayor tecnología de embalaje y packings, o también podría significar un incremento importante en el combate de plagas y enfermedades”, señala.

Carne más cara

Para la ganadería el impacto podría ser positivo, aunque golpearía el bolsillo de los consumidores.

Alrededor del 60% de la carne bovina que se consume en Chile es importada, principalmente de Brasil, Paraguay y Argentina, por lo que la producción local se vería beneficiada en los próximos meses.

A eso se suma el alza que han registrado los precios de la carne a nivel internacional, debido a la fuerte demanda de China. En el caso de la carne de Paraguay y Brasil, que son los más influyentes para Chile, el valor de la tonelada para embarques de fin de año y enero está en US$ 5.500, 15% más que los 4.800 dólares del año pasado.

“En este escenario de un dólar más alto y mayores valores internacionales, en el mercado interno el precio final al consumidor debería ser más caro. Pero también hay varios supermercados cerrados, que abren a ratos o quemados, por lo que estamos en un escenario complejo, donde podría bajar el consumo”, afirma el gerente de ganado de Tattersall, Alejandro Vial.

Si en octubre del año pasado el novillo gordo estaba en torno a $1.250 por kilo, este año se transó 6% más caro, a $1.323 por kilo, según los datos de la Asociación de Ferias de Chile (Afech), impulsados también por las exportaciones de carne chilena a China lo que permite proyectar un buen panorama para los ganaderos.

“En el verano, en las ferias deberían mantenerse los precios en los niveles que estamos y no bajar, como ocurre normalmente, y también podrían verse favorecidas las carnicerías en zonas donde hay supermercados que no van a abrir”, agrega.

Sin embargo, la mayor competitividad que puede alcanzar la producción nacional no tendría un impacto relevante en la proporción de carne que se importa.

“Es muy probable que ese mayor costo de la carne por el dólar se traspase al consumidor… Sin embargo, hasta ahora el mayor costo de la carne importada no ha tenido una influencia relevante en la demanda por carne nacional”, dice el gerente de la Asociación Chilena de la Carne (Achic), Francisco Cox.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Si bien en el papel la agricultura biológica y la de conservación podrían verse como antagonistas entre sí, creo que son absolutamente complementarias. De hecho, lo mejor sería buscar un camino intermedio entre ambas.
El Mercurio
Existen muchos tipos de coronavirus, y algunos son específicos de los animales. Sin embargo, y como cualquier enfermedad infecciosa, debemos tener conciencia que siempre existe la posibilidad que ciertos virus o bacterias puedan mutar y puedan pasar de una especie a otra.
El Mercurio
Con la baja cuaja generalizada en los huertos de paltos, esta temporada tendremos un pequeño grupo de productores que seguramente ganará mucho dinero gracias a que tendrá mercadería para vender, y otro mucho más grande que tendrá que arreglárselas para sobrevivir con volúmenes exiguos.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores