EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 4°C   |   Máx. 19°C   |   Actual 9°C

Santiago de Chile. Mar 29/09/2020

8:04
El Mercurio - Campo

Recomendaciones para hacer una adecuada poda de producción en cítricos

Realizar esta labor inmediatamente después de la cosecha y eliminar solo el material antiguo del árbol será fundamental para conseguir buenos resultados.

Miércoles, 15 de julio de 2020 a las 8:30
- Las podas deberían hacerse inmediatamente después de la cosecha.
Crédito: El Mercurio
Manejo sanitario de las herramientas
No hay que olvidar que una de las tareas fundamentales para hacer una buena poda en los huertos de cítricos es realizar un adecuado manejo sanitario de las herramientas que se usen, con el fin de evitar la diseminación de enfermedades.

“Las enfermedades o virus en los cítricos se propagan, principalmente, por las herramientas de poda, por lo que entre cuartel y cuartel deben ser desinfectadas idealmente con cloro”, asegura Valentina Scarpello.

Rolando Araos y Luis Muñoz

Obtener fruta de calidad y en volúmenes adecuados ha llevado a que la poda adquiera una mayor importancia para los cítricos.

“En la década de los ochenta y noventa no había cultura de poda, porque no era una necesidad, el mercado no era tan exigente. Hoy, en cambio, la situación ha cambiado bastante, por lo que es necesario que se haga bien”, asegura Julio Cornejo, asesor de Agroconsultores.

Si bien el tipo de poda que se realice dependerá del sistema de conducción que se utiliza, existen algunos parámetros generales que se han ido estableciendo con bastante éxito en el sector.

¿Cuándo realizarla?

Un aspecto en que existe coincidencia es que la poda debe realizarse de manera periódica y en el momento adecuado.

“El sistema actual de poda en cítricos consiste en dejar que los árboles crezcan bastante libres durante los primeros 2 a 3 años después de su establecimiento en el huerto, con el fin de maximizar la producción y, con ello, adelantar lo máximo posible el punto de equilibrio de los proyectos”, asegura Francisco Mena, asesor de la consultora Gama.

Sin embargo, el asesor advierte que esto no debe comprometer la productividad futura del árbol, por lo que antes que las ramas comiencen a obstaculizar la entrada de luz y se genere exceso de sombra en el interior se debe pensar en iniciar las podas.

Según Gonzalo Vargas, asesor experto en cítricos, las podas de producción deben llevarse a cabo todos los años y enfocarse principalmente en dos objetivos: eliminar mediante cortes gruesos el material antiguo con el fin de generar reemplazos y ajustar la carga del árbol.

“La idea es que con esto se redistribuyan las reservas de la planta en los materiales que serán florales y productivos en la temporada siguiente. Si esto se hace tarde o no se hace, existe el riesgo de que la planta distribuya sus reservas en todo el follaje, lo que llevará a que todos los cargadores tengan poco alimento y, con ello, se termine produciendo fruta pequeña”, explica.

Realizar esta labor también permitirá regular el añerismo, fenómeno asociado a la variabilidad de producción en años sucesivos y que suele afectar a los cítricos.

“El control de este fenómeno se puede hacer fundamentalmente variando la intensidad de la poda. Si por historia, el productor sabe que vendrá una gran cosecha, se debe podar con gran intensidad. Al contrario, si se sabe que para el año siguiente viene una cosecha menor, se debe podar con poca intensidad”, afirma Julio Cornejo.

Un trabajo de selección

Los expertos concuerdan en que las podas de producción en cítricos deben realizarse inmediatamente después de terminada la cosecha, a más tardar al otro día.

“Lo ideal es que detrás de los cosecheros venga la cuadrilla podadora”, advierte Gonzalo Vargas.

“Mientras antes se haga la poda, mejor será el efecto que esta tenga sobre la producción y calibre del año siguiente”, complementa Francisco Mena.

El momento específico del año en que se realice dependerá, en gran medida, de la especie y variedad. Así, por ejemplo, el espacio para realizar la poda en naranjas comienza en julio, con las variedades más tempranas, y se extiende hasta noviembre, cuando las más tardías como valencia son cosechadas.

“Sucede lo mismo con los limones. Si se pueden cosechar temprano, como ocurre con messina, es posible podarlos en julio o agosto. En cambio, con los eureka, que producen constantemente en el año, la situación debe ser evaluada, pues la idea es dañar lo menos posible la producción”, indica Valentina Scarpello, agrónoma de la empresa Pangalillo, que produce cítricos y paltas.

En ese sentido, la primera etapa de esta labor debe centrarse en eliminar el material grueso más antiguo del árbol, para lo cual se pueden usar serruchos o motosierrras en los huertos más emboscados.

“Este trabajo no se trata de cortar ramas de cualquier parte del árbol sin distinguir su calidad, sino que de seleccionar y eliminar solo los ejes envejecidos y sombríos para dar espacio y luz a los nuevos reemplazos”, explica Gonzalo Vargas.

El experto advierte que la idea es que la poda vaya variando todos los años.

“No podemos sacar siempre lo mismo. La idea es eliminar lo viejo y dejar que lo más nuevo se exprese. De hecho, el material joven no debe ser despuntado, pues en algún momento madurará, se ramificará y se hará floral”, agrega Gonzalo Vargas.

Es muy importante además que en esta etapa se despeje la corona de la planta, zona donde se unen las ramas madres, lo que permitirá evitar, en gran medida, el desarrollo de gran parte de las plagas y enfermedades que afectan a los cítricos.

Una vez realizados los cortes, estos deben ser cubiertos con pasta poda o látex más cobre pentahidratado.

“Esto ayudará a acelerar la cicatrización y evitar hongos de la madera”, asegura Gonzalo Vargas.

Francisco Mena, por su parte, recomienda solo proteger con pasta de poda aquellos cortes más gruesos, que tengan un tamaño superior a una moneda de $500 y se encuentren bajo el primer metro de altura.

Una vez finalizada la etapa de cortes gruesos, los productores deberían enfocarse en llevar a cabo una poda para ajustar las cargas.

Esta busca eliminar todas las ramillas que ya produjeron fruta y que están envejecidas y débiles, especialmente aquellas que están dentro del follaje de la planta.

“Estas ramillas se pueden reconocer porque florecen tarde y entregan floración blanca, de muy mala calidad, con ovarios pequeños y fruta de calibres pequeños, con problemas de color”, afirma Gonzalo Vargas.

De esta forma, se logra un follaje abierto y traslúcido, que facilita la penetración de todas las pulverizaciones, y de paso se mejora el calibre de la fruta que se obtendrá en la temporada entrante.

Los huertos más antiguos

En el caso de los huertos más antiguos, es decir, los que tienen más de 12 años, las podas deben ser mucho más agresivas hacia dentro del árbol, debido a que los árboles envejecidos tienden a perder masa radicular producto de la acción de los nemátodos, la compactación del suelo y otros factores bióticos o abióticos.

“El objetivo de la poda agresiva es equilibrar la masa radicular con la parte aérea, es decir, bajar el volumen de la superficie o parte aérea en favor de las raíces. De esta forma, cuando empiece la primavera la cantidad de raíces superará al follaje, ayudando a que el árbol pueda brotar con más intensidad y se mantenga o mejore la calidad de la madera”, explica Valentina Scarpello.

De todas maneras, la experta advierte que el nivel de cada poda dependerá de la realidad y necesidades del huerto en cuestión.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Al realizar esta labor no solo se elimina madera sino que también se compromete la existencia de los centros frutales, es decir, se reduce el potencial productivo de las plantas.
El Mercurio
Instalar este tipo de tecnologías en el predio no solo permiten identificar cuánto se regó realmente y cómo está trabajando el equipo de riego, sino que también alertan en caso de que haya un corte en el suministro eléctrico o si el tranque se quedó sin agua. Además, es posible programar los equipos de riego y fertirriego a la distancia.
El Mercurio
Para que el grano cosechado cumpla los requerimientos para satisfacer de manera adecuada la demanda de nutrientes y materia seca para que los animales entreguen una leche de buena calidad es cumplir ciertas exigencias que consideran la elección de la semilla, la fertilización.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores