EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com
¿Está usted suscrito?
SUSCRÍBETE AQUÍ

Santiago:   Mín. 12°C   |   Máx. 34°C   |   Actual 14°C

Santiago de Chile. Jue 02/04/2020

6:32

El Tiempo:  Santiago Máx. 34°C | Mín. 12°C | Actual 14°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Las claves para entender el nuevo registro de contratos de compraventa de productos agrícolas

Esta herramienta, que tiene carácter voluntario, permite contar con un respaldo de todos los acuerdos que el productor alcance con una exportadora o agroindustrial.

Martes, 24 de diciembre de 2019 a las 8:30
- Contar con este registro permitirá que las exportadoras o empresas compradoras tengan mayor seguridad de que recibirán el producto comprometido.
Crédito: Fabián Rivas - El Mercurio
Cláusula penal

Sebastián Norris explica que la cláusula penal es una “evaluación anticipada de daños” que se realiza antes de firmar el contrato, donde se especifica, por ejemplo, el monto de indemnización que el productor y un tercero deberán cancelarle a la exportadora o agroindustria por cada caja que no le entreguen.

“Si el productor termina entregando solo el 80% de cajas de cereza a la exportadora, porque el otro 20% se lo vendió a otro privado, la cláusula penal puede determinar que por cada una de esas cajas no entregadas, la exportadora afectada recibirá 10 dólares. Esto significa que, si el productor no le entregó mil cajas, deberá desembolsar 10 mil dólares al afectado”, advierte Norris.

Norris añade que esto no será válido en caso de catástrofe, entendiendo que una granizada, lluvia o incluso un tornado puede afectar gravemente la calidad y condición de la fruta o la integridad física del ganado.

El registro cubre solo la primera compra

Matías Araya precisa que este contrato solo aplicará para la primera compra de lo producido.

Esto implica que “si el productor tiene una caja con mil kilos de cerezas, este contrato solo podrá cubrir la primera transacción por dicha caja. Si después el exportador o agroindustrial la quiere volver a vender, no podrá inscribirla en el registro y queda descubierta de cualquier garantía”, dice Araya.

Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Rolando Araos Millar

El pasado jueves 6 de junio comenzó a regir el sistema de inscripción o registro voluntario de los contratos de compraventa de productos agrícolas, que permitirá formalizar los acuerdos de productores con exportadoras (intermediario) o agroindustriales a través de escritos que serán publicados de forma gratuita en el portal.

En realidad, en la industria, si bien el contrato no es nuevo, el problema es que no siempre es respetado por algunos productores quienes muchas veces tienen comprometida una determinada producción a un comprador, pero al aparecer una mejor oferta optan por ella.

Contar con este registro permitirá que las exportadoras o empresas compradoras tengan mayor seguridad de que recibirán el producto comprometido, indica Matías Araya, socio fundador de Araya & Cía.

Sebastián Norris, abogado y jefe del área de Comercio Internacional del mismo estudio, explica que esto facilitará que, en los contratos, los compradores —sea una exportadora o agroindustria— se comprometan a aportar con financiamiento, tecnología o conocimientos o incluso para la reconversión, mejorando la competitividad del productor.

“Una exportadora puede acercarse a un agricultor que produzca uva flame para decirle que se reconvierta, porque esta variedad ya no se vende bien. Pero como el productor no tiene los recursos, la exportadora le dará el capital y la tecnología con tal de que este último se comprometa a entregarle toda la fruta que coseche, por ejemplo, desde el 2020 hasta el 2025”, explica Norris.

Norris advierte que este registro transparentará y ayudará a mantener los compromisos, especialmente porque la ley establece, a través de la figura denominada “solidaridad legal”, que si, habiendo un contrato firmado y registrado, el productor lo incumple y vende a otro comprador, este último será solidariamente responsable, junto con el productor, de los perjuicios que le cause a la compradora que tiene el contrato. Esto incluso ocurre si se vende solo una parte de lo comprometido.

“Por ejemplo, si la exportadora A, que invirtió en el productor y le entregó capital, recibe el 80% de la producción comprometida porque el 20% restante fue entregada a la exportadora B, la exportadora A tendrá dos opciones: demandar al productor por incumplimiento de contrato —que actualmente ocurre, no es nada nuevo— o demandar a la exportadora B y al productor por todos los daños causados por perder ese 20%”, comenta Norris.

Esta situación, por tanto, impactará económicamente tanto al productor como al segundo comprador, advierten desde Araya & Cía.

Pasos para el registro

Para registrar un contrato se requiere ingresar al portal ‘registrodecontratosagricolas.cl’ y completar un formulario con los siguientes datos:

1. Si es persona natural, se indican los nombres y apellidos. En caso de ser persona jurídica, será necesario mencionar la razón social. En ambos casos se requiere el RUT, RUN, pasaporte o cualquier documento que permita acreditar la identidad de las partes.

2. Indicar la fecha de término del contrato agrícola. Esto es “señalar hasta qué momento el productor le entregará su producción vegetal o animal a la exportadora o agroindustria. Esto puede ser durante una temporada o incluso por varios años, todo dependerá de lo que acuerden las partes”, explica Matías Araya.

3. Incorporar el rol de avalúo del bien raíz en el que se producen o producirán los bienes que el productor entregará. Esto puede ser obtenido a través del Servicio de Impuestos Internos.

4. Si la producción comprometida viene de un terreno arrendado debe mencionarse en el contrato y en el registro, insiste Araya. El especialista recalca que es importante tener en cuenta que si dicho contrato de arriendo expira, también lo hará el contrato de compraventa.

5. Indicar los productos, de origen vegetal o animal, que serán transados en el contrato. No es necesario indicar el precio de estos.

6. Señalar el total de la superficie desde donde se obtendrán los productos a transar, además de una estimación de lo que se esperar producir, lo que puede ser en volumen o en peso.

7. El siguiente paso consiste en indicar si la exportadora o agroindustria va a comprar el total o solo una parte de la producción.

8. También debe contar con la autorización expresa de ambas partes para el tratamiento de los datos que contenga el formulario, entendiendo que este será público.

9. Si los involucrados lo desean, pueden añadir una cláusula penal (ver recuadro), donde se especifique, por ejemplo, cuánto se cancelará por caja no entregada por venderla a otro comprador.

10. En caso de que los productos a transar cuenten con un seguro, deberá señalarse en el formulario.

11. Se debe estipular, de forma expresa, que las partes acuerdan someterse a las normas de la ley 20.797, que es la que crea el registro.

12. Una vez que el formulario esté completo y si se cuenta con una Firma Electrónica Avanzada, el proceso queda listo. En caso contrario bastará con ir a una notaría para legalizarlo y luego se escanea y se sube al portal y se espera que el registro sea aceptado. En tal caso, el contrato será incorporado de inmediato al portal.

Qué debe contener el contrato

Independiente de que se registre o no el contrato, es importante que el productor se asegure de que la exportadora le entregará el financiamiento y tecnologías necesarias para producir.

Por lo mismo, Sebastián Norris hace hincapié en que el agricultor incorpore un anexo al contrato donde se obligue a la exportadora o agroindustrial a entregar el financiamiento o la tecnología comprometida a cambio de la producción que se llegue a pactar.

“En el anexo, el agricultor puede exigir que la empresa con la que hizo el acuerdo le facilite techos, un ingeniero agrónomo, financiamiento, entre otros beneficios. Si no cumple lo que indica el anexo, el productor podrá demandar a la otra parte”, explica Norris.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Si bien en el papel la agricultura biológica y la de conservación podrían verse como antagonistas entre sí, creo que son absolutamente complementarias. De hecho, lo mejor sería buscar un camino intermedio entre ambas.
El Mercurio
Existen muchos tipos de coronavirus, y algunos son específicos de los animales. Sin embargo, y como cualquier enfermedad infecciosa, debemos tener conciencia que siempre existe la posibilidad que ciertos virus o bacterias puedan mutar y puedan pasar de una especie a otra.
El Mercurio
Con la baja cuaja generalizada en los huertos de paltos, esta temporada tendremos un pequeño grupo de productores que seguramente ganará mucho dinero gracias a que tendrá mercadería para vender, y otro mucho más grande que tendrá que arreglárselas para sobrevivir con volúmenes exiguos.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores