EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 8°C   |   Máx. 18°C   |   Actual 14°C

Santiago de Chile. Mar 27/10/2020

12:04
El Mercurio - Campo

Conocer el suelo y no regar en exceso, claves para ganar eficiencia

Aunque en Chile existe un alto nivel en la oferta tecnológica, falta mejorar prácticas culturales, como conocer los reales requerimientos hídricos de la planta dependiendo del cuartel en que está y evitar entregar demasiada agua. También falta avanzar hacia una mayor eficiencia energética.

Lunes, 29 de mayo de 2017 a las 8:30
- 80% del agua que existe en el país se va al mar por administración deficiente, dato preocupante si se considera que solo existen 1,5 millones de ha bajo riego y la meta es alcanzar 4 millones de ha.
Crédito: El Mercurio
Eduardo Moraga

Sebastián Warnier tiene a cargo una tarea pesada. Es el gerente agrícola de Agrícola Garcés, una de las mayores productoras de cerezas del país. Antes tuvo una tarea similar en una de las viñas más grandes del país.

Independiente de los rubros, tiene una lectura clara de qué elemento es clave para ser exitoso en la producción agrícola.

-Si quieres tener alta calidad, ya sea en un vino o en una fruta fresca, es central el riego -explica.

Proveer de agua en el momento justo y en la cantidad adecuada, eso sí, es mucho más difícil de lo que suena.

-En Chile hay un espacio importante por mejorar en el riego tecnificado. Llevamos un par de décadas de masificación, sin embargo, persisten prácticas que limitan lograr resultados óptimos -afirma Warnier.

Una situación que contrasta con la amplia presencia de tecnologías de riego en el país.

-Acá puedes encontrar las últimas novedades desarrolladas en Israel o California. Se siguen muy de cerca las tecnologías más recientes. No se concibe un proyecto frutícola sin considerar una inversión importante en riego -explica Erwin Weber, cerecero de Chépica, en la VI Región.

Sin embargo, persisten prácticas como regar por costumbre, desconocer la composición de los suelos o una baja preocupación por el gasto energético.

Esas son parte de las tareas pendientes del riego en Chile.

1 Llegar al 100% de tecnificación

-Cuando vienen visitas de Australia o Israel, se ríen de que alegamos que no tenemos agua. Ven la cordillera nevada y no pueden creer nuestras quejas. La buena noticia es que tenemos una buena provisión de agua. Sin embargo, también hay una mala nueva, pues la mayoría de ella se pierde. Como país, la administramos muy mal. Se pierde el 80% del agua -afirma Antonio Walker, presidente de los productores frutícolas de la Región del Maule.

Según el dirigente, hay una gran ineficiencia en la conducción hacia los campos. Estima que en el país hay cerca de 150.000 kilómetros de canales. La gran mayoría no están recubiertos, por lo que una parte del agua se pierde en la tierra. Cree que hay que mirar la experiencia de Australia, California o Israel, que lograron rebajar en forma importante las mermas en esos conductos.

Sin embargo, las tareas no terminan allí. Walker afirma que en los predios frutícolas todavía queda un tercio de la superficie, sobre todo en huertos viejos, que tiene riego gravitacional.

-Ese tipo de tecnología no solo impide entregar los nutrientes necesarios, sino que es altamente ineficiente en el uso del agua. Tenemos que asumir como país la tarea de terminar por tecnificar el riego de los huertos frutícolas. Es importante modernizar la Ley 18.450, que fomenta el riego, para incluir a agricultores de mayor tamaño, pues son también los que usan más agua y si ellos logran ser más eficientes, el impacto es mayor.

Walker cree que, con una mayor eficiencia en uso del agua, Chile podría pasar de las actuales 1,5 millones de hectáreas bajo riego a superar los 4 millones de hectáreas.

Germán Wielandt, gerente general de Agroriego Tattersall, cree que es importante apuntalar las inversiones en obras de infraestructura y, específicamente, en la medición y gestión hídrica.

-A través del automatismo y control de compuertas de canales, se aseguraría la correcta asignación y uso de los derechos de agua por parte de los usuarios, además de la identificación de los puntos de pérdida de los canales, ya sean por extracciones ilegales o por filtraciones existentes. A su vez, se podrían abordar planes objetivos y dirigidos a dichos puntos o secciones específicas -explica el ejecutivo.

2 Conocer mejor los suelos

Sebastián Warnier ocupa una metáfora automovilística para hablar de la cultura de riego en Chile. Una en que se pueden hacer altas inversiones, pero que no necesariamente estas logran el potencial para el que fueron diseñadas.

-La mejor tecnología del mundo está en Chile. Eso es muy bueno. Sin embargo, puede ser similar a tener un auto de Fórmula Uno en la casa. Que lo tengas, no asegura que lo sepas manejar, que puedas tomar una curva a toda velocidad. Requieres de conocimiento y también de experiencia práctica.

En el fondo, las tecnologías de riego no solucionan por sí solas los problemas. Su máximo desempeño está dado por las personas que las ocupen.

-En mi opinión personal, a nivel predial y de los propios productores, se debe tomar conciencia en desarrollar capacitaciones técnicas de sus encargados de riego. En los últimos años, SNA Educa y otros institutos han implementado en sus liceos agrícolas cursos o diplomados de especialización en riego, generando una oferta de profesionales con excelentes competencias -explica Germán Wielandt.

Para Sebastián Warnier es clave el conocimiento de los suelos en que están instalados los huertos. Uno con más presencia de arcilla o de arenas actúa de forma muy distinta como contenedor de agua. Por eso, más que hablar de los requisitos hídricos de un determinado frutal, se debe hablar de la demanda de una planta en un suelo específico.

En ese punto, hay un paño muy grande por cortar. No se trata de que los campos tengan diferentes suelos dependiendo de su ubicación geográfica, sino que usualmente hay diferentes tipos de suelos al interior de un mismo huerto frutícola. Comprender esa diversidad es clave para llegar con agua en el momento y volumen preciso a la planta.

Para Warnier, también son importantes las condiciones climáticas de la temporada. Factores como la temperatura hacen que las plantas tengan un requerimiento de agua más o menos intenso.

3 Eficiencia energética

Hasta hoy una de las grandes ventajas del riego gravitacional es que su costo en energía es ínfimo. Por el contrario, el riego tecnificado requiere del uso de electricidad para manejar desde bombas hasta computadores.

De hecho, la cuenta de la energía eléctrica se convirtió en un ítem importante de los costos de la producción agrícola.

Aunque en áreas como los frigoríficos se han adoptado tecnologías que hacen más eficiente la refrigeración y, por ende, el gasto en energía, en el riego el avance no ha sido tan rápido.

-No basta quedarse con que se tiene riego tecnificado. La tecnología ha cambiado mucho en los últimos veinte años -afirma Antonio Walker.

Uno de los avances más destacados está en aliviar las cuentas de los agricultores.

-La eficiencia energética es un tema cada vez más gravitante. En los últimos años, la introducción de nuevas tecnologías ha ayudado a mejorarla, sin embargo, hay mucho por hacer y desarrollar, así como transferir la tecnología hacia el usuario final. Creo que el desarrollo del riego en los próximos años se enfocará principalmente en esas tecnologías -advierte Daniel Buezas, gerente general de Irritec Chile.

4 No regar en exceso

La idea de que es mejor que sobre el agua a que falte, puede ser una de las más perniciosas en el riego, según Sebastián Warnier.

Cuenta que tuvo que enfrentarse a la última sequía en el Norte Chico. Luego de regar por años de la misma forma, se dio cuenta que las uvas viníferas a su cargo funcionaban perfectamente con un tercio del agua que se le entregaba tradicionalmente.

De hecho, Warnier explica que en Chile se tiende a entregar más agua de la que puede manejar la planta. El resultado es que el agua puede terminar asfixiando las raíces, generando su pérdida. Finalmente, toda la planta se reciente, incluyendo, obviamente, los frutos.

-El exceso de riego es una de las razones porque las plantas tienden a decaer rápidamente - sentencia Warnier.

*Artículo publicado en Revista del Campo del lunes 29 de mayo de 2017.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
La alta demanda interna, la continua apertura de nuevos mercados internacionales y el prestigio que tiene en el exterior la fruta producida en Chile son factores que están entusiasmando a los productores nacionales para ampliar la superficie de plantación actual.
El Mercurio
Si bien ambos son capaces de generar buenos resultados productivos, la elección de cuál se ocupe debe hacerse a partir de criterios técnicos como el tipo de suelo y la variedad con la que se está trabajando.
El Mercurio
Este organismo buscará entregar herramientas concretas que permitan dar un uso adecuado a los plaguicidas de uso agrícola; lo que incluye también dar soporte a procedimientos legales que guarden relación con registros y tolerancias tanto para mercado interno como en exportación.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores