EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mar 28/06/2022

8:11
El Mercurio - Campo

Ventajas y desafíos de la alta densidad en nogales

Establecer un huerto de estas características, con 416 o incluso 1000 plantas por hectárea, permitirá tener producciones más precoces y retornos de inversión más rápidos. Sin embargo, para funcionar bien se requiere contar con plantas de calidad y de una variedad adecuada, entre otras cosas.

Jueves, 23 de junio de 2022 a las 8:30
Jean Paul Joublan
Jean Paul Joublan

Los últimos años no han sido fáciles para el rubro de las nueces, debido a problemas derivados del clima y del mercado internacional. Por lo mismo, aumentar la rentabilidad de los proyectos se ha vuelto prioritario para los productores.

Una forma de que los productores, especialmente aquellos que están pensando en entrar al negocio, logren ese objetivo es dejar de establecer huertos en densidades medias (208 a 286 plantas por hectárea) como se hace en la actualidad y apostar por la alta densidad, plantando 416 o incluso 1000 árboles por hectárea.

Este método de establecimiento, que apunta a conservar la distancia de la entre hilera pero aumentando la de sobre hilera, permitirá tener producciones más precoces y retornos de inversión más rápidos. Así, por ejemplo, en estos últimos años a través de Sapsystem (Sistema de Alta Producción) he desarrollado varios huertos, entre los cuales se encuentra uno de 572 plantas por hectárea que logró producciones de 4,3 y 7,2 toneladas por hectárea en la tercera y cuarta hoja, respectivamente.

Pero eso no es todo.

Al adelantar la entrada en producción estaremos trabajando con una planta más joven, que tendrá mejores cualidades para obtener fruta de calibre más alto. De esta forma, en los primeros años, contaremos con fruta en altos volúmenes y de alta calidad, lo que se traducirá en mejores precios de venta y más ganancias.

De todas maneras, hay que tener claro que las principales ventajas productivas de un huerto establecido en alta densidad se verán mayoritariamente entre la tercera y la séptima hoja. Después de eso, no habrá mayor diferencia con un huerto manejado en densidades medias.

Huerto de Chandler sobre Juglans regia, ubicado en Los Ángeles. Fue plantado en 2018 y alcanzó una producción de 7,2 ton/ha en la cuarta hoja. Jean Paul Joublan.

Huerto de Serr en alta densidad (1000 plantas/ha), ubicado en Requinoa, que alcanzó una producción máxima de 11 ton/ha. Jean Paul Joublan.

Cuidados a tener en cuenta

A pesar de las ventajas que se pueden lograr con un huerto de nogal en alta densidad, su establecimiento y manejo no es fácil. De hecho, estos proyectos tienen varios requerimientos.

El primero, y uno de los más importantes, es no establecer un huerto de estas características en un lugar con alta incidencia de heladas, debido a que se puede ver mermada la productividad de las plantas y, con ello, perjudicado el fundamento principal del proyecto que no es más que producir más fruta en un menor tiempo.

También es importante contar con plantas de buena calidad, que vengan en buena condición desde el vivero. Si no se cuenta con ellas, lo mejor será olvidarse de establecer un huerto en alta densidad, debido a que no se conseguirán ventajas y solo se tendrán costos más importantes sin lograr la principal ventaja productiva de este sistema.

Si se quiere establecer un huerto en alta densidad, lo mejor será trabajar con plantas de la variedad Chandler, que tiene menos vigor que una Serr, y portainjertos clonales.

Quizás uno de los mayores desafíos para establecer este tipo de huertos es que se requiere hacer una adecuada conducción del vigor y de la estructura del árbol, con el fin de lograr un buen encausamiento. La idea es que el árbol sea altamente productivo, lo que se relaciona con fertilizar, regar y polinizar bien -sobre todo en zonas donde no hay una cultura del nogal importante-, y así se marque una diferencia económica y, de paso, se facilite el manejo del huerto. Hay que tener en cuenta que si el huerto no logra altas producciones desde el principio, la planta, al tener un vigor tan alto, tenderá a crecer y será muy difícil de controlar.

Otro requerimiento fundamental es hacer un adecuado y permanente control fitosanitario, ya que al tener un huerto con menos luz y ventilación, este se verá más expuesto a enfermedades, especialmente a hongos de la madera.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Establecer un huerto de estas características, con 416 o incluso 1000 plantas por hectárea, permitirá tener producciones más precoces y retornos de inversión más rápidos. Sin embargo, para funcionar bien se requiere contar con plantas de calidad y de una variedad adecuada, entre otras cosas.
El Mercurio
Las buenas cifras obtenidas a la fecha en la mayoría de las zonas más tardías hacen suponer que esta temporada podría estar marcada por altas producciones. Sin embargo, ello agudiza el riesgo de que se produzcan problemas asociados a la logística de transporte.
El Mercurio
Alcanzar una relación hoja/fruto equilibrada en otoño y un nivel de luminosidad adecuado en todo el dosel, a través de distintos manejos técnicos como podas, fertilizaciones y aplicaciones de diferentes productos, será clave para alcanzar este propósito en la siguiente temporada.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores