EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Lun 06/02/2023

9:17
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Comentario al libro “Andrés Bello. Escritos sobre fuentes del Derecho: Constitución, ley, costumbre y jurisprudencia”, de Alejandro Vergara

"...Estamos ante una obra de gran envergadura y que contiene, como pocas, el pensamiento de Bello respecto del derecho público y de las fuentes del derecho. No podemos sino agradecer al profesor Vergara, y a su equipo de ayudantes, por haber compilado todos estos textos, y por el estudio preliminar que el mismo ha redactado, y que sin duda es un reflejo del pensamiento sincrético de ese gran intelectual..."

Miércoles, 18 de enero de 2023 a las 11:02
Ficha técnica
Título: Andrés Bello. Escritos sobre fuentes del Derecho: Constitución, ley, costumbre y jurisprudencia.
Autor: Alejandro Vergara Blanco (compilación, edición y estudio preliminar).
Editorial: Editorial Jurídica de Chile
Edición: 2022
Precio: $31.500
453 páginas
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Por Hernán Corral
Este nuevo libro del profesor Alejandro Vergara Blanco contiene una compilación de escritos de Bello sobre fuentes del Derecho, más un estudio preliminar y una breve biografía de don Andrés.

Vamos ahora a hacer algunos comentarios, primero al estudio preliminar y luego a los escritos recopilados.

No puedo si no compartir la idea de que la principal obra jurídica de Bello es el Código Civil chileno. Pero no es la única y esta compilación revela un Bello romanista, internacionalista, constitucionalista, historiador y filósofo del derecho —aunque el profesor Vergara sostiene que se trata de teoría del derecho—. También agrego la faceta de poeta, literato y filólogo.

No hay duda que Pothier ha sido muy influyente respecto de materias civiles, pero el trabajo del profesor Vergara se centra en la influencia de dos grandes juristas europeos: Jeremy Bentham y Friedrich Karl von Savigny, y destaca un pensamiento sincrético o armonizador de ambos pensamientos, aunque Bentham no llegó a conocer las obras de Savigny.

Durante su estadía en Londres, de 1810 a 1829, al parecer, aunque no hay evidencia, Bello conoció a Bentham a través de James Mill. Lo que está claro es que sí leyó gran parte de la obra del jurista inglés y, con ello, en expresión de Vergara, “contrajo el virus”. Además, Mill le encargó la transcripción de los manuscritos de Bentham.

En 1829 Bello arriba a Valparaíso con su familia, hasta su muerte en 1865, teniendo ya 47 años. En este período de su vida toma contacto con la obra de Savigny, alrededor de 1841, y, en la misma terminología, contrajo el virus del pensamiento savigniano.

En este punto me parece que la influencia de Bentham es equivalente a la de Savigny. Además, debe tenerse en cuenta que Bentham fue el inventor del término codification o codificación, y que llegó a ofrecer sus servicios por carta de 1822 a Bernardo O' Higgins.

Bentham sostenía que un solo Código debía compilar las diversas materias legales, incluidas las civiles, penales, comerciales y procesales. No era este el pensamiento de Bello, que separaba las materias jurídicas por códigos particulares.

Bello no conoció la polémica entre Savigny y Thibaut sobre la necesidad de codificar las leyes, a lo que Savigny se oponía firmemente, pero sí conoció los tomos del Sistema de derecho romano actual, que se tradujeron por Guenoux en 1841, los primeros tres volúmenes y, desde 1845 a 1851, los cinco tomos siguientes. Bello tomó muchas ideas de Savigny, como las de persona jurídica, la personalidad del fisco, la regla de la ventaja del nasciturus y la concepción del derecho romano, asumiendo los postulados de la Escuela Histórica del Derecho. Agrego que también fue Savigny el inspirador de los artículos relativos a los actos jurídicos o declaraciones de voluntad.

La recopilación de los escritos de Bello se contiene en siete partes: Derecho en general; Constitución; ley y codificación; ley, costumbre y jurisprudencia en el Código Civil; interpretación y retroactividad; administración de justicia y educación jurídica. Se añade la imagen de dos manuscritos aún no editados, pero no aparecen transcritos. El libro termina con un índice onomástico.

Sobre los textos relativos a la Constitución, que es la de 1833, y en la que se supone que Bello participó en su redacción. Don Andrés señala que particular atención revela el capítulo derecho público de Chile, en los que aparecen derechos y libertades, pero que el empeño ha sido combinar un gobierno vigoroso con el goce completo de una “libertad arreglada”. Varios consejos que da Bello son aplicables al proceso constituyente en curso en la actualidad: “Si la Constitución está en lucha con las costumbres, con el carácter nacional, será viciosa: si, por el contrario, armoniza con el Estado social, será buena”.

En el capítulo Ley, costumbre y jurisprudencia, el compilador reúne los diferentes títulos preliminares, desde el primer proyecto de Código Civil para Chile (1840), pasando por los proyectos de 1853, y por las actas de la comisión revisora, del proyecto inédito, extractos del mensaje, título preliminar del texto original del Código (1855) y del Código Civil vigente (2022). Se agrega un cuadro comparativo de los artículos relativos a fuentes del derecho.

En materia de interpretación, Bello asegura que debe interpretarse la ley conforme a su letra y al sentido del lenguaje, y se dan explicaciones para aplicar la regla de lo favorable y lo odioso. Se analiza igualmente la retroactividad de las leyes, disponiendo que las leyes vigentes al tiempo de la celebración del contrato deben aplicarse a sus efectos.

En el capítulo sobre Administración de Justicia se encuentran varios textos sobre la necesidad de fundar las sentencias, sobre la publicidad de los juicios, sobre responsabilidad de los jueces y sobre la organización de los tribunales, donde, siguiendo a Bentham, propicia que el tribunal sea de pocos jueces y no de muchos, y, además, critica la utilización del juicio por jurados. Como hombre de su tiempo, se opone a que las mujeres sean citadas como testigos y propicia que se entregue al juez la decisión para citar a declarar a mujeres o que se las haga declarar en su casa, porque, de lo contrario, se vulneraría el pudor y el decoro.

En el último capítulo, dedicado a la educación jurídica, se incluyen los programas de los exámenes de alumnos de la clase principios generales de legislación y de derecho natural y de gentes del Instituto Nacional, más un ensayo sobre la importancia del latín y el estudio de la jurisprudencia. Se termina con un extracto del discurso de instalación de la entonces Universidad del Estado (y ahora de Chile).

Es de elogiar la pulcritud con que se han editado estos textos y debe felicitarse a la Editorial Jurídica de Chile por esta esmerada publicación. En todos ellos se menciona dónde han sido publicados originalmente y, luego, en qué obras completas o recopilaciones particulares. Se elencan también los autores que son citados en cada uno de ellos.

Estamos ante una obra de gran envergadura y que contiene, como pocas, el pensamiento de Bello respecto del derecho público y de las fuentes del derecho. No podemos sino agradecer al profesor Vergara, y a su equipo de ayudantes, por haber compilado todos estos textos, y por el estudio preliminar que el mismo ha redactado, y que sin duda es un reflejo del pensamiento sincrético de ese gran intelectual que fue el venezolano-chileno Andrés Bello López.

* Hernán Corral Talciani es profesor de Derecho Civil de la Universidad de los Andes.

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Un debate abierto y robusto podría haber ayudado a reflexionar con mayor profundidad acerca de las implicancias de aplicar, sin muchos cambios ni matices, los reglamentos de las cámaras, cuya naturaleza, objetivos, lógica y arreglos específicos obedecen a otros fines, típicamente a permitir la gobernanza de las corporaciones por la mayoría, pero no a promover la búsqueda de consensos constituyentes..."

El Mercurio

"...De cara al proceso constituyente '3.0', las leyes de supramayoría deberían desaparecer en un sistema republicano democrático que haga posible el juego de mayorías-minorías, como clave de decisión política legislativa, gubernativa y administrativa. De esa manera, la ley como decisión de mayoría de un Parlamento representativo recupera su centralidad como fuente formal del derecho y se refuerza así la democracia..."

El Mercurio

"...La Corte Suprema reconoce que la concurrencia de supuestos (...) bien podrían configurar una causal exculpante de la responsabilidad administrativa, lo que adquiere especial relevancia en aquellos casos en los cuales los sujetos regulados deben observar normas y/o medidas impuestas por diversas autoridades administrativas que resultan incompatibles entre sí, por cuanto el cumplimiento de una de ella puede configurar el incumplimiento de la otra..."

El Mercurio

"...El proceso constituyente en el que nos encontramos inserto podría ser una buena oportunidad para acotar expresamente esta potestad normativa, que ha tenido un amplio desarrollo en Iberoamérica, transformándose en verdaderas 'leyes locales', siendo aconsejable además el estar sujetas a un control preventivo de juridicidad por parte de la Contraloría General de la República..."

El Mercurio

"...La Revista de Derecho y Jurisprudencia no solo permitió el conocimiento de los debates jurisprudenciales de principios del siglo veinte, de algún modo facilitó la comprensión de las coordenadas básicas de la construcción del Derecho Administrativo chileno en la distinción entre administración y jurisdicción, así como la demanda por justicia administrativa. Un asunto que nos persigue hasta hoy..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores