EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Mié 28/07/2021

13:49
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Comentario al libro “Las causales del despido disciplinario en Chile”, de Álvaro Domínguez

"...¿El autor logra los objetivos que prometió alcanzar? La respuesta es sin lugar a dudas que sí (...) Si bien existen diversos libros, capítulos y artículos que a nivel nacional se ocupan del despido disciplinario, era necesaria una monografía que se preocupara en detalle y en forma íntegra de él, como lo han hecho otros autores extranjeros al analizar las causales que existen en sus ordenamientos jurídicos..."

Miércoles, 30 de junio de 2021 a las 14:10
Ficha técnica
Título: Las causales del despido disciplinario en Chile
Autor: Álvaro Domínguez Montoya
Editorial: Thomson Reuters
Edición: 2021
Precio: $63.000
522 páginas
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Por Raúl Fernández
Previo a comentar el libro en cuestión es importante referirse brevemente al autor. El profesor Domínguez Montoya es doctor en Derecho del Trabajo por la Universidad Autónoma de Barcelona (España), profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Concepción, tanto en pregrado como en postgrado. Es uno de los más brillantes autores de la generación sub-35 en Chile, siendo algunos de sus trabajos citados en reiteradas oportunidades por los tribunales nacionales.

El libro que tengo el honor de comentar tiene su origen en la tesis doctoral que defendió el autor brillantemente. Es el resultado de varios años de investigación sobre el despido en el ordenamiento jurídico nacional, que se ha materializado en capítulos de libros, artículos en revistas y en la monumental obra que ahora comento.

El libro tiene finalidades precisas, que dicen relación con un análisis íntegro y profundo del despido disciplinario y sus causales que dan lugar al mismo en Chile, que el actor se encarga de exponer al comienzo del texto. Es así que indica que el objeto principal del libro está constituido por el “estudio sistemático y crítico que contribuya a detectar, especificar y superar los problemas que presenta el desarrollo jurisprudencial y dogmático del despido disciplinario en el ordenamiento jurídico nacional”. Como objetivos específicos el autor persigue “identificar las dificultades de la configuración teórica del despido disciplinario en el ordenamiento jurídico chileno” y “proponer alternativas de solución a las desventajas y distorsiones sustanciales que presenta el sistema de término del contrato de trabajo por motivos subjetivos en Chile” (p. 2).

Surge como pregunta, ¿el autor logra los objetivos que prometió alcanzar? La respuesta es sin lugar a dudas que sí, como lo pasamos a demostrar a continuación. Si bien existen diversos libros, capítulos de libros y artículos que a nivel nacional se ocupan del despido disciplinario, era necesaria una monografía que se preocupara en detalle y en forma íntegra del despido disciplinario, como lo han hecho otros autores extranjeros al analizar las causales del despido disciplinario que existen en sus ordenamientos jurídicos. La manualística nacional se ocupa de esta materia en forma superficial, sin analizar en detalle todos los problemas que plantea el despido disciplinario ni utilizar al menos todas las fuentes doctrinarias y jurisprudenciales nacionales, lo que en todo caso es propio del objetivo de los manuales. Los libros sobre terminación del contrato de trabajo, por otra parte, contienen esencialmente un análisis jurisprudencial sobre las causales del despido disciplinario, careciendo de un análisis crítico que utilice la doctrina como fuente, especialmente la doctrina comparada autorizada. Los capítulos de libros y artículos sobre el despido disciplinario solamente se ocupan de algunos problemas jurídicos relevantes, como son la naturaleza jurídica del despido disciplinario, análisis de ciertas causales de despido disciplinario y las indemnizaciones por despido injustificado. Igualmente, ha sido tratado el despido disciplinario como parte del poder disciplinario del empleador, no analizándose en detalle las causales del artículo 160 del Código del Trabajo.

Domínguez Montoya va más allá de lo existente y realiza un profundo análisis del despido disciplinario y sus causales en el ordenamiento jurídico nacional. En el capítulo I, sobre fundamentos, características y límites del despido disciplinario, profundiza en el estudio llevado a cabo por la doctrina sobre la naturaleza jurídica del despido disciplinario, otorgando abundantes argumentos de porqué el despido disciplinario es distinto al desistimiento y a la resolución por incumplimiento contractual. De este modo, comparte la opinión de la doctrina moderna sobre que el despido disciplinario es expresión del poder disciplinario del empleador y que no tiene como finalidad resarcir el daño que pudiere haber ocasionado la falta laboral sancionada. En lo tocante a las características del despido disciplinario, profundiza en el alcance de sus notas distintivas, destacando su tesis sobre que el despido disciplinario es un acto jurídico recepticio, estimando el autor, en base a la jurisprudencia minoritaria, que produce sus efectos cuando llega a conocimiento del trabajador despedido (pp. 71-75), posición que tiene importancia para determinar desde cuándo se cuenta el plazo de caducidad para impugnar judicialmente el despido disciplinario. Tratándose de los límites del despido disciplinario, expone con acuciosidad el papel que tienen los principios de legalidad, tipicidad, inmediatez y proporcionalidad en el despido disciplinario, las fuentes de regulación, resolviendo los problemas vinculados a la función que tienen los reglamentos internos y la negociación colectiva en la regulación del despido disciplinario. Igualmente, analiza la proyección del debido proceso en el despido disciplinario, no solamente al momento de comunicar el despido, sino también en su etapa previa, discutiendo las causales de despido disciplinario en que expresamente se exige a nivel nacional una investigación previa y otras en que no, estimando que en este último supuesto por exigencia del debido proceso debe existir una investigación previa, en que el trabajador tenga derecho a defenderse y conocer los hechos que se le imputan (pp. 134-138).

En el capítulo II el autor desarrolla las causales de despido disciplinario de interés simple y en el capítulo III, las causales de despido disciplinario de interés compuesto, clasificación novedosa que es elaborada a partir de los bienes jurídicos tutelados por cada causal, como también a partir del objeto de protección (p. 170). Para el autor, “en el caso de las primeras, el criterio de agrupación serán las causales que, de forma preponderante, asumen la defensa del interés del empleador y, en segundo orden, aquellas causales en que la finalidad del interés y de los derechos de quienes se pretende proteger atiende tanto al empleador como a otros trabajadores y terceros” (p. 170). Como causales de despido disciplinario de interés simple incluye el autor la falta de probidad, la injuria laboral, las negociaciones incompatibles, las ausencias, el abandono, la afectación de bienes de la empresa y el incumplimiento de las obligaciones que impone el contrato de trabajo. Y las restantes causales del artículo 160 del Código del Trabajo las califica como de interés compuesto.

Las causales de despido disciplinario del artículo 160 del Código del Trabajo son debidamente analizadas, exponiendo las conductas que pueden encuadrarse en cada una de ellas, los bienes jurídicos que se protegen. De particular originalidad es la forma en que el autor analiza la causal del artículo 160 Nº 7 del Código del Trabajo, exponiendo los diversos problemas que ha originado en la doctrina y en la jurisprudencia, destacando, a modo de ejemplo, (i) los problemas que suscrita el reglamento interno, particularmente si puede establecer obligaciones y prohibiciones que puedan fundar un despido disciplinario en el artículo 160 Nº 7; (ii) los alcances de los deberes derivados de la buena fe, incluyendo la discusión sobre el contenido ético jurídico del contrato de trabajo, realizando el autor un análisis crítico y contrario a la posición dominante de la doctrina y jurisprudencia nacional; (iii) la influencia de la falta de diligencia en la prestación de trabajo y el bajo desempeño laboral en la causal del artículo 160 Nº 7; (iii) la negativa que la discapacidad pueda fundar una causal del artículo 160 Nº 7 del Código del Trabajo, recurriendo para ello al deber de ajuste razonable existente en la normativa nacional. Igualmente, se destaca el desarrollo que efectúa el actor de la responsabilidad penal y las diferencias con el despido disciplinario, las causales en que la conducta extralaboral puede fundar un despido disciplinario, la posible vulneración de la libertad de expresión a propósito de la injuria laboral y la posible afectación del derecho a la honra del trabajador producto de la extinción del contrato de trabajo por falta de probidad. En este último aspecto el autor tiene una posición propia, que se aparta en parte de la posición mayoritaria, al afirmar “como resultado de los efectos del despido en cuanto sanción, en la medida que se le atribuya al trabajador una reputación falsa frente a terceros o frente a la sociedad, ya sea por la falta de veracidad de los hechos justificativos, como también por la falta de acreditación de las conductas imputadas, siempre se producirá una lesión a la honra con ocasión de la comunicación del despido por la propia configuración del sistema (p. 227). En varios problemas jurídicos el autor tiene una posición propia, muchas veces contraria a la posición dominante, pero debidamente fundada.

El autor, al analizar las causales de despido disciplinario, recurre a la doctrina nacional y extranjera autorizada, además de utilizar la jurisprudencia nacional relevante, exponiendo los problemas más importantes que la praxis plantea. Respecto de la doctrina es importante destacar dos aspectos. En primer término, el autor, para dar respuesta a los problemas jurídicos analizados, cita tanto la doctrina que sustenta su postura como la que defiende la posición contraria. En segundo lugar, el autor cita la doctrina española, francesa, inglesa e italiana autorizada, lo que igualmente es destacable, pues tradicionalmente se han citado solamente autores de lengua española en las publicaciones nacionales y tan solo en los últimos año, han aparecido estudios efectuados por los autores nacionales que recurren a la doctrina que utiliza en sus publicaciones idiomas distintos al español, todo lo cual reafirma la seriedad de la investigación contenida en el libro.

Finalmente, corresponde felicitar al profesor Domínguez Montoya por su invaluable contribución a la doctrina laboral nacional, pronosticándose una gran utilidad del libro comentado, tanto en la práctica como en las investigaciones futuras sobre el despido disciplinario.

* Raúl Fernández Toledo es profesor asistente de Derecho del Trabajo y Seguridad Social de la Universidad de Chile.

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...En mi opinión, al menos, la sentencia se encuentra bien inspirada porque el arrendatario no debe pagar la renta en casos como este. El punto, sin embargo, es ¿por qué no debe pagarla? La respuesta es porque no puede utilizar la cosa para el fin que la arrendó, no porque haya sufrido un caso fortuito que le impida cumplir con su obligación..."

El Mercurio

"...Tenemos a jóvenes adultos que continúan residiendo en el hogar paterno o materno, infantilizados por unas leyes que les permiten seguir exigiendo alimentos a su padre, madre o abuelos; para colmo, representados 'por el solo ministerio de la ley' por el padre o madre con quien residen. Este es el escenario del proyecto de ley de reforma a la Ley N° 14.908..."

El Mercurio

"...Las posibles dudas sobre la discriminación por sexo pierden peso ante el evidente estado de salud y la clase de conducta del autor. Con ello aparecen los elementos propios de la tortura, el sufrimiento grave en un contexto particular (agente funcionario público y finalidades), en una situación de cuidado que agrava la pena..."

El Mercurio

"...En el último tiempo la Corte Suprema se ha encargado de entregar algunos criterios que le permiten concretar un control judicial en atención al principio de proporcionalidad. Para ello ha tenido especialmente en cuenta el principio de igualdad, a partir del cual ha elaborado un sistema de precedentes o baremos que le permiten contrastar situaciones sancionadoras más o menos análogas..."

El Mercurio

“…Primó la primera y más tradicional línea jurisprudencial de la Corte Suprema en la materia, a través de una correctísima sentencia que ofrece una interpretación ajustada al tenor de la legislación aplicable (arts. 7° del DL 2.603 de 1979 y 2° transitorio del Código de Aguas), la que cabe celebrar y esperar que, sin nuevas vacilaciones, sea la línea que prime en el futuro..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores