EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Dom 25/07/2021

23:30
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Comentario al libro “Constitución, conceptos indeterminados y conceptos controvertidos. Un análisis a la luz de la doctrina y de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional”, de José Ignacio Martínez

"...Aunque la motivación de la que surgió esta iniciativa es anterior a la discusión constitucional que hoy día copa buena parte de la discusión pública, la hipótesis abordada no deja de constituir un valioso aporte que, a mi juicio, es crucial considerar de cara al desafío de concordar un texto constitucional..."

Viernes, 11 de junio de 2021 a las 19:45
Ficha técnica
Título: Constitución, conceptos indeterminados y conceptos controvertidos. Un análisis a la luz de la doctrina y de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional
Autor: José Ignacio Martínez Estay
Editorial: Tirant Lo Blanch
Edición: 2021
Precio: $35.990
259 páginas
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Por Ignacio Covarrubias
El autor nos entrega su tercer libro monográfico y el tema explorado en esta oportunidad es de la mayor pertinencia para la discusión que se avecina en materia constitucional: los conceptos indeterminados y controvertidos en la Constitución. El título puede sonar, en apariencia, abstracto, pero José Ignacio Martínez se encarga, a lo largo de su obra, de darle concreción exhibiendo su abordaje doctrinario-jurisprudencial y develando la problemática que el empleo de tales conceptos trae consigo en el Derecho Constitucional y en la determinación del alcance de los derechos fundamentales.

Aunque la motivación de la que surgió esta iniciativa es anterior a la discusión constitucional que hoy día copa buena parte de la discusión pública, la hipótesis abordada no deja de constituir un valioso aporte que, a mi juicio, es crucial considerar de cara al desafío de concordar un texto constitucional. En efecto, el libro plantea lo problemático que puede ser la mutación de conceptos indeterminados (aunque determinables) en conceptos controvertidos (manipulables), y lo hace con un repertorio de importantes fuentes nacionales y de derecho comparado, entre las cuales destaca la doctrina y jurisprudencia española, alemana y norteamericana, además de la dogmática nacional.

La obra cuenta con seis capítulos. El primero lleva como título “Los conceptos jurídicos indeterminados en el lenguaje constitucional”. Allí introduce las aristas generales del problema, acudiendo a los principales autores, extranjeros y nacionales, que se han referido a las ventajas y desventajas que plantea el uso de conceptos jurídicos indeterminados. El segundo capítulo aborda los “conceptos jurídicos indeterminados en algunos sistemas constitucionales: Estados Unidos, Alemania, España”.

El norteamericano es especialmente ilustrativo, no solo por tratarse de la primera constitución codificada, sino por su brevedad, no obstante lo cual, la doctrina, la jurisprudencia de la Corte Suprema y el Congreso han identificado diversos conceptos indeterminados, algunos de los cuales parecen apartarse de su sentido originario, y otros han surgido como expresiones que recogen conceptos implícitos en el texto, tales como “interés público” o “poder de policía”. El alemán es relevante por su influencia en Europa y por el desarrollo de conceptos abiertos a partir de toda la jurisprudencia del Tribunal Constitucional Federal sobre los derechos fundamentales, entendido no únicamente como límites frente al Estado, sino como valores. El sistema constitucional español también es de interés por la incorporación de conceptos indeterminados que han mostrado su influjo en varios países de Latinoamérica.

En el tercer capítulo plantea las “dificultades que plantea el uso de conceptos jurídicos indeterminados en el Derecho Constitucional”. El autor hace suya la idea de que si bien es inevitable un cierto grado de indeterminación en el lenguaje jurídico, es necesario que los poderes públicos realicen un esfuerzo de determinación y concreción, ineludible por lo demás en el caso de la labor judicial, de las normas legales y administrativas, en aras de la vigencia del mismo Estado de Derecho. A juicio del autor, esta exigencia también ha de extenderse al Derecho Constitucional, donde un empleo profuso de conceptos indeterminados conlleva riesgos y complejidades, dado el carácter jurídico-político de la Constitución. Sin dicha mesura, hay principios cruciales del derecho que podrían quedar expuestos a cierta manipulación, tales como la previsibilidad, la discrecionalidad y el equilibrio de poderes, tanto a nivel interno como supranacional.

En el cuarto capítulo el autor nos muestra una nueva arista: “Un nuevo problema: los conceptos controvertidos”. En este apartado se alude a un fenómeno, propio de la posmodernidad, que consiste en dotar a conceptos o expresiones, que usualmente no habían presentado dificultad semántica ni de significado, un carácter controvertido o controversial para incorporar bajo su cobijo a determinados intereses o pretensiones que, según el sentido natural de dichas expresiones, no era admisibles o incluso quedaban fuera del horizonte de atribución de significados posibles.

El quinto capítulo arranca con la con la pregunta acerca de “¿cómo interpretar los conceptos jurídicos indeterminados y los controvertidos: una propuesta basada en El Federalista y en los orígenes del constitucionalismo”. Aquí se aborda el punto central del libro, que sostiene que las nociones de Constitución y derechos fundamentales y sus conceptos concurrentes, tales como bien común, comunidad política, entre otros, se entienden a partir de sus fines y adquieren sentido en un contexto que asume que toda Constitución requiere de ciertos supuestos, sin los cuales su horizonte se desdibuja en distintas manifestaciones de un poder que únicamente tiene en la soberanía su base legitimadora.

Comprender lo anterior —señala el autor— evita que conceptos claves del Derecho Constitucional queden sujetos a la manipulación de alcances indeterminados pero indeterminables, al punto que las bases mismas del constitucionalismo podrían verse privadas de la posibilidad de quedar mínimamente fijadas, lo cual equivaldría, por lo bajo, a dar cobertura a la arbitrariedad so pretexto de discrecionalidad o bien, por lo alto, a socavar los fundamentos mismos en los que se asienta el constitucionalismo. Más allá de la adhesión que pueda o no concitar la tesis del autor, cabe destacar la pertinencia con que el autor maneja las fuentes clásicas del Derecho Constitucional en abono a su propuesta.

El sexto y último capítulo se titula “Conceptos jurídicos indeterminados y conceptos controvertidos en la Constitución chilena y en la jurisprudencia del Tribunal Constitucional”. En este, el más extenso de la obra, el profesor Martínez Estay se pronuncia sobre los conceptos indeterminados presentes en el texto de la Carta Fundamental, su recepción doctrinal y el alcance que de ellos ha llevado a cabo el Tribunal Constitucional. La evaluación crítica se realiza a partir de la consistencia de dicha jurisprudencia con la propuesta abordada en el capítulo precedente. Por ello es que el autor estima que algunos conceptos determinados han pasado a ser controvertidos producto de la interpretación del TC en algunas de sus sentencias. Más allá de la conclusión a la que arriba el autor en cada caso, es enriquecedora la amplitud dogmática con la que aborda la más amplia gama de conceptos, tales como dignidad humana, bien común, derechos fundamentales, vida privada, contenido esencial, entre otros.

Finaliza con una breve síntesis de la propuesta central de esta obra, ya abordada con anterioridad, y que podría ser resumida del siguiente modo, con algunas consideraciones que me tomo la libertad de complementar: que las dificultades propias del uso del lenguaje se tornan problemáticas cuando los conceptos determinados se transforman en controvertidos por parte del legislador o de los tribunales. Esta dificultad puede sortearse por la vía de acudir a los presupuestos históricos del Derecho Constitucional. Sin supuestos comúnmente compartidos, un texto constitucional corre el riesgo de convertir más bien en fuente de fragmentación que de cohesión social, pues, como dice Robert Spaemann,“quien aduce unos valores de los que no puede en modo alguno hacer partícipe a los demás, está promoviendo más bien un conflicto” (Etica: Cuestiones fundamentales, 2010, p. 61). Creo que la coexistencia o inclusividad agregativa y pacífica entre distintas diversidades no es posible sin una unidad identitaria de minimos comúnes que haga racionalmente posible preguntarse en virtud de qué perspectiva compartida, distinta a la fuerza del poder desnudo, podemos discernir cuál diversidad es compatible con la dignidad humana y cuál no.

* Ignacio Covarrubias Cuevas es profesor titular de Derecho Constitucional en la Universidad Finis Terrae.

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Tenemos a jóvenes adultos que continúan residiendo en el hogar paterno o materno, infantilizados por unas leyes que les permiten seguir exigiendo alimentos a su padre, madre o abuelos; para colmo, representados 'por el solo ministerio de la ley' por el padre o madre con quien residen. Este es el escenario del proyecto de ley de reforma a la Ley N° 14.908..."

El Mercurio

"...Las posibles dudas sobre la discriminación por sexo pierden peso ante el evidente estado de salud y la clase de conducta del autor. Con ello aparecen los elementos propios de la tortura, el sufrimiento grave en un contexto particular (agente funcionario público y finalidades), en una situación de cuidado que agrava la pena..."

El Mercurio

"...En el último tiempo la Corte Suprema se ha encargado de entregar algunos criterios que le permiten concretar un control judicial en atención al principio de proporcionalidad. Para ello ha tenido especialmente en cuenta el principio de igualdad, a partir del cual ha elaborado un sistema de precedentes o baremos que le permiten contrastar situaciones sancionadoras más o menos análogas..."

El Mercurio

“…Primó la primera y más tradicional línea jurisprudencial de la Corte Suprema en la materia, a través de una correctísima sentencia que ofrece una interpretación ajustada al tenor de la legislación aplicable (arts. 7° del DL 2.603 de 1979 y 2° transitorio del Código de Aguas), la que cabe celebrar y esperar que, sin nuevas vacilaciones, sea la línea que prime en el futuro..."

El Mercurio

"...Es de esperar que el Reglamento que tendrá que dictarse (...) contenga normas transitorias precisas que protejan los registros de marcas existentes y se eviten situaciones de tensión e incluso una tentación de algunos de limitar o despojar a sus legítimos dueños de sus derechos adquiridos de conformidad a la ley..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores