EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Mar 14/07/2020

4:44

El Tiempo:  Santiago Máx. 22°C | Mín. 6°C | Actual 9°C

Tiempo

Santiago:   Mín. 6°C   |   Máx. 22°C   |   Actual 9°C

Covid-19, contrato de ejecución de obra material y caso fortuito: repensar las cosas

"...Existen obligaciones que no es posible cumplir por caso fortuito, ellas se incumplirán, sin embargo, no darán lugar a indemnización de perjuicios. ¿Qué sucede ahora con las que sí se pueden cumplir? La respuesta es que, en atención a la interdependencia de las obligaciones, tampoco deben cumplirse. El dispositivo más evidente (...) será la excepción de contrato no cumplido..."

Miércoles, 22 de abril de 2020 a las 9:48
Enviar Delicious Rss
Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Álvaro Vidal

En tiempos de covid-19 la cuestión del caso fortuito y el cumplimiento de las obligaciones contractuales ha acaparado la atención de abogadas, abogados, profesores y profesoras de Derecho Civil. La razón es muy sencilla de comprender: la pandemia, fuera de sus lamentables efectos sanitarios, ha incidido en contratos en ejecución, comprendiendo desde aquellos de mero intercambio de bienes fungibles —géneros— hasta contratos para la ejecución de una obra, pasando por los de arrendamiento e incluso, aunque más lejano del ámbito de lo privado —por sus peculiaridades proteccionistas— los contratos de trabajo (Ley 21.227).

Hasta ahora, los esfuerzos han estado orientados a fijar el alcance de las condiciones de procedencia del caso fortuito del artículo 45 del Código Civil —un suceso, imprevisible e irresistible—, y desentrañar la función de la diligencia exigible que afecta a cada deudor en el caso concreto (art. 1547, i. 3, CC), junto con dilucidar el efecto que le es propio: exonerar al deudor de responsabilidad (art. 1547, i.1 y 2, CC), abandonando el efecto extintivo que aún algunos defienden. Por su parte, con excepción de algún fallo aislado (CS Rol Nº 2448/2010, de 12 de junio de 2013), la jurisprudencia rechaza la defensa del caso fortuito.

En mi opinión, el covid-19 plantea una cuestión diversa, hasta ahora no abordada y que está suscitando una serie de perplejidades. En efecto, si se asume que la pandemia constituye caso fortuito, queda por dilucidar su impacto sobre el contrato. Existe claridad acerca de que exonera del deber de indemnizar; sin embargo, no existe igual claridad acerca de la suerte de las restantes obligaciones no afectadas por el caso fortuito, por ejemplo, típicamente, la obligación de pagar el precio.

La situación puede ilustrarse a través del ejemplo que me interesa compartir en esta columna: el contrato para la ejecución de una obra material, entendido en su sentido más amplio.

En este contrato, y así está ocurriendo en la práctica, tanto el mandante, como el contratista han visto afectada la ejecución de sus obligaciones.

Si se consideran aisladamente las obligaciones de las partes de este contrato, la obligación del mandante de pagar el precio de la obra no se ve afectada por el caso fortuito; en cambio, la obligación del contratista, al estar impedido de ejecutar la obra, por lo mismo queda exonerado de indemnizar, por el retardo en la ejecución.

Sin embargo, la obligación de pagar el precio no es la única que contrae el mandante. También se obliga a brindar al contratista y a sus trabajadores condiciones adecuadas y seguras para la realización del encargo. Sobre el mandante pesa, indirectamente, un deber de seguridad respecto de los trabajadores del contratista, al punto que por ley puede llegar a ser responsable por los daños derivados de su infracción.

Entonces, ambas partes podrían verse impedidas de ejecutar sus obligaciones por la pandemia, incurriendo en incumplimiento, aunque no imputable, por el caso fortuito. Y por esta razón el contratista se exoneraría de las multas por el atraso y, el mandante, de la indemnización de los gastos de movilización de los trabajadores del contratista. El caso fortuito exonera al deudor.

En resumen, entonces, existe incumplimiento, pero no existe obligación de indemnizar por el incumplimiento de las prestaciones del contratista y del mandante a que me he referido.

Sin embargo, queda por dilucidar la manera en que el caso fortuito impacta en las otras obligaciones contractuales distintas a las que he aludido, señaladamente, la de pagar el precio.

Respecto de ella habrá que recordar que el caso fortuito no priva al acreedor de los otros remedios diversos de la indemnización, como la excepción de contrato no cumplido y la resolución o terminación anticipada del contrato.

Desde esta mirada, si el contratista pretende el pago del precio, el mandante le opondrá la excepción de contrato no cumplido, cuyo supuesto se satisface constatando los incumplimientos recíprocos y, si el incumplimiento de una de las partes es grave, la otra podrá solicitar la resolución del contrato.

Entonces, sucede lo siguiente: existen obligaciones que no es posible cumplir por caso fortuito, ellas se incumplirán, sin embargo, no darán lugar a indemnización de perjuicios. ¿Qué sucede ahora con las que sí se pueden cumplir? La respuesta es que, en atención a la interdependencia de las obligaciones, tampoco deben cumplirse. El dispositivo más evidente para evitar su cumplimiento forzoso será la excepción de contrato no cumplido. En otros casos, derechamente, la resolución del contrato por incumplimiento grave, pues, como se sabe, la gravedad del incumplimiento resolutorio no tiene que ver con el reproche que pueda formulársele al deudor, sino con la forma en que impacta la consecución del propósito práctico del contrato.

* Álvaro Vidal Olivares es profesor de Derecho Civil y director del Departamento de Derecho Privado de la UC de Valparaíso. 

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Esta modalidad (teletrabajo) estaba en estudio y análisis hace ya un tiempo, pero lo ocurrido en el orden sanitario y económico transformó en imperiosa la necesidad de contar con ella, a fin de lograr fórmulas de trabajo que evitasen la destrucción del empleo y posibilitasen que este pudiere desarrollarse, si bien de no idéntica forma, al menos de una manera tal que pudiere cumplir con su objetivo..."

El Mercurio

"...Soy crítico de varios aspectos del equilibrio actual y estoy dispuesto a introducir cambios, algunos incluso importantes. Otra cosa muy distinta es derogar por medios indirectos nuestro diseño constitucional de proceso penal o, peor aún, aprovechar casos como este para intentar forzar un estatuto de privilegio en favor de ciertas categorías de personas..."

El Mercurio

"...Desde 2005 a 2011 se han explorado diversos enfoques regulatorios para hacer frente a esta situación: como un consejo a obrar con prudencia (2005), como una prohibición ex ante no dispensable (2009), como una regla de requisitos imperativos (2010) y, finalmente, como una regulación ex post centrada en la evaluación de riesgos permanente a efectos de equilibrar un correcto desempeño de ambos roles..."

El Mercurio

"...La Corte Suprema ha reiterado su doctrina en cuanto a que el recurso de protección no constituye una acción popular (...) En efecto, si bien se prohíbe a los tribunales de justicia el calificar los fundamentos o circunstancias de hecho invocadas por la autoridad para decretar el estado de excepción, siempre (ya desde 1989) podrán cuestionarse las medidas que afecten derechos fundamentales, a través de recursos o vías constitucionales..."

El Mercurio

“…La aplicación que la jurisprudencia realiza del Código Civil está acotada a temas específicos del derecho administrativo y parece excesivo pretender que dicho código sería la ‘espina dorsal’ del ordenamiento jurídico chileno…”

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores