EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Mié 08/02/2023

20:00
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Los sandbox regulatorios como respuesta a la innovación

"...Los problemas que han existido, sobre todo relativos a los así llamados 'perímetros regulatorios' de diversas agencias reguladoras frente al ingreso de empresas basadas en la economía de la colaboración o las dificultades que han enfrentado los desarrolladores de criptomonedas o blockchain podrían haberse evitado en el caso de haber contado con estos para su prueba previa y correcta evaluación..."

Miércoles, 7 de noviembre de 2018 a las 9:26
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Rodrigo Ferrada y Catalina Irarrázaval
La industria tecnológica está constantemente innovando y desafiando lo habitual. Esa es la premisa de su funcionamiento y, por supuesto, de sus éxitos. Sin embargo, el constante desarrollo y rápido avance representan importantes retos para los reguladores, pues detrás de cada nuevo sistema, aplicación o tecnología existen potenciales riesgos para el mercado y los consumidores que requieren ser abordados con cautela. Una de las respuestas que se ha dado a este fenómeno es el de los Regulatory Sandbox o Bancos de Pruebas Regulatorios ("Sandbox” o “Banco de Prueba”). Este tipo de herramienta permite a las empresas que deseen iniciar alguna actividad o proyecto innovador el poder probarse sobre un público específico, por un tiempo limitado y bajo la mirada atenta del regulador.

Los Sandbox han sido definidos como “espacios de experimentación, que permiten a empresas innovadoras operar temporalmente, bajo ciertas reglas que limitan aspectos como el número de usuarios o el período de tiempo en que se pueden ofrecer el producto1. La originalidad del recurso es evidente, pues permite poner en marcha proyectos que no cuentan con la autorización oficial para ello ni cumplen (al menos no totalmente) con la normativa sectorial pertinente. Es en mercados altamente regulados, en los que la regulación es extensa y compleja, donde los Sandbox resultan especialmente útiles, pues permiten a las empresas conocer y adecuarse a la regulación con anticipación, y al regulador entender mejor el funcionamiento de un nuevo actor. Es por ello que no sorprende en absoluto que el sector que dio el puntapié inicial en esta materia fuera el financiero, específicamente el área conocida como Financial Technology (FinTech)2.

Por lo mismo, tampoco asombra que el país líder en el desarrollo y uso de esta herramienta sea el Reino Unido. Desde el año 2015 el regulador conductual de servicios financieros, la Financial Conduct Authority (FCA) impulsa el desarrollo de los Bancos de Prueba en Inglaterra y para octubre de 2017 dicha autoridad había ya aprobado 50 proyectos para ser testeados en un Sandbox real3. En la región de Asia Pacífico podemos destacar la experiencia de Singapur, país en el que se han desarrollado con éxito los Bancos de Prueba como una respuesta a la creciente industria FinTech4. El boom ha sido tal que actualmente existen proyectos de Sandbox en Canadá, Estados Unidos, Dinamarca, Irlanda, Holanda, Suiza, Japón, India, Indonesia, Malasia, Tailandia, Australia y Baréin, entre otros5-6.

Si bien es cierto que los Bancos de Prueba eximen a las empresas que intervienen en ellos del cumplimiento total de la regulación pertinente, la existencia de los mismos y la participación de las distintas empresas en ellos está sometida a muchas y diversas reglas, etapas y supervisión. Así, los requisitos para que una compañía pueda ser parte de un Sandbox son bastante estrictos, ya que esta no solo deberá probar que el proyecto es innovador, sino también que producirá efectos positivos en el mercado y para los consumidores.

Así, por ejemplo, en el Reino Unido se exige que los postulantes acrediten: (i) que están proponiendo una solución novedosa en un sector regulado, o al menos, que sirva de soporte a una actividad regulada; (ii) que los productos, servicios o tecnología que ofrecen son inéditos en el país; (iii) que su comercialización puede llegar a beneficiar a los consumidores; (iv) que han invertido recursos para analizar la regulación vigente y mitigar los riesgos que la actividad pueda producir y, (v) que están en condiciones de operar y probar sus innovaciones en un entorno real7.

En todo caso, esta herramienta no solo busca generar beneficios para aquellas empresas que pretenden innovar. Los Sandbox tiene como objetivo adicional permitir al regulador adquirir conocimiento sobre las nuevas tecnologías o productos y, de esa manera, perfeccionar su técnica regulatoria. En tanto el regulador es parte activa del Banco de Pruebas Regulatorio, ello le permite tener acceso directo a los pormenores de los productos o servicios que se están probando y sus posibles efectos en los consumidores, ambos insumos esenciales para cualquier regulación efectiva, y que determinarán finalmente si es que el proyecto puede ingresar completamente al mercado y, de ser así, en qué términos lo podrá hacer.

Ahora, respecto a los productos que han sido sometidos a prueba, pueden destacarse algunas iniciativas que surgieron en el contexto del llamado Robo-Advice en Inglaterra. Una de las propuestas contemplaba la existencia de un servicio basado en una serie de algoritmos y procedimientos de aprendizaje automatizado ("machine learning”) e inteligencia artificial que prestaran asesoría financiera a los consumidores y, en especial, que les dieran consejos de inversión8. Otra suponía que los aconsejados fueran los ejecutivos de los bancos, pues con la información de un consumidor el robot generaba un reporte de idoneidad de la persona que luego servía de base para otorgarle acceso a diversos productos bancarios9-10.

En Chile esta herramienta aún no se utiliza, al menos de la manera antes explicada. Pero podemos encontrar ejemplos que nos permiten pensar en un futuro marco regulatorio para las pruebas de proyectos innovadores. Existen experiencias que, en sus orígenes y efectos, se asemejan a los Bancos Regulatorios. Hace algunos días, el Instituto de Salud Pública autorizó la venta, de manera extraordinaria, de 3.600 dosis de Cannabiol, un aceite a base de Cannabis. El producto se distribuirá en 14 farmacias predeterminadas por la autoridad y solo para uso medicinal. De esta manera, lo que pareciera buscar el regulador es probar la eficacia del producto en un entorno restringido y entender su funcionamiento para su eventual futura regulación, fines propios de todo Sandbox Regulatorio.

Empero, pareciera que los Sandbox no están tan lejos de nuestro horizonte. Ello porque existirían intenciones desde el Gobierno de generar un marco regulatorio para las Fintech e incluir en él a los Bancos de Prueba con el fin de potenciar a los startups. Así lo señaló el presidente de la Comisión para el Mercado Financiero, Joaquín Cortez, en un seminario organizado para discutir sobre la innovación en el mercado tecnológico11. Es más, de acuerdo con su visión, Chile podría liderar la región en materia de innovación financiera, objetivo que necesariamente debe ir de la mano de iniciativas como la propuesta en este artículo. Seguramente, en un futuro cercano necesitaremos de instrumentos semejantes, por ejemplo, para la prueba de los automóviles sin conductor.

En general, pareciera ser una buena idea no prohibir la innovación por defecto, apostando más bien por medir y evaluar, dando a los nuevos proyectos que cumplan con ciertas características la posibilidad de entrar de manera restringida al mercado, de manera de que pueda realmente apreciarse su funcionamiento. Los nuevos jugadores son muchas veces los que traen los grandes cambios en los mercados. Y de eso se trata. De jugar en un ambiente seguro. Por lo mismo, no es extraño que el nombre usado en inglés para esta institución, Sandbox, haga alusión a las cajas de arena en las que los niños juegan con resguardos y a los ambientes de prueba muy conocidos en el mundo de la informática y los juegos de video.

Aquí podemos tener un nuevo elemento para la Agenda de Modernización del Estado. Los problemas que han existido, sobre todo relativos a los así llamados “perímetros regulatorios” de diversas agencias reguladoras frente al ingreso de empresas basadas en la economía de la colaboración o las dificultades que han enfrentado los desarrolladores de criptomonedas o blockchain podrían haberse evitado en el caso de haber contado con verdaderos Sandbox para su prueba previa y correcta evaluación.

Lo mismo podía decirse de múltiples mercados resistentes al cambio, altamente regulados, donde existen nuevos actores que están promoviendo la innovación. Así, en el mercado eléctrico hoy vemos importantes cambios producto de la entrada de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) a la matriz eléctrica. Esta rápida introducción de las ERNC conllevará importantes reformas, las que requerirán de nueva tecnología que podría perfectamente ser incentivada a través de los Sandbox. Nos referimos, por ejemplo, a empresas que busquen desarrollar e implementar baterías eléctricas o que pretendan innovar en materia de electromovilidad.

En fin, la utilidad de los Bancos de Prueba es innegable. Ellos representan un juego en que todos ganan: las empresas, pues logran probar sus innovaciones de forma controlada; el regulador, en tanto le permite perfeccionarse en los avances tecnológicos desde su fuente, y los consumidores, qué duda cabe, que reciben una oferta más amplia y más sofisticada con muy posibles rebajas en los precios. Es por ello que parece sensato el que Chile incluya este mecanismo dentro su propia regulación, de manera coordinada, pues es posible que todos los mercados altamente regulados y en los que la tecnología o el conocimiento son factores relevante hoy podrían beneficiarse de una herramienta como los Bancos Regulatorios.

* Rodrigo Ferrada y Catalina Irarrázaval, equipo de FerradaNehme.

1 HERRERA, Diego y VADILLO, Sonia. Regulatorio en América Latina y el Caribe para el ecosistema FinTech y el sistema financiero, Publicación del Banco Interamericano del Desarrollo, Washington D.C., 2018, p.15.
2 En el año 2015 se generaron las primeras iniciativas de este tipo en el Reino Unido, lideradas por la Financial Conduct Authority, entre las que destacaron las empresas relacionados al FinTech.
3 Financial Conduct Authority. Regulatory sandbox lessons learned report, London, October 2017, p.6.
4 Véase Monetary Authority of Singapore, Fintech Regulatory Sandbox Guidelines, November 2016.
5 Herrera y Vadillo, óp. ci.t, p.20.
6 YÁÑEZ, Álvaro. FinTech en la industria financiera: nuevos espacios de desarrollo y convergencia regulatoria, Nota Técnica de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, Santiago, enero 2018, p. 10.
7 Herrera y Vadillo, óp. cit., p.20.
8 Financial Conduct Authority. Regulatory sandbox lessons learned report, London, October 2017, p.15.
9 Ibid.
10 Un punto interesante a este respecto lo podemos encontrar en la nueva regulación de datos personales que impone el Reglamento (UE) N°679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, en el que se les otorga a los ciudadanos la posibilidad de solicitar que un ser humano revise los resultados del algoritmo que determinó su perfil financiero (artículo 35.3 del Reglamento).
11 CMF entrega detalles de futura regulación a las Fintech. 2018. Diario Financiero, Santiago, Chile.

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Sin perjuicio de rescatar la validez de la protección penal de una actividad económica relevante en el país frente a un fenómeno que la ha afectado significativamente, ello no puede implicar la falta de cierta rigurosidad al momento de introducir normas penales en cualquier ámbito en el que se requiera...."

El Mercurio

"...Existen dudas razonables de que los motivos por los cuales se adoptó un diseño de proceso de elaboración de normas constitucionales que se asemeja al proceso legislativo chileno no miran tanto a promover o maximizar consensos o acuerdos, sino más bien a contar con diferentes puntos de veto y, en general, pensados a favor de la Comisión Experta (o un grupo de comisionados al interior de esta)..."

El Mercurio

"...De cara al proceso constituyente '3.0', las leyes de supramayoría deberían desaparecer en un sistema republicano democrático que haga posible el juego de mayorías-minorías, como clave de decisión política legislativa, gubernativa y administrativa. De esa manera, la ley como decisión de mayoría de un Parlamento representativo recupera su centralidad como fuente formal del derecho y se refuerza así la democracia..."

El Mercurio

"...La Corte Suprema reconoce que la concurrencia de supuestos (...) bien podrían configurar una causal exculpante de la responsabilidad administrativa, lo que adquiere especial relevancia en aquellos casos en los cuales los sujetos regulados deben observar normas y/o medidas impuestas por diversas autoridades administrativas que resultan incompatibles entre sí, por cuanto el cumplimiento de una de ella puede configurar el incumplimiento de la otra..."

El Mercurio

"...El proceso constituyente en el que nos encontramos inserto podría ser una buena oportunidad para acotar expresamente esta potestad normativa, que ha tenido un amplio desarrollo en Iberoamérica, transformándose en verdaderas 'leyes locales', siendo aconsejable además el estar sujetas a un control preventivo de juridicidad por parte de la Contraloría General de la República..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores