EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Jue 26/05/2022

4:39
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

“No creo en las refundaciones totales, porque la historia e hitos de un país son importantes”

Entrevista a la nueva vocera de la Corte Suprema, Ángela Vivanco. La magistrada dice que el máximo tribunal ha dado a conocer su opinión con respeto a la Convención, haciendo uso de la libertad de expresión y porque, si se aprueba la Constitución, “no les va a pertenecer a los convencionales, ni a los jueces ni al Presidente de la República, sino que a la ciudadanía”.

Lunes, 28 de marzo de 2022 a las 9:19
“Es un mito que la jurisprudencia no se ha renovado”
Vivanco difiere de las opiniones sobre que existen vacilaciones en la jurisprudencia del máximo tribunal. “Es un mito que la jurisprudencia no se ha renovado, en la administración pasada entraron nueve ministros nuevos que reemplazaron a los que cesaron a los 75 años. Ya hay una renovación de 1/3 de la Corte Suprema. Cualquier persona que haga un estudio real de la jurisprudencia se dará cuenta del avance y evolución que ha tenido”.

—¿Está de acuerdo con que la Corte Suprema esté en la cúspide del sistema judicial para unificar jurisprudencia por el sistema de justicia indígena?

—No hay problema que exista un sistema indígena, es posible e implementarlo no es imposible siempre que esto se haga bien, de una manera ordenada y reconociendo las distintas culturas porque no son todas iguales. Si son muchas las materias, es importante que se unifiquen en la Corte Suprema.

—El abogado Alejandro Vergara dijo en una carta al director que no es creíble que ahora tomarán en serio su rol unificador de jurisprudencia si se ha demostrado con estudios la existencia de una “cultura de vacilaciones y zigzagueos”…

—El profesor Vergara es colega mío en la UC y le tengo mucho aprecio, pero siento mucho que él tome una postura de esta especie, porque creo que un académico debe ponderar las cosas. Cuando se dice que sería buena que la unificación de sistemas confluya en la Corte Suprema es por el bien del sistema, no es por un beneficio para nosotros. Es por un tema de certeza jurídica. Esta es una opinión que él ha dado en sus estudios. La Tercera Sala ha estado preocupada de unificar la jurisprudencia.

—¿En algunas materias han ido alcanzando unanimidad en la sala?

—Sí. El tema de salud se ha unificado bastante y hay diferencias de criterios en las confianzas legítimas, despidos de funcionarios a contrata que para algunos con 2 años es suficiente (para acoger) y para otros más años. En el tema de agua también hay mayoría. Lo que sí, hay visiones distintas hasta qué punto debe tramitarse un recurso o no. La jurisprudencia se ha unificado harto y los zigzagueos, a los que se refieren, tienen que ver con situaciones y casos distintos.
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Cinthya Carvajal Arriagada
El lunes pasado, la Corte Suprema escogió a su nueva vocera: la ministra Ángela Vivanco. Es la segunda mujer en desempeñarse en estas funciones, tras su antecesora Gloria Ana Chevesich. Es también la segunda vez que esta misión recae en un integrante externo al Poder Judicial, que no es de carrera judicial, tal como ocurrió con el fallecido magistrado Urbano Marín. Sin embargo, es la primera vez que quien tiene este cargo es una persona que no es ajena al periodismo, ya que se ha dedicado a temas de derecho de la información. Vivanco, en su calidad de docente de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), ha formado no solo a abogados, sino que también realizó cursos para periodistas, por eso se la ve muy cómoda en este cargo.

“La vocería es algo que a mí me gusta, comunicar es una cosa bonita. Creo que puedo ser un aporte. Sé que puedo estar muy expuesta, pero que vale la pena”, dice la ministra sobre sus nuevas funciones, a las que se les suman las habituales, que es la integración de la Sala Constitucional del máximo tribunal y la comisión que analiza los temas judiciales de la Convención.

Sobre el sello que quiere imprimirle a la vocería, lo tiene claro: derribar tres mitos. El primero, “que los jueces trabajan poco. El Poder Judicial trabaja con grandes cantidades de causas y fallos; la Corte Suprema no es la excepción. La gente cree que es como la Corte norteamericana, que ven como 20 y 30 fallos al año”.

El segundo es “que los jueces son unos privilegiados y que estamos llenos de asesores, equipos, y que se trabajan pocas horas. No tenemos fondos para contratar a asesores personales, tenemos al secretario y al conductor; los otros son relatores de las salas. No tenemos un equipo como los parlamentarios”.

Y por último, que “son profesionales cualquiera y que da lo mismo que los cesen en sus cargos. El juez hace una opción personal y es una carrera de toda la vida. No es tan fácil salir y entrar, porque el juez se va adaptando a ello. Me di cuenta del volumen del trabajo y lo solo que está el juez en su trabajo, cuando ingresé al Poder Judicial”.

“Prefiero que haya un exceso de medios a que haya censura”

—¿Qué piensa de las propuestas de la Convención para regular el ejercicio periodístico y a los medios de comunicación en la Constitución?

—Establecer controles, límites o cortapisas a la prensa va contra un sistema democrático. Una democracia sana es una democracia con una prensa que tenga poder inquisitivo, que pueda investigar qué pasa, que pueda hacer un escrutinio y que pueda denunciar cosas inadecuadas. Y que, además, sea una prensa amplia desde el punto de vista de miradas y enfoque. Es un proceso que demanda transparencia y también una buena formación de comunicadores. Prefiero que haya un exceso de medios a que haya censura.

—Hay varias críticas a líneas editoriales…

—Los medios deben tener una línea editorial o una visión de las cosas.

“Estamos aportando en un proceso que es una Constitución de todos”

—En su primera vocería dijo que el Poder Judicial “vivía un momento histórico”. ¿A qué se refería?

—Muchas de las estructuras y características del Poder Judicial tienen más de 100 años y estamosad portas de hacer cambios. Soy partidaria de evolucionar, pero la historia nos dice algo también, por algo hay un determinado diseño. Y desde ese punto de vista, cuando se hace un examen total y no se considera la cultura jurídica de un país o la historia de un Poder Judicial ni que podamos aportar, es complejo. Es un tiempo histórico y es un proceso que demanda esfuerzos. Esperemos que el resultado sea bueno, porque aquí no se trata de ganadores ni perdedores, sino que el país tenga un mejor Poder Judicial.

—¿Cree que es necesaria una “refundación”, como han dicho algunos convencionales?

—No creo en las refundaciones totales porque la historia e hitos de un país son importantes.

—A algunos convencionales les molestó su pronunciamiento sobre cambios al Poder Judicial...

—Nosotros aportamos nuestras ideas con profundo respeto a la Convención, porque nos dedicamos a esto e hicimos uso de la libertad de expresión para aportar en un proceso colectivo. Si esta Constitución se aprueba, no les va a pertenecer a los convencionales, ni a los jueces ni al Presidente de la República, sino que a la ciudadanía. En consecuencia, cuando el Poder Judicial opina sobre una materia, estamos aportando en un proceso que es una Constitución de todos, que fue lo que le cuestionaban a la de 1980. Este es el momento de que la Constitución sea de todos. Yo quisiera que resulte una Constitución en que nos sintamos todos más representados.

“Hay que evitar transformar a los jueces en candidatos”

—El martes finalmente se rechazaron en el pleno y volvieron a la comisión todos los artículos que les preocupaban a ustedes y que mencionaban en el oficio enviado a la Convención. ¿Cree que sirvió?

—Para nosotros fue importante que se consideraran nuestros argumentos, los que también fueron compartidos por académicos.

—Se aprobó el Consejo de Justicia, pero no su integración...

—No nos molesta el Consejo y estamos de acuerdo y lo hemos dicho mucho antes de que se aprobara. Creemos que debe estar integrado solo por jueces y que sea presidido por el presidente de la Corte Suprema. Las atribuciones de este organismo deben ser limitadas, porque son abiertas y pueden luego ser completadas con cualquier contenido. Esto de hacer una revisión integral a los tribunales cada cinco años en una audiencia pública me parece inquietante.

La ministra insiste “en que no sabemos qué significa. Suponemos que puede ser removido un juez por una mala calificación. No sabemos quién nos va a revisar ni qué es una audiencia pública para evaluar a un organismo. No hay otro ejemplo así en el mundo. En caso de que no puedan clarificarlo es mejor que se elimine”.

—¿Les preocupa que influya en la forma en la que fallan?

—La forma de fallar no es posible de mediar ni por la Corte Suprema ni por otro organismo que cumpla estas funciones; es en el tema jurisdiccional en donde radica la independencia de los tribunales.

—¿Esto lo podría clarificar la ley?

—Para qué dejar temas abiertos cuando es innecesario dejarlos, porque la ley de todos modos puede establecer detalles, pero sin dejar una atribución constitucional. Lo importante es que este Consejo opere de manera regional y descentralizada.

—¿Están preocupados por una eventual politización del Consejo?

—Si queremos que los jueces sean independientes y personas probas que se dediquen a la administración de justicia hay que diferenciar a los jueces de la actividad política. Hay que tratar de evitar la politización de los jueces y transformarlos en candidatos.

—¿Cómo evalúa el rechazo del artículo que pone plazo de 12 años en el cargo de supremos?

—Si uno cesa masivamente a jueces es un problema para el Poder Judicial y para afuera también, porque significa una paralización que no se resuelve en un día. No se puede reemplazar a 400 jueces de un día para otro, que podría pasar si se van de inmediato a los 70 años. Y en cinco años más se irían 60 más. Esto implica hacer un forado importante a la administración de justicia. Y aplicar 12 años es fuerte porque son 21 miembros, es un tiempo que se les resta. No es una defensa corporativa, esta cesación en el cargo debe ser de manera gradual.

—El único proyecto de amnistía que permitiría dejar en libertad a presos y a condenados del estallido está en la Convención y es hasta el plebiscito de salida. ¿Es partidaria de que sea materia de la Constitución?

—Está en un lugar donde no debiera estar. La lógica es que la amnistía, una especie de perdón, se dé por ley, no en la Constitución, que es la norma general de todos, no es un instrumento de resolución de casos concretos. Tampoco creo que haya que reformar la Constitución para permitir los retiros del 10% de AFP. La vía es la ley y el Congreso.

“Los jueces tenemos distintos orígenes y situaciones”

—La ministra del Interior dice que se hacen diferencias en las detenciones entre personas mapuches o de comunas más pobres. ¿Qué le parece que otro poder del Estado señale esto?

—Cada uno sabe por qué dice las cosas y yo siempre he respetado las opiniones ajenas. Ello, sin embargo, no impide hacer dos reflexiones. La primera es que no creo que el mundo se divida entre rubios y morenos, jóvenes y viejos, ricos y pobres, esos son criterios superados tras muchos años de lucha por la igualdad y de trabajo en favor de ella. Mi segunda reflexión es que decir que el Poder Judicial es clasista importa desconocer que los jueces tenemos distintos orígenes y situaciones, somos personas sencillas, no pertenecemos a castas o a grupos cerrados y no hacemos justicia de acuerdo a esos criterios, tal cosa sería una violación de nuestros principios y un olvido de nuestra misión. Precisamente la independencia judicial, como gran base constitucional, se ha construido para asegurar una igual justicia para todos.

“Soy partidaria de que haya una justicia constitucional”

—¿Es partidaria de que vuelva el requerimiento de inaplicabilidad a la Corte Suprema?

—Soy partidaria de que haya una justicia constitucional, respecto de quién esté a cargo de ella es un tema que le corresponde a la Convención. El TC merece el mismo respeto que el Poder Judicial; en consecuencia, no se puede hacer una apreciación de ese tribunal de una manera liviana, hay que hacerla de manera profunda. El punto es que debe haber justicia constitucional, si no por qué tanto esfuerzo en dictar una nueva Constitución si no hay quién se ocupe de ser su guardián.

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...A partir de la experiencia acumulada por los juzgados de policía local, habrá que ver cómo la jurisprudencia va delineando los distintos aspectos de esta acción (...), que reformula la pretensión de supresión, modificación o reemplazo que contenía la Ley 19.537, y también si el reglamento de dicha ley agrega algún aspecto nuevo. Sin duda, son muchos los aspectos relacionados que pueden generar controversia..."

El Mercurio

"...Resulta ser una plataforma por medio de la cual la propiedad intelectual se encuentra igualmente vulnerable y no es suficiente que las empresas registren sus marcas para la clase que corresponda, sino que, con una visión de negocio, deberían registrarlas de manera tal que queden protegidas en el mundo digital. Igualmente importante para la industria es instalarse en ella y así marcar presencia con activos digitales..."

El Mercurio

"...La sentencia de la Corte Suprema razona correctamente. Otra línea jurisprudencial sobre la misma cuestión no lo hace; aquella que siguió la Corte de Apelaciones, según la cual la existencia de un título determinaría que la tenencia no se explicara por la ignorancia o mera tolerancia del dueño, con independencia de si le resulta o no oponible al dueño..."

El Mercurio

"…La línea jurisprudencial que venía aplicando la falta de servicio a partir del Código Civil y que había dominado el panorama durante más de una década, ha sido reemplazada a partir de 2021 por una nueva línea jurisprudencial que aplica reglas y principios de derecho público. Pareciera que no hay indicios de vuelta atrás…"

El Mercurio

"...La regulación de esta materia implicó hacerse cargo de una serie de desafíos de no fácil tratamiento, pues comprende situaciones innovadoras en el plano laboral, varias de ellas rupturistas con lo clásico en la materia y siguiendo las aguas de la regulación de los teleoperadores el año 2019 (Ley 21.142) y del trabajo a distancia y del teletrabajo en el año 2020 (Ley 21.220)..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores