EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Dom 09/08/2020

7:18

El Tiempo:  Santiago Máx. 19°C | Mín. 3°C | Actual 13°C

Tiempo

Santiago:   Mín. 3°C   |   Máx. 19°C   |   Actual 13°C

“No es posible que se esté vetando por sus fallos a personas que tienen toda una trayectoria”

El presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago, Hernán Crisosto, se refiere al debate sobre la elección de ministros para la Corte Suprema. También habla de las dificultades que tuvieron con el trabajo virtual, el atraso de las causas y las medidas que se están tomando para resolver el problema.

Sábado, 18 de julio de 2020 a las 19:32
- “Una época de dulce y agraz en materia de gestión” es como define el ministro Hernán Crisosto los cuatro meses que lleva en la presidencia del tribunal de alzada. El paso de las audiencias presenciales a las virtuales, dice, “fue muy complejo en un comienzo”, pero también que ha sido “un período de aprendizaje”.
Crédito: Poder Judicial.
Justicia civil: “Estamos en países donde se prefiere sacrificar la imagen de los jueces en vez de parte del presupuesto"
—¿Qué piensa de la postergación de la reforma procesal civil?

—La justicia tiene que ser oportuna y para ello tienen que haber procesos concentrados que vendrían a solucionar el grave problema que hay con la demora en la controversia de los tribunales civiles. La justicia no solo requiere que exista un juez preparado, independiente e imparcial que resuelva, sino que también, para disuadir la autotutela, es indispensable que la solución de la controversia sea rápida y oportuna, y en eso por desgracia, estamos en países donde, por lo general, se prefiere sacrificar la imagen de los jueces en vez de sacrificar parte del presupuesto para crear un sistema procedimental que, junto con un mayor número de jueces, permita el real cumplimiento del principio de la concentración.

—Existe un gran retraso...

—El proceso ordinario civil demora tanto, que en cortes que no tienen el número de ministros que se requiere de acuerdo a su carga de ingreso de recursos, no es poco frecuente que la apelación de un incidente durante la tramitación de una causa en primera instancia tenga que verse conjuntamente con la apelación de la sentencia definitiva que se dictó en el mismo. Eso no puede ser. Se entiende que la crisis provocada por la pandemia afecta el presupuesto de la nación, pero no por ello uno puede dejar de lamentar que una vez más se piense en postergar la reforma al sistema procesal civil.

—¿Es necesaria la oralidad en las causas civiles?

—Sí, es necesaria la oralidad, pero como se hizo en la reforma procesal penal, aumentando el número de jueces para que sean fluidas las audiencias. Es lamentable porque no puede ser que unas personas que tienen ingresos puedan ir a la justicia privada, a través de árbitros, y el resto tenga que estar esperando el tiempo que se demoran los tribunales.
Enviar Delicious Rss
Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Cinthya Carvajal A.

“Ha sido una época de dulce y agraz en materia de gestión”. Así define el ministro Hernán Crisosto Greisse los cuatro meses que lleva en la presidencia de la Corte de Apelaciones de Santiago. El principal problema que ha tenido que enfrentar es el retraso de causas, el que se arrastra de octubre del año pasado cuando se inició la crisis social y se redujo el horario de funcionamiento de la Corte por las dificultades de locomoción que tenían los funcionarios.

Luego, la primera semana de marzo, cuando asumió la presidencia, el tribunal de alzada había retomado su funcionamiento normal y se presentó la emergencia sanitaria por el covid-19. Nuevamente se tuvo que reducir el número de causas en tabla, y además el funcionamiento de salas.

Y tuvieron que pasar de las audiencias presenciales a las virtuales, algo que, confiesa Crisosto, “fue muy complejo en un comienzo”. Once magistrados quedaron con la obligación de ejercer sus funciones por teletrabajo, por estar en los grupos de riesgo, y con los que debían venir presencialmente se establecieron turnos, para tener reemplazo en caso de que alguno de ellos tuviera que hacer cuarentena. En paralelo, se hizo una capacitación y simulaciones de videoconferencias a los ministros, relatores y digitadores, lo que permitió, luego de un mes y medio, funcionaran todas las salas de forma virtual. Para Crisosto este período también ha sido un aprendizaje, se tuvo que adaptar y coordinar todo el trabajo desde su hogar: plenos y reuniones virtuales. “Hoy toda la comunicación es por mensaje de WhatsApp, e-mail y celular”, dice.

“La mayor dificultad fue que los abogados ingresaran al sistema”

—¿Cómo evalúa el funcionamiento de la Corte en pandemia?

—Con todas las dificultades que hemos tenido se ha logrado un estándar de vista de causas. Esta situación ha demostrado dos grandes cosas: el 90% de nuestros funcionarios y los ministros han sido capaces de adaptarse al trabajo. Se ha logrado mantener en general los índices de término de causas en relación con el ingreso. Todo ello ha sido posible también gracias a la implementación de sistemas de gestión y tramitación de causas en forma electrónica, cuestión en la que Chile ha sido líder, lo que ha facilitado el teletrabajo.

"Todos los presidentes de las cortes estamos permanentemente conectados con la coordinadora de la Corte Suprema (la ministra Gloria Ana Chevesich) a través de un grupo de WhatsApp. Así nos vamos enterando en tiempo real de las dificultades que se van presentando en todos los tribunales de Chile y las soluciones que se van implementando".

—¿Cuáles han sido las principales dificultades que ha tenido que enfrentar?

—La reducción del presupuesto del Poder Judicial, que incluso se nos dice se incrementará aun más el próximo año. Actualmente nos faltan cuatro ministros, dos por cargos vacantes, uno por estar suspendido de sus funciones (Juan Antonio Poblete) y otro por estar subrogando en la Corte Suprema (Jorge Zepeda). Antes esto no implicaba mayor problema, pues eran cubiertos por los abogados integrantes; ahora por el problema presupuestario, debemos recurrir semanalmente a tres fiscales judiciales que han venido a subrogar. Nos hacen falta más ministros, pero es ahora una quimera pedirlo.

“La mayor dificultad fue lograr que los abogados ingresaran al sistema. Al principio se desconectaban, se caía internet e incluso hubo que escuchar alegatos por teléfono. Esto ya se ha estandarizado”.

—¿Existe mucho atraso en la vista de causas?

—Comparado con los primeros cinco meses del año pasado, aumentamos en un 21,18% las causas falladas. Esto está influenciado porque se ha comenzado a ver en forma masiva los recursos de protección GES (Garantías Explícitas en Salud). En esta corte siempre ha habido demora en la vista porque el número de causas ingresadas por ministro es muy superior. Las causas que ingresan por ministro son 1.590 al año, y por sala son 5.114. Esto, sin considerar los recursos de protección por alza de plan en las isapres y GES.

“Todo sistema de nombramientos es perfeccionable”

—¿Qué piensa de los cuestionamientos a las sentencias de los ministros que postulan a la Corte Suprema, como está siendo en el caso de Raúl Mera?


—Es básico para la independencia de los jueces que su criterio en los fallos no sea el motivo de apoyo a una persona. No puede ser que una persona con 40 años de trayectoria esté apagando su carrera por determinada sentencia; tiene que ser un estudio íntegro de su carrera. Esto, independiente de la situación que se esté presentando ahora, pero son los riesgos del sistema que tenemos.

—Hay varios ministros de la Corte de Santiago como Dobra Lusic, Juan Manuel Muñoz, en su minuto Alfredo Pfeiffer, cuyas postulaciones se cayeron por sus fallos. ¿Les preocupa ese hecho?

—Los vetos amagan la independencia judicial. No es posible que se esté vetando por sus fallos y determinadas circunstancias a personas que tienen toda una trayectoria. Al ver lo que está ocurriendo, alguien podría decir que en el futuro se tiene que cuidar de no fallar de determinada manera, y eso finalmente amaga la independencia judicial.

—El cuestionamiento es cómo fallan las causas de violaciones a los derechos humanos...

—Pero el veto puede ser para ambos lados, por principio no debería vetarse a una persona por sus fallos.

—¿Hay que cambiar el sistema de elección?

—No tengo una opinión de qué otro sistema podría ser mejor para garantizar la independencia de todos aquellos que postulen a la Corte Suprema. Veo como una buena práctica ir al Congreso para exponer. Es mejor que si tienen alguna duda la pregunten y que no se haga un veto previo.

—¿Es partidario de que la elección dependa de los tres poderes del Estado?

—A mí no me disgusta que intervengan los tres poderes del Estado, pero todo sistema de nombramientos es perfeccionable.

—¿Ha disminuido el interés en postular a la Suprema?

—No lo creo. Tampoco creo que sean vetos definitivos, no descarto que alguno de estos ministros pueda estar de nuevo en una quina y en el futuro ser considerado.

—El senador Felipe Harboe señaló que fue amenazado por una persona que es sindicada como un operador político en los tribunales. ¿Qué piensa que se generen estas situaciones antes de la votación?

—No quiero opinar sobre el punto en particular, pero sí quiero decir que me parece nefasto que haya personas que tiendan a arrogarse la condición de operadores en este tipo de materias. El que una persona esté instando por alguien también amaga la independencia. Esto lo tiene que ver directamente el Congreso.

Se privilegiarán causas con mayor atraso

—¿Podría “colapsar” el funcionamiento de la Corte con el retorno a la normalidad?

—Tanto como colapsar no, pero toda esperanza de aumentar la vista de causas se pierde por el número de ingreso. El año pasado, sin causas de isapres, ingresaron 52 mil.

—¿Se provocará un atochamiento?

—Para evitar eso, tenemos que hacer un plan de gestión y vamos a tener que privilegiar algunas causas que son las más atrasadas, las que tienen más prioridad y las de connotación social.

—¿Era necesaria una Tercera Corte en la Región Metropolitana para equiparar la carga de trabajo con San Miguel?

—En este plano, posibilita un mayor equilibrio de las cargas de trabajo. Y esto puede mejorar la vista más rápida de las causas y, al mismo tiempo, fomentar la especialización, sea ello por medio de cortes o salas especializadas.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Las decisiones judiciales de esta naturaleza establecen una regulación trunca, llena de vacíos, y fijan una agenda que el regulador puede no compartir, lo que termina en una mayor judicialización. Esperemos que tras esta decisión Subtel tome un rol más activo e impulse los proyectos de ley necesarios para reformar la Ley General de Telecomunicaciones y disponer de un marco regulatorio sólido en este mercado..."

El Mercurio

"..Lo que la Corte afirma tan categóricamente, esto es, que las opiniones consultivas no forman el material controlante, es a lo menos discutido (...) El control de convencionalidad es un constructo que la CS no desconoce ni rechaza estar facultada para ejercer. Sin embargo, sus decisiones carecen de uniformidad sobre sus contornos, generando interrogantes sobre la precisión y coherencia de su noción y alcance..."

El Mercurio

"...Queda la amarga sensación de que no existe un análisis mínimamente fino del problema de la violencia en Chile y de las formas de encararlo con posibilidades reales de tener una respuesta eficaz y adecuada. No sería raro que en poco tiempo más nos demos cuenta que el Estado no ha cumplido adecuadamente con su deber en la materia..."

El Mercurio

"...Es importante que la eventual condena nazca del convencimiento de su culpabilidad y no del temor a las represalias. Sin embargo, me temo que las palabras de la ministra Chevesich son ingenuas, por mucho que personalmente las comparta. Ya dimensionamos la crisis de legitimidad que sufren nuestras autoridades políticas y nada hace suponer que esta no se extenderá, también, sobre los tribunales de justicia..."

El Mercurio

"...Se presenta como una solución posible a los problemas que deberán enfrentar los tribunales con ocasión de las demandas asociadas a la pandemia de covid-19, pues la facilidad de contagio de la enfermedad, así como el hecho de que su letalidad aumenta en presencia de morbilidades previas, originarán variados problemas de incertidumbre causal..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores