EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Dom 26/06/2022

4:37
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

La otra formación: cuando los estudios jurídicos se convierten en escuelas para sus abogados

Charlas internas, exposiciones de personajes públicos, comentarios de jurisprudencia y promoción de estudios de posgrado son algunas de las herramientas que utilizan los despachos en sus programas.

Lunes, 20 de agosto de 2012 a las 11:17
Desafíos pendientes
Si bien los programas que han implementado los estudios han logrado satisfacer gran parte de las demandas de sus clientes y de sus propios abogados, existen aún ciertas aristas no resueltas que forman parte de los temas pendientes por resolver.

En algunos casos los desafíos van por incorporar más materias de estudio a las charlas con el fin de ir abarcando cada vez temas más complejos. En otros, se busca incrementar el número de asociados que curse programas de posgrados y haga pasantías en el exterior, lo que a veces se torna complejo debido a su alto costo e implicancias familiares.

En Urenda Rencoret Orrego y Dörr, el tema que se busca resolver dice relación con la asignación de becas y bonos por capacitación. “Muchos quieren acceder a ellos y el estudio debe sopesar muchos factores al decidir a quién apoyar”, dice Jorge Vial. Por ello, se busca crear un sistema transparente y participativo que permita a los interesados postular con mejores chances y que le facilite a la firma la elección de quienes serán beneficiados.

Por su parte, en el estudio Prieto y Cía., se tiene como desafío ajustar el trabajo de los diversos grupos a la disminución de “mano de obra” que significa que alguno de sus miembros dediquen parte de su tiempo a estudios de posgrado. Asimismo, se pretende lograr que los estudios con los que se trabaja en el extranjero reciban a aquellos abogados que han estudiado en el exterior.
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Romina López Barrera

Elevar la calidad del servicio que se entrega al cliente es la razón que declara la mayoría de los estudios y que ha traído consigo la necesidad de implementar al interior de las oficinas programas o instancias de formación continua.

Los destinatarios suelen ser los abogados jóvenes recién ingresados al estudio, pero también hay casos en que se realizan actividades para todos los integrantes de la oficina, como una forma de mantener actualizados algunos conocimientos y compartir experiencias.

Los programas contemplan actividades de formación que van desde el financiamiento de programas de posgrado en Chile y el extranjero, hasta la realización de charlas sobre materias específicas o la conversación a nivel de estudio de temáticas jurídicas importantes o sobre aspectos políticos, económicos y sociales.

Si bien hay actividades de carácter voluntario y otras obligatorias, la participación en ellas en algunos casos es considerada en las evaluaciones de desempeño anuales.

¿Por qué continuar formando?

Ricardo Riesco, socio a cargo del Comité de Formación de Philippi Yrarrázaval Pulido & Brunner (Philippi), plantea que la formación de sus abogados ha sido definida como una pieza fundamental de la filosofía de la oficina: “Queremos que nuestros abogados sean personas ‘integrales’; que no sólo sean referentes en temas jurídicos, sino que también posean un bagaje en otras materias de interés nacional e internacional, para que sepan qué está pasando en Chile y el mundo”, dice.

Rieso asegura que contar con un plan de formación es indispensable para cumplir con “estándares de excelencia” y cree que se ha convertido en una fuente de atracción y retención de abogados talentosos.

Por su parte, Jorge Vial, socio del estudio Urenda Rencoret Orrego y Dörr, plantea que en un negocio basado principalmente en la prestación de servicios personales, la clave es contar con los mejores abogados y mantenerlos capacitados al más alto nivel. Por ello, y por la naturaleza compleja del trabajo que se recibe, ya no bastaría con los conocimientos adquiridos en la escuela de derecho.

Así, la incorporación de programas de formación en las oficinas jurídicas se ha ido masificando y convirtiendo en una tendencia.

Manejar conocimientos, desarrollar y aunar criterios, así como mantenerse actualizado, fueron las razones que llevaron a Morales & Besa a implementar un programa de formación. Pero influyó también la necesidad de crear interés en áreas particulares a las que muchos asociados nunca han estado expuestos, comenta Alejandro Huneeus, socio y encargado del desarrollo profesional del estudio.

“Haber implementado el programa ha permitido acelerar el desarrollo profesional de sus abogados, facilitando la inculcación de estándares de rigurosidad y profesionalismo”, dice.

En el caso de Prieto y Cía., la necesidad de crear un programa derivó de varias raíces, entre ellas, mejorar el desarrollo profesional y capacidades de sus miembros, promover una visión general y permanente del derecho, estar en conocimiento a nivel de estudio de ciertas materias importantes y estar al tanto de cambios en la jurisprudencia para hacer los ajustes necesarios.

Asimismo, explica Alberto González —socio administrador— fue necesaria esta instancia para compartir experiencias en ciertas negociaciones y preparar a los asociados en la realización de charlas y exposiciones.

Opciones de aprendizaje

Pueden ser charlas impartidas por los socios, exposiciones de los propios asociados, conversación con personajes destacados en distintas materias de importancia a nivel país o promoción de estudios de posgrado nacionales e internacionales. No hay formatos definidos en los programas de formación. La mayoría abarca actividades similares, pero enfatizando en los objetivos propios del estudio.

El Comité de Educación Legal (CEL) de Carey y Cía. lleva varios años funcionando y está conformado por cuatro socios y un asociado, los que se encargan de coordinar la formación de los egresados y abogados jóvenes que ingresan al estudio, quienes durante un año integran el grupo de formación.
 
Este Comité realiza clases mensuales sobre materias básicas que todo miembro del estudio debiera manejar. Aunque su asistencia es de carácter obligatorio, Felipe Moro —socio de Carey e integrante del Comité de Educación Legal— explica que cuentan con buena recepción y asistencia por parte de los abogados jóvenes, quienes valoran la capacitación recibida.

Adicionalmente se realizan charlas mensuales dirigidas a todos los miembros del estudio —de carácter voluntario— respecto de temas de actualidad o en los que ha participado la oficina. Ambas actividades las realizan socios y asociados senior, y son evaluadas por los asistentes de manera de asegurar la calidad del expositor.
 
En el estudio Philippi existen diversas herramientas: existe un financiamiento para la realización de programas de posgrado en Chile o el extranjero y también han implementado comités y planes de formación, como el Comité de Formación Permanente, Plan de Formación General, Plan de Formación Jurídica y Comité de Gestión del Conocimiento.

En el Plan de Formación General se invita a personajes de vanguardia a nivel nacional para que expongan sobre temas económicos, sociales, políticos u otros. “Se realizan una vez al mes, son obligatorias y busca que los abogados por un rato saquen sus cabezas de los códigos y conozcan qué está ocurriendo a nuestro alrededor”, explica Ricardo Riesco.
 
Por su parte, el Plan de Formación Jurídica, realiza clases impartidas por los socios del estudio a los abogados jóvenes para efectos de darles una visión general de todas las áreas de práctica de la oficina. Mientras que el Comité de Gestión del Conocimiento, busca actualizar diariamente todas las normas legales y lograr que todos los abogados de la oficina —al menos una vez al año— le sugieran una lectura jurídica de interés al resto de los abogados, escriban un comentario de doctrina o jurisprudencia, entre otros. “Tal es el éxito de este Comité, que este año se publicará con una de las más importantes editoriales del país un libro que recoge los más interesantes comentarios de doctrina y jurisprudencia de los abogados de Philippi”, comenta.

En el estudio Urenda Rencoret Orrego y Dörr, se desarrollan también una serie de instancias de perfeccionamiento para sus asociados, las que mayoritariamente son voluntarias aunque participar en alguna de ellas es calificada favorablemente en el proceso de calificación anual. “Lo que determina aumentos salariales y bonos”, dice Jorge Vial.

Entre las actividades están el financiamiento de cursos de capacitación, talleres, seminarios y diplomados, siempre que se estimen que son de un alto nivel y se relacionen con la especialidad del abogado. Por otro lado, el estudio cuenta con un programa de becas para programas de posgrado en el extranjero. Además, se realizan periódicamente charlas legales internas en diversas áreas del derecho, a cargo de socios y asociados de distintos grupos, cuya asistencia es obligatoria.

En Prieto y Cía., además de fomentar y financiar estudios de posgrado en Chile de sus asociados —normalmente magíster— también existe un interés por promover el estudio y trabajo en el exterior, así como su participación en seminarios y encuentros nacionales y extranjeros.

Además, esta oficina cuenta con un programa de formación obligatorio que imparte charlas semanales, dadas por socios o asociados, sobre materias de interés general como lo son la dictación de nuevas normas legales, nueva jurisprudencia, economía y otros.

Programas internos, como charlas y mentoring, y otros que buscan apoyar e incentivar la participación de actividades externas, es el trabajo que ha implementado el estudio Morales & Besa. Las charlas mensuales son impartidas por un abogado que expone un tema de actualidad jurídica relevante, o bien un caso particularmente complejo que el estudio haya debido enfrentar, como reforma tributaria, nuevo código de ética e institucionalidad ambiental.

Adicionalmente, se realizan reuniones de grupos de práctica, enfocadas a tratar los desafíos propios de cada área. A contar de este año, además, se incorporó un grupo de mentoring para quienes están interesados en posgrados en el exterior. Otra actividad formativa son las pasantías internacionales, tanto para el envío de abogados a una firma en el extranjero, como para recibir abogados o estudiantes de derecho desde el exterior, lo que se ha convertido en una instancia altamente formativa tanto en lo jurídico como en lo cultural, asegura Alejandro Huneeus.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Se solventó gradualmente en la medida en que el Estado fue estructurando directamente o con el concurso de los privados unos servicios públicos de calidad y accesibles universalmente. Solo una vez construida esta dimensión estructural de los servicios es que se pudo hablarse de derechos sociales (...), prestaciones que generalmente, y hasta el día de hoy, tienen cobertura legal, no constitucional..."

El Mercurio

"...Lo que se presentaba como una buena y esperada noticia, en los hechos ha pasado a ser rápidamente y sin escalas, letra muerta. Sin duda ha faltado coordinación entre las municipalidades, también entra estas y las policías, e inteligencia en la investigación de las bandas criminales o mafias que operan detrás de estas fachadas. También han faltado recursos y personal..."

El Mercurio

"...Mientras se espera la dictación del nuevo acto por parte del Seremi Minvu respecto de la solicitud de demolición, la Corte de Apelaciones de Valparaíso (...) se encuentra conociendo del reclamo de ilegalidad reducido por la inmobiliaria en contra de la DOM que denegó la solicitud de reanudar la tramitación de la solicitud de permiso de edificación ingresada en 2010 al municipio, de modo que esta historia continuará…"

El Mercurio

"...Lo valioso, más allá de las dudas o posibles dificultades de interpretación planteadas, es que la Constitución previó varios caminos para dejar sin efecto el Derecho viejo y, especialmente, que concentró expresamente en el órgano de justicia constitucional la facultad de invalidar las normas previas o posteriores que la infrinjan o contradigan..."

El Mercurio

“...La Corte Suprema agrega una sentencia más en la correcta línea jurisprudencial que acepta la suma de posesiones en la regularización de derechos consuetudinarios de aguas, totalizando así en los últimos tres años 16 sentencias en ese sentido, frente a solo tres de la línea contraria..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores