EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Mar 28/06/2022

7:25
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Propiedad Industrial solo con protección legal

"...Es una robusta contribución a la imagen y solvencia de nuestra institucionalidad jurídica frente a actuales y potenciales inversionistas, creadores e investigadores (...) En paralelo, la Constituyente decidió, soberanamente y, a mi juicio, equivocadamente, no solo menoscabar el derecho de propiedad, sino que además dejar fuera del texto constitucional los derechos de Propiedad Industrial, debilitando así sin dudas la institucionalidad..."

Lunes, 13 de junio de 2022 a las 14:13
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Cristóbal Porzio
La nueva Ley de Propiedad Industrial, promulgada en 2021, entró a regir recientemente tras una exhaustiva tramitación. Esta incluye numerosas modificaciones y se completa con su Reglamento, incorporando conceptos que dan cuenta de los últimos avances tecnológicos y comerciales y, desde luego, actualiza regulaciones modificadas en 2005 por última vez.

Al tiempo de la promulgación escribí en este mismo medio dos columnas seguidas, las que contenían una visión general de cada una de las modificaciones aprobadas e información sobre las nuevas instituciones. Con la entrada en vigencia de días pasados, resulta interesante detenerse en algunos cambios al cuerpo legal.

Ahora se exigirá la obligación de uso a los dueños de marcas comerciales registradas en Chile para que estas mantengan su vigencia. Esta novedad tuvo en consideración la tendencia mundial de que las marcas son esencialmente instrumentos de comercio que facilitan el intercambio de productos y servicios, por lo que estarán vigentes si son funcionales a ese propósito. No se establece una caducidad de oficio, pero sí una acción de caducidad para que un tercero interesado en la marca “que no está en uso” pueda pedir su nulidad.

Otra novedad es la incorporación de las marcas tridimensionales, lo que permitirá proteger los envases que contienen productos como aguas, aceites, perfumes, entre otros, y la forma de algunos productos alimenticios cuya forma es característica y propia de un fabricante, como es, por ejemplo, el caso de algunos chocolates con forma de montaña. Antes se debía resguardar primero la marca de fábrica y el envase debía iniciar un proceso de registro de diseño industrial para quedar cubierto; sin embargo, ese procedimiento es bastante extenso y complejo, asemejándose más a una solicitud de patente que a un registro marcario. Con esta nueva norma se podrá proteger la tridimensionalidad o 3D distintiva y, además, renovarla al cabo de 10 años de vigencia, lo que no ocurre con los diseños industriales que, una vez vencidos, entran al dominio público.

También debutan las marcas olfativas, lo que constituye un avance lógico en la materia porque viene a sumarse al resguardo de las marcas sonoras establecido en la reforma de 2007 y crea un nuevo eslabón para proteger a las marcas comerciales.

En tanto, el anterior secreto empresarial o industrial, que tenía unas normas tímidas en la ley, ahora se denomina secreto comercial y se definió como “toda información no divulgada que una persona posea bajo su control y que pueda usarse en alguna actividad productiva, industrial o comercial, siempre que dicha información cumpla los siguientes requisitos copulativos: a) sea secreta en el sentido de no ser, como conjunto o en la configuración y reunión precisas de sus componentes, generalmente conocida ni fácilmente accesible para personas que se encuentran en los círculos en los que normalmente se utiliza ese tipo de información; b) tenga un valor comercial por ser secreta; c) haya sido objeto de medidas razonables tomadas por su legítimo poseedor para mantenerla secreta”.

Esta nueva regulación fortalece la indispensable protección de las actividades económicas ampliamente diversificadas en un escenario global y tecnologizado.

La reforma además incorpora el concepto de patente provisional para resguardar el resultado final de proyectos de investigación de largo aliento, lo que es de gran relevancia para universidades y centros de investigación. A quien se le conceda se le otorgará un plazo de 12 meses para presentar la solicitud de patente completa.

El impacto de esta recién estrenada ley en el desarrollo económico de Chile resulta prematuro de evaluar, sin embargo, es una robusta contribución a la imagen y la solvencia de nuestra institucionalidad jurídica frente a actuales y potenciales inversionistas, creadores e investigadores nacionales y extranjeros, aportando certezas que en esta hora tanto se extrañan. Ahora bien, con una cierta tradición nacional de escribir con entusiasmo las leyes y después modificarlas o borrarlas con el codo, en paralelo con la entrada en vigencia de la ley modificada de Propiedad Industrial, la Constituyente decidió, soberanamente y, a mi juicio, equivocadamente, no solo menoscabar el derecho de propiedad, sino que además dejar fuera del texto constitucional los derechos de Propiedad Industrial, debilitando así sin dudas la institucionalidad.

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Lo que se presentaba como una buena y esperada noticia, en los hechos ha pasado a ser rápidamente y sin escalas, letra muerta. Sin duda ha faltado coordinación entre las municipalidades, también entra estas y las policías, e inteligencia en la investigación de las bandas criminales o mafias que operan detrás de estas fachadas. También han faltado recursos y personal..."

El Mercurio

"...Es una robusta contribución a la imagen y solvencia de nuestra institucionalidad jurídica frente a actuales y potenciales inversionistas, creadores e investigadores (...) En paralelo, la Constituyente decidió, soberanamente y, a mi juicio, equivocadamente, no solo menoscabar el derecho de propiedad, sino que además dejar fuera del texto constitucional los derechos de Propiedad Industrial, debilitando así sin dudas la institucionalidad..."

El Mercurio

"...Resulta ser una plataforma por medio de la cual la propiedad intelectual se encuentra igualmente vulnerable y no es suficiente que las empresas registren sus marcas para la clase que corresponda, sino que, con una visión de negocio, deberían registrarlas de manera tal que queden protegidas en el mundo digital. Igualmente importante para la industria es instalarse en ella y así marcar presencia con activos digitales..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores