EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Dom 22/05/2022

22:31
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Indemnización por años de servicios y seguro de desempleo

"...En el centro de la discusión se haya la naturaleza de la norma que se pretende abolir. Tal como se señala en el encabezado de la moción, existen discrepancias doctrinarias en cuanto al objeto de ella: algunos estiman que la indemnización tendría un carácter previsional y de asistencia social, o bien un premio a la fidelidad, o una materialización del régimen de estabilidad relativa en el empleo..."

Viernes, 28 de enero de 2022 a las 10:55
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Héctor Humeres
Se encuentra ingresado en el Congreso un proyecto de ley tendiente a modificar el Código del Trabajo que postula eliminar el tope de indemnizaciones por años de servicio (Boletín N° 14698-13), el cual se encuentra en primer trámite; esta propuesta fue iniciada por una moción presentada por ocho diputados de la República.

La iniciativa parlamentaria propone eliminar el segundo inciso del articulo 163 del actual Código del Trabajo, suprimiendo el límite máximo de 330 días de remuneración que establece dicha norma y que se aplica en caso término del contrato de trabajo por diversas causales, como son las necesidades de la empresa, desahucio, despido indirecto o bien cuando el despido fuere declarado indebido, improcedente injustificado o carente de causa; ello, siempre y cuando el respectivo contrato hubiese estado vigente por un año o más. Hacen excepción a esta norma aquellos contratos de trabajo celebrados con antelación al 14 de agosto del año 1981, en cuyo caso se considera el tiempo real de servicios sin que se aplique a su respecto el límite anteriormente referido.

En los fundamentos de la aludida moción se señala que la introducción del límite aludido se debió a la razón política de abaratar costos para la empresa, que significó perjudicar a aquellos trabajadores que mantienen una relación laboral que supera los 11 de años de servicio, quienes han entregado su esfuerzo y dedicación al progreso de la empresa en que se desempeñan, sin que esto tenga una justa retribución; se indica asimismo que ello se agrava dado el deficiente sistema actual de pensiones, ya que los trabajadores enfrentarán el termino de su relación laboral con una baja pensión y una indemnización que solo reconocerá el período de trabajo antedicho.

En el centro de la discusión se haya la naturaleza de la norma que se pretende abolir. En efecto, tal como se señala en el encabezado de la moción, existen discrepancias doctrinarias en cuanto al objeto de ella: algunos estiman que la indemnización tendría un carácter previsional y de asistencia social, o bien un premio a la fidelidad, o una materialización del régimen de estabilidad relativa en el empleo.

Parece del caso recordar al respecto que la indemnización tiene un claro origen previsional. En efecto, ella fue creada mediante la Ley N° 4059, de 8 de septiembre de 1924, cuando en nuestro país no existía un sistema de cobertura de la cesantía, y modificada posteriormente por sucesivos leyes y decretos leyes, debiendo citarse especialmente la Ley Nº 6020 que la reemplazó por un sistema impositivo de cargo del empleador, para posteriormente, mediante la Ley N° 10.475, transformarla en una opción frente al recién creado beneficio de la jubilación. Posteriormente, en las décadas de los 60 a los 80, se la estableció como un beneficio únicamente vinculado a la pérdida del empleo, primero, sin límite de años de servicios, luego a cinco y finalmente a su actual versión de los 11 años.

Es, pues, un tema central para definir, ya que si la primera premisa señalada —y que compartimos— fuera el fundamento de la norma, estimamos que, fundamentalmente, debería considerarse la existencia del actual seguro de desempleo existente en nuestro país desde la dictación de la Ley N° 19.728, y vigente desde el 2 de octubre del año 2002.

Este seguro de desempleo se debe a una iniciativa del Gobierno del Presidente Ricardo Lagos, el cual, luego de un intenso proceso de consultas y diálogo social para aunar criterios, generó esta iniciativa enmarcada dentro del proceso de transformaciones que ha experimentado el trabajo en el mundo con motivo de la globalización y de los cambios introducidos al sistema productivo de bienes y servicios, y de las innovaciones en el orden tecnológico, las que han traído consigo modificaciones igualmente sustanciales en las modalidades de empresa, empleo y trabajo. Ello hizo indispensable redefinir instrumentos acordes a las nuevas realidades del trabajo, buscando que empleadores y trabajadores pudieren enfrentar estas nuevas condiciones, otorgándoles mayor protección a aquellos sectores más vulnerables de la fuerza de trabajo (Mensaje N° 396-341, de 2000).

Los criterios básicos orientadores de este sistema buscaron, tomando en cuenta la experiencia comparada, otorgar una mayor protección social y la mantención de niveles de ingresos del trabajador durante el período de cesantía, generando a la vez un esquema de ahorro obligatorio basado en cuentas individuales y un fondo solidario con una base fundamental de aporte estatal, el que persiguió establecer una responsabilidad pública fundada en el principio de solidaridad nacional; además de ello, el sistema recoge los principios de universalidad, uniformidad y subsidiariedad.

Este sistema amplió las causales para optar del seguro, dejando subsistente la responsabilidad pecuniaria de la indemnización de cargo del empleador solo para determinadas causales, buscando favorecer la movilidad del trabajador, un mejoramiento de las relaciones laborales y una menor conflictividad.

Con ello se estableció en nuestro país un moderno sistema para afrontar periodos de cesantía y cuya robustez quedó plenamente demostrada a raíz de la brusca detención de la actividad económica producida con motivo de la indeseada irrupción de la pandemia del covid-19.

El prolongado período de cesantía a que muchos trabajadores se vieron expuestos, y que fue objeto de tratamiento normativo por la ley de protección al empleo, implicó recurrir de un modo relevante a los recursos acumulados en dicho sistema, tanto en lo que hace relación con las cuentas individuales de los trabajadores como del fondo solidario del mismo.

Pareciera, pues, que lo que procede es robustecer y ampliar este seguro de desempleo, en lugar de amplificar sistemas indemnizatorios que atentan contra el empleo y la necesaria movilidad en el mundo del trabajo.

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...La regulación de esta materia implicó hacerse cargo de una serie de desafíos de no fácil tratamiento, pues comprende situaciones innovadoras en el plano laboral, varias de ellas rupturistas con lo clásico en la materia y siguiendo las aguas de la regulación de los teleoperadores el año 2019 (Ley 21.142) y del trabajo a distancia y del teletrabajo en el año 2020 (Ley 21.220)..."

El Mercurio

"...En el centro de la discusión se haya la naturaleza de la norma que se pretende abolir. Tal como se señala en el encabezado de la moción, existen discrepancias doctrinarias en cuanto al objeto de ella: algunos estiman que la indemnización tendría un carácter previsional y de asistencia social, o bien un premio a la fidelidad, o una materialización del régimen de estabilidad relativa en el empleo..."

El Mercurio

"...Surgen varias interrogantes a raíz de esta nueva normativa, como son, ¿qué ocurrirá con la validez de los finiquitos que no cumplan con las menciones requeridas? ¿Cómo se exigirá al empleador el pago de las cantidades no disputadas? ¿Cómo operara el servicio de tesorerías o la entidad similar? (...) Es de esperar que algunas de estas dudas sean salvadas en la resolución de la Dirección del Trabajo..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores