EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Mar 28/09/2021

6:52
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Desafíos y oportunidades en salud ocupacional: Ley N° 21.342, de 1º de junio de 2021

"...Es deseable que las obligaciones y deberes que esta nueva norma impone se concreten en un cumplimiento efectivo por parte de todos y cada uno de los actores que intervienen desde alguna perspectiva en la relación de trabajo, incluidos los comités paritarios de empresas y los órganos de supervisión y fiscalización estatales, y constituya un paso significativo del incremento y mejora sostenida de la protección sanitaria del mundo laboral..."

Viernes, 04 de junio de 2021 a las 18:47
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Cecily Halpern
Algunos meses tomó la discusión parlamentaria para dar vida a la iniciativa de contar con una ley que obliga a los empleadores del sector privado a disponer de un Protocolo de Seguridad Sanitaria Laboral, así como la de contratar un Seguro Individual, para dar cobertura a eventuales contingencias ocasionadas por la enfermedad denominada covid-19 (causada por el virus SARS. CoV2) que eventualmente contraiga un trabajador en su retorno al trabajo presencial, en el marco de la alerta sanitaria1 (gastos médicos, hospitalización, rehabilitación y otros).

En estos escuetos comentarios no me referiré al segundo apartado de la ley, esto es, al Seguro Individual Obligatorio, por cuanto su implementación requiere contar con la póliza que recoja el mandato legal de la cual, por lo menos a este momento, la suscrita no dispone.

Resulta conveniente, en nuestra opinión —en consideración a la realidad sanitaria pandémica actual—, contar con este texto de carácter obligatorio aun cuando las empresas que han reanudado la presencialidad laboral, sea total o parcialmente, deberían ya haber adoptado sus propios protocolos —en los ámbitos de los sectores de la producción o de los servicios de las mismas— siguiendo de cerca las orientaciones de las entidades gestoras de la Ley de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Sin perjuicio de ello, y tal como lo indican los promotores de la iniciativa parlamentaria, “aun cuando en nuestro país se tomaron diversas medidas para sostener los ingresos de la población, el empleo y la liquidez de las empresas, es evidente que estas medidas solo pueden tener una vigencia temporal relativamente limitada. Los trabajadores dependen de sus salarios y/o de sus ingresos generados por la actividad independiente. Las empresas, especialmente las micro, pequeñas y medianas, necesitan retomar de manera paulatina, pero certera, su plena actividad2.

1. Respecto de la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo: esta ley incluye precisiones que complementa la regulación legal de la modalidad del trabajo a distancia o teletrabajo (Capítulo IX, Título II del Libro I del Código del Trabajo), singularizando que si el trabajador o trabajadora padece de alguna condición que genere un alto riesgo de presentar un cuadro grave de infección, el empleador deberá ofrecerle dicha modalidad de trabajo (por ejemplo, ser una persona mayor de 60 años, tener hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes, enfermedad pulmonar crónica u otras afecciones pulmonares graves, y otras).

2. Respecto del pago del subsidio por incapacidad laboral: introduce un cambio considerable a la regulación contenida en el DFL 44, de 1968, cuerpo legal que, como es sabido, establece el derecho al pago de un subsidio destinado a reemplazar la remuneración durante el reposo médico. La modificación implica que el pago de dicho subsidio, en circunstancias de que la inhabilidad es causada por la enfermedad covid-19, será a partir del primer día de la licencia y no del cuarto —como dispone la normativa vigente a la fecha—, desligando el inicio del período de pago del subsidio de la duración del reposo médico, sistema característico del pago de este subsidio a la fecha, lo que en nuestra opinión es un avance de importancia para dar mayor protección a las personas.

3. Respecto de la vigencia de las disposiciones: debe destacarse la temporalidad en la vigencia de las normas que comprende este texto, en el sentido de que ellas son perentorias solo mientras reine la alerta sanitaria decretada con ocasión del brote del nuevo coronavirus covid-193.

4. Respecto del Protocolo Tipo de Seguridad Sanitaria: los organismos administradores de la Ley 16.744 (Ley de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales) tendrán la obligación de elaborar un Protocolo Tipo de Seguridad Sanitaria dentro del plazo de diez días hábiles desde la publicación de la ley. Lo anterior supone que dicho protocolo deberá estar utilizable por parte de los obligados a partir de la segunda quincena del presente mes de junio. A partir de ello las empresas deberán confeccionar su propio repertorio, basándose en el protocolo tipo, adecuándolo a los aspectos singulares de su actividad.

Como se advierte, el plazo que otorgó el legislador para implementar esta obligación es muy breve, considerando que la efectividad de las medidas que el protocolo contiene depende en gran parte de la rapidez en su implementación y cumplimiento.

Las disposiciones mínimas que debe recoger el protocolo tipo son, entre otras, el testeo diario de temperatura, el testeo de contagio, medidas de distanciamiento físico seguro, disponibilidad de agua, jabón y alcohol gel certificado, sanitización periódica, medios de protección puestos a disposición de los trabajadores, control de aforo y definición de turnos con horarios de entrada y salida diferidos, y aspectos particulares relativos a las condiciones específicas de la actividad laboral.

5. Respecto del financiamiento del gasto en seguridad sanitaria lLaboral: los gastos que implique la puesta en marcha y formalización de las medidas contenidas en el Protocolo de Seguridad Sanitaria Laboral son íntegramente de cargo del empleador. De esta forma, las empresas que no cuenten con este instrumento no podrán retomar o continuar la actividad laboral de carácter presencial arriesgándose a sanciones de multas, suspensión inmediata de labores y la clausura de su sitio de trabajo.

6. Respecto del contagio imputable a negligencia del empleador: resulta relevante destacar que la nueva ley establece que si el contagio de la enfermedad covid-19 se debe a culpa del empleador, tanto la víctima como las demás personas a quienes la enfermedad cause daño podrán exigir las respectivas indemnizaciones a que tengan derecho, con arreglo a las prescripciones del derecho común. Ello adiciona un incentivo importante al acatamiento y observancia de sus disposiciones por las elevadas condenas judiciales que puedan eventualmente provenir de dicha calificación.

Hacemos votos para que esta normativa contribuya al autocuidado permanente de los trabajadores como primer y fundamental eslabón de este vínculo.

Es deseable que las obligaciones y deberes que esta nueva norma impone se concrete en un cumplimiento efectivo por parte de todos y cada uno de los actores que intervienen desde alguna perspectiva en la relación de trabajo, incluidos los comités paritarios de empresas y los órganos de supervisión y fiscalización estatales, y constituya un paso significativo del incremento y mejora sostenida de la protección sanitaria del mundo laboral de nuestro país y, a su turno, del ansiado diálogo social.


1 Ingreso de proyecto con fecha 23 de junio de 2020.
2 Ver proyectos en Boletines N° 13.600-13 y Nº13.755-13
3 Última modificación del Decreto Nº 4 de 4.02.2020 es de 9.04.21.
Señala que “Los efectos del decreto de alerta sanitaria tendrán vigencia hasta el 30 de junio de 2021, sin perjuicio de la facultad de poner término anticipado si las condiciones sanitarias así lo permiten o de prorrogarlo en caso de que estas no mejoren” (art. 10º Decreto Nº 1, Minsal).

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

"...Surgen varias interrogantes a raíz de esta nueva normativa, como son, ¿qué ocurrirá con la validez de los finiquitos que no cumplan con las menciones requeridas? ¿Cómo se exigirá al empleador el pago de las cantidades no disputadas? ¿Cómo operara el servicio de tesorerías o la entidad similar? (...) Es de esperar que algunas de estas dudas sean salvadas en la resolución de la Dirección del Trabajo..."

El Mercurio

"...Un sistema armónico y equitativo, ante circunstancias exógenas a la relación laboral —como es el caso de la obligada detención económica derivada de la pandemia—, corresponde hacer recaer en la sociedad todo su impacto, sin causar un detrimento en las cotizaciones acumuladas por los trabajadores en aspectos básicos de la protección social..."

El Mercurio

"...Es deseable que las obligaciones y deberes que esta nueva norma impone se concreten en un cumplimiento efectivo por parte de todos y cada uno de los actores que intervienen desde alguna perspectiva en la relación de trabajo, incluidos los comités paritarios de empresas y los órganos de supervisión y fiscalización estatales, y constituya un paso significativo del incremento y mejora sostenida de la protección sanitaria del mundo laboral..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores