EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago de Chile. Mié 20/01/2021

14:21
Atención a suscriptores

Santiago:   Mín. 15°C   |   Máx. 30°C   |   Actual 27°C

El abuso de la libertad de empresa: “Me quiero salir”

"...El Sernac ha investigado particularmente el ámbito de los servicios de telecomunicaciones. La situación es pasmosa. Por un lado, no existen cláusulas abusivas ni de amarre que dificulten la salida de los contratos (...) El problema es otro: que las acciones necesarias para el término del contrato por el suscriptor son mucho más gravosas que las requeridas para la contratación del servicio..."

Lunes, 23 de noviembre de 2020 a las 16:18
  • Facebook
  • Twitter
Enviar
Imprimir
agrandar letra
achicar letra
Julio Alvear
Desde junio del presente año, el Sernac ha venido ofreciendo la plataforma “Me quiero salir” para facilitar a los consumidores el término expedito de sus contratos, que muchas empresas obstaculizan a través de una serie de malas prácticas, donde la imaginación supera toda previsión jurídica.

Por de pronto, el servicio del Sernac se ofrece para los contratos en los servicios de telecomunicaciones. En un futuro próximo, según se anuncia, se ampliará al sector financiero, seguros, retail, alarmas y otros.

Es curioso observar cómo el abuso de la libertad de empresa se retrata no solo en las cláusulas que generan “un desequilibrio importante en los derechos y obligaciones que derivan del contrato” (art. 16 g. de la Ley N° 19.496), sino también por vías que podríamos denominar fácticas, en vulneración abierta al ejercicio de la buena fe por parte del empresario proveedor, sea en el momento de la ejecución del contrato, sea en la faceta poscontractual.

Un ejemplo de la primera situación se produce cuando en las condiciones generales de contratación se ofrece un determinado servicio y, en la realidad, se presta otro de inferior calidad, en una suerte de incumplimiento sistémico de la obligación comprometida. El caso más característico se encuentra en la reciente demanda colectiva que ha interpuesto el Sernac en el 14º Juzgado de Policía Local (Rol. 11252-2020), contra una conocida empresa de servicios de internet.

La tipología de situaciones que supone la plataforma “Me quiero salir” es tan seria como la precedente. Es de experiencia común la dificultad que existe para terminar con un contrato de adhesión, particularmente con las empresas que cuentan con una política de retención del cliente. Si, por ventura, al lector le toca residir en el extranjero por unos años, es probable que pase un verdadero calvario para dar por terminado anticipadamente todos los contratos de duración indefinida que mantiene con diversos servicios. En ocasiones, aún cuando haya concurrido físicamente a terminar con el contrato, con solución de toda deuda, a satisfacción de la empresa, corre el riesgo que la misma no se dé por enterada unos días después y le siga cobrando durante meses, engrosando, a su pesar, una deuda ficticia.

Es claro que una persona informada sabe a qué atenerse. El problema se suscita con el ciudadano medio, que no tiene por qué conocer en sus detalles el Derecho y, no obstante no querer (o no poder) persistir con un contrato, se les condena a la situación de “deudor forzado”.

El Sernac ha investigado particularmente el ámbito de los servicios de telecomunicaciones (Informe Barreras de Salidas en Servicio de Telecomunicaciones, 92 pp.). La situación es pasmosa. Por un lado, no existen cláusulas abusivas ni de amarre que dificulten la salida de los contratos. Incluso la inmensa mayoría de las empresas publicitan sus cláusulas y condiciones. El problema es otro: que las acciones necesarias para el término del contrato por el suscriptor son mucho más gravosas que las requeridas para la contratación del servicio. Es más, de parte de algunas empresas se realizan acciones que dificultan positivamente el término del contrato, vulnerando, de paso, los arts. 15 D y 26 N° 2 del Decreto N° 18, reglamento de comunicaciones, de la Subtel.

A esas trabas el Sernac les denomina “barreras de salida” e incluyen todas las acciones, omisiones y disposiciones que impiden o dificultan al consumidor ejercer la facultad de poner término anticipado a un contrato de servicios. Son muchas. Demasiadas. Un breve recuento: renuncia no gestionada, falla de llamada, ejecutivo no responde, derivación sucesiva a distintos ejecutivos, plataforma de baja no habilitada, entrega de información errónea, equivocación en tipo de baja, negociación excesiva, tiempo de espera en derivación a ejecutivo de retención, técnico no retira equipos, duración excesiva del proceso, etc. Y como broche de oro generalizado: no informar sobre cómo se debe proceder en concreto para lograr el término del contrato, a pesar de poseer procesos estructurados para este tipo de trámites.

¿En qué país vivimos? En uno en que pese a la cada vez más profusa normativa de protección del consumidor, aún persiste abusos impropios de una cultura jurídico-económica sana.

EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
El Mercurio

“…El resumen del año 2020 en este tema es que no solo la jurisprudencia ha sido vacilante, sino que dos de sus ministros han sido inconsistentes con los fundamentos de sus votos. Como contrapartida se pronuncia la Corte Suprema de manera consistente sobre la exigencia de probar el uso de las aguas y sobre el derecho humano al agua…”

El Mercurio

"...En este año que termina la sala dejó importantes criterios jurisprudenciales adicionales a los desarrollados los años anteriores, pero esta vez en el contexto de la crisis sanitaria y los efectos judiciales del estallido social. Pero, además, también han existido cambios en su interior por la renovación de integrantes, asunto que volverá a suceder en 2021..."

El Mercurio

“…Si hay algo en lo que la Corte Suprema es uniforme es en zigzaguear año a año en materia de regularización de derechos de aguas. No se ha dado respiro en su conducta vacilante, convirtiéndolo en una lamentable rutina (...) En medio de esta rutina de los zigzag de que doy cuenta en esta materia cabe anotar otra rutina: la falta de reacción institucional para evitarlos..."

Ver más

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores