EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mar 19/10/2021

12:33
El Mercurio - Campo

El atractivo de la murtilla como nueva oportunidad de negocio

Este fruto endémico de excepcionales cualidades nutricionales se puede establecer sin problemas desde la Región del Biobío a la de Los Lagos, en zonas con disponibilidad de agua y suelos con buen drenaje.

Martes, 01 de diciembre de 2015 a las 8:30
- Superficie de plantación Si bien se estima que en la actualidad existen alrededor de 30 hectáreas a lo largo del país, se espera que durante los próximos años esa cifra se multiplique de forma exponencial.
Crédito: INIA
¿Por qué apostar por la murtilla?
- Tiene una buena base organoléptica. Huele y sabe bien, por lo que siempre tendrá una potencialidad de mercado.
- Es un alimento funcional, es decir, su alto contenido de antioxidantes ayudan a mejorar la salud.
“Si tenemos en cuenta que la murtilla tiene más antioxidantes que los arándanos, obviamente estamos hablando de un producto de potencial increíble”, dice Luis Torralba.
- A futuro se espera contar con variedades de mayor diámetro (1,5 cm), por lo que será más atractiva para los consumidores.
- Al ser una especie de origen chileno, todo el material genético se encuentra en el país, lo que hace más barato el negocio, ya que no se deben pagar royalties de ningún tipo.
- Es una fruta que se cosecha en marzo, por lo que no compite con otros cultivos similares.
Los costos
El costo de inversión para establecer una hectárea de murtilla puede llegar a US$ 21.000, es decir, cerca de $11.655.000. Los costos se repartirían de la siguiente forma:

Asesoría técnica: 1.300 dólares
Infraestructura básica: 6.800 dólares
Manejo de suelo: 600 dólares
Mano de obra: 900 dólares
Fitosanitarios: 500 dólares
Fertilizantes: 500 dólares
Plantas: 7.700 dólares
Fletes: 100 dólares
Imprevistos: 700 dólares
Gastos financieros: 1.500 dólares
Total: 20.600 dólares
Fuente: Ivette Seguel, investigadora de Inia
Andrea Tapia

La murtilla, fruto endémico del sur del país —considerado una súperfruta por su alto nivel de antioxidantes, superior al de los arándanos—, era hasta hace pocos años un verdadero misterio para los productores locales. Al ser un fruto silvestre, no se tenían conocimientos sobre su manejo agronómico y ni su potencial productivo. Sin embargo, al descubrirse sus condiciones de alimento funcional y al aumentar la demanda, en el Inia comenzaron a investigar y domesticar la especie.

“El interés de algunos mercados por la murtilla ha crecido bastante durante los últimos años, por lo que tiene todo el potencial para transformarse en una buena alternativa de negocio para los productores locales”, advierte Ivette Seguel, investigadora de Recursos Genéticos del Inia Carillanca y líder en la investigación de la murtilla en Chile.

En los últimos años el Inia ha desarrollado variedades propias y ha establecido un paquete agronómico para la producción comercial de murtilla (PTEC Murtilla Inia) que busca potenciar el establecimiento de huertos comerciales en el país.

Si bien, en la actualidad, se estima que sólo existe un puñado de hectáreas de murtilla en Chile, la idea de los expertos es que de a poco la superficie se multiplique de forma exponencial durante los próximos años. Y es que además de ser vendido en fresco, este berry posee un gran potencial para ser utilizado en la agroindustria.

De hecho, en el último tiempo el precio de la murtilla domesticada (no silvestre) ha rondado los $4.500 por kilo. La idea de empresas como Hortifrut y Huertos de Chile, que decidieron integrar esta fruta a sus paletas de productos en el exterior, es enviar la murtilla a mercados como Japón o China, donde se han realizado pruebas con excelentes resultados.

A juicio de Luis Torralba, director del Instituto de Agroindustria de la Universidad de La Frontera, lo que falta para que el cultivo despegue es asegurar su trazabilidad, debido a que los mercados exigen estándares sumamente completos.

“Como la murtilla es un fruto silvestre de recolección, es difícil asegurar una calidad uniforme. Sin embargo, en la actualidad, se cuenta con nuevas variedades y un paquete tecnológico que ha permitido solucionar algunos problemas. Por lo mismo, no es de extrañar que en el futuro se registre un aumento de producción y de las exportaciones”, asegura.

Por lo mismo, es sumamente importante que los productores interesados en apostar por este cultivo conozcan los requerimientos que implica la instalación de un huerto de murtilla en Chile. Según Ivette Seguel, las principales consideraciones son las siguientes:

La zona ideal

Al igual como ocurre con cualquier frutal, el primer paso antes de establecer un huerto es elegir el lugar que posea las condiciones edafoclimáticas más adecuadas para el desarrollo del cultivo. En el caso de la murtilla, la zona ideal para su cultivo se extiende desde la Región del Biobío a la de Los Lagos.

“Lo más recomendado es plantarla en el borde costero por ser zonas libres de heladas”, asegura Seguel.

De hecho, si se hace en lugares adecuados, la murtilla puede ser plantada en cualquier época del año. En caso contrario, lo más apropiado sería realizar el cultivo entre finales de primavera e inicio de verano.

Cabe destacar que la murtilla requiere tener buena disponibilidad de agua para su establecimiento, especialmente en primavera y verano. La demanda de agua dependerá de la edad de la planta, su desarrollo vegetativo y estado fenológico. Las etapas fenológicas de mayor demanda de riego son la floración, cuaja y llenado de fruto.

Si bien la murtilla se adapta bien a la mayoría de los suelos, es clave que éstos posean un buen nivel de drenaje, con el fin de evitar que las plantas se asfixien.

Ivette Seguel, recomienda que la plantación no se realice en ningún caso cerca de predios de manzanos o membrillos, ya que en estos se pueden encontrar plagas, las cuales pueden resultar letales para el desarrollo de este berry.

Así también, aconseja evitar sitios donde se encuentren el gusano blanco o la cuncunilla negra, que también pueden atacar a la murtilla; y preferir aquellos bien protegidos del viento, especialmente durante los primeros años de vida de la planta.

Apostar por la variedad

Los últimos estudios del Inia han permitido desarrollar dos variedades que en la actualidad se encuentran disponibles para los productores nacionales: la Red Pearl INIA y la South Pearl INIA, ambas patentadas en Estados Unidos en 2010 e inscritas en el Registro Nacional de Propiedad de Cultivares de INASE Argentina el año pasado.

Estas variedades tienen un buen comportamiento de poscosecha, lo que les permite enfrentar de buena forma los extensos viajes que involucra el envío de la fruta a destinos lejanos como Europa y Asia.

El otro camino, según los expertos, es utilizar material vegetal proveniente de ecotipos propagados por los mismos agricultores (variedades silvestres), el cual a diferencia de las variedades desarrolladas por el INIA es bastante castigado en precio por el mercado.

Más allá de la variedad escogida, lo importante es que el material vegetal o las plantas que se vayan a utilizar posean entre 1,5 y 2 años, sean sanas, de buena arquitectura y provengan de viveros establecidos.

Atención con los polinizantes

La murtilla es una especie alógama (de polinizacion abierta), es decir, requiere ser polinizada para desarrollar su fruto.

De acuerdo a los expertos del Inia, un huerto de este frutal requiere al menos dos variedades o genotipos polinizantes para favorecer la polinización cruzada.

Además, se recomienda utilizar agentes polinizantes como abejas y moscardones (bombus), con el fin de aumentar la producción (genera mayor cantidad de flores polinizadas) y el calibre de los frutos.

Pese a ello, aún no se ha estudiado la distribución de los polinizantes en el huerto.

El marco de plantación

Una vez decidido el lugar y la variedad que se plantará, los expertos recomiendan definir la distribución y el marco de plantación del huerto.

De acuerdo a los ensayos realizados en el Inia, lo más recomendado es utilizar un marco de plantación de 1,2 metros m sobre la hilera y 3 m entre hilera, con un total de 3.333 plantas por hectárea.





Fuente: El Mercurio Campo

Lo ideal es que el huerto tenga una orientación norte-sur con el fin de que obtenga una adecuada ventilación y las plantas adquieran una exposición solar uniforme. Esto, en la práctica, redundará en que la producción se desarrolle de mejor forma.

Cómo realizar la plantación

Una vez decidida la variedad principal y polinizante que se utilizará y definido el marco de plantación, el productor estará listo para llevar a cabo la plantación.

Para los expertos, lo más importante es realizar el proceso de forma ordenada llevando a cabo cada una de las labores que se recomiendan a continuación:

1-Trabajar el suelo

La murtilla, a diferencia de otros cultivos, requiere de un suelo que esté bien mullido, por lo que antes de realizar la plantación se debe pasar una rastra o un arado. Esto, en gran medida, permitirá que la raíz de la planta pueda desarrollarse de mejor forma, ya que tendrá mayor facilidad para acceder a los nutrientes del suelo.

Así también, se recomienda realizar un subsolado para eliminar las capas de suelo compactadas como el pie de arado, siempre y cuando existan señales muy evidentes de este problema.

“Si hay problemas de anegamiento histórico en un potrero es preferible realizar un subsolado, y hacerlo con el suelo seco, a fin de aumentar la eficacia de la labor”, agrega Seguel.

Es importante tener en consideración que la plantación de la murtilla debe llevarse a cabo sobre camellones (pequeños montículos, similares a las planchas de pizarreño que prescinden del suelo plano y emplazan a las especies en altura), con el fin de favorecer el desarrollo de las raíces y disminuir el ataque de hongos, especialmente de Phytophthora. Los camellones deben tener idealmente entre 0,7- a 0,9 m de altura y 1 m de ancho.

2-Plantar

Con el suelo trabajado llega el momento de realizar el trasplante. En ese contexto, lo primero es realizar los hoyos, cuya profundidad dependerá del tamaño de las raíces de las plantas.

Es importante que antes de poner la planta en el hoyo, el productor o personal responsable de la labor, lleve a cabo un ‘peinado de raíces’, es decir, desarme el ‘pan’ (mezcla de tierra y raíces), con el fin de liberar el sistema radicular de la planta.

Durante la plantación, Seguel comenta que se debe cuidar que el cuello de la planta quede a ras de suelo y no se vea expuesto a la humedad, con el fin de evitar la entrada de enfermedades fungosas.

3-Fertilizar

Independiente del lugar, antes de la plantación se debe llevar a cabo un análisis de suelo, con el fin de saber cuál es el estado nutricional del suelo y realizar una fertilización adecuada.

Según plantean los investigadores del Inia en la cartilla técnica del proyecto Fondef DO5I10086, se debería aplicar entre 7,5 - 8,0 gramos de P2O5 por planta mediante la utilización de superfosfato triple, como también 5,3 - 6,6 gramos de K2O por planta vía cloruro de potasio. Pasada una semana desde la plantación, se debe adicionar 5,3 - 6,6 gramos de N por planta utilizando nitrato de amonio cálcico (CAN 27, Nitromag y similares).

Los fertilizantes deben ser aplicados en el hoyo de plantación mezclados con tierra, de tal forma de evitar el contacto directo con las raíces de las plantas.

Asimismo, el nitrógeno debe aplicarse a la ‘taza de plantación’, sin tocar el tallo. Luego de esta labor, la diferencia existente con la dosis total anual de cada nutriente debe aplicarse de forma fraccionada, en octubre y diciembre. Se recomienda utilizar CAN 27 (tipo de fertilizante nitrogenado enriquecido con calcio y magnesio), superfosfato triple y cloruro de potasio en la aplicación de las parcialidades restantes de nitrógeno, fósforo y potasio, respectivamente, según se recomienda en el mismo documento.

A partir del segundo año en adelante, la fertilización del huerto debe realizarse en cuatro momentos del año: mayo (después de la cosecha), agosto (receso vegetativo), octubre (brotación), y diciembre (floración). En huertos de hasta tres años, la dosis total anual de fertilización NPK sugerida es de 16,2 g de N por planta, 15 g de P2O5 por planta y 16 g de K2O por planta, utilizando nitrato de amonio cálcico, superfosfato triple y cloruro de potasio, respectivamente. Esta fertilización debe aplicarse de forma fraccionada en la proporción y épocas señaladas anteriormente.

En huertos ya establecidos se recomienda realizar un diagnóstico nutricional de las plantas para determinar las dosis, épocas, formas de aplicación y productos. La evolución de los nutrientes en las hojas de murtilla presenta mayor estabilidad entre enero y marzo, por lo que es en esa fecha cuando se debería tomar muestras de hojas y realizar un análisis foliar. Los niveles sugeridos para dicho análisis, según se plantea en el documento citado anteriormente, son los siguientes:

Nutriente Concentración en base materia seca % mg kg-1
Nitrógeno1,3-1,5
Fósforo0,10-0,12
Potasio0,64-0,70>
Calcio1,10-1,20
Magnesio0,10-0,20
Azufre0,09-0,11
Sodio400-600
Aluminio100-120
Hierro100-120
Manganeso400-600
Zinc6-8
Cobre4-6
Boro60-70
Fuente: Cartilla técnica del proyecto Fondef DO5I10086, ejecutado por INIA Carillanca en La Araucanía.

4-Regar

Una vez realizado el trasplante, se debe llevar a cabo un riego hasta que el suelo quede saturado, con el fin de eliminar los bolsones de aire que puedan quedar en el hoyo, los que eventualmente podrían afectar el desarrollo radicular de la planta.

Para este frutal, los expertos recomiendan emplear un sistema de riego por goteo debido a su alta eficiencia en el uso del agua (90%).

Control de malezas

El control de malezas de la murtilla puede realizarse mecánicamente con implementos de labranza y/o herbicidas no selectivos, los cuales deber ser aplicados en el follaje de las malezas.

Para los huerto ya establecido, se recomienda utilizar mallas antimalezas. Esta herramienta logra un correcto paso del agua y del aire, aunque no de la luz solar, por lo que evita la germinación de las malezas y, con ello, el uso de agroquímicos.

Atención con la cosecha

Werner Schürch, empresario agrícola de la Región de la Araucanía, explica que obtener el fruto de la murtilla no es fácil, especialmente por su cosecha, la cual es tardía (se realiza en otoño). El problema principal, dice el experto, es que no existe demasiado interés de los trabajadores agrícolas por cosechar en esta época, debido principalmente a las bajas temperaturas, lo que aumenta los costos.

Por lo mismo, Schürch señala que los productores deben tener claridad acerca de este punto antes de establecer un huerto, ya que no sirve de nada tener una buena producción si no hay empleados para recolectar los frutos.

El experto dice que durante la cosecha se debe tener cuidado con las rajaduras.

“La murtilla es un fruto muy sensible que al momento de ser extraído de la planta tiende a dañarse, por lo que esta labor se debe hacer con extremo cuidado. Sin embargo, eso al final muchas veces termina demorando la labor de los temporeros”, agrega.

Cabe destacar que la cosecha de este fruto varía según la región del país. En la Región del Maule y la del Biobío, por ejemplo, se cosecha entre marzo y abril, mientras que en la de la Araucanía y la de los Lagos se hace entre abril y mayo. En la Región de los Ríos, en tanto, se puede cosechar hasta finales de mayo.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
“Realizar un adecuado manejo a nivel sanitario, de nutrición y de riego, entre otras cosas, resulta fundamental para avanzar hacia el objetivo principal de la temporada, que no es otro que obtener más y mejor fruta”.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.
El Mercurio
Las altas temperaturas registradas en las últimas semanas pueden terminar afectando la acumulación de frío de las plantas y poner en riesgo los objetivos productivos del proyecto, por lo que es vital que los productores se mantengan atentos a lo que pueda pasar en materia climática en los próximos meses.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores