EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Vie 02/12/2022

13:32
El Mercurio - Campo

Desarrollan vacuna para prevenir el contagio de Escherichia coli en bovinos

Esta bacteria es de fácil dispersión y se transmite a través de los alimentos, el agua y de persona a persona a través de las manos, también por el contacto directo con animales contagiados y su materia fecal.

Miércoles, 07 de septiembre de 2022 a las 8:30
- A pesar de estos buenos resultados, todavía faltan algunos pasos para que esta vacuna salga al mercado.
Crédito: Gentileza INTA
Rolando Araos Millar

La bacteria Escherichia coli enterohemorrágica (EHEC), cuyo principal reservorio son los bovinos, al traspasarse al ser humano, puede provocar una diarrea con sangre e incluso el Síndrome urémico hemolítico, que suele afectar a los niños y que les puede causar una insuficiencia renal en cuadros graves.

La bacteria es de fácil dispersión, ya que se transmite a través de los alimentos, el agua y persona a persona a través de las manos. También por el contacto directo con animales contagiados y su materia fecal. Para disminuir este riesgo, en Argentina desarrollaron una vacuna que reduce su colonización en bovinos y, según ensayos experimentales realizados en terneros, los resultados son muy prometedores.

“Las diferencias que se encontraron en los días posteriores a la inoculación experimental, medidas en UFC/g MF (unidades formadoras de colonias por gramo de materia fecal), fueron significativamente diferentes entre los vacunados y no vacunados, siendo menores en los vacunados. Esto quiere decir menos bacterias excretadas”, dice Daniel Vilte, especialista del Instituto de Patobiología del INTA de Argentina.

Esta herramienta —que se aplica por vía intramuscular como otras vacunas, por lo que no requiere adiestramiento especial del personal a cargo—, impulsa una respuesta del sistema inmune del animal contra antígenos específicos expresados por E. coli enterohemorrágica, lo que reduce la colonización del tracto gastrointestinal y la excreción del patógeno al medioambiente, impidiendo que contagie a otras personas o animales.

“En efecto, la vacuna que ensayamos está compuesta por dos proteínas involucradas en la adherencia de la bacteria al intestino. Los anticuerpos generados contra estas estructuras proteicas bloquean la unión de la bacteria a las células intestinales. Esto disminuye la colonización de los terneros”, dice Vilte.

Tras ensayar con éxito en ratones, después se pasó a los bovinos.

“En estos ensayos se probó la eficacia de la respuesta inmune generada por la vacuna mediante un desafío que consistió en la inoculación de una cantidad conocida de EHEC a los animales y debieron realizarse en boxes de nivel 2 de bioseguridad”, añade Vilte.

A pesar de estos buenos resultados, todavía faltan algunos pasos para que esta vacuna salga al mercado. Por ejemplo, se requiere realizar pruebas en condiciones naturales con un número mayor de animales por lo que se están buscando fondos.

Respecto al costo que tendría, el investigador asegura que todavía no está calculado con certeza, dado que los componentes que se tienen en cuenta para este cálculo incluyen ítems que todavía no se han evaluado.

De momento, se desconoce el costo que tendría esta nueva vacuna.
Crédito: Gentileza INTA

Otros manejos paralelos a la vacuna

Si bien la vacuna se transformaría en una gran herramienta para los ganaderos, Daniel Vilte complementa que los productores pueden realizar otros manejos para reducir la carga de EHEC en bovinos.

Lo básico es ejecutar buenas prácticas de manejo animal, lo que incluye brindar una buena calidad de agua, higiene alimentaria, higiene del ambiente, densidad adecuada de los animales, y exclusión de otros animales tanto domésticos como silvestres de los establecimientos.

“También se puede optar por la modificación del microambiente gastrointestinal del bovino para prevenir el establecimiento, o causar el desplazamiento de esta bacteria. Los métodos más comunes incluyen la manipulación de la dieta y los probióticos”, dice Vilte.

El especialista añade que, si se pretende eliminar las bacterias patógenas, se ha ensayado el uso de antimicrobianos, bacteriófagos y la manipulación de la fisiología animal con compuestos seleccionados.

Sin embargo, en el caso de los antimicrobianos, como lo es la neomicina, su uso es controversial debido a que se podría generar resistencia a los antibióticos que se suelen utilizar en humanos, por lo que el clorato de sodio podría transformarse en una alternativa no antibiótica para la utilización en bovinos poco tiempo antes de la faena.

“Por su parte, los bacteriófagos están siendo estudiados para uso en bovinos e incluso existe un producto comercial para empleo en superficie de carnes rojas”, cierra Vilte.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Utilizar instrumentos que ayuden a bajar los efectos del estrés térmico y otras consecuencias de las altas temperaturas en las plantas, como los bloqueadores solares, el mulch, las coberturas vegetales y herramientas microbiológicas, es fundamental para asegurar producciones altas y fruta de buena calidad.
El Mercurio
Es clave tomar medidas para evitar que las fuertes heladas de las últimas semanas -y las que se anuncian-, la aparición y ataque de hongos, bacterias y plagas, puedan transformarse en un golpe fatal, especialmente en un entorno donde los altos costos y la logística global tienen muy complicados a los productores y exportadores.
El Mercurio
Conocer la calidad del agua con la que se va a regar y su nivel de concentración de sales, además de manejar adecuadamente los tiempos de ejecución de los riegos y utilizar herramientas tecnológicas para apoyar la gestión, entre otras cosas, son algunos de los requerimientos para realizar un buen lavado y así enfrentar los nocivos efectos de la salinidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores