EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Sáb 25/06/2022

19:28
El Mercurio - Campo

Huertos de nogales: Los manejos que vienen en poscosecha

Mejorar el suelo, sobre todo los más dañados; entregar a la planta todos los nutrientes que necesita, y prevenir problemas fitosanitarios serios, especialmente las enfermedades de la madera, resulta vital para alcanzar el potencial productivo esperado en la próxima temporada.

Miércoles, 11 de mayo de 2022 a las 8:30
- Los huertos de nogales están perdiendo sus hojas.
Crédito: Jean Paul Joublan
Luis Muñoz G.

“Con la cosecha de nueces terminada, muchos productores se relajan y deciden alejarse del huerto por un rato. Pero eso es un error, pues aún hay cosas por hacer en esta época”, asegura Gamalier Lemus, asesor en frutales.

Es que la poscosecha es el momento preciso para realizar determinados manejos a nivel de suelo y planta, que ayuden al nogal a prepararse para la temporada que se avecina.

“Realizar los manejos adecuados en esta época como mejorar el suelo, fortalecer la planta y manejar adecuadamente las amenazas fitosanitarias, sobre todo de enfermedades de la madera, entre otras cosas, ayudará a que el huerto tenga mayores posibilidades de alcanzar su potencial productivo en la temporada que viene”, afirma Jean Paul Joublan, asesor en frutos secos.

Manejando el suelo

Para los expertos, una de las labores prioritarias en esta época debería ser reparar los distintos problemas que pueda tener el suelo, sobre todo aquellos que no son de la mejor calidad.

"Este es el momento para trabajar en este punto, ya sea realizando trabajo mecánico para reducir compactación o aplicando elementos que nos ayuden a mejorar la retención de humedad y la presencia de materia orgánica en el mismo", indica Jean Paul Joublan.

Según Gamalier Lemus, desde mayo en adelante se debería pensar en aplicar materia orgánica, como guano o compost, debido a que "estas eventualmente pueden aprovechar las lluvias de invierno para incorporarse".

El asesor dice que también es un buen momento para aplicar enmiendas como sulfato de calcio, sobre todo en aquellos suelos con pH altos y conductividades eléctricas elevadas.

Jean Paul Joublan agrega que el tipo de enmienda que se aplique dependerá, en gran medida, de la zona del país en que esté ubicado el huerto.

"En el sur las enmiendas tienen que ser más minerales, mientras que más al norte, donde los suelos tienen pH más alto y presencia de sales, estas, que pueden ser nitratos o sulfatos, deben apuntar a lixiviar las sales presentes en el perfil, sobre todo en los casos que se cuente con baja disponibilidad de agua", sostiene.

Gamalier Lemus dice que en caso de que los análisis foliares tomados en enero indiquen que elementos como el fósforo, el potasio y el magnesio se encuentran en niveles deficitarios, habría que pensar en aplicarlos al suelo en esta época.

"Estos son elementos de liberación lenta, que no se lavan con los riegos o las lluvias, muchas veces deben ser aplicados directamente muy cerca de las raíces, por lo que no siempre es correcto entregarlos a través del riego mecanizado", explica.

De igual forma, Lemus comenta que mayo es un excelente momento para sembrar en la entre hilera algún cultivo como arvejilla o avena, entre otros, que ayude a mejorar la estructura del suelo.

"Estas especies, que deberían haber sido sembradas idealmente antes de las últimas lluvias que tuvimos, le pondrán nitrógeno al suelo, pero sus raíces van a mejorar la estructura del mismo”, asegura.

Seguir regando

Para Jean Paul Joublan es fundamental que en esta época los huertos, sobre todo aquellos que han estado expuestos a la sequía y tienen un perfil de suelo seco, se sigan regando, independiente de si las plantas tienen hojas o no.

"Hay que procurar tener un perfil húmedo, con el fin de tener una planta activa el mayor tiempo posible y que no se deshidraten las raíces", afirma.

De hecho, el asesor es categórico a la hora de hablar sobre el manejo de riego en los huertos de nogales.

"El riego no se debería cortar nunca a lo largo del año, a no ser que tu perfil de suelo esté húmedo. Pero en zonas donde la sequía es una realidad esto no pasa, y eso es muy peligroso, ya que la planta se estresará y quedará expuesta a varios peligros", sentencia Jean Paul Joublan.

El asesor agrega que realizar riegos continuos, sobre todo en la zona norte, ayudará a lixiviar las sales presentes en el suelo.

"El agua sirve para disminuir la conductividad eléctrica del suelo, siempre y cuando la de esta última sea menor que la de la primera", señala Jean Paul Joublan.

Jean Paul Joublan dice que estos riegos pueden ir acompañados de la aplicación de algunos bioestimulantes o algún promotor de desarrollo radicular.

¿Podar o no podar?

Tradicionalmente las podas en nogales, así como en otros frutales, se suelen realizar en invierno. Sin embargo, en los últimos años muchos especialistas recomiendan adelantar estos trabajos, con el fin de acelerar la cicatrización de los cortes.

"Muchos productores tienen miedo de podar en mayo, debido a que aún quedan algunas hojas en el árbol. Sin embargo, tener tiempo para podar tranquilamente, sacar el material y que no queden patógenos es una buena política. No hay que esperar a agosto, es preferible andar adelantado", indica Gamalier Lemus, agregando que se haga “ojalá este mes”.

Si bien Jean Paul Joublan reconoce que podar en esta época podría ser mejor que hacerlo en invierno, cree que la mejor época para realizar esta labor es cuando hace más calor, aunque está consciente de que pocos productores lo hacen, debido a que "en ese momento aún hay fruta en el árbol y eso les complica".

La gran amenaza

La mayor amenaza sanitaria que tienen los nogales en la actualidad son las enfermedades de la madera, provocadas por un complejo de hongos que causan daños sobre la madera de la planta, especialmente sobre los tejidos vasculares.

"Esto ocurre porque tenemos árboles más estresados, debido al clima, especialmente la sequía y el aumento de las temperaturas, pero también por la calidad de las aguas, entre otros factores. Todo esto hace que las plantas se vean más expuestas a sufrir con estas enfermedades", sostiene Jean Paul Joublan.

En estos casos lo ideal es hacer análisis de laboratorio para tener certeza del hongo específico que está atacando a la planta. Sin embargo, muy pocos productores lo hacen.

Si bien en esta época es muy difícil diferenciar la madera enferma de la que no lo está, los expertos llaman a realizar un monitoreo permanente del huerto, con el fin de detectar problemas de pardeamiento en dardos o presencia de hongo activo en las plantas.

En caso de encontrar material dañado y, por ende, señales claras de que algún hongo de la madera está afectando a la planta, lo mejor será, según los expertos, realizar podas sanitarias.

Gamalier Lemus recomienda a que paralelamente se aplique algún fungicida de amplio espectro -en el caso que no se tenga claro el hongo que ataca- que ayude a detener el avance de los hongos en el resto del huerto y evitar que se dañe el centro frutal de la próxima temporada.

Jean Paul Joublan, en cambio, cree que las aplicaciones de estos productos en el huerto ya se deberían haber realizado y que hoy es tarde “debido a que la planta en estos momentos no tiene flujo. Por lo mismo, no se podrá lograr sistematicidad del fungicida en la planta. Además, el efecto de los fungicidas es de corto plazo, por lo que no duran más de 30 días", explica.

Por lo mismo, recomienda centrarse en establecer una estrategia biológica, que consista en aplicar hongos benéficos que ayuden al control de los patógenos que afectan la madera.

Inicio de desarrollo fungoso en dardo de Chandler. Crédito: Jean Paul Joublan.

Otras consideraciones sanitarias

En esta época es muy importante también que los productores hagan un chequeo de las plantas muertas o moribundas que hay en el huerto, sobre todo si se tiene una alta incidencia de Phytophthora.

"La idea es arrancarlas y dejar el hoyo expuesto para que se ponga la nueva planta, que idealmente debe ser injertada sobre algún patrón clonal disponibles en el mercado, durante agosto", indica Gamalier Lemus.

El asesor dice que en esta época los productores, sobre todo aquellos que tuvieron un alto ataque de arañitas en la temporada, deberían preocuparse de realizar aplicaciones de aceites con acaricidas que sirvan para controlar los últimos estadios de estos agentes o sus huevos que se están estableciendo en la planta.

"Algo similar se debería hacer en el caso de que el huerto haya tenido ataques importantes de escama de san josé", agrega Lemus.

Según Jean Paul Joublan, una opción mejor que la anterior es aumentar la presencia de enemigos naturales de las distintas plagas en el huerto, a través del establecimiento de corredores biológicos.

"Esta es una muy buena alternativa. De hecho, nosotros hemos logrados efectos súper buenos", afirma.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Establecer un huerto de estas características, con 416 o incluso 1000 plantas por hectárea, permitirá tener producciones más precoces y retornos de inversión más rápidos. Sin embargo, para funcionar bien se requiere contar con plantas de calidad y de una variedad adecuada, entre otras cosas.
El Mercurio
Las buenas cifras obtenidas a la fecha en la mayoría de las zonas más tardías hacen suponer que esta temporada podría estar marcada por altas producciones. Sin embargo, ello agudiza el riesgo de que se produzcan problemas asociados a la logística de transporte.
El Mercurio
Alcanzar una relación hoja/fruto equilibrada en otoño y un nivel de luminosidad adecuado en todo el dosel, a través de distintos manejos técnicos como podas, fertilizaciones y aplicaciones de diferentes productos, será clave para alcanzar este propósito en la siguiente temporada.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores