EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Sáb 13/08/2022

6:05
El Mercurio - Campo

Cerdos con fuerte alza de costos

Los productores de porcinos enfrentan un auge de 44% en el costo del maíz importado en el último año. Se espera que los precios al consumidor escalen en la segunda mitad del año.

Lunes, 09 de mayo de 2022 a las 8:30
- Los especialistas dicen que con los actuales niveles de rentabilidad no hay ahorro que aguante muchos meses más.
Crédito: Asprocer
Revista del Campo

Pinche la imagen inferior para leer esta nota en la versión digital de la Revista del Campo.



China estancada

Con cerca de la mitad de la producción mundial de carne porcina, China es el país que mueve la aguja del negocio.

Tras una fuerte recuperación en 2021 de la masa de animales tras el control de la Peste Porcina Africana, lo que significó una baja del precio a nivel local y un frenazo en las importaciones, las empresas de ese país están en una situación económica muy delicada.

Para aumentar el volumen se dejaron madres que usualmente no serían parte del proceso por su baja productividad, por lo que el alza de costos se amplificó. Solo en soya, el alza es de 50% respecto de hace un año. Aunque no hay cifras oficiales, se estima que a partir de marzo un importante número de pequeños productores chinos salieron del mercado. El efecto en los precios debería verse a partir de la segunda mitad de este año.

Eduardo Moraga

Guillermo García vive en Talca, pero su atención está puesta en Ucrania. Como gerente general de Coexca, una empresa procesadora de carne de cerdo, ha vivido de primera mano los efectos de la guerra en ese país.

“Ucrania y Rusia son grandes productores de granos y otros insumos que se usan en la alimentación animal y la guerra ha hecho que suban mucho de precios esos insumos. Como empresa eso es clave para nuestros resultados pues la alimentación equivale a cerca del 80% de nuestros costos de producción”, sostiene García.

Más de la mitad de los granos, oleaginosas y cereales que se destinan a la alimentación de animales en Chile llega del extranjero. Por ser un país pequeño en cuanto a producción, los precios internos de esos insumos se determinan por el costo de importación. A modo de ejemplo, a inicios de mayo un quintal de maíz amarillo argentino tuvo un costo alternativo de importación de $33.167, el mismo volumen costaba $25.022 a inicios de octubre del año pasado.

Con una producción de 589.580 toneladas vara en 2021, la industria de los cerdos es la segunda productora de proteínas animales más grande del país tras los pollos y generó ventas por US$ 1.246 millones el año pasado.

Sin embargo, los cerdos tienen un ciclo que más que duplica el de los pollos, por lo que demora más en ajustar su producción o traspasar los costos a los consumidores. Mientras tanto, toda la cadena de los cerdos sufre por márgenes negativos.

Alza de costos

En un año de alta inflación, el Ministerio de Agricultura sigue con especial preocupación el movimiento de los alimentos.

“A través de Odepa estamos constantemente monitoreando los precios de los alimentos y hemos registrado que las carnes de cerdo no han subido en el último período, lo que constituye una buena alternativa de alimentación. Los cortes de pulpas de cerdo tienen precios levemente inferiores al pollo y además es una carne muy versátil en su preparación. En Chile, tenemos una industria porcina importante, que está abasteciendo el mercado nacional, y nos permite amortizar el alza de precios a nivel mundial de las proteínas en general”, sostiene José Guajardo Reyes, el subsecretario de Agricultura.

La autoridad menciona que mientras el kilo de lomo de cerdo estaba a un promedio de $6.138 en enero, en marzo llegó a $6.468. Mientras tanto, el kilo de pulpa sin hueso estaba a $4.612 en enero y a $4.575 en marzo. Es decir, no hay una trayectoria clara al alza, todavía. Porque los costos han escalado. No solo el precio del maíz y otros alimentos.

“La mano de obra ha subido. Por momentos nos costaba conseguir técnicos debido a que la gente no quería trabajar por temor a la pandemia, la entrega de los 10% y del IFE. A eso hay que sumarle el alza del costo de la energía y del transporte”, afirma Juan Carlos Domínguez, presidente de Chile Carne, gremio que reúne a la industria de las carnes blancas.

Las cuentas no terminan ahí, hay que agregar que importar materia prima como exportar carnes procesadas se ha hecho más caro en el último año debido al alza de los fletes navieros.

Un reciente informe del Rabobank sobre la industria global de los porcinos, liderado por Christine McCracken, sostiene que el aumento de los costos de alimentación y energía presionará los retornos de los productores durante este año.

“Los costos de los productores continúan aumentando en la mayoría de las regiones, liderados por el aumento en la alimentación. Los costos de las harinas de granos y proteínas son más altos luego de una decepcionante cosecha sudamericana y la reciente disrupción en el Mar Negro. Los menores inventarios globales aumentará la volatilidad de los productos básicos, aumentando la importancia de tener cosechas exitosas para el balance del año. Los costos de alimentación varían según las regiones, lo que brinda cierta ventaja a los productores con amplio abastecimiento local en Norteamérica y partes de Sudamérica”, sostiene la investigación.

De hecho el Rabobank espera un débil comportamiento de la industria debido a la alta incertidumbre. Enfermedades como la Peste Porcina Africana en Estados Unidos, la Unión Europea y el Sudeste Asiático golpearían la producción en el segundo semestre de 2022, limitando la disponibilidad mundial. Por ejemplo, el banco estima que la producción porcina de Estados Unidos podría caer 2,8% en 2022.

Se frena producción chilena

Juan Carlos Domínguez recuerda que en el período previo a la pandemia del Covid-19la producción porcina de China había sufrido una importante merma por la aparición de la Peste Porcina Africana. Para los chilenos significó una noticia positiva, pues impulsó los precios y las exportaciones al gigante asiático.

“Las empresas tuvieron tres años de buenos resultados”, sostiene el dirigente, que pone a 2021 como el fin de ese ciclo.

Ese colchón de recursos a la industria porcina nacional ha permitido enfrentar de mejor manera la violenta alza de costos. Eso sí, con los actuales niveles de rentabilidad no hay ahorro que aguante muchos meses.

En el segundo semestre debería verse una tendencia al alza de los precios. El valor local está determinado por los vaivenes del mercado mundial.

El 75% de la producción porcina chilena se exportó en 2021, llegando a mercados de alto valor que privilegian la inocuidad y los menores aranceles que tiene la carne de origen chileno gracias a los tratados de libre comercio. Mientras tanto, el año pasado se importaron 221 mil toneladas vara de carne de cerdo, equivalentes al 60,3% del consumo interno.

Las señales que llegan desde el extranjero es que los precios irán al alza. Los productores de Estados Unidos respondieron con presteza al alza de los costos con una caída de 1,9% en la masa de cerdos. El menor número de animales posibles de faenar mantendrá la oferta contenida durante este año. De hecho, el Rabobank actualizó su proyección inicial de una caída de -0,4% en la producción de EE.UU. para este año a una baja de 2,8%.

En el caso de Brasil, un importante oferente para el mercado chileno, tras el fuerte crecimiento de 8.9% en la producción porcina del año pasado, se proyecta un crecimiento de 1% a 2% para 2022 debido al mayor costo de crianza.

La onda polar que afecta al negocio porcino ya se siente en Chile. La producción acumuló a marzo de este año 90.477 toneladas vara, solo 264 más que en el mismo período de 2021. Mientras tanto, en los primeros tres meses de 2022 se exportaron 86.516 toneladas vara, una caída de 23% respecto del mismo período del año pasado.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Esta patología, que puede mermar el potencial productivo de un huerto en más allá de un 50%, está presente en todo el país, pero suele verse con mayor frecuencia desde La Araucanía al sur, en predios emboscados y con plantas sometidas a distintos tipos de estrés.
El Mercurio
Es clave tomar medidas para evitar que las fuertes heladas de las últimas semanas -y las que se anuncian-, la aparición y ataque de hongos, bacterias y plagas, puedan transformarse en un golpe fatal, especialmente en un entorno donde los altos costos y la logística global tienen muy complicados a los productores y exportadores.
El Mercurio
Conocer la calidad del agua con la que se va a regar y su nivel de concentración de sales, además de manejar adecuadamente los tiempos de ejecución de los riegos y utilizar herramientas tecnológicas para apoyar la gestión, entre otras cosas, son algunos de los requerimientos para realizar un buen lavado y así enfrentar los nocivos efectos de la salinidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores