EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Sáb 13/08/2022

6:27
El Mercurio - Campo

Avellanas europeas avanzan a paso firme

Apoyadas en buenos rendimientos y precios estables, junto a ventajas como la mecanización de la cosecha, el interés por plantar esta especie sigue creciendo y se espera superar las 60 mil hectáreas en la próxima década, donde resalta el ingreso de fondos de inversión y grandes proyectos.

Jueves, 14 de abril de 2022 a las 8:30
Crédito: AgroReyes
Paloma Díaz A.

Pese a estar enfocados en el retail y el área inmobiliaria, hace algunos años los socios del Grupo M –ligado a la familia Rivera Maldonado, con actividades concentradas principalmente en la Región del Maule– decidieron diversificarse y apuntar al rubro agrícola.

Si bien tradicionalmente habían mantenido un área ganadera en campos ubicados en la zona de Pelarco, la apuesta fue buscar frutales atractivos para la zona, y así llegaron a los avellanos europeos, desarrollando un proyecto de plantaciones que hasta ahora suma 500 hectáreas –de las cuales cien serán plantadas este año– y podría seguir creciendo a mediano plazo.

“Dentro del análisis que hicimos, vimos que el área agrícola es una de las que mejor se refugia frente a la incertidumbre, por lo que no hemos pospuesto nada en nuestro programa de inversiones. El avellano europeo es una especie altamente mecanizada, que permite tener grandes extensiones, donde hemos ido plantando del orden de 120 hectáreas al año”, explica Francisco Moreno, director del Grupo M.

La decisión de los empresarios del Maule refleja una de las tendencias más fuertes que se ha dado con los avellanos europeos, con la entrada al negocio de inversionistas de otros rubros y fondos de inversión chilenos e internacionales, a través de plantaciones a mayor escala de lo que se veía hasta hace un par de años.

“Hoy vemos dos tipos de proyectos, los financiados a través de fondos de inversiones, que siguen a paso firme y ya están pidiendo plantas para 2024, y los productores tradicionales que también siguen con plantaciones por encima de las 100 hectáreas, mientras que los agricultores que tradicionalmente plantaban en torno a 50 y 80 hectáreas al año están completamente frenados”, comenta Andrés Reyes, asesor de avellanos y gerente general del vivero AgroReyes, que produce dos millones de plantas anuales y tiene vendido el stock de este y el próximo año.

Uno de los factores que tendría expectantes a los productores que hasta hace poco tiempo eran los más comunes para esta especie es el contexto político y social del país, a la espera de conocer los cambios que implique una eventual nueva Constitución, aun cuando se estima que este año se plantarán alrededor de cuatro mil hectáreas y se mantienen las proyecciones de llegar a una superficie total de 60 mil hectáreas para la próxima década (ver infografía).

“Creemos que la avellana tiene grandes ventajas sobre otros frutales y algunas de ellas son particularmente importantes para los productores cuando deciden entrar. Entre ellas destaca su facilidad de cultivo, la importancia de contar con compradores locales y la creciente demanda”, asegura el gerente general de AgriChile, Camilo Scocco.

Cosecha abundante

Para la temporada actual se espera un aumento de 32% en el volumen de cosecha respecto de la campaña anterior, con lo que se llegaría a un nivel de 43.500 toneladas, según las estimaciones de AgriChile, lo que se explica por la entrada en producción de nuevos huertos y por una recuperación de los rendimientos debido a mejores condiciones climáticas, ya que el año pasado presentaron resultados más bajos que lo previsto.

“En general, este año todos los productores están muy contentos con los rendimientos. El año pasado hubo entre 10% a 12% menos de lo que se esperaba cosechar y ahora, al menos en mi caso, estoy con 35% más de producción en un campo y otro con 28% más en la Región del Maule”, comenta Andrés Reyes.

El mayor volumen compensaría la baja de 16% que se observa en los precios que ofrece AgriChile para esta temporada, en relación con los del año pasado, que están en torno a los US$ 2,41 por kilo para la variedad Barcelona, US$ 3,15 por kilo para la Tonda di Giffoni y US$ 2,71 por kilo para las variedades americanas, como Lewis y Yamhill, entre otras, que han aumentado en plantaciones, especialmente en la zona sur.

“La referencia de precio internacional para las avellanas que se comercializan en Chile tuvo una baja de 16% y eso es exactamente lo que se refleja en los precios pagados en Chile”, afirma Camilo Scocco, y añade que esa disminución se explicaría por una mayor disponibilidad de avellanas a nivel global, ya que Chile solo produce en torno al 4% de la oferta mundial.

De cara a la próxima temporada, uno de los puntos que preocupa a los productores es el alza de precios de insumos como los fertilizantes y el petróleo, que ajustarían los resultados al igual que en otras especies, ya que se estima que los agroquímicos y combustibles representan al menos el 35% de los costos.

“Junto con el alza de costos, también preocupa que habrá una falta de abastecimiento importante y complicada, lo que obliga a programarse con mucha más anticipación, además de saber cómo se va a resolver la discusión sobre la propiedad y administración del agua en la Convención Constituyente”, dice Jorge Uslar, productor y presidente del Comité del Avellano, que ya representaría en torno al 50% de los productores de avellanas europeas del país.


Alta demanda

Días antes del inicio de la cosecha, AgriChile realiza un encuentro anual con los productores para analizar la temporada y dar a conocer sus proyecciones, que este año hizo hincapié en la creciente demanda por avellanas que tiene el grupo italiano Ferrero, que en el último tiempo ha lanzado 25 nuevos productos a nivel global y que ha visto una recuperación en las ventas luego de la pandemia.

A eso se suma que, al igual que otros frutos secos, las avellanas son consideradas un alimento saludable, por lo que la demanda de otros actores internacionales es alta.

“Al parecer, cuando las personas enfrentan situaciones difíciles comen más chocolates y avellanas, porque en los últimos tres años hemos tenido muy buenos resultados y el negocio sigue muy bueno”, asegura Jaime Armengolli, gerente general de Agrícola La Campana, que produce, compra y procesa avellanas europeas para exportar productos como avellanas tostadas, pasta y harina de avellanas, entre otros.

Se trata de uno de los pocos poderes compradores alternativos a AgriChile, que recientemente terminó de ampliar la planta ubicada en Longaví, en la Región del Maule, para llegar a procesar hasta dos mil toneladas anuales, volumen que pretende alcanzar en los próximos tres años.

“Somos una opción clara y concreta para los productores, con compras a un precio fijo y pautas bastante similares a las de AgriChile. Si bien la demanda internacional está firme, no compro un mayor volumen porque nuestro crecimiento tiene que ser sólido”, explica, ya que como exporta avellanas procesadas, mantiene programas de entrega anuales con sus clientes, que van desde abril a marzo de cada año.

En cuanto a la calidad de las avellanas chilenas, Jaime Armengolli asegura que se está comenzando a valorar a nivel internacional, especialmente en la industria chocolatera y de repostería, que también reconoce características como la trazabilidad, inocuidad y contar con certificaciones que reconozcan la sustentabilidad de la producción, además de proveedores que cumplan con los programas que comprometen.

“Ante los problemas logísticos actuales, afortunadamente, como tengo contratos de largo plazo puedo negociar los espacios navieros con bastante anticipación, aunque me ha ocurrido algunas veces que no cargan el contenedor para privilegiar a la fruta fresca, pero han sido retrasos marginales”, comenta.

Buenas perspectivas

Aunque entraron al avellano europeo con expectativas de obtener rendimientos promedio de 2.700 kilos por hectárea, los socios del Grupo M esperan alcanzar los 3.800 kilos en plena producción en sus nuevos huertos, debido al manejo más intensivo que están haciendo de las podas y las plantaciones en mayor densidad de las hectáreas recientes, lo que hace más atractivo el negocio.

De hecho, al igual que otros productores, consideran que todo el conocimiento técnico y agronómico que tiene Chile en la fruticultura y que se ha aplicado también a los avellanos europeos, como una especie nueva en el país, está mostrando resultados promisorios.

“Dentro de las oportunidades que tenemos como país está la innovación y la tecnología aplicada a esta especie, donde podemos ser líderes en cuando a la eficiencia, productividad y trazabilidad, lo que se suma a la incorporación de manejos sustentables y regenerativos, que sumados a la contraestación hacen que esta industria pueda crecer mucho más de lo que imaginamos”, proyecta Francisco Moreno.

En esa línea, apuntando a fortalecer la calidad de las avellanas locales, en AgriChile están por lanzar el primer manual operativo de agricultura regenerativa aplicado a esta especie, lo que se suma a huertos orgánicos que están trabajando como pilotos y a los lineamientos internacionales que exige la empresa dentro de su Estatuto de las Avellanas.

“Estamos llevando estudios con universidades nacionales y extranjeras sobre la eficiencia en el uso del recurso hídrico y seguiremos invirtiendo en eso para llegar a tener lineamientos que nos permitan satisfacer las necesidades del cultivo, sin perjudicar el recurso agua”, añade Camilo Scocco.

En términos comerciales, uno de los desafíos que repiten los productores y asesores es diversificar la comercialización en la medida que Chile tenga una mayor oferta.

“Como parte de la madurez y el desarrollo de esta especie es esperable que se abran nuevos canales comerciales en la medida que haya un mayor volumen… Todos esperan que sea así, pero la mayoría está esperando sentados”, advierte Andrés Reyes



EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Esta patología, que puede mermar el potencial productivo de un huerto en más allá de un 50%, está presente en todo el país, pero suele verse con mayor frecuencia desde La Araucanía al sur, en predios emboscados y con plantas sometidas a distintos tipos de estrés.
El Mercurio
Es clave tomar medidas para evitar que las fuertes heladas de las últimas semanas -y las que se anuncian-, la aparición y ataque de hongos, bacterias y plagas, puedan transformarse en un golpe fatal, especialmente en un entorno donde los altos costos y la logística global tienen muy complicados a los productores y exportadores.
El Mercurio
Conocer la calidad del agua con la que se va a regar y su nivel de concentración de sales, además de manejar adecuadamente los tiempos de ejecución de los riegos y utilizar herramientas tecnológicas para apoyar la gestión, entre otras cosas, son algunos de los requerimientos para realizar un buen lavado y así enfrentar los nocivos efectos de la salinidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores