EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mié 07/12/2022

10:24
El Mercurio - Campo

Paltos: Portainjertos clonales ganan terreno

A pesar del mayor costo de las plantas, esta tecnología se está posicionando como una de las más requeridas por los productores, sobre todo en condiciones de replante. El patrón más usado en Chile es Dusa.

Jueves, 02 de junio de 2022 a las 8:30
- Los viveros tienen una oferta limitada de plantas clonales.
Crédito: Laboratorio Propagación, Facultad de Agronomía, PUCV.
Cuidados a los clonales
Si bien los expertos coinciden en que los portainjertos clonales son superiores a los de semillas, reconocen que tienen algunas características que pueden transformarse en un problema.

La más importante es la que se refiere a su sistema radicular.

Mientras las plantas con patrones de semilla tienen un sistema radicular pivotante que consiste en un eje que nace desde la semilla, la radícula, y que va hacia el fondo del suelo, a los 70-80 cm, formando el anclaje, desde donde nacen las raíces secundarias y terciarias; las con portainjertos clonales tienen raíces adventicias que crecen solo por los costados que fueron intervenidos en el momento en que se hizo la clonación, que normalmente son dos o tres partes.

"De este modo, se forma un sistema de raíces fasciculado, semejante a una red de raíces finas con una mayor relación raíces finas/brote, las cuales si bien son muy eficientes para absorber agua y nutrientes y producir las mejores fitohormonas para la inducción floral y crecimiento del fruto, suelen tener problema de anclaje, ya que en el sistema no hay raíces principales. Así, tienen mayores posibilidades de caerse o tumbarse por carga o acción del viento", explica Francisco González.

En ese sentido, el asesor recomienda utilizar un tutor robusto, de al menos 3-4 pulgadas.

"Una opción, por ejemplo, es usar algo similar a lo que se ocupa en los parrones, es decir, un pino impregnado grueso. Incluso hay quienes usan tutores de hierro", asegura.

Incluir a las variedades polinizantes
Gonzalo Vargas cree que no solo se debe establecer la variedad principal, en este caso Hass, sobre un patrón clonal, sino que también las variedades polinizantes, de modo de mantener un huerto uniforme.

"Si no se hace, tendremos una variedad principal fuerte y robusta y una polinizante que con el tiempo se irá deteriorando", asegura.

Lo bueno, dice, es que los viveros han tomado nota de esta situación y en algunos casos están injertando las variedades polinizantes con patrones clonales o, en el peor de los casos, utilizando portainjertos de semilla tolerantes a salinidad.

Luis Muñoz G.

Los viveros que producen plantas de paltos con portainjertos clonales, se quedan sin oferta. Y la causa es la permanente demanda de los productores, que ven en ellos una fórmula para mejorar volumen y calidad.

"Al usar portainjertos clonales, los productores están apostando a tener una genética mejorada en aspectos relevantes como una mayor adaptación a nuestros suelos arcillosos de baja aireación y un aumento en la producción, debido a que la planta clonal de palto en su conjunto es un material vegetal que tiene un potencial de desarrollo más alto", afirma Francisco González, asesor de la consultora BellotoAgro.

Es que al usar un portainjerto clonal se tendrán plantas más vigorosas y con menor índice de añerismo que las tradicionales, fruta de mejor calibre y huertos más homogéneos, con menores costos de mantención y más productivos.

“Respecto de este último punto, en 2013 un estudio de la PUCV, donde se probaron algunos portainjertos clonales y de semilla, reveló que la producción acumulada luego de los 3 primeros años de un patrón clonal de Dusa era el doble (120 kg/árbol) que la del patrón Zutano de semilla (60 kg/árbol)”, indica Francisco González.

De esta forma, un productor podrá darse el lujo de realizar plantaciones en densidades medias y conseguir resultados similares o incluso mejores que los de un proyecto en alta densidad.

"He visto proyectos en que huertos hechos con patrones clonales, plantados en densidades medias, recuperan el capital invertido en el mismo plazo que los de alta densidad", asegura Francisco González.

Y el interés ya se nota a nivel de viveros.

“Los productores tienen que tener claro que la capacidad de los viveros de producir estas plantas es limitada. De hecho, hoy hay lista de espera, lo que es una clara señal que la demanda es mucho mayor a oferta existente”, dice Gonzalo Vargas, asesor experto en paltos.

Por lo mismo, no es de extrañar que las plantas con patrones clonales puedan costar hasta tres veces más que una con portainjerto de semilla, aunque los expertos coinciden en que vale la pena realizar la inversión.

La oferta disponible

En la actualidad hay cuatro patrones clonales de palto disponibles comercialmente en Chile, siendo Dusa el que, hasta ahora, ha conquistado más superficie.

“Dusa representa alrededor de 95% de las plantas clonales vendidas en Chile. Hay que tomar en cuenta que en los últimos 7 años se han vendido más de un millón de plantas con este patrón”, sostuvo Consuelo Fernández, supervisora del área de investigación y desarrollo y de negocios internacionales del vivero Brokaw Nursery, durante el ciclo de charlas “Camino a la sustentabilidad”, organizado por el Comité de Paltas.

De hecho, en la actualidad es el más recomendado por los asesores, debido a que además de ser tolerante a Phytophthora cinnamomi y sufrir menos añerismo, es capaz de lograr rendimientos productivos altos y más homogéneos.

"Si con un patrón de semilla producíamos en el mejor de los casos entre 15 y 20 ton/ha, con Dusa podemos llegar a 25-30 ton/ha", asegura Gonzalo Vargas.

Este patrón, que tiene asociado el pago de un royalty hasta 2023, es especialmente útil para hacer replantes de palto sobre palto y plantaciones en suelos vírgenes.

Quizás una de sus principales falencias es su tolerancia a la salinidad, la cual es inferior a la de otros portainjertos.

"Ese es un problema, sobre todo si consideramos que la salinidad en las zonas productivas del país llegó para quedarse", indica Gonzalo Vargas.

De todas maneras, Francisco González señala que en condiciones de concentración de cloruros, Dusa pareciera tener más tolerancia a la salinidad que patrones como Zutano o Mexícola.

"Este año me tocó ver un huerto de paltos sobre portainjerto Dusa en esa condición, que cuajó de forma similar a Zutano, pero que tiene mucho menos follaje quemado", señala.

Otro de los patrones clonales que se está usando en la actualidad es Toro Canyon, que según algunos asesores es vigoroso y similar a Dusa, pero presenta algunos problemas en su propagación.

En ese grupo también se encuentra Borchard, que destaca por ser resistente a condiciones de carbonatos y tener posiblemente tolerancia a sales.

“Aunque posiblemente es un poco más sensible a Phytophthora", agrega Francisco González.

Duke 7, en tanto, destaca por ser un patrón vigoroso, tener tolerancia a Phytophthora cinnamomi y producir precozmente fruta de buen calibre. Sin embargo, su uso no se recomienda para suelos con problemas de salinidad.

Los que vienen

El alto interés de los productores por los patrones clonales lleva que los expertos proyecten que el catálogo de opciones seguirá creciendo.

De hecho, desde Brokaw Nursery comentan que en los próximos años deberían encontrarse disponibles comercialmente varias opciones que figuran bajo su representación en Chile.

Según Consuelo Fernández, los más próximos en estar disponibles (entre uno y dos años más) son: Steddom, Uzi y Zentmyer, tres portainjertos de propiedad de la Universidad de California, cuya licencia internacional pertenece a Westfalia Fruit.

"Estos tres patrones se encuentran en Chile y ya salieron de cuarentena en 2020. Son patrones que se han vendido algo en California y sabemos más o menos cómo se comportan. Además, ya están protegidos con la ley de derechos de obtentores del país", sostiene.

Steddom, por ejemplo, destaca por su alta tolerancia a Phytophthora cinnamomi y una resistencia moderada a sales.

"Este patrón cuando ha sido comparado con Dusa ha mostrado mejores rendimientos, aunque no en todos los lugares. Por ello, en estos momentos estamos tratando de ver cuáles son esos lugares", dice Consuelo Fernández.

Por su parte, Uzi cuenta con plantas muy vigorosas y una alta tolerancia a Phytophthora cinnamomi.

"Además, en dos de nuestros ensayos en la zona de Santa Bárbara, en California, ha demostrado tener bastante buenos rendimientos en cuanto a productividad, aunque se ha reportado que es sensible a sales (cloruros)", asegura Fernández.

El patrón Zentmyer, en tanto, destaca por ser altamente tolerante a Phytophthora cinnamomi, aunque muy susceptible a sales.

"En California no ha mostrado buenos resultados, ya que el problema de sales está presente en casi toda la zona de plantación de paltos. Sin embargo, he escuchado que en zonas de Sudáfrica, donde las sales no son un problema, se está comportando bastante bien", explica Fernández.

En ese contexto, la experta dice que, aunque aún hay que ver cómo resultan las pruebas a nivel comercial, no lo recomendaría mucho para Chile.

De todas maneras, dice que bajo condiciones de Phytophthora cinnamomi es uno de los patrones con mejores rendimientos.

La representante del vivero comenta que la información que existe de estos patrones es bastante reducida y solo corresponde a observaciones preliminares en los campos de Brokaw Nursery en California. Por lo mismo, dice que antes de recomendarlos “hay que probar cómo funcionan en Chile”.

Según Consuelo Fernández, hay otro grupo de patrones que podría estar disponible en Chile en el mediano plazo (alrededor de 5 años), donde destacan Leola y Zerala; y los israelitas Miriam, Beb´Yaacov1 y Tami, que ya se comercializan en Estados Unidos.

Así, por ejemplo, Leola, que pertenece a Westfalia Fruit y que en Chile es manejado por Brokaw Nursery, destaca por su resistencia a Phytophthora cinnamomi, aunque Consuelo Fernández asegura que en California y Sudáfrica ha mostrado resultados de rendimiento productivo similares a Dusa y Toro Canyon.

"Por lo mismo, le estamos poniendo mucha atención", indica.

Zerala, por su parte, es un patrón sudafricano de Westfalia Fruit, que destaca por generar plantas de gran vigor, buenos rendimientos y resistencia a Phytophthora cinnamomi.

"Además, fue probado en ensayos de salinidad conducidos por la Universidad de California en Riverside, donde destacó por ser el que mejor resultados obtuvo entre más de 10 patrones con Hass como variedad", señala Consuelo Fernández.

Respecto de Miriam, Tami y Ben Ya´Acov1, Consuelo Fernández comenta que estos recién están siendo probados en California, aunque destaca que fueron seleccionados por su buen comportamiento ante sales y tolerancia a Phytophthora cinnamomi.

"Nuestra misión dentro de los próximos años es ver si alguno de estos tres es una buena alternativa para desarrollarse bien, por ejemplo, bajo condiciones de carbonatos", indica.

Francisco González, por su parte, destaca que en la actualidad hay un portainjerto clonal de raza antillana llamado Day que cuenta con una interesante tolerancia a sales.

"Ojalá que el próximo año ya podamos comenzar a probarlo", dice.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Utilizar instrumentos que ayuden a bajar los efectos del estrés térmico y otras consecuencias de las altas temperaturas en las plantas, como los bloqueadores solares, el mulch, las coberturas vegetales y herramientas microbiológicas, es fundamental para asegurar producciones altas y fruta de buena calidad.
El Mercurio
Es clave tomar medidas para evitar que las fuertes heladas de las últimas semanas -y las que se anuncian-, la aparición y ataque de hongos, bacterias y plagas, puedan transformarse en un golpe fatal, especialmente en un entorno donde los altos costos y la logística global tienen muy complicados a los productores y exportadores.
El Mercurio
Conocer la calidad del agua con la que se va a regar y su nivel de concentración de sales, además de manejar adecuadamente los tiempos de ejecución de los riegos y utilizar herramientas tecnológicas para apoyar la gestión, entre otras cosas, son algunos de los requerimientos para realizar un buen lavado y así enfrentar los nocivos efectos de la salinidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores