EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Vie 28/01/2022

17:10
El Mercurio - Campo

Nuevas variedades diversifican los frutos secos

Enfocadas en extender las fechas de cosecha, facilitar la mecanización y ampliar las opciones para los productores, además de obtener una alta productividad, avanzan y se consolidan en Chile nuevas alternativas de avellanos europeos, almendros y pistachos.

Jueves, 02 de diciembre de 2021 a las 8:30
- Las nuevas variedades de almendros son de floración tardía, autofértiles y se plantan en alta densidad, lo que permite mecanizar todo el manejo y llegar a nuevas zonas productivas.
Crédito: Agromillora
Revista del Campo

Pinche la imagen inferior para leer esta nota en la versión digital de la Revista del Campo.



Paloma Díaz

Si en 2011 la superficie de nogales, avellanos europeos, almendros, pecanas y pistachos sumaba alrededor de 28.300 hectáreas en Chile, los últimos catastros del Ministerio de Agricultura muestran que han experimentado un fuerte salto en la última década, acercándose a 78 mil hectáreas en total, con un alza de 174% en diez años.

El impulso ha sido dado en gran medida por el desarrollo de la industria exportadora de nueces y luego de avellanas, tras la llegada de AgriChile, del grupo italiano Ferrero, y por el interés de los productores por plantar especies frutales que se puedan mecanizar y tengan una baja demanda de mano de obra.

Las expectativas de los viveristas y agricultores son que en los próximos años las diferentes especies seguirán creciendo en superficie, por lo que se han enfocado en buscar nuevas alternativas que permitan extender las fechas de cosecha y diversificar la producción.

Avellanos americanos

Con la idea de ampliar la zona productiva del avellano europeo, hace más de una década el Vivero Nefuen, perteneciente a la empresa Grupo Hijuelas, comenzó a representar a las variedades del programa de la Universidad Estatal de Oregon, que hoy complementan la oferta de las variedades tradicionales con las que despegó esta especie en Chile, Tonda di Giffoni y Barcelona.

Una de las primeras variedades americanas plantadas es Yamhill, que ya lleva 11 años en el país y que se empieza a consolidar debido a su buena productividad y adaptación en diferentes regiones, ya que está plantada entre Talca y Osorno.

"En las zonas del norte se complementa bien con variedades tipo Giffoni, ya que se cosecha antes y se ayudan en la polinización... Cuando la industria empieza a madurar, los productores buscan ampliar el período de cosecha y ahí es cuando cobran fuerza estas variedades, por la fecha de la cosecha y la productividad", asegura el gerente y director de Viveros Nefuen, Jorge Mohr.

Los nuevos avellanos permiten ampliar el período de cosecha.
Crédito: Viveros Nefuen

A ella se suman otras opciones, como Doris y MacDonald, del mismo programa, que también resaltan por su potencial productivo, medido en kilos de pepa por hectárea.

"Doris es una variedad que se ha dado mejor en Chile en algunos parámetros que en Estados Unidos. Tiene un bajo vigor, por lo que se puede trabajar con mil plantas por hectárea y, si bien aún no tenemos huertos que estén en plena producción, sabemos que llegará sin problemas a cuatro toneladas por hectárea", asegura Jorge Mohr y añade que tiene un rendimiento de 47% de fruta versus cáscara, y que se cosecha 14 días antes que Barcelona.

Los avellanos de la variedad MacDonald se comercializan en Chile por su código, OSU880027, y los ya plantados tienen entre dos a tres años de antigüedad, mientras que en Estados Unidos están entrando en producción, con resultados que han sorprendido por su rendimiento de fruta versus cáscara, de 52%.

"En el programa americano casi todas las variedades se polinizan y complementan, lo que es muy bueno porque el productor ya no pierde ese 8% a 10% de fruta de polinizantes, sino que todo comercial", dice.

Almendros tardíos

Tradicionalmente, los almendros son uno de los primeros frutales que florece, por lo que el riesgo de heladas ha sido una limitante para extenderse en Chile, aun cuando su potencial comercial es atractivo.

Buscando nuevas alternativas, hace 11 años viveros Agromillora ingresó seis variedades de origen europeo -Guara, Soleta, Avijor, Isabelona, Vialfás y Penta-, que son autofértiles y más tardías, lo que permite explorar nuevas zonas productivas, llegando hoy hasta Angol.

"Hay zonas vastas para almendros entre el sur del Maule y el norte de La Araucanía... La variedad más temprana debe ser dos a tres semanas más tardía que Nonpareil en la floración, con cosechas que se concentran entre fines de febrero y la primera quincena de marzo", explica el jefe de la zona sur de Agromillora, Antonio Fuentes.

También destaca el atractivo de Penta, una variedad extratardía y pensada para la zona sur, de la cual aún no están haciendo ventas para probar su desempeño, mientras que en las otras ya existen huertos de entre cinco a 15 hectáreas.

Otra de las ventajas de estos almendros es que se plantan en alta densidad, sumado al uso de un portainjerto enanizante, lo que facilita la mecanización de todas las labores y adelanta la entrada en producción.

"Si consideras un precio promedio de US$ 5 por kilo de almendras, con las cosechas acumuladas del tercer, cuarto y quinto año, en ese quinto año se debería pagar el costo por hectárea de la plantación, que varía entre US$ 14 mil a US$ 16 mil", precisa Antonio Fuentes.

Avances en pistachos

Existe más de un vivero que está en el proceso de internar nuevas variedades de pistachos a Chile, con la idea de probar el comportamiento de este fruto seco que hoy se produce principalmente en California e Irán, y que tiene una demanda internacional al alza.

Los pistachos se están probando como nueva alternativa.
Crédito: Biofabrica

En los años ochenta se hicieron ensayos en el Inia con algunas variedades tradicionales, que no consiguieron buenos resultados debido a su alta demanda de horas frío y grados día, y a la demora para entrar en producción, lo que se quiere mejorar con nuevos portainjertos.

"Producimos los portainjertos UCB1 y Platinum, que al ser más vigorosos adelantan al menos un año la entrada en producción, con lo que empieza a producir al cuarto año y al séptimo u octavo año ya tienes un volumen comercial... Es un árbol de lento crecimiento y cualquier mal manejo inicial puede limitarlo", señala José Luis Galleguillos, gerente de I+D de Biofábrica.

También adelanta que las variedades que estarían en proceso de ingreso a Chile son las más plantadas hoy en California, Golden Hills y Lost Hills, que son menos demandantes de horas frío y de calor, por lo que eventualmente se podrían plantar entre Los Andes y Linares.

"Hay variedades abiertas que ya están en Chile, como Sirora y Retalepo, con buenos rendimientos, y la más tradicional, Kerman, que ha andado bastante bien con los nuevos portainjertos", explica, y detalla que la cosecha se realiza a comienzos de marzo y se puede mecanizar.

Uno de los temas pendientes por definir para los pistachos, que hasta ahora suman una superficie de apenas 146 hectáreas en el país, es definir cuáles son los polinizantes adecuados, para optimizar la productividad de los huertos, que es menor a la que se alcanza en Estados Unidos.

"Durante el último año ha aumentado el interés de inversionistas que ya participan en el negocio de las nueces y quieren probar con huertos experimentales de pistachos. Tenemos uno en Melipilla y otro en Linares, con cinco y dos hectáreas cada uno, y buscan diversificarse porque es un fruto seco atractivo sobre todo para cuando bajan los precios de las nueces", comenta José Luis Galleguillos.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
En momentos de altas temperaturas es vital que los productores aumenten su atención sobre medidas como regar de manera adecuada, entregar una nutrición balanceada, proteger a las plantas del golpe de sol y evitar la presencia de plagas y enfermedades, entre otras cosas. Solo así se podrán alcanzar los objetivos productivos planteados.
El Mercurio
Los residuos agrícolas, forestales y ganaderos se pueden convertir, a través de la transformación y descomposición termoquímica, en abonos que ayudan a mejorar el suelo, agregando valor y dando una segunda vida a estos residuos.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores