EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Lun 25/10/2021

10:08
El Mercurio - Campo

Alta demanda, pero dudas en producción

La pandemia de covid-19 aumentó el consumo de arándanos, frutillas, frambuesas y moras frescos y congelados en el mundo. Sin embargo, en la nueva temporada exportadora se necesitará solucionar problemas como la falta de trabajadores para la cosecha, el combate de la plaga Drosophila suzukii y la lentitud en la logística naviera.

Miércoles, 13 de octubre de 2021 a las 8:30
- Los especialistas advierten que las empresas exportadoras de arándanos serias saben que no hay espacio para vender fruta de mala calidad.
Crédito: Fabián Rivas - El Mercurio
Revista del Campo

También puede leer esta nota en la versión digital de la Revista del Campo. Para ello, solo necesita pinchar la imagen de la portada.



Eduardo Moraga

Jaime Roessler tiene claro el diagnóstico. En vez de ser una traba, la pandemia del coronavirus ha empujado el consumo de berries.

"Las personas están más atentas a la salud. Productos como las frambuesas, frutillas, moras y arándanos tienen una alta demanda. Los mercados están muy activos, sobre todo en los congelados y los stocks mundiales de berries congelados están más bajos que lo usual, lo que ha impulsado los precios", sostiene Roessler, gerente general de Frutícola Olmué, una de las mayores elaboradoras de congelados del país.

El ejecutivo agrega que la preocupación por reducir las pérdidas de alimentos también ha impulsado el consumo de congelados.

Considerados como superalimentos, por su alta concentración de vitaminas y antioxidantes, desde el año pasado los berries han ganado un atractivo extra para los consumidores de todo el mundo.

Es cosa de ver las cifras. En los primeros seis meses de 2021, según Chilealimentos, se exportaron US$ 252,2 millones en berries congelados, 19% más que en el mismo periodo de 2020. Aun más interesante es que la mayor parte de ese aumento corrió por parte del alza de los precios, pues el volumen solo subió 6%, alcanzando las 92.484 toneladas.

En momentos que se despachan los últimos remanentes de congelados chilenos, las empresas procesadoras planifican la nueva temporada y ven con optimismo que el consumo de berries sigue firme.

En el caso de los berries frescos, también hay una mirada positiva respecto a la demanda.

"Las cadenas de Estados Unidos no quieren quedarse una semana sin tener presente los arándanos en sus góndolas. En este momento se está vendiendo la oferta de Perú y hay una buena venta", sostiene Carlos Abujatum, socio director de Nice Blue.

La rápida venta de los arándanos peruanos genera una menor presión para la partida de la oferta chilena de arándanos.

La aprobación de las autoridades de Estados Unidos del ingreso sin fumigación con bromuro de metilo, para arándanos de las regiones de Ñuble y Biobío, permitió exportar cerca de tres mil toneladas de producto fresco orgánico a ese mercado en la temporada pasada. Este año, con mayor conocimiento del procedimiento, se espera que aumenten las exportaciones de ese tipo de fruta, de mayor valor que la convencional.

Sin embargo, no todo son proyecciones alegres. La falta de trabajadores impidió cosechar al ritmo óptimo, por lo que se perdió calidad y volumen.

El aumento de costos en los envases de cartón y la incertidumbre que crea la lentitud de la logística naviera, sumado al avance de la plaga Drosophila suzukii, añaden tareas para agricultores y exportadores en la nueva temporada de los berries .

Mercado al alza

La semana pasada Sebastián Carmona aterrizó en Madrid, España, para reunirse con clientes europeos en la feria Fruit Attraction. Antes pasó por Rotterdam, en Holanda, para visitar la oficina regional de Carsol, la empresa de la que es gerente general para EE.UU. y Asia. Son los últimos ajustes antes de que parta la temporada de exportaciones de arándanos frescos, la especialidad de la empresa.

En todo caso, pese a su travesía por el Viejo Continente, por estos días los ojos de Sebastián Carmona están puestos en lo que sucede en Estados Unidos, el principal importador de arándanos del mundo.

"La producción de arándanos de EE.UU. fue más corta por la ola de calor. Además, la demanda ha sido buena y Perú está en el peak de envíos con 14 mil toneladas semanales, cerca de tres semanas antes de lo proyectado", sostiene Carmona.

La disminución de la oferta estadounidense hizo que los precios se mantuvieran firmes. Buena parte de la oferta de Perú ha gozado del alza, aunque en los últimos días los comercializadores de ese país han dirigido los precios a la baja para dar cuenta del mayor volumen semanal y de una baja en la calidad, especialmente en la variable de firmeza, de los arándanos peruanos.

Según las proyecciones, esta temporada Perú debería sumar exportaciones de arándanos por 200 mil toneladas. A pesar del alto volumen, que representa casi 45 mil toneladas más que en la anterior, la rápida venta de fines de septiembre y comienzos de octubre ayudará a quitarle presión al mercado cuando se asoma Chile.

La oferta chilena para 2021-2022, en todo caso, sería similar a la recién pasada. El Comité de Arándanos estima que el país exportará 117 mil toneladas en esta temporada.

El crecimiento de Perú le ha puesto presión a la oferta temprana de Chile y el auge de las exportaciones de México se mete en el cierre de la temporada. Ya no hay espacio para huertos de baja producción o que generen arándanos que no llegan con alta calidad a los mercados de destino.

Esa nueva realidad explica la diferencia en los resultados que generó la lluvia de fines de enero. Los arándanos que enfrentaron el diluvio presentaron serios problemas de poscosecha.

"Los primeros dos tercios de la última temporada fueron bastante buenos. El último tercio fue más negativo pues salió fruta de Chile que no llegó bien", sostiene Andrés Armstrong, presidente del Comité de Arándanos.

Con la posibilidad de ser abastecido por diferentes países todo el año, mercados como Estados Unidos o Europa ya no están dispuestos a recibir cualquier tipo de arándanos, a diferencia de una década atrás.

"Las empresas exportadoras de arándanos serias saben que no hay espacio para vender frutas de mala calidad", sostiene Sebastián Carmona.

En todo caso, que haya una oferta más estable durante el año también tiene un aspecto positivo. El mercado internacional ahora es capaz de mover más volumen semanal pues los consumidores se han acostumbrado a repetir las compras durante todo el año.

Frutillas celebran

Si bien los arándanos se llevan casi todas las luces, debido a sus cerca de 20 mil hectáreas plantadas, los otros berries también generan interés entre los agricultores.

El caso más llamativo es el de las frutillas, que de las 1.500 hectáreas que abarcan al año, subirían a cerca de 2.000 en la nueva temporada. De hecho, los viveros están trabajando a tope para responder a la demanda de los agricultores.

La explicación es que este cultivo acumula tres temporadas de altos retornos y todo indica que se viene otra buena campaña.

A diferencia de los otros berries, las frutillas tienen una demanda interna importante. Los últimos datos locales son llamativos. Usualmente las últimas producciones de invierno, las más caras del ciclo agrícola, rondan los $17.000 la caja de primera calidad. Este año se llegaron a pagar $26.000.

"Se ha visto interés por plantar hasta en Osorno. Aunque se comenta de ingresos muy altos, algo exagerados en mi opinión, la verdad es que este es un rubro que exige mucho trabajo y conocimiento para ser exitoso", sostiene Michael Cerda, socio de la plataforma web fragaria.com.

Cerda explica que la temporada pasada de congelados estuvo marcada por precios altos, cayendo solo por la lluvia, pasando de $900 el kilo a bajo los $800 al productor. Para la nueva temporada cree que hay espacio para que los agricultores partan con un piso de $800 el kilo.

El ejecutivo de fragaria.com explica que a pesar de que el hemisferio norte ha tenido una buena producción de frutillas este año, la demanda por congelados ha sido tal que los stocks siguen ajustados, lo que debería sostener los precios ofrecidos a los agricultores por las elaboradoras de congelados en los próximos meses.

El alza del dólar les da más holgura a las exportadoras a la hora de negociar con los agricultores.

En tanto, en el caso de las frambuesas, la demanda es más fuerte que la oferta. De hecho, se estima que en el último año los precios internacionales han subido cerca de 30%.

Los principales productores, como Serbia o Polonia, se han visto afectados por el cierre de las fronteras que trajo la pandemia, lo que ha debilitado el movimiento de trabajadores y la capacidad de cosechar.

En el caso de Chile, el cultivo está en manos de pequeños productores, que solucionan parte de sus requerimientos con el trabajo de su propia familia. Sin embargo, la genética antigua que predomina limita sus volúmenes de cosecha.

De hecho, en su momento de mayor relevancia, Chile llegó a producir cerca de 60 mil toneladas anuales, mientras que hoy ronda las 20 mil toneladas.

La más pequeña de los berries, la mora, también vive un buen momento comercial, con precios que son casi un tercio superiores a lo tradicional. Con solo 1.207 hectáreas, la fruta tiene como foco principal la venta como congelado.

Aunque la demanda debería ser estable en la temporada 2021-2022, la principal preocupación será evitar el golpe productivo que genera la Drosophila suzukii.

Los desafíos que vienen

Aunque puede llegar a medir cuatro milímetros cuando es adulta, la Drosophila suzukii es un problema de gran magnitud para la producción de berries. El año pasado se presentó por primera vez en una magnitud importante.

Los berries son una víctima ideal para la pequeña mosca por tener una piel delgada, lo que posibilita que deje sus huevos en el fruto.

Tanto el Servicio Agrícola y Ganadero, así como Chilealimentos y la Asociación de Exportadores han realizado numerosas actividades para frenar la plaga.

Que los agricultores lleven adelante las medidas recomendadas, algunas tan simples como la limpieza de los predios para evitar generar hospederos de esas moscas, serán vitales en la nueva temporada.

Otro desafío que se asoma en el horizonte de los berries en la nueva temporada es la falta de trabajadores. Los berries son más intensivos en el uso de mano de obra dentro del agro, por lo que reciben más fuerte el golpe.

"En algunas zonas, queda la mitad de trabajadores haitianos que la temporada pasada. Es una situación muy compleja, pues los chilenos no se interesan en trabajar en el campo. Creo que es la situación más crítica para esta temporada es el caso de las frutillas", sostiene Michael Cerda.

De hecho, según las proyecciones del Comité de Arándanos, en la temporada 2021-2022 se dejarán de recolectar 13.300 toneladas principalmente por efecto de la escasez de trabajadores.

En todo caso, con el tema laboral no se detienen las preocupaciones en el rubro de los berries. La logística se transformó en un dolor de cabeza el año pasado, con largas esperas para embarcar y bajar en los puertos de destino.

La situación llegó a tal punto que algunas empresas aseguradoras ya no están cubriendo la eventualidad de retrasos en el desembarque en Los Angeles, California, el principal punto de entrada en la costa oeste de Estados Unidos.

En tanto, para sortear la falta de containers, la industria de los arándanos estudia recurrir a los buques cámara en la nueva temporada.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
“Realizar un adecuado manejo a nivel sanitario, de nutrición y de riego, entre otras cosas, resulta fundamental para avanzar hacia el objetivo principal de la temporada, que no es otro que obtener más y mejor fruta”.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.
El Mercurio
Las altas temperaturas registradas en las últimas semanas pueden terminar afectando la acumulación de frío de las plantas y poner en riesgo los objetivos productivos del proyecto, por lo que es vital que los productores se mantengan atentos a lo que pueda pasar en materia climática en los próximos meses.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores