EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Vie 30/07/2021

12:29
El Mercurio - Campo

Sequía golpea a California

El corazón frutícola y hortalicero de EE.UU. enfrenta un segundo año de bajas precipitaciones. El impacto en Chile se nota en el mayor requerimiento por multiplicación de semillas y en el alza de la demanda por nueces.

Martes, 15 de junio de 2021 a las 8:30
- Embalse en el condado de Marin. Según la US Drought Monitor, el 16% de California ya tiene el nivel más intenso de sequía posible.
Crédito: El Mercurio
Revista del Campo

También puede leer esta nota en la versión digital de la Revista del Campo. Para ello, solo necesita pinchar la imagen de la portada.



Eduardo Moraga

Sergio Gajardo es uno de los grandes productores de semillas de hortalizas del país. Los resultados de Antufen, su empresa, dependen de la cantidad de material que las empresas de semillas de Europa y Estados Unidos le manden a multiplicar cada año.

Por estos días, Gajardo tiene claro que algo importante pasa en California, el corazón hortalicero de Estados Unidos.

“Tenemos un 50% de aumento en los contratos de empresas semilleras de California respecto del año pasado”, explica Gajardo.

Waldo Moraga tiene algunas pistas de lo que pasa. Es socio de ECO2Mix, una empresa que presta servicios de tratamiento de aguas de riego en California.

“En algunas zonas del Central Valley los agricultores han decidido este año tener menos superficie de tomates industriales por la falta de agua”, sostiene Moraga.

Nuevamente el fantasma de la sequía se asoma en California. Tras un año seco como 2020, todo apunta a una nueva temporada con poca agua. Las reservas de nieve de la Sierra Nevada, que alimenta a casi todo el agro de California, llegaron a solo 59% del nivel histórico.

“Vamos a tener un segundo año seco, los índices de sequedad están casi dos meses adelantados y vamos a tener una primavera corta y un verano largo. En Napa hay preocupación porque parte la temporada de vientos y el año pasado hubo varios incendios”, señala Rodrigo Soto, enólogo de Quintessa.

Para los agricultores chilenos, lo que pasa en California es clave. Funcionan como espejos en la mayoría de los rubros, desde vinos hasta semillas, pasando por frutos de nuez y la uva de mesa. Un crecimiento o baja en la producción gringa tiene un impacto en el bolsillo de los chilenos.

Norte más seco

“En el norte de California los embalses están con niveles muy bajos de agua. En esa región se producen nueces, así como arroz y tomate para la agroindustria. La distribución de agua en algunos canales ha bajado al 10%, incluso menos. Por ejemplo, los productores de arroz normalmente drenan agua para fertilizar, este año muchos no lo van a hacer, pues no saben si van a poder reponerla”, sostiene Guillermo Valenzuela, vicepresidente de Ventas y Márketing de WiseConn, una empresa de gestión de riego chilena con un fuerte creciente en ese estado.

Valenzuela, que está afincado en California desde 2015, explica que los deshielos primaverales han tenido un impacto menor al esperado. Señala que la sequía ha hecho que los suelos estén muy secos, por lo que han absorbido más de lo usual, recortando el agua que efectivamente llega a los agricultores.

Eso sí, hay diferencias importantes según la ubicación. El norte de California sería la zona más afectada, pues los agricultores no cuentan con pozos. Más al sur, en el Central Valley, donde se produce la mayoría de las frutas y verduras que alimentan a Estados Unidos, la sequía de 2014 obligó a que muchos agricultores hicieran pozos. En esta temporada pueden operar como un respaldo de emergencia frente a la baja de abastecimiento por los canales.

Eso sí, que haya una mayor seguridad de riego en el Central Valley no implica que los agricultores de esa zona salgan indemnes. El principal problema será el alza de costos.

“Bombear de un pozo es mucho más caro. Además, ahora las exigencias son mucho mayores respecto del uso de aguas subterráneas que lo que ha sucedido en la anterior sequía, lo que puede terminar golpeándolos también en la siguiente temporada si persiste la sequía”, dice Valenzuela.

La gran cantidad de pozos perforados en esa zona desató una preocupación por la desaparición de los acuíferos subterráneos de California. La respuesta del estado fue lanzar El Acta de Manejo Sustentable de Aguas Subterráneas, conocida por su sigla SGMA en inglés, que establece límites a la extracción de agua en un pozo y la obligación del productor de informar su nivel de uso.

Para organizar el trabajo se fomentó el desarrollo de comunidades de aguas subterráneas. En palabras simples, ahora los agricultores del Central Valley no son libres de sacar todo el agua que quieran de los pozos, tal como sucedía hasta hace un lustro.

Valenzuela explica que hay un incremento notable en la demanda por tecnologías que ahorren agua. Hay que tener en cuenta que buena parte de los riegos en California todavía se hacen por tendido.

”Hay harta preocupación e inversiones para adelantarse a la sequía. Sin embargo, algunos proyectos de riego no se han podido terminar porque hay una escasez de tubos de PVC y de materiales de construcción. Quedan las zanjas abiertas”, explica Guillermo Valenzuela.

Efecto para Chile

Dependiendo de la ubicación geográfica de los rubros dentro de California, el efecto de la sequía debería variar.

“En el caso de la uva de mesa, que está en el Central Valley, no se ve un mayor efecto de la falta de agua para esta temporada. Deberían salir las mismas 100 millones de cajas que saca California todos los años”, sostiene Felipe Kanacri, gerente general de AM Fresh Norteamérica, empresa comercializadora de fruta.

Más al norte, la situación es diferente. La producción de arroz y tomate industrial debería caer. Una tendencia similar se prevé para las nueces, que el año pasado llegaron a las 703 mil toneladas, pero que deberían bajar 5% según las primeras proyecciones. En todo caso, se asume que a medida que pasen los meses la industria nopalera californiana comenzaría a sincerar su real caída productiva.

“Hay zonas como Chico, en que la situación es desastrosa. El dato real sobre California lo vamos a tener en noviembre con el primer informe de embarques de la industria de las nueces de ese estado”, sostiene Raimundo Valderrama, presidente de Chilenut.

Lo que sí ya está claro es que el interés de los comercializadores internacionales por cerrar negocios ha sido más temprano que en temporadas pasadas. Se estima que a fines de mayo el 80% de las nueces chilenas ya estaba vendido.

Según varios productores de nueces consultados, el precio en esta temporada se ha movido entre US$ 2,1 a US$ 2,4 el kilo para las nueces de calidad promedio, un alza importante respecto de los US$ 1,9 a US$ 2,1 que recibieron los agricultores el año pasado.

La demanda por multiplicación de semillas también se ha visto beneficiada, especialmente en el rubro de las cucurbitáceas, que incluye desde sandías y melones, hasta pepinos y pimentones.

“Cuando las empresas semilleras de California se dan cuenta de que su producción es baja, vienen más a contratar a Chile servicios de multiplicación”, remata Sergio Gajardo.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
La decisión se debe tomar a partir de la zona geográfica en la que está inserto el proyecto, la genética que se pretende usar y los objetivos productivos y comerciales del productor.
El Mercurio
Las altas temperaturas registradas en las últimas semanas pueden terminar afectando la acumulación de frío de las plantas y poner en riesgo los objetivos productivos del proyecto, por lo que es vital que los productores se mantengan atentos a lo que pueda pasar en materia climática en los próximos meses.
El Mercurio
Para lograr este objetivo es clave que se escoja el momento apropiado para realizar las aplicaciones y se utilicen la técnica y tecnología adecuadas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores