EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mar 27/07/2021

13:53
El Mercurio - Campo

Calcio y azufre, también en el fertirriego

Estos nutrientes no solo ayudan a regular el pH del suelo, sino que además apoyan en el proceso de formación y cuaja del fruto. En cerezas, es clave para evitar desórdenes fisiológicos. Su aplicación, incluso, puede ser a través de fertirriego.

Miércoles, 23 de junio de 2021 a las 8:30
- En cerezos, el calcio y el azufre ayudan a evitar desordenes fisiológicos en la fruta y en los árboles.
Crédito: El Mercurio
Calicata, herramienta fundamental

Para aplicar los nutrientes en el área de influencia de las raíces del cultivo, es clave identificar en qué sectores hay y no hay raíces.

Para ello, dicen los expertos, lo mejor es realizar calicatas previas a la aplicación de los nutrientes. Esto se logra realizando una excavación de entre 1,0 a 2,0 m de profundidad, tallando peldaños de fácil ingreso para explorar la franja. Tal proceso puede realizarse tanto en forma manual como con maquinaria.

“Se debe apuntar siempre a obtener paredes de corte vertical limpio, sin mezclar los distintos horizontes del suelo. Si existen cultivos es preferible que la calicata se haga en forma transversal a una hilera, abarcando la zona de raíces en todo su ancho”, dice Rodrigo Márquez Antivilo, ingeniero agrónomo e investigador en recursos hídricos y extensionista en riego del INIA Intihuasi.

El especialista recomienda que las calicatas se excaven, como máximo, 24 horas antes de la prospección, ya que las condiciones de suelo cambiarán rápidamente al exponerse a las condiciones ambientales y al sol.

“El número de calicatas y su localización debe basarse en la variabilidad del huerto, siendo una buena estimación inicial el aspecto visual de las plantas, la sectorización del riego, imágenes aéreas o satelitales, mapas de suelos regionales o, idealmente, un estudio agrológico previo”, dice Márquez Antivilo.

Así, cada calicata será representativa de una superficie importante o un problema específico del huerto.

¿Aplicar sin fertirriego?

En caso de que no se desee optar por fertirriego, se puede aplicar el azufre y el calcio en formato granulado. En este formato, las dosis podrían variar entre 1 a 8 toneladas por hectárea de sulfato de calcio (SO4Ca*2H2O), con aportes de 23% de Ca y 20% de S de la cantidad aplicada por ha.

Dicho sulfato de calcio, disponible como Fertiyeso, tiene una ventaja que no la posee el fertirriego: mejora la estructura de suelo.

“El Fertiyeso, al ir mejorando la estructura, libera metales pesados y sales para su lixiviación, permitiendo que las arcillas del suelo floculen, se disgreguen, aumentando la porosidad del suelo. Esto facilita el desarrollo del sistema radicular, mejorando la condición general del huerto”, explica Germán Valdivieso, jefe comercial del área agrícola en Volcán.

Valdivieso añade que una mejor porosidad aumenta el nivel de infiltración de agua, mejora la oxigenación de las raíces y esto impulsa el desarrollo radicular.

El especialista explica que el calcio y el azufre, por separado, son nutrientes fundamentales para la planta, sin embargo, no mejoran su estructura.

“Este producto flocula (disgrega) las arcillas del suelo, creando pequeños canales que son los poros. Estos pueden ser ocupados por agua o aire, favoreciendo tanto el intercambio gaseoso de las raíces como también un mejor uso del perfil de suelo para el almacenamiento de agua y la solución nutricional que es aportada en las fertilizaciones”, explica Valdivieso.

Lo anterior, permite tener más y mejor crecimiento de raíces, lo que asociado a una correcta fertilización se traducirá en mayores rendimientos del cultivo.

Rolando Araos Millar

A nivel general, en frutales, tanto el calcio (Ca) como el azufre (S) son elementos claves para el desarrollo del fruto y conseguir fruta de mejor calidad y condición. Además, entregan importantes beneficios ya que permiten regular el pH del suelo y en las primeras etapas de la floración, se potenciará el crecimiento radicular y foliar, impulsando la cuaja.

En el caso de la cereza ayudan a evitar desordenes fisiológicos en la fruta y en los árboles (ver recuadro Calcio y azufre en cerezos).

“Dadas las funciones nutricionales de ambos elementos, es muy importante que en cerezos las aplicaciones se concentren en el periodo de mayor respuesta a la aplicación de Ca, esto es, en el periodo de floración, cuaja y crecimiento de frutos”, explica Juan Hirzel, especialista en fertilidad de suelos y nutrición vegetal del INIA Quilamapu.

De no realizarse las aplicaciones de Ca ni S, no solo los frutos se verán afectados, sino que también las hojas. Por ejemplo, la deficiencia de azufre se manifiesta en las hojas y tejidos, las que presentarán un crecimiento atrofiado. Si bien las hojas más viejas podrían mantenerse saludables, las nuevas presentarán clorosis generalizada por el amarillamiento del tejido foliar y/o un color verde claro, dicen los especialistas.

Aunque pueden utilizarse en cualquier estación, para evitar que sean lavados por el agua, deben aplicarse idealmente en otoño o primavera.

Fertirriego, una opción viable

Los expertos indican que, si bien hay diversas formas de aplicación, lo mejor es realizarlo en la entre hilera —con ayuda de una calicata para determinar la mejor zona (ver recuadro)—, ya que esto permite colocar al fertilizante en cercanía al sistema radicular.

“Las aplicaciones foliares también son muy utilizadas cuando se requiere hacer una entrega localizada de estos nutrientes directamente al fruto”, asegura Claudia Rabert, académica del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Autónoma de Chile.

Sin embargo, una de las formas que adquiere fuerza en el último tiempo es su uso a través del fertirriego.

“La factibilidad de aplicar calcio y azufre en sistemas de riego es alta en la medida que estos nutrientes se apliquen como fertilizantes independientes, por ejemplo, nitrato de calcio, sulfato de magnesio y sulfato de potasio”, explica Juan Hirzel.

El especialista advierte que el sulfato de calcio micronizado o similares —que puede ser aplicado a través de fertirrigación— podría precipitar en la línea de riego y obturar y tapar el sistema.

Esto podría suceder cuando el sistema de riego no cuenta con el diseño hidráulico correcto y/o con las mantenciones adecuadas para el funcionamiento hidráulico de la inyección de fertilizantes y/o del flujo de fertilizantes a través del sistema de riego.

Otra solución es trabajar con yeso soluble (sulfato de calcio soluble) o con calcio micronizado, cuyo menor tamaño de partículas le permite hacerse soluble en el sistema de fertirrigación, a diferencia del sulfato de calcio convencional, cuya solubilidad en agua es muy baja, asegura Hirzel.

Cuidado con los taponamientos

Para evitar problemas de taponamiento de los emisores —provocados por partículas no filtradas o sales depositadas o aspiración de partículas de suelo— la recomendación es abrir los laterales de riego con el sistema funcionando. Esto permitirá eliminar los sedimentos que allí se depositan.

“Con cierta periodicidad, y dependiendo de la calidad del agua y del filtraje, se recomienda aplicar ácido fosfórico en la inyección de fertilizante hasta alcanzar pH 2 a 3 en los emisores de riego”, recomienda Alejandro Antúnez, líder del Grupo Especialidad Suelo, Agua y Nutrición del INIA.

Esto deberá dejarse toda la noche, abriendo los laterales al día siguiente para eliminar elementos y sales disueltas.

Además, es necesario chequear de forma periódica las presiones y el caudal de los emisores para identificar el grado de taponamiento y la necesidad de limpieza de la red y filtros cuando corresponda.

Cuánto aplicar

Uno de los grandes desafíos al momento de aplicar tanto el calcio como el azufre en fertirriego es la dosis que se entregará, debido a que esta variará dependiendo de las necesidades del huerto, lo que se puede determinar a través de un análisis de suelo.

Según los especialistas, la cantidad de Ca oscilará entre 20 a 360 litros por hectárea, en función de la necesidad de este nutriente y de la solubilidad del producto.

“De cualquier forma, el calcio es uno de los elementos más abundantes en aguas de riego, variando desde 26 a 200 g m-3, por lo tanto, muchas veces los requerimientos son cubiertos con el contenido ya presente en el agua de riego”, dice Claudia Rabert.

Respecto al azufre, la especialista dice que las necesidades normalmente son satisfechas por su presencia como anión SO4-2 en fertilizantes de uso habitual en fertirrigación como sulfato de potasio, sulfato de amonio o magnesio.

“Es importante analizar los nutrientes ya presentes en el agua de riego para evitar una sobrecarga de sales al cultivo”, advierte la académica de la Universidad Autónoma.

Respecto a la época de aplicación, estos nutrientes pueden ser entregados en cualquier estación.

Sin embargo, como estos son fácilmente lixiviables o se pierden con facilidad por lluvia o exceso de agua, éstos deben aplicarse idealmente en primavera.

Beneficios del calcio y azufre

En frutales, tanto el calcio como el azufre entregan importantes beneficios ya que permiten regular el pH del suelo.

De hecho, el Ca es muy utilizado en nuestro país como alcalinizador del pH, principalmente en la zona sur, donde los suelos volcánicos limitan la solubilidad de diversos nutrientes debido a la acidez del terreno.

Por su parte, el azufre es utilizado para disminuir el pH de suelo, esto es, acidificar la tierra.

“Es importante recalcar que el uso de azufre en forma de anión sulfato se lixivia fácilmente en el suelo, por lo tanto, su efecto no es prolongado”, explica Claudia Rabert, académica del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad Autónoma de Chile.

A su vez, la especialista indica que si lo que se requiere es realizar una corrección de pH con este nutriente, deberán además utilizarse formas más insolubles como el azufre elemental (Sº).

“Disminuir el pH del suelo, según lo que se ha visto, aporta positivamente a la disponibilidad de algunos macronutrientes como fósforo y micronutrientes como zinc, manganeso y cobre”, recalca Rabert.

Otro beneficio que entregan estos nutrientes es la estabilización de la permeabilidad de la membrada de la pared celular del organismo vegetal. En simple, esto implica que las primeras etapas de la floración, se potenciará el crecimiento radicular y foliar, impulsando la cuaja del fruto.

“El calcio impacta positivamente en la cuaja de los frutos ayudando a minimizar posibles trastornos de formación de estos, mientras que el azufre es un nutriente necesario para favorecer la cuaja y retención de frutos”, explica la académica de la Universidad Autónoma.

De hecho, asegura la especialista, el azufre a su vez puede ser utilizado como agente fitosanitario, por sus cualidades para controlar plagas (acaricida) y enfermedades provocadas por hongos (funguicida).

Calcio y azufre en cerezos

Patrón de acumulación de nutrientes en frutos de cerezo. Se observa un consumo creciente de calcio hacia estados avanzados de crecimiento de la fruta:








Acumulación de Fósforo (P), Calcio (Ca) y Magnesio (Mg) en frutos de cerezo variedad Bing desde floración hasta cosecha.
Fuente: Hirzel, 2014.






EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Aunque muchos en la industria de la cereza lo critican, este portainjerto —si se ocupa bien— puede tener un impacto positivo en los huertos, ya que cuenta con una muy buena compatibilidad con esta especie y una alta tolerancia a la sequía, entre otras cosas.
El Mercurio
Las altas temperaturas registradas en las últimas semanas pueden terminar afectando la acumulación de frío de las plantas y poner en riesgo los objetivos productivos del proyecto, por lo que es vital que los productores se mantengan atentos a lo que pueda pasar en materia climática en los próximos meses.
El Mercurio
Para lograr este objetivo es clave que se escoja el momento apropiado para realizar las aplicaciones y se utilicen la técnica y tecnología adecuadas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores