EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 15°C   |   Máx. 31°C   |   Actual 29°C

Santiago de Chile. Dom 24/01/2021

14:59
El Mercurio - Campo

Mayor oferta pone presión a los precios en China

En cuatro semanas, Chile debe vender el grueso de la oferta de cerezas. Los precios podrían resentirse a mediados de enero por la masiva llegada de lapins con problemas de color, calibre y firmeza. Sin embargo, se apuesta a un fuerte repunte en la última semana del mes, gracias a la llegada de la variedad regina.

Martes, 12 de enero de 2021 a las 8:30
- Comerciantes del mercado de Changzhou, en la provincia de Jiangsu, disputan cerezas chilenas a fines de diciembre. Aunque las ventas han sido rápidas y con precios parecidos a los de la temporada pasada, la próxima semana comenzará a llegar un alto volumen de fruta.
Crédito: Gentileza Nature South
US$ 2 millones extras para promoción

En diciembre, el Comité de Cerezas realizó una reunión extraordinaria. Por mayoría se aprobó agregar cerca de US$ 2 millones a la campaña de márketing de esta temporada. El crecimiento provendrá de las cuotas por cajas extras, resultado del aumento de volumen de la temporada.

“Me alegra mucho que la decisión haya tenido un apoyo importante en el comité. Este año vamos a vender cerca de 21 cerezas por cada habitante de China. Cada hogar chino, en promedio, va a gastar cerca de US$ 8,5 en cerezas. Es como si Chile le vendiera un mes de Netflix a cada familia china. Es un negocio gigantesco y hay que cuidarlo”, afirma Alejandro García-Huidobro, presidente de la exportadora Prize.

Revista del Campo
Lea la nota completa en la versión digital de la Revista del Campo. Para ello, solo necesita pinchar la imagen de la portada.


Eduardo Moraga

Renato Huber está pendiente de su celular. Todos los días al agricultor le llegan informes de precios de las cerezas en China. El martes pasado vio cómo en el mercado mayorista de Guangzhou, en el sur de China, la caja de la variedad santina de calibre jumbo rondaba los 280 RMB, la moneda china, frente a los 300 RMB con que cerró la semana anterior.

La baja era esperable, pues con la llegada de enero las exportaciones chilenas de cerezas agarran vuelo. En la primera semana del mes, cinco barcos cargados de esa fruta arribaron a China, por lejos el principal destino. En todo diciembre, los barcos cereceros que llegaron a ese país fueron siete.

La temporada partió con precios excepcionales para los envíos aéreos de cerezas en noviembre. El primer barco que llegó a China, el 11 de diciembre, también tuvo precios excepcionales. Sin embargo, al crecer la oferta, los precios aterrizaron. Incluso hay preocupación de que el proyectado aumento de 35% en los envíos para esta temporada, que sumarían 310 mil toneladas según el Comité de Cerezas, pueda golpear el precio en las próximas semanas.

El próximo martes, Huber tendrá su bautizo en la temporada 2020- 2021. Ese día desembarcarán los primeros nueve containers, conocidos como “tarros” en la jerga frutícola, que salieron de sus huertos. Sus últimos containers, que deberían sumar cerca de 50, arribarán el 2 de febrero, diez días antes del Año Nuevo lunar, festividad que marca el peak de consumo de cerezas en China.

“Estoy más optimista que en octubre y noviembre. En ese tiempo había bastante preocupación por la posibilidad de rebrotes del coronavirus en Chile y China. Aunque con dificultades, pudimos cosechar y China ha mostrado una gran capacidad para controlar la epidemia. Puede que haya algún problema por una cantidad importante de la variedad lapins con menor color y sabor. Sin embargo, los altos precios del inicio demostraron que en China hay demanda fuerte para las cerezas de buena calidad”, afirma Renato Huber.

En China, en todo caso, los importadores tienen más reservas sobre las semanas que vienen.

“Hasta ahora, los precios en general son similares a los de la última temporada. Sin embargo, debemos entender que la temporada se retrasó en Chile y el desafío real no ha llegado todavía. Las advertencias que tenemos son que habrá una cantidad importante de cerezas de calibres más pequeños, con pitting y con menos azúcar”, argumenta Seven Xu, subgerente general y director de abastecimiento de Fuhuida, importadora de fruta en China.

Lo que está claro es que de aquí a un mes se define la suerte del rubro mayor de la fruticultura chilena. Con crecimiento récord de exportaciones y de plantaciones, hoy las cerezas representan el grueso de los ingresos no solo de la industria frutícola, sino que del agro chileno.

Factores como la calidad de la oferta chilena, la potencia de las marcas desarrolladas por las exportadoras, la efectividad de la campaña de márketing del Comité de Cerezas y la posibilidad de restricciones al desplazamiento de las personas en el Año Nuevo lunar serán claves para definir los resultados de la temporada 2020-2021.

Bajan los precios

Una de las grandes novedades del comienzo de la temporada es que el gran aumento pronosticado no se ha manifestado. Por ejemplo, los envíos aéreos, que salen en noviembre y los primeros días de diciembre, y que permiten llevar los primores de la temporada, solo crecieron 1,4% respecto de la temporada pasada.

En tanto, la actual temporada, sumando embarques aéreos y navieros, cerró 2020 con 199.981 toneladas, 11,5% más que en 2019.

Una explicación pasa por que una primavera relativamente fresca retrasó en un poco más de una semana la cosecha.

“La demanda china se ha comportado de acuerdo a lo esperado. Los envíos aéreos se distribuyeron de forma no tan concentrada. Lo que llevó a que el precio de venta para la fruta arribada por este medio fuese más alto que el valor promedio de la temporada 2019/20 durante toda la primera parte (semanas 44 a 51). A partir de la semana 51, el precio promedio de venta mayorista comenzó a mostrar los efectos de mayores arribos marítimos, cayendo fuertemente en las semanas 51 y 52 hasta la línea de los 10 dólares por kilo”, sostiene Gonzalo Salinas, analista de mercados de iQonsulting.

Según los datos de iQonsulting, variedades como la royal dawn registraron precios bajo esa línea, mientras que la santina mostró valores sobre ese punto. A partir de la semana 53 y en parte de la semana 1, el precio promedio continuó bajando y se ubicó alrededor de los US$ 9 el kilo. Si bien es más bajo que a igual semana de la temporada anterior, hay que considerar que a partir de la semana 53 el volumen empezó a ser más alto respecto de 2019- 2020. Hacia fines de diciembre ya se comenzaron a ver arribos diarios en torno a los 100 contenedores diarios, subiendo incluso a 150 contenedores el 31 de diciembre.

En tanto, el análisis de Decofrut sobre el mercado mayorista de Guangzhou destaca que la oferta de Chile sigue centrada en las variedades santina y royal dawn, con una alta presencia de calibres J y XJ. Se explica que en la última semana de diciembre los precios para santina cayeron a un promedio de US$ 10,83 por kilo, una baja de 10% en relación con la semana anterior. Mientras tanto, la royal dawn se mantuvo en los US$ 8,79 por kilo. En paralelo, la lapins y la bing tuvieron valores de US$ 9,93 y US$ 9,45 por kilo, respectivamente.

Maximiliano Leiva está por estos días en Guangzhou supervisando la llegada de las cerezas. Como director de operaciones de SVA Fruit, joint venture de Hortifrut y San Clemente, tiene que vigilar la llegada de las cerezas que maneja su compañía. El ejecutivo cree que la baja de precios de los últimos días es razonable y se explica por los mayores volúmenes de fruta que están llegando. Eso sí, agrega que los compradores chinos están preocupados por la calidad de la oferta chilena.

“En términos generales, los comerciantes han observado que la vida de poscosecha de algunas partidas han sido más cortas que la temporada pasada. Por eso algunos han optado por comprar menos volumen o esperar a que baje un poco más la fruta”, afirma Maximiliano Leiva.

Conocedores del mercado agregan que varios comerciantes de Guangzhou sufrieron con los altos precios de las cerezas que llegaron en el primer barco de la temporada, el 11 de diciembre. Las dificultades para vender esas partidas hicieron que tomaran un camino más conservador en las semanas siguientes, esperando bajas de precios para volver a compras de volúmenes significativos.

En todo caso, Leiva destaca que el tipo de cambio está jugando a favor de los exportadores de fruta. Por estos días el renminbi, RMB, se ha encumbrado a los 6,5 por dólar. El nivel anterior era de 7 RMB por dólar.

Alta producción

Aunque los precios se han mantenido en un nivel bueno para los agricultores, también es cierto que noviembre y diciembre son un precalentamiento. El grueso de la oferta chilena de cerezas llegará a China en enero y los primeros días de febrero.

La primera duda a despejar es la calidad de la fruta en las próximas semanas, particularmente de la variedad lapins. Su alto nivel de productividad, que puede ser entre 50% y 100% superior al resto de las cerezas, le puede jugar en contra este año.

Esta temporada fue especialmente propicia para la producción, con una acumulación de horas frío y de lluvias invernales en niveles óptimos. Además, la primavera estuvo casi libre de heladas, lo que potenció las cuajas. El problema es que la mayor carga por árbol aumenta la posibilidad de frutas blandas, con menos color y azúcar, pues el árbol debe distribuir sus recursos entre más frutas.

La notoria falta de mano de obra en esta temporada obligó a una cantidad importante de agricultores a entrar a los campos a destiempo. En algunos cuarteles se entró antes del punto óptimo de la madurez, pues se corría el peligro de perder otros sectores por sobremadurez. Adicionalmente, en los packings, ante la falta de personal, las frutas tuvieron que esperar un par de días más de lo usual para ser procesadas.

Se espera que esta temporada la variedad lapins represente cerca del 40% del volumen de cerezas chilenas. Por eso una presencia significativa de fruta de menor calidad puede afectar el mercado chino en las próximas semanas.

“El mercado chino se ha vuelto más sofisticado a medida que pasan los años. Antes no había una gran diferencia entre el precio de una cereza oscura y una clara. Los consumidores aprendieron a distinguir calidades y asocian una fruta más clara a un menor sabor”, advierte Andrés Ruiz, gerente general de Nature South.

En todo caso, Manuel José Alcaíno, presidente de Decofrut, cree que las exportadoras, en términos generales, tienen claro el diferencial de precios.

“Creo que hay un porcentaje relevante de cerezas que no se va a embarcar a China, pues hay conciencia de que en muchos casos no es rentable dada la calidad. De paso, eso va a provocar que no suba tanto el volumen esta temporada, por lo menos al nivel que se proyectaba hace un par de meses”, acota Alcaíno.

Final optimista

En el peak de la temporada no es extraño que lleguen cinco barcos cerceceros a la semana a China. Este año, el barco más anhelado por las exportadoras es el que arriba el 2 de febrero. Lo usual es que las ventas lleguen a su máximo cinco días antes del Año Nuevo lunar, que en esta ocasión se celebrará el 12 de febrero.

Afortunadamente, para los agricultores, el ciclo productivo está sincronizado con el calendario chino. Los casi diez días de retraso en la cosecha han permitido que la curva de envíos no haya tenido un salto abrupto en la oferta, lo que podría haber golpeado los precios.

A partir de la próxima semana, además, se comenzará a sentir el efecto de alza de la demanda que significa el Año Nuevo lunar. En China las cerezas se han ganado un espacio como regalo apreciado en esa festividad.

“Hasta ahora se ha vendido a buen ritmo. Pasamos de un período de vender 1.000 containers semanales a hacer 2.500 containers por semana. Afortunadamente, no se ha producido una concentración excesiva en determinadas semanas, lo que ayuda a que la venta fluya. En la segunda quincena de enero la demanda va a tomar más fuerza y estamos haciendo como industria una importante campaña de márketing para potenciar el consumo”, afirma Cristián Tagle, presidente del Comité de Cerezas.

El dirigente también confía en que el aumento en esta temporada de los barcos que arribarán directamente a Shanghái y Nangxa ayudará a descomprimir el mercado de Guangzhou, la principal puerta de entrada a China.

Gonzalo Salinas cree que aproximadamente el 20% de los envíos marítimos se dirigirá a Shanghái. Sin embargo, estima que a partir de la actual semana, con el fuerte aumento de los volúmenes, el precio se resienta, principalmente, en las variedades con menor calidad y en los calibres más chicos.

En todo caso, el analista de mercados de iQonsulting cree que a medida que se vayan despejando los volúmenes y los arribos marítimos comiencen a bajar, del 18 de enero en adelante, los valores se recuperarán.

“La demanda aumentará por la proximidad del Año Nuevo chino, lo que llevará a que, sin duda, el precio comience a subir en las semanas 4 y 5 de la temporada (NR: última semana de enero y primera de febrero, respectivamente). Más aún considerando que la variedad regina, que generalmente obtiene valores sobre el promedio, viene atrasada y comenzará a arribar en mayor cantidad de la semana 4 en adelante”, sentencia Salinas.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Escoger la genética adecuada para trabajar y administrar correctamente el agua de riego a aplicar, son parte de las recomendaciones para alcanzar este objetivo.
El Mercurio
El seguro de crédito permite indemnizar al exportador frutícola, en caso de que el importador o recibidor no sea capaz de pagar por la carga entregada. Sin embargo, se deben reunir una serie de condiciones para ello.
El Mercurio
Heladas, frío, exceso de radiación o de lluvias son algunos de los factores a los que hay que poner atención para evitar daños, especialmente en estos meses cuando muchas variedades están iniciando el proceso de crecimiento de ramilletes expuestos, floraciones e incluso cuaja.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores