EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 4°C   |   Máx. 19°C   |   Actual 9°C

Santiago de Chile. Mar 29/09/2020

7:39
El Mercurio - Campo

Los avances para crear un sello de calidad

Junto a Fedefruta y el SAG, la Asociación de Viveros comenzó un proyecto para fijar estándares de calidad en siete frutales, a través de un sello que comenzaría a operar a fines de 2022.

Jueves, 30 de julio de 2020 a las 8:30
- En enero de este año, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) decidió financiar un proyecto a tres años para concretar el desarrollo de un sello de calidad para la industria de los viveros chilenos.
Crédito: Pablo Praderas - El Mercurio
Paloma Díaz Abásolo

Desde hace al menos cinco años que en la Asociación de Viveros daba vueltas la idea de desarrollar un sello de calidad para frutales, que permitiera demostrar ciertas características o condiciones mínimas para las plantas y su proceso de producción.

En enero de este año, la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) decidió financiar un proyecto a tres años para concretar el desarrollo de un sello de calidad para la industria de los viveros chilenos. Los resultados concretos se esperan para fines de 2022 y en una primera etapa se enfocará en los arándanos, avellanos europeos, cerezos, cítricos, nectarines, nogales y vides.

El objetivo central es desarrollar protocolos para estandarizar los procesos productivos de las plantas -como la sustentabilidad- y la calidad de los productos finales, considerando diferentes criterios de clasificación para la calidad de las plantas, como la genuinidad varietal, sanidad vegetal y características morfológicas clave para cada especie.

"Vamos a trabajar en mejorar todo el espacio que queda entre las plantas corrientes y las certificadas, definidas de acuerdo a la normativa vigente del SAG, poniéndonos de acuerdo en cómo ofrecer una mejor calidad de plantas y en entregar una planta estandarizada para la industria", explica la gerente de la Asociación de Viveros de Chile, Maritrini Lapuente.

En la primera etapa, que está en desarrollo, se enfocarán en consultar a través de reuniones virtuales y encuestas a los productores, asesores y viveros qué características consideran más relevantes para estandarizar en cada especie, con la idea de establecer niveles de calidad, y luego aunar esos criterios, para que una certificadora independiente sea la entidad encargada de entregar el sello de calidad.

"Los viveros están muy interesados y motivados por sacar adelante el sello, es el proyecto que ha conseguido más adhesión dentro del gremio. Tenemos un espacio amplio para trabajar y allí queremos nivelar a la industria hacia arriba, con parámetros prácticos, que permitan sumarse a la mayoría de los viveros, porque nuestro objetivo es que a futuro el 80% de las plantas de frutales se vendan con este sello", proyecta Maritrini Lapuente.

Impacto en la fruticultura

Una reciente encuesta realizada a más de 200 productores asociados a Fedefruta mostró que el 97% de ellos considera relevante contar con un sistema que certifique la sanidad de las plantas que adquieren, y el 72% dijo estar dispuesto a pagar un precio mayor por una planta que tenga un certificado sobre la calidad genética y fitosanitaria, como lo haría el sello de calidad.

En ese sentido, el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, considera que el proyecto no es relevante solo para los viveristas, sino que para la industria frutícola en general, porque permitiría establecer categorías como Platinum , Gold y Silver para distintas calidades de plantas.

"Creo que es sano homogeneizar y estandarizar la calidad de los productos, porque eso le da mayores niveles de seguridad y estabilidad a las plantaciones, y es una oportunidad para los viveros, porque les genera herramientas para realizar un upgrade en su oferta", afirma.

El director de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), Álvaro Eyzaguirre, también resalta que nivelar la calidad de las plantas frutales permite mejorar la productividad de la industria a mediano plazo, sobre todo considerando los recambios varietales que se están llevando a cabo en el país.

"Los viveros son un pilar del recambio y renovación varietal, por lo que toda iniciativa que permita mejorar la calidad de las plantas es base para lograr el desafío de posicionar a Chile entre las potencias de producción de plantas de calidad. Este sello será un aporte a la inversión inicial que realizan los productores, que impacta en la futura producción de los huertos y en la sanidad de la fruticultura chilena", afirma.

Carta de presentación

Hasta ahora, en la iniciativa se han fijado cinco metas u objetivos a evaluar para obtener el sello de calidad, como la condición fitosanitaria y morfológica de las plantas, la genuinidad varietal, la sustentabilidad medioambiental, el cuidado de la seguridad y bienestar de los trabajadores del vivero, y las normas de ética y responsabilidad social de cada empresa.

Dentro del aspecto morfológico, se está recopilando información internacional sobre cómo medir posibles estándares para cada especie, como la altura de las plantas, su diámetro y volumen de raíces, mientras que en el origen varietal lo que se busca es asegurar que la variedad que un productor está comprando corresponda efectivamente a ese tipo de frutal.

"Como los temas sociales y ambientales aplican al vivero y los otros elementos a la planta en particular, es posible que exista un sello para el vivero, por su proceso productivo, y otro para la planta o lotes de plantas", plantea Maritrini Lapuente, y resalta que lo fundamental es que los productores puedan reconocer los sellos y entender qué significa cada uno.

Mirando al mercado internacional, donde Chile en los últimos años ha crecido en forma sostenida en exportaciones de plantas, principalmente a mercados como Perú, Brasil y México, el sello de calidad también es visto como una buena carta de presentación para llegar a nuevos clientes y países de destino.

"Los viveros que exportan son los que están más motivados con esto... Es un tremendo respaldo llegar frente a sus clientes en el extranjero a mostrarles que las plantas que buscan no solo cumplen con sus requisitos, sino que además tienen un sello de calidad que acredita ciertos parámetros, da garantías y fija estándares dentro de Chile", afirma la gerente de Viveros de Chile.

Revisa la Revista del Campo en PDF

¡Haz clic en la portada para leer la Revista del Campo en PDF!


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Al realizar esta labor no solo se elimina madera sino que también se compromete la existencia de los centros frutales, es decir, se reduce el potencial productivo de las plantas.
El Mercurio
Instalar este tipo de tecnologías en el predio no solo permiten identificar cuánto se regó realmente y cómo está trabajando el equipo de riego, sino que también alertan en caso de que haya un corte en el suministro eléctrico o si el tranque se quedó sin agua. Además, es posible programar los equipos de riego y fertirriego a la distancia.
El Mercurio
Para que el grano cosechado cumpla los requerimientos para satisfacer de manera adecuada la demanda de nutrientes y materia seca para que los animales entreguen una leche de buena calidad es cumplir ciertas exigencias que consideran la elección de la semilla, la fertilización.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores