EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 4°C   |   Máx. 19°C   |   Actual 9°C

Santiago de Chile. Mar 29/09/2020

8:25
El Mercurio - Campo

Las novedades varietales que asoman en uva de mesa, cerezos y arándanos

En uva de mesa las nuevas líneas de cultivares, como Arra e Itum, buscan cubrir todas las ventanas comerciales disponibles; en cerezos los esfuerzos están centrados en mejorar la calidad de la fruta temprana. En arándanos, en tanto, las nuevas variedades, especialmente las desarrolladas por Fall Creek, apuntan a avanzar en firmeza.

Lunes, 20 de julio de 2020 a las 8:30
Crédito: El Mercurio
Luis Muñoz G.

Con consumidores que varían en sus gustos, exigencias crecientes de los mercados y un panorama ambiental y climático en permanente cambio, la industria frutícola está obligada a una constante renovación que implica, entre otras cosas, incorporar variedades capaces de satisfacer esas demandas. Por lo mismo, los viveros nacionales están permanentemente incorporando nuevas variedades, incluidas las de programas internacionales, que buscan satisfacer los distintos requerimientos de mercado.

A nivel país, en el caso de la uva de mesa, cerezos y arándanos este desafío es clave, debido a que se trata de tres de las especies frutícolas con mayor superficie en el país.

Uva de mesa: Más y mejor

Hasta hace algunos años las variedades de uva de mesa Red Globe, Flame, Thompson Seedless, Crimson o Superior Seedless era sinónimo de éxito comercial. Sin embargo, los mercados comenzaron a exigir nuevas intensidades de sabor, de dulzor, tamaño, e incluso color. A nivel productivo, en tanto, se sumó la necesidad de obtener mejoras de calibres, fertilidad, rendimiento y fruta más temprana o tardía.

Ante ello los desarrolladores globales han trabajado en nuevas variedades tales como la serie Arra, desarrollada por los norteamericanos Guimarra Vineyards, que busca entregar principalmente opciones tempranas y de media estación.

“Tenemos variedades como Arra 15 que después de varios años podemos decir que está más o menos posicionada en el mercado”, afirma María José Castro, gerente comercial de Vivero Nueva Vid, que cuenta con la licencia exclusiva para propagar las variedades de uva Arra en Chile.

Entre las variedades más nuevas de esta serie que ya cuenta con una superficie plantada en Chile —alrededor de 70 hectáreas— y hasta una muestra de fruta producida figura Arra 32, un cultivar negro, de alta crocancia y calibre, muy fértil, que en cuanto a cosecha podría ser un reemplazo de la Autumn Royal.

Además, se está empezando a propagar Arra 34, un cultivar blanco temprano.

“Por ahora nos encontramos recién propagando material, por lo que aún no hay fruta. De hecho, en la actualidad hay solo dos productores en el país que tienen las plantas”, señala.

En los últimos años también llegó al país Tawny Seedless, una variedad de roja, desarrollada en el programa de mejoramiento genético sudafricano Lombardi Genetics, que se caracteriza por tener un alto calibre, ser temprana (se cosecha alrededor de 10 días después de Flame Seedless), de bajo costo, fácil manejo y alta productividad.

“Esta variedad, que es la quinta más plantada en Sudáfrica, tiene en la actualidad alrededor de 120 hectáreas plantadas en Chile, de las cuales cerca de 70 entran en producción este año”, afirma Luis Fernández, gerente general de A.N.A. Chile, empresa que representa los intereses comerciales de este cultivar en el país.

Pese a ello, el ejecutivo asegura que el programa de nueva genética de uva de mesa más importante para A.N.A. en la actualidad es el español Itum, que contempla 7 variedades, de las cuales cuatro son las que han generado mayor interés en la industria: Itum 6, Itum 7, Itum 9 e Itum 12.

Así, por ejemplo, Itum 6 es una variedad verde tardía que destaca por ser altamente productiva (sobre 4.000 kg/ha) y entregar fruta firme, crocante, con una piel muy tolerante a la manipulación y buena poscosecha. Itum 7, por su parte, es un cultivar de media estación que se caracteriza por tener un color rojo vivo, muy crocante, buen sabor y necesitar poco trabajo en el campo para llegar a un producto de buena calidad. Itum 9, en cambio, es un cultivar de color rojo oscuro que se cosecha junto con Crimson Seedless y destaca por su alta productividad, facilidad de manejo y buena crocancia en poscosecha. Itum 12, en tanto, es una variedad negra tardía, muy crocante, que toma color con mucha facilidad y destaca por ser de alta productividad.

Pero si de novedades se trata, la atención de la industria de la uva de mesa nacional está puesta en el trabajo de PMG INIA-Biofrutales que en los próximos meses debería lanzar al mercado dos nuevas variedades: INIA G2 e INIA G3, las cuales se sumarán a la ya conocida INIA G1, que hace poco tiempo cambió su nombre a Maylén.

INIA G2 es una variedad roja, alargada, de buena crocancia y sin semilla, que destaca por su fácil manejo en huerto y buena productividad, llegando a 3.000-3.500 cajas por hectárea.

“Se trata de una variedad de cosecha de entre media estación y media estación tardía, que creemos que puede ser un gran aporte a nuestra industria”, afirma Luis Fernández.

INIA G3, por su parte, es una variedad sin semilla, de fácil manejo en el campo y buena productividad (entre 3.000 y 3.200 cajas por hectárea), que se caracteriza por su color rosado y sabor moscatel.

“Esta variedad es de gran productividad, por lo que debería tener mucho éxito en un nicho de productos especiales, con sabor”, indica Luis Fernández.

La sudafricana Tawny Seedless es una de las nuevas variedades con mayor potencial del mercado. Crédito: A.N.A. Chile.

Cerezos: La apuesta temprana

En el caso de los cerezos las principales novedades varietales están centradas en el segmento temprano.

“Nosotros, por ejemplo, estamos promoviendo cultivares tempranos que se cosechan antes que Santina, que por mucho tiempo ha sido considerada la primera variedad de calidad de la temporada”, comenta Luis Fernández.

En ese segmento, el gerente general de A.N.A. Chile destaca a Frisco, una variedad temprana, desarrollada en el programa californiano SDR Fruit LLC, que se cosecha entre Royal Dawn y Santina, y entrega fruta de muy buen azúcar y un calibre superior a los 20 mm.

“Esta variedad tiene derechos para ser plantada en 375 hectáreas del país, y este año vamos a debutar con las primeras cosechas comerciales”, agrega Fernández.

Otra de las novedades varietales que genera expectativas en el sector, y que pertenece al mismo programa de Frisco, es Nimba, un cultivar muy temprano (hasta una semana antes que Royal Dawn), de muy buen calibre y sabor.

“Si bien es sensible a partiduras por lluvias, el alto valor que se puede conseguir por su fecha de cosecha y calibre hacen que pueda ser plantada bajo coberturas sin mayores problemas”, explica Luis Fernández.

De hecho, el ejecutivo comenta que dada su alta calidad y fecha de cosecha, Nimba es una excelente candidata para el envío aéreo, aunque no se descarta que cuente con las condiciones para ser enviada en barco.

“Eso recién se está estudiando”, dice Luis Fernández.

El ejecutivo también destaca a Pacific Red, una variedad que se cosecha entre 4 y 5 días después de Nimba, y se caracteriza por tener una alta productividad y entregar una fruta de un color rojo caoba a rojo oscuro, firme (85 durofel), de buen tamaño (28 – 30 mm) y dulzor (18°brix).

Entre las variedades que han llegado en los últimos años al país también figuran las de la serie “Sweet”, donde destacan Sweet Ariana, Sweet Gabriel, Sweet Valina y Sweet Lorenz.

“Estas variedades tienen la gracia que son firmes, grandes y tienen rico sabor, por lo que han generado mucho entusiasmo en los productores”, dice Luis Fernández.

De hecho, comenta que a la fecha se han reservado plantas para casi 400 hectáreas, las cuales se comenzaron a establecer recién la temporada pasada.

Fernández destaca, además, a Areko, una variedad de origen alemán, cuya tipología es similar a la de Kordia, que entrega fruta de forma acorazonada y tiene un alto éxito en el mercado chino.

“A diferencia de Kordia, Areko es más fácil de producir, ya que requiere menos frío y, aparentemente, es algo más temprana. De hecho, a la fecha se han comprometido algo más de 200 hectáreas en el país, muchas de las cuales ya están plantadas”, asegura el gerente general de A.N.A. Chile.

Frisco es una variedad temprana, que se cosecha entre Royal Dawn y Santina. Crédito: A.N.A. Chile.

Arándanos: Mejorar la firmeza

Según Gaspar Goycoolea, presidente de Grupo Hijuelas, firma líder en la propagación de plantas de arándanos en Chile, uno de los grandes pecados que cometió la industria arandanera en el pasado fue haberse dormido en los laureles en lo que se refiere al uso de nueva genética, lo que llevó a que en los últimos años mucha de la fruta exportada a mercados extranjeros, especialmente a los más lejanos, llegara en una condición no adecuada, sin cumplir los requerimientos mínimos de calidad.

“Por lo mismo, hoy se necesitan variedades con buena condición de poscosecha que sean capaces de llegar a nuevos mercados de destino que muchas veces son lejanos como Asia, pero que a la vez permitan generar más y mejor fruta. La idea es disminuir el costo por kilo de fruta, y con ello aumentar los ingresos de los productores”, explica.

El proceso de recambio varietal en el sector arandanero, que avanza a una tasa aproximada de 10%-12% por año, está centrado principalmente en la utilización de material que permita obtener fruta en la ventana que se extiende entre el 10 de diciembre y el 10 de febrero.

Entre las novedades que apuntan a ese segmento figuran algunas de las variedades desarrolladas en las plataformas Collection y Sekoya de la empresa estadounidense Fall Creek, como JupiterBlue, AtlasBlue y BiancaBlue, Crunch, Peach, Grande, Pop y Beauti, las cuales recién empezarán a ser probadas en Chile en los próximos meses.

“Estas variedades tienen distintas características y apuntan a distintos segmentos de interés, pero todas tienen en común en que aumenta la firmeza de la fruta, que es un aspecto central y de especial preocupación para la industria del arándano por estos días”, dice José Ignacio Searle, branch manager de la división frutal del Grupo Hijuelas.

Dentro de las variedades que ya tienen algunas temporadas establecidas en los campos, destacan a Suziblue, un cultivar de bajo requerimiento de frío, surgido de un programa de la Universidad de Georgia, en Estados Unidos.

Esta variedad, que entrega sobre 20 ton/ha, se caracteriza por armar estructura de planta muy rápido, entregar fruta de buen calibre (mínimo 17 mm), muy firme y, por ende, capaz de soportar muy bien los viajes.

“Además su cosecha se concentra en muy poco tiempo. Así, por ejemplo, si esta comienza el primero de noviembre, se termina a fines de este mes. La cosecha se hace en cuatro pasadas, en un mes, lo que desde el punto de vista estratégico y de uso de la mano de obra es fantástico”, afirma José Ignacio Searle.

Dentro del programa de desarrollo de Fall Creek, José Ignacio Searle también destaca a Ventura, variedad que apunta al mercado temprano.

“Esta variedad, a diferencia de Suziblue, se induce con menos frío (requiere alrededor de 200 hf), crece más erguida y ordenada, y tiene un potencial de producción brutal. Sin embargo, su fruta es menos firme, por lo que puede ser un problema para el envío en barco”, explica.

En el segmento variedades de media estación temprana del programa de Fall Creek, el ejecutivo resalta a Blue Ribbon y Top Shelf, las cuales se caracterizan por presentar altos rendimientos y fruta de buen tamaño y buena condición de poscosecha.

“En el grupo de las variedades de media estación tardía, en tanto, una buena opción es Cargo, un cultivar de alto rendimiento y vigoroso, que entrega fruta redonda, uniforme, de alta firmeza y buen sabor”, complementa José Ignacio Searle.

Del mismo programa, el ejecutivo destaca Last Call, una variedad tardía de fondo que figura como reemplazo de la antigua Elliott y se caracteriza por entregar altos volúmenes de fruta.

Ventura es una variedad que apunta al mercado temprano y que ya lleva unos años en los huertos chilenos. Crédito: Fall Creek.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Al realizar esta labor no solo se elimina madera sino que también se compromete la existencia de los centros frutales, es decir, se reduce el potencial productivo de las plantas.
El Mercurio
Instalar este tipo de tecnologías en el predio no solo permiten identificar cuánto se regó realmente y cómo está trabajando el equipo de riego, sino que también alertan en caso de que haya un corte en el suministro eléctrico o si el tranque se quedó sin agua. Además, es posible programar los equipos de riego y fertirriego a la distancia.
El Mercurio
Para que el grano cosechado cumpla los requerimientos para satisfacer de manera adecuada la demanda de nutrientes y materia seca para que los animales entreguen una leche de buena calidad es cumplir ciertas exigencias que consideran la elección de la semilla, la fertilización.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores