EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 0°C   |   Máx. 17°C   |   Actual 3°C

Santiago de Chile. Lun 10/08/2020

6:55

El Tiempo:  Santiago Máx. 17°C | Mín. 0°C | Actual 3°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Premio Nobel de Economía 2019: La digitalización empoderaría a los agricultores

El economista trabaja en llevar soluciones específicas y personalizadas a los agricultores de zonas rurales pobres a través del teléfono como una forma de que salgan de la pobreza.

Lunes, 13 de julio de 2020 a las 8:30
- De acuerdo a Kremer, en la medida en que el uso de la digitalización se extienda a nivel del agro, los gobiernos tendrán que tomar medidas y apoyar para que exista una mejor cobertura a nivel país.
Crédito: El Mercurio
PDA en América Latina

Kremer tiene más de 10 años de experiencia en investigaciones pioneras en agricultura en Kenia y otros países de África, donde a través de PDA traspasa información clave a los pequeños agricultores. Ahora, también llegará a América Latina y el Caribe, a través de un alianza, establecida recientemente con el Instituto Interamericano para Cooperación en la Agricultura (IICA). “Creo que es muy interesante lo profunda que es la penetración y el alcance de la pequeña agricultura en esta región, cada una con sus propios desafíos ambientales, culturales”, dice Kremer.

¿Por qué la agricultura?

Hay un número de razones. Me he desarrollado como un economista con foco en temas de pobreza, pues considero que este es uno de los mayores problemas que enfrentamos en nuestra sociedad. Y mucha gente de las zonas rurales es pobre.

Segundo, me entusiasman las cosas que tienen una buena relación de costo/beneficio y que son escalables, como ocurre con esto. Creo que hay una oportunidad de utilizar las tecnologías para mejorar los servicios de los gobiernos en las distintas áreas.

En la agricultura el uso de la tecnología puede tener un impacto muy amplio, permitiéndonos ir desde un modelo de rango superior y extenderlo en múltiples direcciones. Y los agricultores están constantemente interactuando entre ellos, con su sistema, con actores externos; como compradores, dealers de sus productos. Es decir, la relación costo-beneficio y la escalabilidad son muy altas.

Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Patricia Vildósola Errázuriz

Para Michael Kremer, Premio Nobel de Economía 2019, la digitalización es una forma de empoderar y mejorar las condiciones de vida de los pequeños agricultores que, a nivel global, representan el sustento de cerca de dos mil millones de personas, pero en su mayor parte viven bajo la línea de la pobreza.

La tecnología y la información ayudan a hacer modificaciones que mejoran la productividad, sustenibilidad y el acceso al mercado de los productores y así mejorar su calidad de vida, explica desde Boston a Revista del Campo.

Kremer, —quien ganó el Nobel junto con Esther Duflo y Abhijit Banerjee por sus estudios de cómo aliviar la pobreza global— fundó junto con especialistas de diversos países la organización Agricultura de Precisión para el Desarrollo (PAD, por sus siglas en inglés), para a través de la tecnología digital entregar información personalizada a pequeños agricultores de África y Asia, lo que cambia su capacidad productiva y condiciones de vida. No se refiere a aparatos complejos, sino a algo tan básico como un teléfono móvil.

-¿Por qué es eficiente?

Porque el teléfono tiene una gran penetración incluso en áreas rurales alejadas. A través de ellos se llega con información para las necesidades de cada productor.

Una de las ventajas del uso de las tecnologías digitales, es que permiten personalizar soluciones, con un impacto más efectivo. El agro tiene características muy diversas y específicas. Los sistemas de extensión tradicionales —que seguirán funcionando—, por el alto costo que implica trabajar en las zonas rurales, pueden ofrecer solo respuestas estándares.

Esta es una herramienta de dos vías: la que entrega información personalizada —en términos geográficos, productivos y de mercado— al productor, y la que este genera y devuelve al sistema, lo que queda disponible para mejoras de otros.

-¿Están las condiciones para masificar esto?

-Claramente, todavía hay que hacer investigación, pero lo que existe ya permite ser utilizado para transmitir información a los pequeños productores. Hay países más desarrollados que cuentan con investigación y desarrollos específicos que nosotros en PAD adaptamos a las necesidades de los productores de países en desarrollo y se las hacemos llegar a través del teléfono.

Hay mucha investigación todavía por hacer, tanto en las maneras de optimizar el sistema como en la forma de utilizarlo para que sea más eficiente en cada zona.

- Sin embargo, se requiere una conectividad que en las zonas rurales de América Latina, incluido Chile, es limitada.

-Es un tema complejo. En muchos de los lugares donde trabajamos como PAD, con ingresos mucho menores que los de Chile, como Kenia, Ruanda, Etiopía, se utiliza la tecnología según su realidad. Entonces, cuando la conectividad es escasa, se ocupan tecnologías de voz y video que no requieren conexión permanente. O se usan centros de llamadas que le permiten al productor solicitar un apoyo y que lo llamen con las respuestas.

- ¿Cómo la digitalización del agro impactará a la economía del país?

- Esto mejora cómo funciona el mercado, en general. Con este tipo de programas, los beneficios son para todos.

Hubo un programa de una compañía azucarera que al aplicar estas herramientas no solo permitió que los productores mejoraran su productividad y su calidad de vida, sino también que la empresa se volviese más eficiente en sus procesos.

Otro ejemplo es un estudio en la industria de la pesca en India, donde analizaron lo que ocurrió con los teléfonos inteligentes. Descubrieron que con ellos podían saber, incluso cuando estaban pescando, el precio de referencia en el mercado, lo que les permitía tomar decisiones de seguir pescando o llegar pronto a venderlo. El beneficio era no para los pescadores, el mercado y los consumidores.

Pienso, y esto es a modo de especulación, que en un país como Chile, donde las exportaciones de frutas y vinos son altas, el tener información muy precisa va a mejorar el funcionamiento del mercado, los productores podrán realizar acciones, lo que finalmente impactará en los resultados de las exportaciones y de la economía.

Todos involucrados

¿Los gobiernos debieran desarrollar una política país y un presupuesto específico para esto?

-En la medida en que el uso de la digitalización se extienda a nivel del agro, los gobiernos tendrán que tomar medidas y apoyar para que exista una mejor cobertura a nivel del país.

Efectivamente, contar con conectividad requiere recursos. Pero una vez que se establece el sistema de conectividad central, el costo de llegar a los agricultores es muy bajo porque significa contar con un teléfono móvil.

En Ruanda, uno de los investigadores descubrió que aun cuando los productores que no tenían teléfonos se beneficiaban con la digitalización y este tipo de programas, porque ellos aprendían de los vecinos que sí tenían.

-¿Quién se hace cargo de desarrollarlo?

Hablamos de un bien público, la información, y por ello el gobierno debe estar involucrado en financiar este tipo de desarrollos en el área agrícola. Incluso en países que son orientados al mercado, como Chile, el gobierno debe participar en el financiamiento o en cómo se llega con la información.

Pero también hay múltiples roles para el sector privado, como los proveedores. Pienso que ellos obtienen las licencias del gobierno y, por lo mismo, deben entregar el acceso de los servicios al área rural, quizá con descuento o de una forma accesible.

Segundo, respecto del acceso a estas tecnologías, se requieren políticas agrícolas enfocadas en los productores, esto puede ser contratos con empresas agrícolas o con proveedores de insumos. Y, tercero, también hay un rol para los ONG de establecer contratos con el gobierno para ser parte de este trabajo.

-¿Puede la agricultura de precisión ayudar a mejorar la seguridad alimentaria, tan comprometida por la pandemia?

-Efectivamente la crisis puede crear una oportunidad para que la digitalización permita mejorar la seguridad alimentaria, al mejorar la productividad de los pequeños productores. En el agro esta crisis generada por la pandemia es también una oportunidad para establecer las bases de lo que necesitamos para ir hacia donde tenemos que ir en digitalización.

Revisa la Revista del Campo en PDF

¡Haz clic en la portada para leer la Revista del Campo en PDF!

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Heladas, frío, exceso de radiación o de lluvias son algunos de los factores a los que hay que poner atención para evitar daños, especialmente en estos meses cuando muchas variedades están iniciando el proceso de crecimiento de ramilletes expuestos, floraciones e incluso cuaja.
El Mercurio
El seguro de crédito permite indemnizar al exportador frutícola, en caso de que el importador o recibidor no sea capaz de pagar por la carga entregada. Sin embargo, se deben reunir una serie de condiciones para ello.
El Mercurio
Si bien los productores suelen creer que esta práctica solo genera beneficios al huerto, esto no siempre es así. De hecho, hay casos, sobre todo cuando la poda mecánica no es bien planificada, en que se pueden generar enormes daños a las plantaciones.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores