EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 6°C   |   Máx. 15°C   |   Actual 17°C

Santiago de Chile. Sáb 11/07/2020

14:58

El Tiempo:  Santiago Máx. 15°C | Mín. 6°C | Actual 17°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Frenazo en exportaciones de vino

En marzo cayeron 21%, según Odepa, por las cuarentenas en todo el mundo y por el cierre de restaurantes y hoteles. Las viñas apuestan a la venta directa y al comercio electrónico para sortear el complejo momento.

Martes, 05 de mayo de 2020 a las 8:30
- Advierten que los próximos meses pueden ser muy duros para las bodegas chilenas.
Argentina menos dependiente de China

“Estamos vendiendo con más dificultades, las ventas en abril fueron menores a lo proyectado, pero no se nos ha caído ninguna reserva. A diferencia de Chile, la Argentina no está tan enfocada en China”, sostiene Sebastián Zuccardi, director de la bodega Zuccardi, una de las más activas de Argentina.

Al otro lado de la cordillera de los Andes, la vendimia 2020 tuvo una caída respecto del año pasado, de manera similar a lo sucedido en Chile. La cosecha también se adelantó, lo que permitió terminar antes que partiera la dura cuarentena que se impuso en ese país y que frenó las actividades productivas no esenciales por casi un mes y medio.

Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Eduardo Moraga

Sven Bruchfeld lleva 17 años al mando de viña Polkura. Para los estándares chilenos, se trata de una bodega de pequeño tamaño. Produce un poco más de 9.000 cajas. Ubicada en Marchigüe, Región de O'Higgins, tiene a 12 personas en su plantilla.

Eso sí, Polkura apunta alto: el año pasado el precio promedio de exportación de su caja fue de US$ 85, tres veces más que lo usual en Chile. Su estrategia fue meterse en los restaurantes de países como Estados Unidos o el Reino Unido. Los altos puntajes que han logrado sus botellas con los principales críticos del mundo fueron un espaldarazo para dar el salto a un segmento esquivo para las viñas nacionales.

De hecho, 2019 cerró con ventas al alza. La partida de 2020 siguió con el mismo ímpetu.

Hasta que estalló el coronavirus.

“La gran mayoría de clientes compra una vez al año. Los que no lo han hecho tienen las compras paradas. Los despachos bajaron a cero: todos los mercados, todos los clientes. El efecto del coronavirus es brutal. En Polkura exportamos más del 90%. Son vinos que se toman mucho en restaurantes, que ahora están cerrados, tanto en Europa como en EE.UU.”, explica Bruchfeld.

El frenazo de las exportaciones de vino es general. Según un informe inicial de Odepa, en marzo se exportaron US$ 122,3 millones en vinos, 21 por ciento menos que en el mismo mes de 2019. En todo caso, esa baja no capta la totalidad del remezón que viven los viñateros. Mercados como Estados Unidos o el Reino Unido alcanzaron a funcionar con relativa normalidad la primera parte de ese mes.

Los próximos meses pueden ser muy duros para las bodegas chilenas.

“Va a afectar a todos. Sin embargo, las viñas que tengan menos espaldas financieras van a vivir un momento muy complicado”, afirma Aurelio Montes, presidente de Vinos de Chile.

En 2020, de paso, se pueden reescribir las reglas de la comercialización de vinos e impactar la demanda por uvas en la vendimia 2021.

Impacto global

Rodrigo Laytte tiene como responsabilidad supervisar viñas en China, Australia y Nueva Zelandia, entre otros países, para el conglomerado de lujo Moët Hennessy Louis Vuitton. Desde su oficina en Francia le ha tocado ser espectador de primera fila del impacto del coronavirus.

Restaurantes cerrados, países con cuarentena y logística bajo presión son parte de la nueva normalidad.

“La industria del vino tiene que asumir que van a ser tres meses, hasta mayo, de cero ventas. Más allá de que se levante el confinamiento, la gente no va a querer ir inmediatamente a restaurantes o bares”, sostiene el ejecutivo.

Laytte explica que no le extrañaría ver una baja en torno al 50% en las ventas de vinos de los segmentos más altos durante 2020.

“Hay que considerar que hay gente que está perdiendo el trabajo y otros tienen miedo de quedar desempleados, por lo que van a tender a controlas sus gastos”, advierte Laytte.

Debido a la relativa alta exposición de las bodegas chilenas al mercado chino, el impacto se comenzó a sentir desde el minuto cero.

“El Año Nuevo chino —N. de la R. que se celebró a fines de enero— es uno de los momentos de mayor demanda por vino. El coronavirus frenó la demanda en China y las importaciones se ‘chantaron'. Es un mercado que va a dejar de comprar por seis meses”, afirma Marco Adam, director para Ciatti, una comercializadora de vino.

Adam explica que a pesar de que hay una tendencia a la contracción de la demanda en el mundo, el proceso no es uniforme.

“Por ejemplo, la venta de vinos en supermercados en Estados Unidos se disparó. Cerca del 80% de esa demanda corresponde a vino a granel que se vende con etiquetas populares y a precios no muy caros”, afirma.

En la Viña Concha y Toro creen que el impacto no será parejo.

“Será mayor en el canal on-trade, que ha estado totalmente cerrado. El impacto será menor en el canal off-trade y en este contexto, en las primeras semanas tras los confinamientos, la demanda por vino se ha visto impulsada por un aumento de compra de productos con la entrada en cuarentena de algunos de los principales mercados. Ciertamente, hay un efecto de abastecerse. Por dar algunos ejemplos, en Estados Unidos, en marzo el canal off-trade aumentó 66% en la tercera semana y 27% durante la última semana. En Reino Unido, la venta aumentó 27% en la primera semana de abril y 23% en la segunda. Por otra parte, nuestra exposición a otros mercados que han tenido mayor impacto, como China, es relativamente baja, menor al 3 por ciento. Además, en general, podemos apreciar que se ha favorecido el consumo de vinos en el hogar y las personas tienen mayor preferencia por aquellos productos de marcas reconocidas”, sostienen en la compañía.

Andrés Caballero, gerente de enología en la Viña Santa Carolina, cree que el mercado mundial todavía está muy revuelto para sacar muchas conclusiones. Explica que mientras que la demanda desde China se ha detenido, los supermercados de Estados Unidos y Canadá se han mostrado más activos.

“En todo el mundo ves que hay interés por volver a reabrir la economía. Hay que estar atentos a cómo evolucionen las reaperturas de aquí a final de año”, afirma Caballero.

Sven Bruchfeld agrega que las tiendas de vinos, aunque son un canal pequeño de ventas, tuvieron un fuerte repunte en Estados Unidos en marzo. “Usualmente no es un buen mes, pero vendieron como si fuera en diciembre, que es uno de los mejores períodos del año”.

En todo caso, esas mejoras puntuales solo ayudan a aminorar la caída de las exportaciones.

Aurelio Montes cree que todavía hay muchos detalles por dilucidar, por lo que cualquier pronóstico sobre el desempeño de las viñas chilenas tiene un amplio margen de error. Dicho eso, estima que de mantenerse las condiciones actuales, es posible que el volumen de exportaciones tenga una caída superior a 20% este año. La baja en retornos puede ser ligeramente mayor, por la dificultad para vender vinos de mayor valor.

“Si el año pasado estuvimos en US$ 28,5 promedio por caja como país, en 2020 deberíamos terminar bajo US$ 28 promedio por caja”, afirma el dirigente viñatero.

Peligro de sobrestock

Con la vendimia 2020 del hemisferio sur ya cerrada y a cerca de cuatro meses de partir la del hemisferio norte, Rodrigo Laytte ya está planificando el trabajo de 2021 de las viñas que tiene a cargo en Asia, Oceanía, América y Europa.

Uno de los temas que lo tiene de cabeza por estos días es dilucidar cuál será el stock de vino en el mundo en los próximos meses. Todo indica que los volúmenes tenderán a crecer.

“Se vienen lanzamientos de las nuevas añadas, mientras que puede quedar una cantidad importante que vender de las vendimias pasadas. Si se produce un sobrestock, los precios y las ventas se van a ver perjudicados. Quizás lo únicos que se pueden salvar son los vinos muy caros, que usualmente son vinos de guarda. El resto puede enfrentar una situación complicada”, sostiene Laytte.

Por eso el ejecutivo viñatero cree que es vital que los elaboradores de vino y los productores de uva del hemisferio sur comiencen a planificar desde ya la vendimia 2021.

Laytte pone el ejemplo del reciente colapso de los precios del petróleo por un exceso de oferta. Durante un período corto, los oferentes tuvieron que pagar a los clientes para que retiraran el producto.

“Es mejor tener una producción controlada que esforzarse por producir más de lo que se va a poder vender. Finalmente, puede ser más costoso vender que dejar la uva al pie de la parra”, afirma.

Una fertilización más restringida o podas invernales más intensas pueden encaminar a una menor producción de las parras.

Una menor demanda en 2020, de paso, puede provocar un escenario en que las bodegas necesiten menos uva de proveedores externos para la siguiente vendimia.

El impacto para el agro chileno, en todo caso, está por verse.

“Hay que tener en cuenta que este año el clima nos hizo ajustarnos de manera natural. La producción cayó cerca de 20% producto de la sequía y otros factores. El mercado está equilibrado en este momento. Obviamente, todo va a depender de cómo marchen las ventas en los próximos meses”, sostiene Aurelio Montes.

En todo caso, las señales hasta ahora indican que las viñas optarán por un manejo conservador de los costos.

Potenciar venta directa y comercio electrónico

Las dificultades de comercialización tienen a las viñas sacándoles punta a las nuevas ideas comerciales.

“Va a ser una prueba de fuego para el comercio electrónico”, adelanta Aurelio Montes.

En Chile, gigantes como Concha y Toro ya levantaron sistemas de venta electrónica de vinos.

Sven Bruchfeld explica que empresas independientes como Polkura se volcaron a explorar la venta directa.

“Nos hemos defendido un poco con la venta directa en el mercado nacional. No va a lograr compensar todo, pero desde abril y en los próximos meses le vamos a poner mucho esfuerzo para ayudar al flujo de caja, en momentos que va a estar apretada la cosa”, sostiene Bruchfeld.

Eso sí, ese tipo de ventas implica desarrollar nuevas habilidades para los viñateros, más acostumbrados a delegar la venta en una distribuidora a nivel local.

Además, en el extranjero y en Chile, obligará a tener un papel más activo en las redes sociales, como forma de alcanzar a los potenciales compradores.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Estas herramientas permiten hacer un adecuado control de las malezas, mejorar la eficiencia en el uso del agua y aumentar la presencia de materia orgánica en el suelo, entre otras cosas.
El Mercurio
La actual pandemia provocará una serie de cambios, tanto a corto como largo plazo, en las relaciones entre las exportadoras, las aseguradoras y las navieras, por lo que es necesario que los agro exportadores tomen una serie de resguardos.
El Mercurio
Es fundamental que los vendedores/exportadores tomen una serie de medidas preventivas para evitar cualquier daño o perjuicio, como la escrituración de un contrato y el establecimiento de distintas cláusulas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores