EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 7°C   |   Máx. 19°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Vie 25/09/2020

3:59
El Mercurio - Campo

Las nuevas variedades que buscan darle oxígeno al negocio de las manzanas

Por el lado de las tradicionales, llevan la delantera los clones mejorados de variedades como Gala, Fuji y Cripps Pink (Pink Lady®). Entre los nuevos genotipos destacan Ambrosia™, Envy™ y Jazz®.

Martes, 07 de julio de 2020 a las 8:30
- Rosy Glow es un clon de Cripps Pink que permite obtener entre 90 y 100 toneladas por hectárea.
Crédito: Centro de Pomáceas, Universidad de Talca
En retirada
Entre las variedades de manzanas que han comenzado a caer en importancia, los expertos destacan el caso del grupo de las Red Delicious, las cuales suelen sufrir importantes problemas de poscosecha en los mercados de destino.

Otra variedad que paulatinamente está perdiendo el interés de los productores es Granny Smith, un cultivar que destaca por su color verde y alta acidez.

“Hoy en Chile hay pocos huertos bien definidos de Granny. La mayoría de los productores la usan como agente polinizante, por lo que tenemos un producto que no es de la mejor calidad”, explica Marcos Echenique.

Variedades propias
Para los expertos la verdadera llave que le permitirá a la industria chilena de la manzana recuperar el terreno perdido es apostar por el desarrollo de variedades propias pensadas para las condiciones locales.

“No sacamos mucho trayendo al país variedades hechas en otros lugares del mundo, debido a que las condiciones propias de Chile son muy distintas. Entonces el desarrollo de una variedad desarrollada en Alemania jamás será igual en Chile”, explica Vicente Vargas.

En esa línea una de las iniciativas más valoradas por la industria es el Programa de Mejoramiento Genético Asociativo del Manzano, desarrollado en forma conjunta por Andes New Varieties Administration (A.N.A. Chile), el Centro de Pomáceas de la Universidad de Talca, la empresa francesa IFO y Biofrutales S.A., y que cuenta con el apoyo de Corfo.

“A la fecha tenemos un par de selecciones avanzadas que son bastante interesantes y otras que se encuentran un poco más atrás, por lo que es razonable pensar que en tres o cuatro años más existan opciones de que podamos contar con resultados de impacto”, asegura Luis Fernández.

En este trabajo se ha buscado lograr variedades productivas, tolerantes a golpe de sol, de fácil coloración, buen calibre y sabor y altamente productivas.

“Otro atributo importante que tiene que tener una manzana es su capacidad de poscosecha, pues lo ideal es que al salir de atmósfera controlada después de 6 meses mantenga un buen sabor, no presente desórdenes fisiológicos, no tenga problemas de piel y además pueda soportar el viaje hacia el mercado de destino”, agrega Vicente Vargas.

Luis Muñoz G.

La grave crisis que arrastra desde hace años el sector manzanero ha llevado a que muchos productores nacionales hayan apostado por hacer un recambio varietal que les permitiera satisfacer tanto sus necesidades como las de los consumidores.

“Mientras el mercado quiere manzanas de mejor sabor y más alta calidad, los productores desean tener huertos más productivos, con menos problemas y más rentables. Todo eso se puede conseguir al utilizar nuevas variedades”, afirma Vicente Vargas, agrónomo de Dole Chile.

Esta situación ha llevado a que desde hace un tiempo se evalúen decenas de nuevos materiales en el país. Y en este camino, ya existen resultados.

A nivel país existen dos tendencias claras, en cuánto a qué se busca.

La primera de ellas se concentra en las variedades más tradicionales, donde aparecen con fuerza los clones mejorados de grupos de manzanas como Gala y Fuji y Cripps Pink (Pink Lady®).

Así, en el grupo de las manzanas Gala, que en 2019 representaron más del 45% de las exportaciones chilenas, los expertos destacan los buenos resultados que han mostrado dos clones: Galaval, que se caracteriza por tener una coloración totalmente lisa; y Jugala, que suele mostrar algo de estrías.

"Antes el mercado buscaba que la Gala fuera rayada, pero hoy eso no importa. Lo que espera el consumidor de esta variedad es que la manzana tenga un altísimo porcentaje de color, y eso se logra con estos dos clones", asegura Luis Fernández, director ejecutivo de A.N.A Chile.

En el caso de las manzanas Fuji, que representaron casi el 10% de los envíos en 2019, la búsqueda se ha centrado especialmente en encontrar clones que permitan resolver los problemas de toma de color y poscosecha que ha tendido a mostrar esta variedad en Chile.

En ese sentido, uno de los materiales que está dando mejores resultados en la actualidad es Fubrax, que destaca por su alta capacidad para la toma de color y gran firmeza en cosecha, lo que a su vez aumenta su capacidad de guarda.

Luis Fernández, por su parte, destaca que en el último tiempo han salido al mercado varios clones nuevos de Fuji del tipo “spur”, los cuales se caracterizan por generar árboles pequeños y fáciles de trabajar, y entregar una alta intensidad de color.

“De todas maneras estas variedades no van a estar disponibles en el mercado antes de dos o tres años, debido a que hay que hacer pruebas que demuestren que realmente serán superiores a las que se están usando en la actualidad”, sostiene.

En crecimiento

En los últimos años Pink Lady® se ha convertido en el segundo grupo de manzanas más exportado por Chile —en 2019 representó casi el 15% de los envíos— gracias a sus características gustativas (buen dulzor y alta acidez) y de poscosecha, alta productividad y facilidad para ser producida en el huerto.

Si bien en un principio todas las manzanas que se vendían bajo esta marca correspondían a la variedad Cripps Pink, la irrupción en el mercado hace unos años de Rosy Glow, un clon que permite obtener entre 90 y 100 toneladas por hectárea y con alta capacidad para la toma de color en la fruta, hizo variar este panorama, transformándolo en el más plantado de la marca Pink Lady®.

Sin embargo, en el último tiempo han surgido nuevas alternativas.

“Recientemente se ha empezado a comercializar en Chile Lady in Red (neozelandesa), una segunda mutación de Cripps Pink, que tiene una coloración superior a Rosy Glow, lo que la convierte en una alternativa sumamente interesante”, asegura Luis Fernández.

Pese al buen presente que vive Pink Lady®, Marcos Echenique, director de ventas de Copefrut, hace un llamado a analizar con cuidado las opciones de seguir plantando esta variedad en el país, debido a que en el mediano plazo el mercado podría verse afectado por un problema de sobre oferta.

“La Pink Lady® solo ha tenido éxito en Europa, que si bien es un mercado importante, tal vez no sea capaz de absorber toda la oferta en el futuro. No hay que olvidar que los buenos resultados de esta variedad ha llevado a que muchos productores en el mundo, incluidos los de Chile, hayan aumentado de manera importante su superficie”, explica.

A juicio del experto, el futuro de la marca dependerá del trabajo promocional que se haga en otros mercados como Asia, Latinoamérica y especialmente Estados Unidos.

“En los dos primeros la experiencia a la fecha no ha sido muy buena, ya que los consumidores prefieren la fruta más dulce y de baja acidez. En Estados Unidos, en tanto, hay mucho por hacer. Lamentablemente en ese país hay problemas con la marca, lo que ha llevado que se haya realizado poca promoción a la fecha”, afirma Echenique.

Las nuevas apuestas

El otro camino en el recambio son las llamadas “nuevas variedades”, que corresponden a nuevos genotipos obtenidos de programas de mutación genética, los cuales en la mayoría de los casos están asociados a clubes de producción.

“Estas variedades, en general, dependiendo de la estrategia que adopte su dueño, requieren del pago de royalties y tienen limitaciones en las superficies de plantación, entre otras cosas, por lo que es bastante difícil acceder a ellas”, asegura Marcos Echenique.

Según los expertos, una de las variedades que más destaca en ese grupo es la canadiense Ambrosia™, que posee un alto dulzor, buen calibre y gran productividad.

“Esta variedad ha tenido una posición súper fuerte en Estados Unidos y un desarrollo reciente muy importante en Asia y Europa, por lo que es una apuesta muy interesante”, afirma Marcos Echenique.

El ejecutivo, que participó en la introducción de esta variedad al país, comenta que a nivel general Ambrosia™ ha funcionado bastante bien en Chile, aunque reconoce que su producción en huerto tiene algunas complejidades.

“Uno de los principales problemas que ha tenido es la toma de color, por lo que a menudo hay que ayudarla con la exposición a la luz, claro que sin descuidar el asunto de la radiación y el golpe de sol”, explica Marcos Echenique.

Por lo mismo, recomienda, establecer las plantas de esta variedad, que en Chile es licenciada por Unifrutti y David del Curto, sobre patrones enanizantes y bajo mallas.

Otra de las variedades que destacan los expertos en este grupo es Honeycrisp, un cultivar que ha tenido un gran éxito en mercados como Estados Unidos, gracias a su equilibrado sabor entre dulzor y acidez, alta jugosidad y firme textura.

En Chile la evaluación de esta variedad, que fue desarrollada en la Universidad de Minnesota, es diversa, ya que en algunos lugares ha mostrado problemas como bitterpit, un trastorno fisiológico que se caracteriza por generar manchas marrones de textura corchosa en la superficie de la fruta y está asociado entre otras cosas al estrés hídrico y altas temperaturas.

Según Vicente Vargas, los productores que la han establecido en la zona central en la actualidad solo están aprovechando entre el 30% y 40% de la producción del árbol.

Para Luis Fernández esta variedad no calza bien con la zona manzanera tradicional del país, por lo que recomienda cultivarla más al sur.

“Esta variedad se acomoda mucho mejor a zonas más frías”, asegura.

En el grupo de las avanzadas los expertos también destacan dos variedades de origen neozelandés: Envy ™, que se caracteriza por su color rojo uniforme con una tonalidad rojiza que le confiere un aspecto natural y atractivo, y su pulpa blanca, crujiente y de gran dulzor, que la sitúa en el segmento de las “supersweet”; y jazz® que destaca por tener una carne dura y crujiente pero jugosa, y un color rojo y granate sobre tonos de verde, amarillo y naranja.

Pese a sus cualidades y alto potencial comercial, los expertos concuerdan en que ambas variedades han mostrado algunos problemas productivos, especialmente cuando son plantadas en la zona manzanera tradicional.

Así, por ejemplo, en algunos huertos de Envy ™, se ha detectado una alta presencia de russet, mientras que en los de Jazz® se ha visto cierta tendencia al añerismo, lo que en la práctica se traduce en plantas poco constantes desde el punto de vista productivo a lo largo del tiempo.

Si bien John Skinner, director de ingeniería y desarrollo de San Clemente, empresa que cuenta con las licencias para la producción de estas variedades en Chile, reconoce que durante los primeros años después de establecidas las plantas, existieron algunos problemas, estos fueron superados.

“En los últimos años se ha hecho un fuerte trabajo a nivel de campo, lo que nos ha permitido conseguir excelentes resultados a nivel técnico y comercial, con productos ampliamente apreciados por los consumidores”, asegura.

El ejecutivo comenta que después de años trabajando con estas variedades existe claridad de que se adaptan con mayor facilidad a zonas un poco más frías.

“Sin embargo hay que tener cuidado con Envy ™, debido a que como es susceptible a russet no puede establecerse en lugares muy húmedos. Lo ideal es Angol, que es donde se encuentra la mayoría de las 100 hectáreas que tiene cada una de estas variedades en el país”, sostiene.

La gran promesa

Si bien los expertos también destacan el potencial de otras nuevas variedades que se han estado probando en el país como Modí®, Kanzi®, Sunrise Magic®, Elstar ®, SweeTango® y Evelina®, entre otras, concuerdan en que la gran revelación en el mundo de las manzanas en el mediano plazo debería ser Cosmic Crisp, una variedad creada en un programa de la Universidad de Washington, en EE.UU. y que fue lanzada comercialmente a fines de 2019.

Cosmic Crisp, que surgió del cruzamiento entre Honeycrisp y Enterprise, es la variedad más plantada en los últimos años en Estados Unidos y destaca por su crujencia, buen sabor, jugosidad y alta coloración.

“Además, desde el punto de vista agronómico, es muy productiva y se ralea sola, lo que la hace bastante más barata de producir”, asegura John Skinner.

El ejecutivo de San Clemente, empresa que tiene los derechos para la producción de esta variedad en Chile, comenta que las primeras plantaciones se harán en 2021 en la localidad de Angol.

“Sin embargo, creemos que esta variedad tiene el potencial para darse bien en una amplia variedad de zonas, desde Curicó al sur”, agrega.

Si bien Marcos Echenique concuerda en que Cosmic Crisp está llamada a convertirse en un “suceso comercial” en los próximos años, hace un llamado a la calma, pues “primero hay que ver cómo se da en Chile”.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Al realizar esta labor no solo se elimina madera sino que también se compromete la existencia de los centros frutales, es decir, se reduce el potencial productivo de las plantas.
El Mercurio
Instalar este tipo de tecnologías en el predio no solo permiten identificar cuánto se regó realmente y cómo está trabajando el equipo de riego, sino que también alertan en caso de que haya un corte en el suministro eléctrico o si el tranque se quedó sin agua. Además, es posible programar los equipos de riego y fertirriego a la distancia.
El Mercurio
Para que el grano cosechado cumpla los requerimientos para satisfacer de manera adecuada la demanda de nutrientes y materia seca para que los animales entreguen una leche de buena calidad es cumplir ciertas exigencias que consideran la elección de la semilla, la fertilización.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores