EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com
¿Está usted suscrito?
SUSCRÍBETE AQUÍ

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 14°C

Santiago de Chile. Mié 27/05/2020

0:03

El Tiempo:  Santiago Máx. 20°C | Mín. 5°C | Actual 14°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Cereales con precios históricos y bajos rendimientos

El nivel récord del tipo de cambio beneficiará a los productores esta temporada, especialmente de avena y maíz, cuya cosecha está en curso. Sin embargo, la sequía ha afectado el volumen de producción y podría complicar las perspectivas de siembras. También hay preocupación por las limitaciones que puede traer el coronavirus.

Martes, 31 de marzo de 2020 a las 8:30
- Los expertos creen que la cosecha de trigo de este año "se quedó corta".
Crédito: El Mercurio
Sequía complica al arroz
Si ya al inicio de las siembras, en octubre del año pasado se vaticinaba una temporada compleja para el arroz, durante la cosecha en curso sus efectos han sido más notorios, debido a la falta de lluvias durante la primavera y el verano, que agravó la estrechez hídrica.

“Se sembraron unas 26.500 hectáreas y estimamos que habrá 14% de baja en los rendimientos, con una cosecha que normalmente se extiende hasta fines de abril, y que por posibles medidas de cuarentena podría ralentizarse y durar hasta mediados de mayo”, proyecta Mario Concha, presidente de la asociación gremial de arroceros Unicaven.

Altas temperaturas afectan al raps
Al igual que otros cultivos, el raps tuvo una temporada con precios récord, en torno a los $360 mil pesos por tonelada, pero los rendimientos no fueron los que se esperaban, aun cuando superaron los de la temporada anterior.

“La sequía fue muy extrema en el último tercio y hubo golpes de calor que hicieron que bajara la calidad en materia grasa, afectando los rendimientos. Esperábamos unas cuatro toneladas por hectárea y se cosecharon en torno a 3,8 toneladas por hectárea, aunque eso superó a las 3,65 toneladas del año pasado”, explica Max Boehmwald, de Agrotop.

Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Paloma Díaz A.

La cosecha está partiendo con un precio altísimo, nunca antes visto”, afirma, desde la Región del Maule, el productor de maíz Fernando Medina, quien por estos días está tratando de avanzar lo más rápido posible en la cosecha, para minimizar el impacto de posibles restricciones por las medidas para evitar la expansión del coronavirus.

Pese al atractivo de los precios, esta es una temporada de dulce y agraz, ya que la sequía –también histórica– limitó la capacidad de siembra y habría afectado en forma importante los rendimientos, sobre todo en la Región de O'Higgins, y en el norte y centro del Maule.

“La mayoría de los productores hoy está esperando un precio desde $18.000 por quintal hacia arriba, pero hay muchísima menos superficie que el año pasado y pérdidas porque debido a la falta de agua se privilegió el riego de cultivos más rentables, como los frutales, en desmedro del maíz… Yo logré salir adelante porque tengo mis siembras con riego tecnificado y optimicé el uso del agua”, explica Fernando Medina.

Los números le dan la razón. La encuesta de intenciones de siembra de la temporada 2019-2020 indica que la superficie de maíz se redujo 10,6% respecto de la campaña anterior, lo que hace esperar una caída en la producción nacional para esta cosecha, mientras que los precios que ofrecían los poderes compradores la semana pasada se ubicaban en torno a $17.000 por quintal, según los datos de Cotrisa, lo que es casi un tercio más que los $13.000 que se llegaron a pagar el año pasado.

“A la menor superficie sembrada de suman los problemas de disponibilidad de agua durante el desarrollo del cultivo en la zona central, lo que redundó en problemas de rendimientos y recortes de superficie cultivada, por lo que la producción se situaría en torno a 700 mil o 750 mil toneladas”, asegura el gerente general de Cotrisa, Eduardo Zañartu, y añade que las mermas en los rendimientos serían en torno al 20% en promedio.

Detrás del fuerte aumento de los precios pagados a los productores, al igual que en otros cereales, está el alza del dólar como factor central. Si se toman como referencia los datos del Banco Central para el 25 de marzo, el dólar tuvo un incremento de 25% ante el peso chileno, ubicándose en un nivel inédito de $847.

Los movimientos del tipo de cambio impactan directo en los precios internos, ya que están determinados por el costo alternativo de importación (conocido como CAI) de los cereales, aun cuando los precios internacionales de un producto no hayan tenido alzas tan significativas.

“Hace un año, el CAI del maíz argentino era de $13.600 por quintal, con base en la Región Metropolitana, mientras que el actual se sitúa en $17.500, lo que representa un alza de 28,7%”, dice Eduardo Zañartu.

Dependencia de importaciones

Durante el año pasado, el consumo aparente de maíz grano fue de unos 3,3 millones de toneladas en Chile, de los cuales solo el 29% fue abastecido por la producción nacional y el resto importado, principalmente desde Argentina.

Si bien el precio se determina por el costo alternativo de importar, también algunos compradores privilegian el maíz nacional y están dispuestos a pagar un diferencial, porque pueden tener una trazabilidad más completa del cereal.

“Siempre el maíz nacional ha tenido una demanda fuerte, pero los altos precios de esta temporada se explican principalmente por efecto del alza del tipo de cambio, ya que en la Bolsa de Chicago y en la de Rosario los precios están en niveles similares a los del año pasado”, afirma Antonio Vidaurre, gerente general de Coagra Agroindustrial.

Para evitar la inestabilidad de los precios internacionales, la empresa ha modificado su modelo de compras de maíz y hoy actúa principalmente como intermediaria de consumidores finales, sin comprar granos para almacenarlos y salir a venderlos al mercado spot durante el resto del año.

“En los últimos tres años se ha visto un aumento en el consumo de maíz en Chile y la producción nacional cada año es menos participante… Y este año estimamos que esa participación será la más baja que hemos tenido”, proyecta Antonio Vidaurre.

Desde Argentina, que provee el 81% de las importaciones de maíz de Chile, el analista de la Bolsa de Cereales Martín López dice que la cosecha en curso de los trasandinos tendrá rendimientos similares al récord que registraron el año pasado, con un volumen final de 50 millones de toneladas.

“Los buenos rindes están explicados fundamentalmente por las condiciones climáticas favorables durante el período crítico, particularmente por el volumen de lluvias caídas, por lo que estarán por encima de los promedios de los últimos años, pero 1,2% por debajo del año pasado”, detalla.

Sin embargo, de cara a la próxima temporada, los argentinos esperan que disminuya la superficie de siembra de maíz, como efecto de la mayor oferta mundial que se espera de este grano, luego de la fuerte baja de precios del petróleo.

“El precio del petróleo tornó inaplicable la utilización de energías alternativas, como el biodiésel y el etanol, que se produce a partir de maíz, lo que llevó al cierre de muchas plantas en Estados Unidos”, explica Ricardo Baccarin, director de la corredora Panagrícola.

Coronavirus y sequía

Fernando Medina dice que, a pesar de los precios récord de este año, las perspectivas para el maíz están amenazadas por los efectos que puedan tener las medidas para evitar contagios por coronavirus, que podrían limitar la movilización de productores o turnos en los puntos de recepción, y la sequía, que determinará cuánto se puede sembrar la próxima temporada.

“Si perduran los precios actuales, las intenciones de siembra del maíz van a cambiar, pero todo va a depender de cuánto llueva hasta la primera semana de julio”, asegura.

Antonio Vidaurre comparte esa mirada y asegura que la disponibilidad de agua hoy es el factor determinante para la siembra.

“Los estudios de clima proyectan un año parecido a 2019, aunque podría cambiar, pero es difícil que alguien corra el riesgo de no poder regar todo lo que siembran, como ocurrió en 2019, porque hay una pérdida económica importante. Sin agua, todo es especulativo”, dice.

Avena al alza

Otro de los cultivos que registró precios históricos este año es la avena, impulsada por el dólar y la creciente demanda de este cereal por parte de empresas que la procesan y exportan. En este caso, además, el cultivo no fue afectado en forma importante por la falta de agua, ya que se siembra desde Ñuble al sur, por lo que los rendimientos habrían bajado entre 5% y 10% como máximo.

“Este año los precios promedio van a estar entre $185 a $195 por kilo, lo que es muy alto, y se debe también a que hay más poderes de compra y la disputa por la avena ha sido más fuerte, ya que hay compromisos que cumplir”, precisa Antonio Vidaurre, y añade que Coagra envía avena pelada, hojuelas, hojuelones y harina a distintos mercados.

Desde Freire, en Agrotop proyectan que los buenos valores de este año –con precios que partieron en torno a $140 por kilo y terminaron bordeando los $230– impulsarán a un alza en la superficie de siembras para la campaña 2020-2021.

“Mi proyección es que vamos a tener un aumento sustancial en la superficie de avena, en torno al 30%, con lo que podríamos llegar a unas 110 mil hectáreas, un nivel que permite tener buenos precios para los agricultores y un abastecimiento oportuno y de calidad para la industria”, plantea Max Boehmwald, gerente comercial de Agrotop.

También resalta que los poderes compradores han aumentado su capacidad de compra y proceso, lo que le da más competitividad al cultivo.

“El consumo mundial ha aumentado levemente. Lo relevante es que Chile ha logrado abrir y desarrollar nuevos mercados. En Agrotop exportamos a 15 destinos, donde Latinoamérica es el principal”, resalta.

Trigo con cosecha corta

Si bien los analistas estiman que es muy temprano para hacer un balance de la cosecha de trigo, ya que no hay datos oficiales y buena parte del cereal sigue en manos de los agricultores –más que en años anteriores, aseguran–, sí es posible decir que la cosecha fue más corta de lo habitual.

“Muchos poderes compradores no alcanzaron a cubrir sus cuotas de compra, lo cual es síntoma de una cosecha más acotada. Las condiciones climáticas determinaron que fuera más adelantada, con algunos problemas de calidad y rendimientos producto de la falta de agua y heladas tardías en algunas zonas”, afirma desde Cotrisa Eduardo Zañartu.

Un punto llamativo es que los precios fueron aumentando con el avance de la cosecha, especialmente en La Araucanía, promediando $18.300 por quintal a comienzos de marzo, considerando los dos mejores precios de trigo fuerte.

“Otro hecho destacable es que las brechas entre los precios de las zonas central y sur se minimizaron respecto de años anteriores. Esto ratifica la dificultad que tuvieron algunos compradores”, añade Zañartu.

En el caso del trigo débil, en Cotrisa advierten que se observó una relación entre los precios internos y el CAE por debajo de la que debería existir en un mercado competitivo, en algunas semanas, lo que llevó a la empresa estatal a intervenir en el mercado, publicando precios y comprando trigo.

A nivel global, el precio ha mostrado volatilidad, en línea con la coyuntura económica. Desde septiembre mostraba una tendencia al alza, bajó a contar de enero y en la segunda mitad de marzo mostraba un rebote, ante mayores compras por parte de molineras de Estados Unidos.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
No realizar trabajos en el suelo, cortar y eliminar el follaje senescente, hacer un adecuado control de malezas y realizar una buena fertilización es vital para conseguir turiones de alta calidad.
El Mercurio
Facilitar las condiciones para que estos procesos se den de manera adecuada en los huertos será fundamental para alcanzar una buena cosecha.
El Mercurio
Considerando que entre el 25% y el 50% de estos cultivos no logran llegar a sus mercados de destino por un mal manejo a lo largo de toda la cadena productiva, es necesario tomar una serie de precauciones para aminorar las pérdidas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores