EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com
¿Está usted suscrito?
SUSCRÍBETE AQUÍ

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 16°C   |   Actual 16°C

Santiago de Chile. Mié 27/05/2020

18:52

El Tiempo:  Santiago Máx. 16°C | Mín. 5°C | Actual 16°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Chile busca agilizar las exportaciones

El SAG proyecta ampliar la certificación electrónica de documentos con distintos mercados e inició un programa piloto para inspeccionar cerezas y arándanos en las líneas de proceso, lo que permitiría ahorrar tiempo y costos.

Lunes, 23 de diciembre de 2019 a las 8:30
- México y Chile ya tienen certificación electrónica para todas las frutas.
Crédito: Sebastián Cisternas - El Mercurio
Los puertos

El acceso a los puertos y sus trámites es uno de los aspectos a mejorar.

El ministro Antonio Walker adelanta que el SAG está evaluando programas piloto para la trazabilidad de carga, que implicaría hacer una inspección en origen y validarla en los puertos, a través de portales de radiofrecuencia, que se probó en San Antonio y se implementará en Valparaíso.

Jorge Valenzuela plantea incorporar trenes de carga y una carretera de tres pistas para acceder directo a los puertos y en la Asoex apuntan la continuidad de los servicios.

“Para la fruta, un día de espera es clave para llegar con la calidad y condición requerida, así como también para cumplir con los programas”, dice Ronald Bown.

Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Paloma Díaz Abásolo

El creciente volumen de frutas que exporta cada año Chile, que pasó de 2.348.851 toneladas en la temporada 2014-2015 a 2.727.004 toneladas en la campaña anterior, con un alza de 16% en cuatro años, obliga a las empresas y autoridades sanitarias a mejorar la logística y los sistemas administrativos asociados al proceso exportador, para mantener la competitividad del país.

Entre las innovaciones y avances más recientes, en la industria resaltan la implementación de buques rápidos que acortan los tiempos de llegada a China, pasando de unos 40 días a un período de entre 21 y 22 días, que es crucial para las cerezas.

También destacan la implementación del sistema de mitigación de riesgos conocido como system approach, que permite reemplazar la fumigación de las frutas por una inspección, que ya está habilitado para algunas especies y destinos, y que se busca ampliar a otros, como uvas y arándanos para Estados Unidos.

“Desde la temporada pasada, el sector está experimentando también un mayor cabotaje marítimo interno, donde pequeñas embarcaciones transportan fruta desde el norte a los puertos de la zona central, para ser embarcadas en naves de mayor tonelaje”, dice el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas (Asoex), Ronald Bown.

Una de las principales novedades para esta temporada es la puesta en marcha de un programa piloto para la inspección de frutas en las líneas de proceso, que lleva adelante el SAG junto a 13 exportadoras de arándanos y cerezas, para evaluar su funcionamiento y, según los resultados, implementarlo como una alternativa de inspección para la próxima campaña.

También se está potenciando la certificación electrónica, que permite presentar en línea los documentos de cada envío de frutas, evitando la pérdida de papeles y el despacho a través de empresas de courier, además de funcionar las 24 horas y de requerir menos funcionarios del SAG.

“Cada día cuenta en llegar con mayor rapidez, debido al dinamismo del mercado, donde la disponibilidad del producto es vital. Responder de manera más rápida al mercado permite mejorar la posición competitiva del sector”, comenta el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

Inspección más eficiente

El proceso convencional de inspección que realiza el SAG en las plantas de proceso, para certificar que cumplen con las exigencias fitosanitarias de exportación, puede tomar entre 48 horas y tres días, lo que en a veces implica retrasos en la salida, pérdidas de espacio de frío al tener los productos a la espera de la revisión y mayores costos, porque normalmente se abren pallets que ya están listos para embarcar.

Por eso, el programa piloto para inspeccionar las frutas en la línea de proceso —es decir, cuando ya ha sido seleccionada con la calidad para exportación, pero antes de que sea embalada— es visto con muy buenos ojos entre los exportadores.

“Esta nueva modalidad nos permite que la inspección no intervenga en el proceso normal y se pone a la altura de lo evolucionada que está la industria… Ya no es necesario abrir pallets para tomar muestras, se respeta el flujo desde el packing al despacho, no hay pérdidas de materiales y no requiere de metros cuadrados para presentar los pallets”, destacan desde la exportadora Garcés Fruit, que participa en el programa piloto con el SAG.

Hasta ahora, aseguran que los resultados han sido satisfactorios y que han permitido liberar espacio en el frigorífico, ya que la fruta queda disponible para su despacho cuando termina la etapa de prefrío.

“En las cerezas, el impacto no es sobre el volumen, sino en la oportunidad de disponer de la fruta para su despacho a las 24 horas de ser procesada, versus las 48 horas o más que requiere la inspección tradicional”, resaltan en Garcés Fruit, ya que más del 85% de sus cerezas van a mercados con programas de origen.

En el SAG dicen que también es un proceso más eficiente para ellos, ya que requieren menos funcionarios y traslados, pero advierten que se aplicaría solo para packings con ciertos volúmenes mínimos de fruta procesada, los que se definirán cuando termine el programa piloto.

“Estamos trabajando en la tarifa que se va a definir para esto y mi apuesta es que a las empresas les resulte igual o más barato que el sistema de inspección convencional cuando tengan el volumen adecuado”, detalla Rodrigo Astete.

También explica que el objetivo es ampliarlo a otras especies que manejen volúmenes grandes de frutas, más allá de las cerezas y arándanos, y que sea un sistema que los exportadores puedan elegir para las semanas con más movimiento de fruta.

Reducir el papel

A contar de esta temporada, México se convirtió en el primer destino con el cual Chile tiene el sistema de certificación electrónica para todas sus frutas, lo que permite a los exportadores prescindir de papeles, y que se pretende ampliar a otros destinos.

“Al hacer la certificación electrónica cuando la fruta sale desde Chile, automáticamente queda consignado en el sistema. Ya no tiene que viajar el papel vía courier, no se pierden documentos, no hay errores ni llegan tarde, por lo que se evita que una carga pueda quedar retenida, y es algo que eventualmente ayuda frente a paros”, asegura Rodrigo Astete.

También se está desarrollando un programa piloto con China, para productos vegetales y carne, y los exportadores esperan con ansias que entre en operación en forma regular.

“También hemos establecido con el SAG un programa donde fijamos en qué países nos interesa potenciar la certificación electrónica, como Colombia, Perú, Corea del Sur, Estados Unidos, Holanda y Argentina, entre otros”, asegura Ronald Bown.

Junto con eso, plantea que sería positivo para crear la opción de emitir los certificados fitosanitarios en las centrales frutícolas, al momento del despacho y no en los puertos o aeropuertos, para hacer más eficiente el proceso y descongestionar el acceso en los puntos de salida, algo que están evaluando con las autoridades.

System approach

Antes del inicio de la cosecha de arándanos, los productores de Biobío y Ñuble esperaban ansiosos la autorización de Estados Unidos para implementar el system approach con la fruta proveniente de estas regiones, y así evitar la fumigación con bromuro de metilo que deben realizar desde 2014, cuando la plaga Lobesia botrana se propagó a los arándanos entre esa zona y O'Higgins.

Siguieron las medidas de control que exigía el eventual protocolo —que, según las autoridades del SAG, ya estaría definido en el ámbito técnico, entre ellos y el APHIS, del Departamento de Agricultura de Estados Unidos—, pero que hasta ahora no se ha concretado, y que sería un gran avance especialmente para los productores de arándanos orgánicos, que podrían recuperar esa condición en el mercado estadounidense.

“En el caso del system approach de arándanos para Biobío y Ñuble, está acordado en términos técnicos y se encuentra detenido en los trámites administrativos. Para eso, el Ministerio de Agricultura ha presionado para su rápida publicación, aunque hasta ahora no existe certeza de la fecha en que se haría la consulta pública y luego su publicación”, detalla el director nacional del SAG, Horacio Bórquez.

Debido a lo avanzada que está la cosecha para las zonas que se verían favorecidas, afirma que los productores verían los beneficios concretos durante la próxima temporada.

Sobre la aplicación de un sistema de monitoreo para la uva de mesa, en tanto, explica que también está en proceso, pero más atrasado que el de arándanos, ya que los estadounidenses deben aprobar la última contrapropuesta técnica que presentó Chile antes de continuar con la etapa de consulta pública.

El presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, llama a que las autoridades locales sigan presionando para que se pueda implementar pronto el system approach, tanto en arándanos como en uvas.

“En el caso de las uvas de mesa, de las casi 20 mil hectáreas que se han renovado con nuevas variedades en Chile en los últimos años, en torno al 90% corresponde a variedades de origen estadounidense, por lo que consideramos que esa también es una razón para que Estados Unidos agilice la entrada en vigencia del system approach, asegura.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
No realizar trabajos en el suelo, cortar y eliminar el follaje senescente, hacer un adecuado control de malezas y realizar una buena fertilización es vital para conseguir turiones de alta calidad.
El Mercurio
Facilitar las condiciones para que estos procesos se den de manera adecuada en los huertos será fundamental para alcanzar una buena cosecha.
El Mercurio
Considerando que entre el 25% y el 50% de estos cultivos no logran llegar a sus mercados de destino por un mal manejo a lo largo de toda la cadena productiva, es necesario tomar una serie de precauciones para aminorar las pérdidas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores