EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 10°C   |   Máx. 30°C   |   Actual 16°C

Santiago de Chile. Vie 30/10/2020

9:43
El Mercurio - Campo

Cerezos en el sur: Las claves para desarrollar un proyecto rentable en Los Ríos y Los Lagos

Según los expertos, para que un huerto sea exitoso en esta zona se debe utilizar idealmente una variedad como regina y contemplar sí o sí la instalación de techos.

Martes, 22 de septiembre de 2020 a las 8:30
- Christopher Reckmann, asesor y productor de La Unión.
Crédito: El Mercurio
Erradicar algunos manejos
Cristian Parra comenta que en los últimos años en la zona le ha tocado ver muchos proyectos bien desarrollados, pero también otros muy deficientes, donde se llevan a cabo algunos malos manejos, los cuales deben ser erradicados.

En ese sentido, destaca que uno de los manejos que se deben eliminar es el establecimiento de los cerezos sobre camellones en suelos con buen drenaje.

“Esto no tiene lógica si partimos de la base que los camellones se usan en suelo pesados, donde hay problemas de humedad. Lo peor es que al hacer esto se aumenta la altura del árbol, que debería medir 2.5 o 2.8 m, lo que termina avanzando en contra de lo que buscamos, que es tener un huerto de baja altura, cómodo para que los trabajadores realicen sus labores”, explica.

A esto se agrega el hecho de que en muchos huertos se están estableciendo plantas no terminadas de un año, las cuales cuentan con un mal sistema radicular y un portainjerto débil. Esto, en la práctica, genera que muchas de ellas retrasen su entrada en producción.

“Muchas plantaciones están entrando en producción al año cuatro, lo que es un verdadero problema. Personalmente, creo que un productor debería empezar a tener fruta exportable al segundo año”, asegura Cristian Parra.

Por lo mismo, el experto recomienda usar solo plantas terminadas de dos años, con un buen sistema radicular.




Luis Muñoz G.

Pese a que los primeros proyectos comerciales de cerezas se instalaron hace más de 20 años en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, el mayor entusiasmo de los productores por llegar a la zona solo se manifestó en el último tiempo.

Según el Catastro Frutícola de Cirén, la superficie plantada de cerezos en este eje pasó de 65 hectáreas en 2016 a 755 en 2019, lo que significa un alza de 1.061%. Y la proyección del sector es que en los próximos años las plantaciones de esta especie seguirán creciendo.

“Hay un alto interés por plantar cerezos en esta zona. Si en un principio eran las empresas cereceras grandes de la zona central las que estaban llegando a instalarse acá, hoy son los empresarios locales los que se están entusiasmando con este tema, por lo que el crecimiento debería seguir en los próximos años”, asegura Andrés Valdivia, productor de cerezas de la localidad de Cancura, en la Región de Los Lagos, y jefe de producción de Viveros Rancagua.

Si bien los expertos celebran esta buena noticia, advierten que para alcanzar buenos resultados en una zona que apunta a la producción de fruta tardía los proyectos deben ser planificados de forma cuidadosa. Por lo mismo, recomiendan que antes de hacer cualquier inversión se realice una completa evaluación del lugar en que se establecerá la plantación, la variedad que se usará y el presupuesto que se manejará.

En todas partes

A diferencia de lo que ocurre en La Araucanía, donde buena parte de la superficie cerecera está concentrada en las cercanías de Angol, al norte de la región, en el eje Los Ríos – Los Lagos las plantaciones se extienden por casi todo el territorio. De hecho, en la actualidad se pueden encontrar huertos —grandes, medianos y pequeños— desde San José de la Mariquina, por el norte, pasando por Puerto Lapi, Trafún, el Lago Ranco, La Unión, San Pablo, Osorno, Río Negro y Purranque, hasta Puerto Octay, por el sur.

“La gracia que tiene toda esta zona es que hay muchas alternativas para instalar huertos de cerezos, debido a que los suelos en general tienen condiciones bastante buenas y a que hay climas y condiciones diversas. Así se pueden encontrar lugares algo calurosos, más fríos, más húmedos o más secos”, afirma Andrés Valdivia.

Pese a ello, Cristian Parra, asesor y productor de Osorno, cree que los lugares que tienen mayor potencial de desarrollo para esta especie en la zona son, en general, los ubicados desde la ruta 5 a la costa, es decir, los que se encuentran cerca de la precordillera de la costa, debido a que tienen buena luminosidad.

“Esto, en la práctica, les permite alcanzar fácilmente un par de grados más de temperatura que los del valle central, lo que es un plus para los productores”, indica.

También destaca que en esa zona los suelos se caracterizan por tener lomajes suaves y un buen drenaje.

“Además en esos lugares tiende a haber agua, menores precipitaciones y una buena accesibilidad”, advierte Cristian Parra.

Regina o regina

Los expertos coinciden en que la variedad que ha dado mejores resultados en la zona a la fecha es, por lejos, regina, debido a que es tardía —su cosecha se extiende entre la primera semana de enero y la primera de febrero y, por ende, se ajusta bien al modelo de negocios de la zona sur— y tiene una alta tolerancia a las lluvias.

Esta variedad, que es la más plantada en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, se usa principalmente sobre portainjertos gisela 5 o 6.

“La diferencia entre ambos patrones tiene que ver con que gisela 6 es más vigoroso y un poco menos precoz que gisela 5. De hecho, este último acusa problemas más fácilmente, por lo que quizás no es la mejor opción para un productor que esté partiendo en este frutal”, explica Andrés Valdivia.

Otra de las variedades que se plantan en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, aunque en menor grado que regina, es kordia, un cultivar tardío —en la zona se suele cosechar una semana antes que regina—, que presenta buen sabor y presencia.

Incluso algunos productores han optado por plantar lapins, una variedad más productiva que regina y kordia, que suele cosecharse en la zona a fines de diciembre, cuando la zona central aún no ha terminado la temporada.

Si bien en la actualidad se están probando nuevas variedades en la zona, los expertos concuerdan en que a la fecha no existen resultados concluyentes.

“Por lo mismo, creo que regina seguirá predominando fácilmente por al menos los próximos 10 años”, afirma Andrés Valdivia.

Techos sí o sí

Existe consenso entre los expertos y productores que para establecer un proyecto de cerezos exitoso en el eje Los Ríos – Los Lagos se debe contemplar —ojalá desde la plantación— la instalación de sistemas de coberturas o techos.

“Esto debería ser considerado, al menos, desde Valdivia al sur. No hacerlo significa un riesgo que no tiene sentido”, asegura Andrés Valdivia.

Christopher Reckmann, asesor y productor de La Unión, comenta que si bien regina suele soportar bastante bien las lluvias, especialmente hasta 3 o 4 semanas antes de la cosecha, las mayores pérdidas en esta zona a causa de este problema se suelen dar en floración.

“A nosotros las últimas lluvias, caídas hace pocos días, nos afectaron 4 hectáreas que fueron plantadas en 2016 y que no estaban techadas. Así, por ejemplo, si hasta antes de esos eventos creíamos que a esa plantación le podíamos sacar 3.500 kg/ha, ahora supongo que bajaremos a 2.000 kg/ha”, advierte.

Además de ser una barrera para las lluvias primaverales, los techos son un arma bastante efectiva para combatir las granizadas, fenómenos que en la zona suelen darse desde octubre en adelante; y disminuir la presencia de cáncer bacterial, enfermedad que más afecta a los cerezos en Chile.

Estas herramientas también sirven para morigerar las temperaturas y evitar los daños provocados por potenciales heladas primaverales.

“Si bien en nuestro caso las heladas no son un problema, la presencia de techos nos ayuda a aumentar en uno o dos grados la temperatura respecto de lo que ocurre afuera de ellos”, explica Andrés Valdivia.

Christopher Reckmann destaca que a la fecha no ha visto que el uso de estas herramientas dañe o altere la polinización.

“Nosotros pensamos que este podía ser uno de los problemas de los techos, pero a la fecha no ha sido así. Vemos que las abejas vuelan tranquilas, sin problemas. Se ven cómodas”, asegura.

Quizás lo único problemático de esta tecnología, según los expertos, es que su utilización suele adelantar en algunos días la cosecha de la fruta, lo que puede ser un problema para aquellos productores que apuestan por salir lo más tarde posible en la temporada.

“En nuestra zona hemos visto que la fruta bajo techo sale entre 3 y 4 días antes que la que no tiene protección”, afirma Christopher Reckmann.

Altos costos, buenas ganancias

Los expertos señalan que el costo de establecer un huerto de cerezos en eje Los Ríos – Los Lagos, donde se incluye la compra de plantas, la instalación del riego y la preparación del suelo, oscila entre $15.00.000 y $20.000.000 por hectárea. A esa cifra se le deben agregar los costos del sistema de coberturas o techos, que puede llegar a $35.000.000 /ha; y la mantención anual del campo, que se mueve entre $8.000.000 y $9.000.000 /ha.

En esta ecuación también se debe considerar el valor del suelo, que en las regiones de Los Ríos y Los Lagos ha aumentado de manera importante en los últimos años. Así, por ejemplo, si hasta hace ocho años se podía encontrar una hectárea de suelo por $6.000.000, hoy resulta casi imposible encontrarla por menos de $15.000.000-$20.000.000.

Así, un productor que quiera establecer un huerto rentable en el eje Los Ríos – Los Lagos debe aspirar a alcanzar productividades promedio de 10 a 15 toneladas de cerezas exportables al año.

“Si bien para instalarse acá hay que hacer una inversión importante, los precios que se logran, que llegan a US$ 5 o US$ 6 por kilo, incluso más, dan para que sea un buen negocio”, afirma Andrés Valdivia.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Cuando estamos por iniciar la temporada de exportaciones es fundamental que tanto exportador como importador sepan que deben cumplir ciertas obligaciones, las que idealmente deben ser pactadas en un contrato con el fin de prevenir controversias.
El Mercurio
La alta demanda interna, la continua apertura de nuevos mercados internacionales y el prestigio que tiene en el exterior la fruta producida en Chile son factores que están entusiasmando a los productores nacionales para ampliar la superficie de plantación actual.
El Mercurio
Si bien ambos son capaces de generar buenos resultados productivos, la elección de cuál se ocupe debe hacerse a partir de criterios técnicos como el tipo de suelo y la variedad con la que se está trabajando.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores