EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 6°C   |   Máx. 22°C   |   Actual 7°C

Santiago de Chile. Mar 14/07/2020

6:12

El Tiempo:  Santiago Máx. 22°C | Mín. 6°C | Actual 7°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Peste porcina africana dispara precios de carne de cerdo

70% se elevaría el precio de esa carne en China, país responsable de la mitad del consumo mundial. Las empresas chilenas están desviando exportaciones a ese mercado y se espera mayor demanda por aves y salmones.

Lunes, 06 de mayo de 2019 a las 8:30
- A pesar del aumento de producción de otras carnes en China y del crecimiento de las importaciones, ese país tendría un déficit de 10 millones de toneladas de carne este año.
Crédito: El Mercurio
Cerdo en Chile, rumbo a la década perdida
Hasta 2012, año del estallido de la crisis en Freirina, la industria porcina chilena crecía constantemente.

Luego se inició un período de estancamiento y la producción ronda las 500 mil toneladas anuales.

"Vamos a ver pasar la oportunidad que se nos abre en China sin poder sacarle el provecho que podríamos. Son ingresos y puestos de trabajo que no se van a generar", afima Juan Carlos Domínguez.

El dirigente sostiene que con el paso de los años se han ido cerrando centros de producción.

"Necesitamos un ordenamiento territorial", advierte el dirigente".

Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Eduardo Moraga Vásquez

“En el negocio de los cerdos no recuerdo un alza tan pronunciada de precios en un período tan acotado”, afirma Guillermo García, desde Talca.

García está a cargo de Coexca, una empresa productora de carne de cerdo. El ejecutivo explica que en tres semanas uno de los principales índices de futuros de carne de cerdo de la Bolsa de Chicago pasó de US$ 45 a US$ 80. Los inversionistas reaccionaron a las noticias que provenían de China. Mejor dicho, a los rumores.

A inicio de 2019, las autoridades chinas admitieron que cerca del 10% de la masa porcina del país había sido sacrificada desde la detección del primer foco de peste porcina africana, en agosto del año pasado.

A pesar de las primeras evaluaciones gubernamentales, los trascendidos hablaban de que la epidemia era mucho más grave de lo que se admitía. Historias de criaderos cerrados se acumulaban, hasta que en abril Rabobank le puso números a la caída de la producción de cerdos china: 30%.

El golpe de la peste porcina africana postula a la gran noticia agrícola de 2019.

“Independiente de que aumenten las exportaciones de carne a China, no serán capaces de cubrir la caída. Hay un ‘hoyo’ de 10 millones de toneladas de carnes que no se podrán cubrir, ni con producción local ni con importaciones”, afirma Juan Carlos Domínguez, presidente ejecutivo de Chile Carne, que agrupa a los exportadores de cerdos y aves.

Los chinos producen y consumen más de la mitad de la carne de cerdo del mundo. De ahí que la Bolsa de Chicago se disparara. La onda expansiva llega a otros rubros, pues el alza de precios arrastraría también a las carnes de ave, vacunos y salmones, entre otras proteínas.

Para los ciudadanos de a pie, no será muy agradable revisar la cuenta del supermercado en los próximos meses.

En todo caso, la sensación es que recién se está comenzado a dimensionar el cambio que vendrá para el agro mundial.

Situación en China

Con un consumo de 55 millones de toneladas al año en China, lleva la batuta en cuanto a la demanda. Para ponerlo en perspectiva, Chile tendría que destinar toda su producción porcina durante 110 años para abastecer el consumo de doce meses de los orientales.

“En China hay empresas modernas, pero también una importante producción de traspatio”, explica Juan Carlos Domínguez.

El dirigente explica que los pequeños productores son una complicación importante a la hora de erradicar la peste porcina africana.

La enfermedad no afecta a los seres humanos, pero es mortal para los cerdos y los jabalíes. No existe vacuna y ante los primeros brotes la medida es sacrificar a todo el plantel. El brote actual probablemente se originó en Georgia, en Europa del Este.

En China el avance ha sido imparable en los últimos nueve meses. Contribuye a ello que tienen una producción atomizada, en manos de campesinos, y que las autoridades provinciales y centrales no lograron dimensionar a tiempo la magnitud del problema ni coordinar las políticas destinadas a su control.

En el exterior el tamaño del problema no se evidenció hasta iniciado 2019. Contribuyó a eso que el sacrificio anticipado de animales, previendo la llegada de la peste, inundó el mercado e hizo bajar los precios. Cuando esa ola se retiró, las empresas chinas salieron a comprar agresivamente en el extranjero.

“En los últimos cinco años China representó cerca del 25% de nuestras exportaciones. A partir de abril, pasó a ser el 75%. Dejamos de exportar a Rusia; Corea y Japón bajaron a menos de la mitad de lo que eran. Los precios en China son más altos que en esos mercados”, afirma Guillermo García.

El tiraje de la demanda china también se ha sentido en Europa y Estados Unidos. Ni siquiera el 62% de aranceles que pagan los productos de cerdos gringos —debido a la guerra comercial entre ambos países— ha impedido que las exportaciones a la potencia asiática despegaran a partir de abril.

Alza de precios

Con el fin de abril el mundo está comenzando a aquilatar lo que se viene. El auge de las exportaciones a China no es inocuo. Significa desabastecer terceros mercados, por lo que, por simple ley de la oferta y demanda, el precio de la carne de cerdo subirá en esos países en las próximas semanas.

Chile no se escapará del fenómeno. En la actualidad un kilo de cerdo vivo en China se transa al equivalente de $1.600, mientras que acá solo vale $920. En el transcurso del año la brecha de precios tendería a cerrarse.

No se trata solo de que las empresas chilenas salgan a exportar en forma muy agresiva a China. Entre el 30% y 40% de la carne de cerdo que se consume en Chile es importada. Buena parte de ella viene de Brasil, país al que otros mercados le comenzarán a resultar más atractivos durante 2019.

Aunque todavía no se nota en los bolsillos de los consumidores, compradores institucionales que conocen los cambios en el mercado ya están preocupados de asegurarse materia prima, pensando en el salto de consumo asociado a Fiestas Patrias.

Por ejemplo, el Ministerio de Agricultura de China, según el Financial Times, proyecta que para el segundo semestre de este año el precio de la carne porcina subirá 70% en ese país.

Sin embargo, el efecto no termina ahí.

“También va a tener un efecto en otras carnes. La más cercana es la de aves, pero organismos como el Rabobank apuntan al salmón, pues es una fuente de proteínas. Igualmente debería afectar hasta las carnes de vacuno”, afirma Juan Carlos Domínguez.

El impacto final todavía está por verse. Va a depender de la capacidad de China para frenar la expansión de la enfermedad y de que no salte a productores importantes. Industrias como la de Estados Unidos desarrolla planes para hacerle frente una vez que se les presente. Los países europeos están en máxima alerta. Dinamarca, un importante productor, optó por levantar una cerca en su frontera para impedir el ingreso de jabalíes silvestres.

En Chile se apuesta, tanto por una combinación de políticas públicas como por la aislación geográfica, por impedir el ingreso de la peste porcina africana.

En todo caso, el escenario actual debería mantenerse por varios años. Reponer un centro de producción que ha sido liquidado toma cerca de cuatro años. Si a eso se le suma el período necesario para la erradicación de la enfermedad, se podría llegar a un lapso de entre ocho a diez años para que China recupere el nivel de producción anterior a la llegada de la fiebre porcina africana.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Estas herramientas permiten hacer un adecuado control de las malezas, mejorar la eficiencia en el uso del agua y aumentar la presencia de materia orgánica en el suelo, entre otras cosas.
El Mercurio
La actual pandemia provocará una serie de cambios, tanto a corto como largo plazo, en las relaciones entre las exportadoras, las aseguradoras y las navieras, por lo que es necesario que los agro exportadores tomen una serie de resguardos.
El Mercurio
Es fundamental que los vendedores/exportadores tomen una serie de medidas preventivas para evitar cualquier daño o perjuicio, como la escrituración de un contrato y el establecimiento de distintas cláusulas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores