EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 15°C   |   Máx. 33°C   |   Actual 18°C

Santiago de Chile. Jue 04/03/2021

4:26
El Mercurio - Campo

Nemátodos quiste, una amenaza para la producción de papa en el sur de Chile

Desde 2013, el SAG ha detectado más de 30 focos de G. rostochiensis en pequeñas huertas de las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, y un puñado más de G. pallida en Chiloé y la Región de Magallanes.

Jueves, 06 de septiembre de 2018 a las 8:30
Quistes del nemátodo dorado adherido a las raíces de una planta de papa.
Crédito: Camila Sandoval, bioquímica del INIA Remehue.
Laura Böhm, investigadora del Instituto de Producción y Sanidad Vegetal, de la Universidad Austral de Chile.

“Nemátodo dorado” y “nemátodo quiste de la papa”. Así se les conocen a las especies Globodera rostochiensis y G. pallida, respectivamente, las cuales tienen la categoría de plaga cuarentenaria de control obligado.

El “nemátodo dorado”, se encuentra en el país —hacia el norte de la provincia de Arauco— desde hace más de 30 años y, junto al “nemátodo quiste”, es considerado uno de los problemas fitopatológicos más relevantes para el cultivo de la papa, tanto por las pérdidas en rendimiento que pueden causar como por la extrema dificultad que reviste su control. De hecho, desde 2013 el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ha detectado más de 30 focos de G. rostochiensis en pequeñas huertas —muchas de ellas de papa semilla— de las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos. A esto se suman algunas detecciones de G. pallida en Chiloé y la Región de Magallanes.

Las regulaciones que impone el SAG de prohibir por al menos 8 años todo tipo de cultivo en las huertas y potreros infectados, restringir el movimiento de tubérculos a áreas libres y exigir la inscripción de aquellos ubicados en los sectores aledaños, se justifica por la rapidez y facilidad de diseminación que presentan los nemátodos quistes de la papa, los cuales, según la literatura especializada, pueden alcanzar fácilmente 12 km alrededor del foco de detección inicial en un lapso menor a dos años. La diseminación de los quistes del nemátodo ocurre a través del movimiento de los tubérculos y de la tierra adherida a zapatos, herramientas, maquinaria, patas de animales, el escurrimiento de las aguas e incluso por el viento. Obviamente, es por lo tanto necesario que cada productor lave cuidadosamente sus equipos y herramientas de cultivo y cosecha dentro del potrero e impida el ingreso de animales en aquellos sitios excluidos de cultivo debido a la infestación.

Como ocurre con los nemátodos fitoparásitos, la distribución de G. rostochiensis y G. pallida en el suelo es irregular, por lo que determinar su presencia con los métodos tradicionales de análisis sólo será posible cuando el nivel de infestación llegue a más de un millón de quistes por hectárea. Esto explica que, a la fecha, haya sido detectado principalmente en huertas o superficies pequeñas, que es donde el muestreo logra mayor efectividad. Con densidades de quistes como las señaladas, un cultivo de papas puede superar el 60% de pérdidas en rendimiento, llegando incluso al 80% en cultivares susceptibles como, por ejemplo, Desirée. A nivel de campo, y después de la floración del cultivo, se pueden observar los quistes del nemátodo adheridos a las raíces. Es en ese memento cuando las hembras rompen la epidermis radical, asomando como pequeñas perlas blancas, las cuales se tornan color café al morir. Allí, se desprenden de la raíz y alcanzan el suelo.

Los quistes de las especies de Globodera corresponden a la cutícula endurecida de una hembra muerta, que contiene en su interior cientos de huevos. Al no existir especies hospederas y ante condiciones ambientales adversas, estas pueden mantener huevos viables incluso por 20 años.

Bajo las condiciones climáticas imperantes en la zona, los nemátodos quiste cumplen un solo ciclo biológico por temporada de cultivo; este se inicia cuando el hospedante emite sus raíces, estimulando la eclosión de los juveniles infestivos contenidos en los huevos dentro de los quistes. Este estado larval se forma solamente en presencia de exudado radical de una planta hospedera —ya sea papa u otra solanáceas, como tomate y berenjena— y es la única etapa móvil en el suelo factible de ser controlada con la aplicación de nematicidas químicos. Una vez que ingresa a la raíz, la larva se torna inmóvil, alimentándose de las células que rodean los vasos conductores; ello afecta el normal desarrollo de los tejidos radicales, lo que a su vez altera el transporte de agua y nutrientes y debilita consecuentemente a la planta.

Las investigaciones

Resultados de investigaciones financiadas por el proyecto DID S 2014-11, realizadas en el Laboratorio de Nematología de la Universidad Austral de Chile, con la autorización del SAG, demostraron que en un suelo infestado con poblaciones equivalentes a 1 quiste/10 g de suelo, G. rostochiensis se multiplica a lo menos 8-10 veces en variedades susceptibles de papa y tomate. En el caso de variedades resistentes, su población puede disminuir en 50-70%, aunque esta se recupera rápidamente si en la siguiente temporada se siembra un cultivar susceptible, como Desirée.

Si bien es muy importante cumplir con las recomendaciones del SAG, en el sentido de utilizar cultivares resistentes a nemátodos quistes en aquellas áreas donde este se encuentra presente, existen muy pocas variedades en el mercado nacional que la presenten. Dos de ellas son Yagana y, en menor grado, Cardinal. Esta última ha mostrado resultados erráticos en ensayos realizados en maceta. En otro ensayo se registró multiplicación de G. rostochiensis en clones del germoplasma chileno de papas que contenían genes de resistencia al patotipo Ro1 presente en el país, lo que podría suponer la existencia de una mezcla de poblaciones o de otro patotipo en el zona.

Aun cuando estos nemátodos han sido motivo de muchísimas investigaciones a nivel mundial, en ninguna parte se ha podido llegar a una erradicación completa, lo cual no desmerece la necesidad de conocer su comportamiento en las condiciones agroclimáticas especiales de cada zona. De hecho, los últimos ensayos llevados a cabo en nuestro laboratorio demostraron su capacidad de sobrevivencia a condiciones extremas de temperatura y humedad del suelo, así como el efecto de los suelos volcánicos en su desarrollo. Por otra parte, también se evaluó la aplicación de extractos de plantas nativas para enmascarar el estímulo que ejerce el exudado radical de la papa en la eclosión e infección de raíces. Esta experiencia de pruebas in vitro ha resultado altamente exitosa.

Son muchas las interrogantes y desafíos que plantea la presencia de G. rostochiensis en las regiones de La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, así como de G. pallida en la provincia de Chiloé y en la Región de Magallanes. En ese contexto, uno de los más importantes se relaciona con las limitaciones lógicas que impone el SAG a las instituciones de investigación para realizar estudios con una plaga cuarentenaria. De hecho, como área de Nematología de la Universidad Austral de Chile, esperamos poder retomarlos a la brevedad.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Los principales organismos controladores de insectos y ácaros se dividen en parasitoides, depredadores y entomopatógenos y pueden actuar en manzanos, cítricos, paltos, berries, frutillas, tomates, entre otros.
El Mercurio
Si bien ambos son capaces de generar buenos resultados productivos, la elección de cuál se ocupe debe hacerse a partir de criterios técnicos como el tipo de suelo y la variedad con la que se está trabajando.
El Mercurio
Ejecutar este tipo de manejo no implica simplemente regar menos y estresar más al cultivo, sino que requiere de una estrategia y conocimiento acabado del cultivo donde se trabajará.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores