EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 9°C   |   Máx. 25°C   |   Actual 22°C

Santiago de Chile. Mié 14/04/2021

13:12
El Mercurio - Campo

Polinización asistida: Una alternativa para mejorar el rendimiento del avellano europeo

Uno de los principales problemas de esta especie es la polinización, labor que si no es bien realizada puede influir negativamente en el desempeño productivo de un huerto. En la actualidad, el INIA se encuentra trabajando en una nueva alternativa de polinización asistida que amenaza con transformarse en una interesante herramienta para el desarrollo del sector.

Lunes, 30 de mayo de 2016 a las 8:30
El proyecto del INIA. El formulado llamado “PoleNuts-Inia”, hecho en base a polen de alta calidad, tiene una versión líquida y otra en polvo.
Crédito: Miguel Ellena
Ximena Fernández

La buena rentabilidad que ha experimentado el negocio del avellano europeo ha hecho que la superficie plantada del cultivo crezca en promedio 1.000 hectáreas por año. De hecho, Chile es en la actualidad el principal productor de este fruto seco en el Hemisferio Sur.

Sin embargo, el cultivo de esta especie ha presentado una dificultad que ha mermado su productividad: la polinización. Y es que pese a que el avellano europeo se poliniza a través del viento y no necesita de agentes polinizadores como abejas y aves, esta tarea muchas veces resulta bastante compleja, debido a que esta especie no es autopolinizante. Esto significa que para ser polinizada requiere la presencia de plantas de variedades genética y cronológicamente compatibles al interior del huerto.

“La gran mayoría de las variedades, salvo un par de excepciones, no son fértiles; por tanto, es necesario llevar a cabo una polinización cruzada con variedades polinizadoras que sean compatibles con la variedad plantada”, explica el Dr. Miguel Ellena, investigador de INIA Carillanca.

Miguel Ellena:
"Hemos detectado que en algunos huertos no se han utilizado los polinizadores óptimos, ya que pese a que algunos de ellos son genéticamente compatibles, la cantidad del polen que producen es escasa y la calidad deficiente".

El especialista en este cultivo señala que algunas variedades polinizantes producen polen anormal, de baja calidad genética o poca cantidad. Asimismo, las condiciones climáticas que se dan durante el año en la zona donde se ubica el huerto también pueden afectar la polinización al intervenir los ciclos de las plantas, haciendo que la variedad productiva y la polinizante sufran un desfase y pierdan su compatibilidad cronológica.

Además, si durante el periodo de polinización (invierno) se presentan lluvias, bajas temperaturas y alta humedad se produce un lavado de polen, disminuyendo la disponibilidad de éste y dificultando el transporte hacia los estigmas receptivos, lo que en la práctica genera una polinización de mala calidad y, por ende, un resultado productivo mediocre.

“Por otra parte, hemos detectado que en algunos huertos no se han utilizado los polinizadores óptimos, ya que pese a que algunos de ellos son genéticamente compatibles, la cantidad del polen que producen es escasa y la calidad deficiente”, agrega el Dr. Ellena.

Polinización asistida: la alternativa

El INIA, con el apoyo de FIA, hace algún tiempo inició un proyecto de investigación enfocado en dar una solución al problema de la polinización en los avellanos europeos.

Para eso, en la primera etapa de la iniciativa desarrollaron un formulado llamado “PoleNuts-Inia”, hecho en base a polen de alta calidad (genéticamente compatible con Tonda di Giffoni y Barcelona y de gran germinabilidad) obtenido de un huerto experimental, donde se realizó un manejo agronómico especial para que los árboles produjeran más polen por unidad de superficie.

Los resultados de los ensayos emprendidos a la fecha han sido muy positivos, sobre todo en zonas del país que suelen presentar muchas lluvias durante el periodo fértil del avellano.

“Llevamos varios años de evaluaciones y hemos logrado mejorar la productividad de las plantas entre 37% y 45%”, declara Miguel Ellena.

Otro aspecto positivo de esta alternativa es asegurarse de llegar a tiempo a polinizar la flor hembra, ya que en los huertos suele llegar, además del polen de los avellanos polinizantes, el material de otras especies. Esto, en la práctica, ocupa espacio valioso al interior de la flor e impide que el polen útil pueda adherirse y actuar como es debido.

Miguel Ellena:
“Llevamos varios años de evaluaciones y hemos logrado mejorar la productividad de las plantas entre 37% y 45%”.

El investigador comenta que si bien es posible utilizar la polinización asistida como único método para polinizar, ellos basan su investigación en un sistema que integre tanto la técnica tradicional como la asistida.

¿Cómo realizar el procedimiento?

La primera etapa del proyecto terminará en julio de 2016, para luego continuar con la segunda fase que consiste en escalar a nivel comercial la producción del “PoleNuts Inia”.

Sin embargo, ya se han realizado actividades de difusión de conocimiento entre los productores.

“Hemos realizado talleres, días de campo y otras actividades en la que informamos cómo aplicar este polen y hacerlo de la forma más eficiente posible para que se logre una buena respuesta y efecto en las plantas. Es decir, una buena polinización, después una buena cuaja y luego un alto rendimiento”, explica el investigador del INIA.

El “PoleNuts Inia” tiene una formulación líquida y otra en polvo. Ellena explica que la idea de crear una formulación líquida se debió a que buena parte de los productores cuenta con los equipos necesarios para realizar las aplicaciones (pulverizadoras que utilizan para fertilizantes o insecticidas). En el caso de la formulación en polvo, comenta que se hizo pensando en que se asemeja a la forma natural de cómo el polen se dispersa en el aire y llega a la planta. También recalca que en los ensayos no se han dado grandes diferencias entre un formulado y otro.

La versión sólida (polvo) debe ser aplicada con máquinas especiales, las cuales se encuentran disponibles en el mercado nacional.

Para concluir, el experto enfatiza en que la polinización asistida no es un procedimiento complejo para el agricultor y significa un beneficio palpable para su negocio, ya que lo ayudará a aumentar la productividad del huerto.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
El rocío que se acumula en los campos tras heladas o noches muy frías, genera que los elementos a aplicar escurran y no sean capaces de cumplir su función de forma adecuada.
El Mercurio
Esta adaptación se realiza a través de sistemas tradicionales de cruzamiento, es decir, con polinización manual, sin métodos transgénicos. Esto permitirá adaptar variedades a zonas productivas entre las regiones de O’Higgins y la Araucanía.
El Mercurio
Si bien no es tan productiva como Chandler, esta variedad posee un fruto de buen color y calibre. Además, es capaz de alcanzar un alto porcentaje de frutos con calibres +36 en un importante espacio de su vida productiva.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores