EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 6°C   |   Máx. 21°C   |   Actual 14°C

Santiago de Chile. Lun 03/08/2020

22:52

El Tiempo:  Santiago Máx. 21°C | Mín. 6°C | Actual 14°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Consideraciones para ajustarse a los nuevos decretos de bienestar animal

Tras una marcha blanca de un año, el primero de mayo entraron en vigencia los tres últimos decretos que contempla la ley de bienestar animal, donde se cubren aspecto específicos del proceso productivo como el transporte, la estadía en los establecimientos industriales y el sacrificio.

Lunes, 22 de septiembre de 2014 a las 8:30
Bienestar animal: Entran en vigencia los decretos 28, 29 y 30 de la Ley Nº 20.380.
Crédito: El Mercurio
Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Daniela San Martín N.

El bienestar animal comenzó como un movimiento social y hoy se posiciona con fuerza entre las normas de producción de los ganaderos del mundo. Y es que gracias a los estudios etiológicos realizados a nivel mundial se ha demostrado que su implementación y resguardo producen un beneficio no sólo para los animales, sino también para los productores.

En ese contexto, el Servicio Agrícola Ganadero (SAG), a partir de mayo, ha puesto en práctica tres nuevos decretos previamente desarrollados, contemplados en la Ley Nº 20.380, los que se enfocan en resguardar el bienestar animal en tres puntos específicos del proceso productivo: el transporte, la estadía en los establecimientos industriales y el sacrificio.

Es importante señalar que estos decretos trascienden a los animales que entregan carne y protegen también a aquellos que entregan plumas, pieles y subproductos.

“Los involucrados en la cadena deberán tomar medidas que impidan el sufrimiento innecesario de los animales y que resguarden la seguridad y bienestar de éstos. En ese sentido deberán adecuar su infraestructura y entregar condiciones de manejo apropiadas, además de planes adecuados en los casos en que se presenten emergencias que puedan afectar a los animales.”, explica Natalia Zenteno, coordinadora de Bienestar Animal de la División de Protección Pecuaria del SAG.

Lo cierto es que estos decretos significarán un triple beneficio, ya que no sólo se mejorarán las condiciones del animal en sí, sino también la calidad y cantidad del producto, y se logrará satisfacer el interés de los consumidores de proteger y resguardar la calidad de vida de los animales.

“Es sumamente importante que el SAG esté implementando estas normativas ya que para ser un país competitivo dentro de mercados tan exigentes como el de la carne, debemos estar siempre a la vanguardia en temas de calidad y de normativas en general, que nos permitan entregar lo que el consumidor quiere. Hoy, el consumidor de carne está más consciente del bienestar animal, por ende debemos respaldar esta necesidad y entregarle un producto que cumpla con sus expectativas”, indica la Dra. Beatriz Zapata, coordinadora de la unidad de etiología y bienestar animal, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Mayor.

Transporte, producción e infraestructura

Antes de que la normativa resguardara el bienestar animal durante el transporte del ganado, por lo general, los animales recibían golpes para ser movilizados de manera más simple. Esto, muchas veces, se traducía en hematomas y cortes que disminuían la calidad de la carne que llegaba a los mataderos, perjudicando directamente el bolsillo del productor.

Hoy, con el decreto N° 30, se entrega la responsabilidad a las empresas del rubro y a los transportistas. En consecuencia, serán ellos los encargados de velar porque se cumplan con las condiciones del bienestar animal durante todas las etapas del trayecto, es decir, desde la carga hasta la descarga de los animales.

Para esto, los especialistas llaman a prestar especial atención a la infraestructura del vehículo de transporte, ya que por lo general es aquí donde se presenta la mayoría de los problemas.

“Es aquí donde los transportistas golpean a los animales para que suban, produciéndoles daño físico y haciendo que el proceso sea más estresante. De hecho, algunos productores incluso suben animales con movilización limitada o con alguna pata quebrada para no perder kilos de faena. Con este decreto se busca terminar con ese tipo de actuar, ya que si el animal no es capaz de subirse solo al transporte, no podrá ser llevado al matadero con el resto de los animales”, agrega la Dra. Zapata.

Otro punto que será resguardado por la nueva normativa es la documentación asociada al transporte.

“Se debe contar con un plan de viaje y un plan de contingencia en caso de emergencia. Para esto los encargados de los animales deben tener una capacitación provista por una institución certificada en el tema de bienestar animal”, explica Zenteno.

Dentro de este decreto se contempla la cantidad de animales por superficie, lo que dependerá de la especie. Esto permitirá evitar la sobrecarga y la cantidad de horas que los animales podrán estar dentro del vehículo.

“Lo más importante es que antes de la carga se determine la cantidad de animales que se pueden subir de acuerdo al espacio que se posee, con el fin de que los animales puedan realizar su termorregulación de manera adecuada. En cuanto al tiempo de transporte, si se llevan por más de 24 horas, o de acuerdo a la necesidad de la especie, se les debe entregar agua y alimento. De ser posible, además, deberían descansar por al menos 8 horas en algún lugar autorizado por el SAG”, agrega Zapata.

Por último, se deben considerar instalaciones con condiciones apropiadas para resguardar el bienestar de los animales. Es decir, los lugares de comercialización, producción y faena, deben contar con las condiciones adecuadas para el manejo y desplazamiento de los animales, por lo que no debe existir hostigamiento de ningún tiempo. La idea, dicen los expertos, es propiciarles calma a los animales.

“Es por esto que se prohíbe golpear a los animales, presionar los puntos sensibles de su cuerpo, utilizar instrumentos punzantes y atarlos para su transporte. De igual forma, se debe revisar el diseño de los corrales de espera y los métodos de sujeción e insensibilización apropiados, entre otros aspectos”, agrega Zenteno.

Fiscalización y sanción

En la actualidad, se está realizando un levantamiento de información de los distintos establecimientos sobre los que la normativa entrega al SAG la potestad de fiscalizar.

“Esto con el objeto de fijar un plan en el que se priorizarán aquellos establecimientos industriales de mayor vulnerabilidad con relación al bienestar animal (ferias, mataderos, feedlot, recintos de confinamiento). En paralelo, se debe dar atención a todas las denuncias que se presentan en las distintas oficinas territoriales del Servicio”, indica Zenteno.

En caso de infringir alguna de las normativas, las sanciones ya se encuentran establecidas y oscilan entre 1 y 50 UTM, las que en caso de reincidencia, se duplicarán.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Si bien los productores suelen creer que esta práctica solo genera beneficios al huerto, esto no siempre es así. De hecho, hay casos, sobre todo cuando la poda mecánica no es bien planificada, en que se pueden generar enormes daños a las plantaciones.
El Mercurio
Este instrumento actúa en caso de que la importadora o recibidora establecida en Estados Unidos, sea incapaz de pagar el valor del producto agrícola recibido.
El Mercurio
Esta etapa, que cubre desde el nacimiento hasta los 60 o 70 días de vida de la cría, definirá el potencial productivo del animal. Los manejos deben comenzar en la vaca gestante.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores