EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Dom 26/09/2021

10:24
El Mercurio - Campo

Huertos de cerezos: Claves para elegir el sistema de conducción que mejor se adapta al proyecto

La decisión se debe tomar a partir de la zona geográfica en la que está inserto el proyecto, la genética que se pretende usar y los objetivos productivos y comerciales del productor.

Miércoles, 28 de julio de 2021 a las 8:30
Jean Paul Joublan
Jean Paul Joublan

Los nuevos sistemas de conducción se han transformado en herramientas tremendamente útiles para los huertos de cerezos, ya que facilitan las cosechas y mejoran la precocidad en la entrada en producción de las plantas y su productividad. Sin embargo, si son mal elegidos o manejados pueden generar importantes daños, especialmente en las zonas de más al sur, donde el clima suele ser menos amigable con esta especie.

Por lo mismo es importante que, antes de elegir el sistema de conducción que usarán, consideren factores como las características principales de las opciones disponibles, la genética que se pretende establecer y los objetivos productivos y comerciales que se quieren alcanzar, entre otras cosas.

Las opciones disponibles

Antes de iniciar el análisis es preciso entender que, a pesar de que haya gente que piense y diga lo contrario, ningún sistema de conducción es perfecto; todos tienen ventajas y desventajas, dependiendo de cada realidad.

En Chile el más usado en cerezas es el de eje central o eje libre que destaca por su precocidad en la entrada en producción —al tercer año puede producir 2.000 hasta 7.000 kg/ha— y alta productividad. Sin embargo, suele demandar una alta dotación de mano de obra, especialmente a la hora de la cosecha, producto de la altura y posición que tienen las ramas de las plantas. Su mantención, además, suele tener un alto costo.

Eje central o eje libre. Areko sobre Maxma 14. Crédito: Jean Paul Joublan.

Dentro de las nuevas opciones, una de las que en los últimos años ha ganado más adeptos es el KGB, un sistema peatonal inspirado en el clásico vaso español que contempla una unidad productiva basada en 20-24 ramas —la fruta se produce solo en dardos—, las cuales se encuentran muy erectas.

Otra de las opciones nuevas es el UFO, un sistema de conducción con arquitectura vertical y plana, cuyo fin es establecer un muro frutal; y que está basado en el uso de plantas terminadas, por lo que la intervención al momento de la plantación no existe o es mínima. Lo anterior promueve el desarrollo de unidades productivas equilibradas que, por las características de la especie, tienen el potencial de producir fruta al año siguiente de la plantación, sobre la base del crecimiento del año anterior.

También está el V-Trellis, un sistema que requiere de estructura de madera para ayudar a darle a las plantas una forma de V y destaca por generar brazos que tendrán un ángulo de apertura de ente 50° y 60°. Todo esto, por cierto, permitirá que la luz llegue a las plantas con facilidad, generando un adecuado equilibrio de vigor y productividad.

Sistema V-Trellis. Santina sobre Colt. Crédito: Jean Paul Joublan.

Además de estas alternativas hay otras como el doble eje y mezclas entre los distintos sistemas de conducción.

La combinación genética

El aspecto más relevante para determinar el sistema de conducción que se usará en un huerto de cerezos es la combinación patrón-variedad, ya que esto definirá el vigor que adquirirá la planta y su futuro desarrollo.

Así, por ejemplo, si se tiene un portainjerto vigoroso y una variedad autofértil —donde habrá altas probabilidades de producir exceso de carga frutal, en desmedro de fruta de buen calibre—, lo mejor será usar un sistema de conducción distinto al eje central, con el fin de quitarle el vigor inicial a la planta.

Al contrario, si se tiene una variedad con problemas para producir fruta sobre un patrón enanizante, una buena posibilidad sería conducirla a través del sistema de eje central.

Si llevamos esto a un ejemplo práctico, tendremos que si queremos plantar una variedad como Regina sobre Gisela 6, lo mejor será usar un sistema sencillo como el eje central. Si, en cambio, nuestra idea es usar un sistema como un KGB u otro con estructura deberíamos pensar en usar un patrón que le dé a la planta un buen vigor.

El factor climático

Otro aspecto a considerar es el clima de la zona en que se pretende establecer el huerto.

En ese sentido, lo más importante es escoger un sistema que ayude a lograr un equilibrio, para lo cual es fundamental que cuente con una estructura que les permita a las plantas defenderse de las condiciones climáticas, sobre todo en enero y febrero, que es cuando el cerezo está desarrollando la producción de la próxima temporada y se ve expuesto a fenómenos como el estrés hídrico y calórico.

De igual forma, sería conveniente evitar usar sistemas que requieran mucha poda en lugares o zonas con mayores niveles de precipitaciones. Así, estaremos bajando el riesgo de que el huerto sufra de enfermedades como los hongos de la madera, que cada año se están haciendo más comunes. Una buena opción en esas condiciones podría ser usar un eje central o un doble eje.

Sistema KGB atacado por Schizophyllum commune, un reconocido hongo de la madera. Crédito: Jean Paul Joublan.

Consideraciones en el riego

Hay que considerar también que mientras más exigente sea el sistema de conducción más importante será contar con un sistema de riego que apunte a la obtención de una planta con un mayor sistema radicular.

Así, por ejemplo, un V-Trellis o KGB deberían tener un sistema de riego que propicie un mayor volumen de suelo regado. En ese sentido, lo mejor será usar un sistema de riego por microaspersión, ya que además nos permitirá lograr un desarrollo radicular acorde al mayor vigor que necesita la planta.

Ahora, si se cuenta con una plantación en alta densidad y plantas con eje libre, el riego por goteo es una buena opción, ya que nos ayudará a contener el sistema radicular y manejar el vigor de las plantas.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
“Realizar un adecuado manejo a nivel sanitario, de nutrición y de riego, entre otras cosas, resulta fundamental para avanzar hacia el objetivo principal de la temporada, que no es otro que obtener más y mejor fruta”.
El Mercurio
Estas herramientas permiten hacer un adecuado control de las malezas, mejorar la eficiencia en el uso del agua y aumentar la presencia de materia orgánica en el suelo, entre otras cosas.
El Mercurio
La decisión se debe tomar a partir de la zona geográfica en la que está inserto el proyecto, la genética que se pretende usar y los objetivos productivos y comerciales del productor.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores