EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mar 15/06/2021

12:48
El Mercurio - Campo

Claves para evitar la pérdida de hortalizas en poscosecha

Considerando que entre el 25% y el 50% de estos cultivos no logran llegar a sus mercados de destino por un mal manejo a lo largo de toda la cadena productiva, es necesario tomar una serie de precauciones para aminorar las pérdidas.

Jueves, 18 de marzo de 2021 a las 8:30
María Cristina  Mondino
María Cristina Mondino

En Argentina tenemos un problema serio con las hortalizas, que seguramente también se replica en Chile: entre el 25% y 50% de los cultivos hortícolas como apios, acelgas, rúculas y lechugas, entre otros, se pierden después de ser cosechados y no logran ser comercializados producto del mal manejo a lo largo de toda la cadena hortofrutícola.

Para reducir esta merma es fundamental que el productor cuente con una serie de implementos y recaudos de cara al proceso de cosecha y de traslado hacia el mercado minorista.

Una medida es contar con cajas adecuadas para depositar el alimento después de que este es cosechado. Por ejemplo, si se va a trabajar con cajas de cartón, estas no pueden ser reutilizadas más de una vez, dado que muchas de las hortalizas se humedecen para mantener la calidad de poscosecha, provocando el deterioro de este tipo de contenedores.

Por su parte, si se trabaja con cajas de madera, el productor debe tener cuidado de que estas hayan sido bien lijada y no tengan presencia de puntas de clavos en su interior, debido a que ambos factores podrían desgarrar las hojas o tallos de las hortalizas, causándoles un grave daño.

Otro problema común es que las hortalizas sobrepasan la altura del envase en el que son depositadas tras la cosecha, por lo que pueden golpearse o dañarse ante cualquier descuido. Por ende, es fundamental verificar que el contenedor sea capaz de cubrir totalmente el cultivo. Además, es necesario comprobar que la cantidad de productos que ahí se esté depositando no sobrepase la capacidad máxima del envase en cuestión.

Cuidado con el transporte

Una vez que las hortalizas han sido cosechadas y depositadas en sus respectivas cajas es importante que sean trasladadas lo antes posible a los camiones que las llevarán a los mercados de comercialización, debido a que son altamente perecederas. Su alta tasa respiratoria y de transpiración puede generar, en el caso de que no se comercialicen rápido, que las hojas y tallos se oxiden y marchiten, impactando en las cualidades organolépticas del producto, como el sabor, color o textura.

Una vez dentro del camión es importante que este tenga algún tipo de protección o techo que aísle el producto de la intemperie. Una opción es que cuente con una cámara refrigerante que permita retrasar el deterioro del cultivo, teniendo en cuenta las temperaturas y humedades óptimas de conservación de cada producto.

Llegada al mercado

Al llegar a los mercados minoristas y mayoristas es crítico que los trabajadores bajen la carga con extremo cuidado, con el fin de disminuir el daño mecánico que se pueda producir.

En caso de que los trabajadores no conozcan este tipo de manejos es necesario instruirlos.

Además, es vital que las hortalizas sean extraídas desde los camiones en el menor tiempo posible, sobre todo si los vehículos no cuentan con sistemas de refrigeración.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Este fenómeno, que puede llevar al productor a perder hasta la mitad de la cuaja, se puede combatir realizando algunas labores como la poda, la nutrición, la aplicación de reguladores de crecimiento y el riego, entre otras.
El Mercurio
Buscar una zona con buen clima y suelo, usar plantas de excelente calidad y contemplar la utilización de riego tecnificado, entre otras cosas, es fundamental para lograr buenos resultados productivos en un proyecto de este tipo.
El Mercurio
Avanzar en la construcción de infraestructura de acumulación de agua y tecnificación de los sistemas de riego, utilizar genética más tolerante a la sequía y la salinidad, mejorar la calidad de los fertilizantes usados y llevar a cabo manejos específicos en el suelo para evitar la compactación, serán de gran ayuda para alcanzar este objetivo.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores