EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mié 17/08/2022

12:53
El Mercurio - Campo

Huaso rico, huaso pobre

Con la baja cuaja generalizada en los huertos de paltos, esta temporada tendremos un pequeño grupo de productores que seguramente ganará mucho dinero gracias a que tendrá mercadería para vender, y otro mucho más grande que tendrá que arreglárselas para sobrevivir con volúmenes exiguos.

Jueves, 19 de marzo de 2020 a las 8:30
Gonzalo  Vargas
Gonzalo Vargas

Este año cumplo 23 años trabajando en el sector paltero y puedo asegurar que nunca había visto una cuaja de paltos tan mala como la que se dio esta temporada. Lo peor es que esta situación no se está dando en un lugar específico del país, sino que de manera generalizada en toda la zona de producción. Salvo algunos huertos de las regiones de O´Higgins y del Maule, que por tener clima tardío pueden naturalmente atrasar su apertura floral, la mayoría de los huertos de las regiones de Coquimbo, Valparaíso y Metropolitana vienen de baja.

Esta situación está configurando un panorama que pocas veces se ha visto en la historia del rubro paltero, donde un pequeño grupo de productores seguramente ganará mucho dinero gracias a que tendrá paltas para vender, y otro mucho más grande —la mayoría— tendrá que arreglárselas para sobrevivir a una temporada de muy bajos volúmenes.

Hay varias razones para explicar esta catástrofe.

La primera se relaciona con que octubre fue muy frío, lo que ocasionó que los embriones recién cuajados fueran muriendo cada semana.

Otro aspecto que sumó a este escenario fue la ola de calor de noviembre, lo que provocó que muchos huertos que no venían siendo regados bien producto de la sequía se vieran sumamente complicados. De hecho, muchos de los ubicados en algunos valles interiores llegaron a bajar su humedad relativa a 25%-30%, siendo que lo normal para el palto es tener entre 50% y 60%.

Si a esto le sumamos que los productores, en general, podan muy poco y suelen trabajar con maderas envejecidas —la mayoría de los huertos de paltos en Chile son leñosos y muy emboscados—, tendremos que muchas de las panículas producidas eran de muy baja calidad y cortas, lo que llevó a que abrieran muy temprano —en octubre—, perdiendo la posibilidad de cuajar.

Lo anterior derivó en que en diciembre casi no se vieran abortos naturales, debido a que como no hubo cuaja, la planta no hizo ajuste de carga. Esto significa que en la práctica no tenía nada que botar.

La otra cara

Si bien hay muchos productores que por estos días no tienen paltas en sus huertos, existe un pequeño grupo que sí tiene. Son aquellos que trabajan con material juvenil —usan cargadores de uno, dos hasta tres años— y tienen poca leña, producto de que podan todos los años, lo que les permite tener inflorescencias más largas y vigorosas que tienden abrir hacia noviembre, cuando hay mejores temperaturas para la cuaja. Al manejar los huertos en multieje en rotación, el follaje se mantiene abierto produciendo floración interna, que siempre está protegida de los factores climáticos. Se dice que una flor de 1.000 cuaja en paltos, pero eso es para la flor externa. La flor interna cuaja 1 de 50, ya que dentro del follaje el microclima es mejor.

Este grupo de productores, además, suele aplicar nutrición floral completa, que permite juvenilizar las panículas, provocando una elongación de la coliflor y atrasando su apertura floral hacia noviembre. Todo esto hace que la cuaja se produzca con mejores condiciones ambientales.

También suelen aplicar la técnica del anillado tardío, que permite aumentar y atrasar floración. Si bien el anillado temprano, que se realiza entre marzo y abril, aumenta la floración de forma abundante, no servirá si el clima no acompaña con la temperatura. En ese caso, será preferible tener menos flores pero tardías y bien ubicadas con temperaturas favorables, que muchas flores con mal clima para la cuaja.

Otro aspecto que se debe considerar es que la gran mayoría de los huertos en Chile han sido plantados con la variedad Edranol como polinizante, la que florece temprano y tiene bajo vigor y pobre producción. Otros huertos, en cambio, trabajan con doble polinizante, usando Edranol para la flor temprana de Hass y Negra de La Cruz ó Zutano para la flor tardía, ampliando la oferta de polen. De hecho, es notable la alta cuaja que logran los huertos que trabajan especialmente con Negra de la Cruz, gracias a que florece tarde y tiene una genética muy vigorosa. Posiblemente los embriones híbridos, hijos de Negra de la Cruz, puedan tolerar una condición climática desfavorable.

Felicitaciones a todos los productores innovadores que han acogido el manejo del palto intensivo. Esta temporada serán huasos ricos.

¿Y Perú?

Un factor importante para entender el impacto de lo que ocurre en Chile con la palta es Perú. La temporada anterior este país mostró un volumen de producción de medio a bajo, producto del fuerte añerismo de sus huertos adultos. Esta temporada, en cambio, la floración fue muy abundante, lo que llevaba a pensar que se registraría un cosechón mayor al ocurrido en 2018. Sin embargo, esa ilusión se ha desvanecido, debido a que los huertos adultos de La Libertad terminaron con una fuerte defoliación y pobre cuaja. Así, el volumen de palta hass peruana no es el esperado y el mercado nuevamente enfrentará una oferta de aguacate menor a la que puede consumir.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Esta patología, que puede mermar el potencial productivo de un huerto en más allá de un 50%, está presente en todo el país, pero suele verse con mayor frecuencia desde La Araucanía al sur, en predios emboscados y con plantas sometidas a distintos tipos de estrés.
El Mercurio
Es clave tomar medidas para evitar que las fuertes heladas de las últimas semanas -y las que se anuncian-, la aparición y ataque de hongos, bacterias y plagas, puedan transformarse en un golpe fatal, especialmente en un entorno donde los altos costos y la logística global tienen muy complicados a los productores y exportadores.
El Mercurio
Conocer la calidad del agua con la que se va a regar y su nivel de concentración de sales, además de manejar adecuadamente los tiempos de ejecución de los riegos y utilizar herramientas tecnológicas para apoyar la gestión, entre otras cosas, son algunos de los requerimientos para realizar un buen lavado y así enfrentar los nocivos efectos de la salinidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores