EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com
¿Está usted suscrito?
SUSCRÍBETE AQUÍ

Santiago:   Mín. 12°C   |   Máx. 34°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Jue 02/04/2020

7:34

El Tiempo:  Santiago Máx. 34°C | Mín. 12°C | Actual 13°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

¿Puede producirse “lesión enorme” en la compraventa de derechos de aprovechamiento de aguas?

Existe evidencia de que este perjuicio, que ocurre cuando se da una desproporción grave entre el precio que se ha convenido y el verdadero valor de la cosa vendida o comprada, puede configurarse en una operación de compraventa de derechos de aprovechamiento de aguas.

Martes, 07 de enero de 2020 a las 8:30
Gonzalo  Muñoz
Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Gonzalo Muñoz

De acuerdo con el Código de Aguas vigente, los derechos de aprovechamiento de aguas, al menos los que se encuentran inscritos en el Registro de Propiedad de Aguas del Conservador de Bienes Raíces competente, se sujetan al mismo estatuto jurídico que los inmuebles.

Ello quiere decir, por ejemplo, que para adquirir un derecho de aprovechamiento de aguas por compraventa se requiere que dicho contrato conste de una escritura pública y que se practique la correspondiente inscripción a nombre del comprador en el mencionado Registro.

Ahora bien, el estatuto jurídico de los inmuebles está contenido, principalmente, en el Código Civil, el cual establece que en la compraventa de tales bienes podría configurarse lo que se denomina “lesión enorme”; que consiste en que el precio de la misma sea excesivamente bajo o alto, según la perspectiva del vendedor o del comprador, respectivamente.

En efecto, de acuerdo con el citado Código, el vendedor sufre una lesión enorme cuando el precio que recibe es inferior a la mitad del justo precio de la cosa que vende; en tanto que el comprador, a su vez, la experimenta cuando el justo precio de la cosa que compra es inferior a la mitad del valor pagado por ella.

Cabe preguntarse entonces si la lesión enorme podría producirse en la compraventa de un derecho de aprovechamiento de aguas.

La experiencia

El Código de Aguas nada dice al respecto; aunque sí se han pronunciado sobre ello nuestros Tribunales de Justicia, los que, además, han fallado acerca de lo que ha de entenderse por justo precio para estos efectos.

Específicamente, respecto del primer punto —esto es, si cabe la lesión enorme en la compraventa de un derecho de aprovechamiento de aguas— ante una demanda interpuesta por el vendedor, en la cual argumentaba que el precio que por este le había pagado el comprador era inferior al justo precio del mismo, el Juzgado de Letras de Ovalle rechazó la demanda, pero por otras consideraciones, que no decían relación con el monto del precio de compraventa (sentencia de 28 de octubre de 1988 en causa rol N° 3.368).

Recurrida dicha sentencia ante la Corte de Apelaciones de La Serena, esta la anuló y, en su lugar, acogió la demanda; para lo cual tuvo en consideración que el precio de mercado del derecho de aprovechamiento de aguas en cuestión era entre 5,24 y 26,2 veces superior, aproximadamente, al precio que se había pagado por el mismo (sentencia de 16 de enero de 1990 en causa rol N° 14.349).

Finalmente, la Corte Suprema rechazó el recurso de queja que se había presentado contra el fallo de la Corte de Apelaciones de La Serena (sentencia de 29 de julio de 1991 en causa rol N° 1.541).

No puede caber duda alguna, entonces, en cuanto a que en la compraventa de un derecho de aprovechamiento de aguas sí podría configurarse una lesión enorme, tanto para el vendedor como para el comprador.

En cuanto a la segunda interrogante —esto es qué ha de entenderse por justo precio para estos efectos— la jurisprudencia judicial ha señalado, en general, que tal es el precio que el mercado le asigna al bien de que se trate.

Aplicando lo anterior al caso específico de los derechos de aprovechamiento de aguas, debe tenerse presente, como primera consideración, que —salvo excepciones muy puntuales— ellos pueden ser libremente comprados y vendidos por particulares.

En segundo término, debe tenerse presente que en algunas zonas de nuestro país son pocos los derechos de aprovechamiento de aguas que se compran y venden, es decir, no hay un mercado activo; razón por la cual no es fácil determinar el precio de mercado de los mismos.

En tercer lugar, incluso en aquellas zonas en que el mercado de derechos de aprovechamiento de aguas es más activo, no siempre es fácil acceder a la información acerca de los precios de compraventa de los mismos. Sin embargo, es de gran ayuda el Catastro Público de Aguas, el que por mandato del propio Código de Aguas está a cargo de la Dirección General de Aguas y en el cual debe constar toda la información relativa a las aguas en nuestro país, entre ella la de las compraventas que se celebren entre particulares.

Como cuarta consideración, también constituye una dificultad para determinar el precio de mercado de los derechos de aprovechamiento de aguas, la circunstancia que estos, cuando son constituidos originariamente por la Dirección General de Aguas, no tienen un precio inicial para su propietario (los costos que le haya significado la tramitación de la respectiva solicitud, como por ejemplo, las correspondientes publicaciones o difusión radial no pueden ser considerados un precio); salvo el caso excepcional, que haya tenido lugar un remate.

Sin perjuicio de lo anterior, un elemento que puede contribuir a determinar el precio de mercado de un derecho de aprovechamiento de aguas adquirido en la forma señalada, es el monto de la patente por no uso que debe pagar su propietario, en caso que esté afecto a tal gravamen.

Sería del todo conveniente, entonces, perfeccionar las fuentes de información acerca de los precios de compraventa de los derechos de aprovechamiento de aguas y, sobre todo, facilitar el acceso a las mismas por parte de los particulares, especialmente al Catastro Público de Aguas; para evitar así, en lo posible, que en dichos contratos se pudiera configurar una lesión enorme.

Cabe señalar, finalmente, que de acuerdo con el Código Civil no cabe la lesión enorme en las ventas realizadas por orden de los Tribunales de Justicia; para lo cual se han dado diversas razones. Una de ellas es que el bien subastado se vendió en el único precio que era posible hacerlo.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Los que se acojan a esta institución tendrán un crédito que se paga, preferentemente, antes que cualquier otro acreedor, generando un aval automático de los socios, gerentes y accionistas de más del 10% de la compañía, quienes responderán con sus bienes personales en caso de incumplimiento y no pago de las facturas amparadas por el fideicomiso (trust) por parte de la empresa.
El Mercurio
En cuestión de semanas, la dinámica de las exportaciones de productos agrícolas de varios países del mundo se ha visto completamente distorsionada debido a los efectos de esta enfermedad en China.
El Mercurio
China tiene una codificación reciente de normas de Derecho Internacional Privado y es signatario de la Convención de Viena sobre compraventa internacional de mercaderías, lo que significa que, en primer lugar, aplicará al contrato entre exportador chileno e importador chino lo que sea que las partes hayan pactado.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores