EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Lun 27/06/2022

4:35
El Mercurio - Campo

Recomendaciones para enfrentar las olas de calor en ganadería bovina

Los animales, al igual que las personas, sufren de estrés térmico. Esto no sólo afecta su confort sino también su producción. Si bien este tema no era de relevancia hasta hace una década, la combinación de ganado de genética de mayor productividad y el cambio del clima, han llevado a que la percepción cambie.

Viernes, 18 de noviembre de 2016 a las 8:30
Rodrigo Arias
Rodrigo Arias

Durante los últimos años la frecuencia en la aparición de conceptos como las olas de calor y la sequía parecen ser más frecuentes, particularmente en la zona centro sur del país. Esto llama a la población a tomar las medidas de resguardo pertinente. Pero, ¿qué pasa en el mundo agropecuario? Ciertamente gran parte de la atención asociada a estas temáticas ha estado mayormente centrada en la producción vegetal (cultivos, frutales y forrajes). Sin embargo, los sistemas pecuarios han recibido mucho menos atención, quizás por la limitada disponibilidad de información nacional o bien por la dificultad que implica colectar este tipo de información.

Los animales, al igual que las personas, sufren de estrés térmico. Esto no sólo afecta su confort sino también su producción. Si bien este tema no era de relevancia hasta hace una década, la combinación de ganado de genética de mayor productividad —ya sea en leche o carne— y el cambio del clima —en particular la mayor frecuencia de eventos anómalos, como olas de calor—, han llevado a que la percepción cambie. Lo que vemos hoy es algo muy similar a lo que ocurrió con el riego hace 30 o 40 años. En esos años hablar de riego en el sur de Chile era impensado y casi una locura, sin embargo en la actualidad vemos como esto es una realidad.

¿Qué deben saber los productores para hacer frente a estos periodos críticos?

Lo primero que se debe saber es que si bien la temperatura ambiental es un factor importante, en realidad son 4 las variables a las que se debe poner atención, y que finalmente impactarán el confort térmico de los animales. Estos factores son la temperatura ambiente, la radiación solar, la velocidad del viento y la humedad relativa. Estas variables son utilizadas para calcular distintos índices de confort térmico, siendo dos los más importantes: 1) Índice Comprensivo del Clima (CCI de sus siglas en inglés) y el Índice de Temperatura-Humedad ajustado (THIa de sus siglas en inglés). El primero es un índice relativamente nuevo que corrige la temperatura ambiental por la velocidad del viento, radiación solar y humedad relativa, por lo que se expresa en ºC y puede ser utilizado tanto para el invierno como para el verano (ver cuadro 1). Otra de sus ventajas es la escala que utiliza, la que es familiar para las personas.

Cuadro 1. Valores críticos del índice comprensivo del clima
Condición de estrésVeranoInvierno
Susceptibilidad del animal
AltaBaja
Sin estrés<25>5>0
Medio25 a 300 a 50a -10
Moderado>30 a 35<0 a -5<-10a -20
Severo>35 a 40<-5a-10<-20 a -30
Extremo>40 a 45<-10 a -15<-30 a -40
Extremadamente peligroso>45<-15<-40
Fuente: Madery colaboradores (2010).
El segundo índice, el cual es más antiguo, originalmente sólo combinaba los efectos de la temperatura ambiente y la humedad relativa (1970). Posteriormente, en el 2006, incorporó el ajuste por velocidad, el viento y la radiación solar. Este índice contempla 4 categorías: Normal (THI < 74), Alerta (74 >= THI <=79), Peligro (79 >= THI <= 84) y Emergencia (THI > 84). Sus principales desventajas son que su escala es adimensional y sólo sirve para el periodo de verano. No obstante, la mejor forma de cuantificar el estado de los animales, en la práctica, es a través de índices que reflejen su estado fisiológico. En ese contexto, los mejores resultan ser la tasa de respiración y la escala de jadeo (ver cuadro 2). Sin embargo, la escala de jadeo es una herramienta visual mucho más práctica desarrollada para evaluar el estado de los animales y su riesgo a sufrir estrés por calor.

Cuadro 2. Descripción de la escala de Jadeo.
PuntuaciónDescrpción
0Respiración normal, ~ 60 o menos epm*
1Respiración ligeramente elevada, 60 a 90 epm
2Jadeo moderado y/o presencia de salivación, 90 a 120 epm
3Jadeo grave con la boca abierta, saliva usualmente presente, 120 a 150 epm
4Jadeo severo con la boca abierta, proyección de la lengua y excesiva salivación, cabeza y cuello usualmente extendidos.
* Exhalaciones por minuto
Fuente: Adaptado de Mader y col 2002, Mader y col 2006.
Cabe señalar que debido a los múltiples factores involucrados en la interacción animal-medio ambiente, resulta complejo definir con exactitud un valor umbral de temperatura que represente con exactitud el momento en el cual los animales comienzan a sufrir de estrés por calor, ya que existe una gran variabilidad en la respuesta. Por lo tanto, no todos los animales en un mismo corral o potrero presentarán un mismo nivel de estrés.

¿Qué medidas pueden adoptar los productores?

Los datos nacionales disponibles son bastante escasos. En un estudio publicado en el 2010 analizamos los datos climáticos del periodo 1999 a 2007 de Curicó, Chillán, Temuco y Osorno para estimar el THIa y adicionalmente evaluar las pérdidas potenciales de producción de leche para cada localidad, mediante dos ecuaciones que utilizan el THI como predictor. Como conclusión de este estudio determinamos que estas pérdidas serían mayores en las regiones centrales de Chile (desde 1,5 a 4,3 y 1,2 a 3,6 L/vaca/día para Curicó y Chillán, respectivamente, mientras que en Temuco y Osorno son del orden de 0,9 a 2,6 y 0,1 a 0,6 L/vaca/día, respectivamente). Otro estudio más reciente (2013) en la zona de Temuco revela que las vacas lecheras de un potencial de producción medio a bajo modificaron su comportamiento, observándose una reducción en la proporción de animales en pastoreo, echados y rumiando en 9,4; 1,7%; y 5,4, respectivamente, cuando el valor de CCI =25. Por otra parte, el porcentaje de vacas de pie y bajo sombra aumentó 7,4 y 6,3%. También observamos una correlación positiva entre tasa de respiración y el CCI. Las vacas en este estudio presentaron mayores valores de temperatura timpánica en las categorías de CCI "moderado" y "suave" vs. "normal". También se detectaron diferencias en la producción de leche y en los valores de CCI entre mañana y tarde. Aunque las vacas mostraron signos de estrés por calor, la producción diaria de leche no disminuyó significativamente para el periodo evaluado al asociarlas a las categorías de CCI, demostrando que los animales fueron capaces de hacer frente las condiciones climáticas estivales producto de la gran caída de temperatura durante la noche, lo que permite a las vacas liberar el exceso de calor acumulado durante el día.

Cuadro 3. Resumen de las principales medidas de mitigación para el periodo de verano.
Medida MitigaciónRecomendación/EfectoObservaciones
Agua de bebidaDisponer de más y mayor cantidad de bebederos, ya que permite una rápida reducción temperatura corporal.Consumo agua se puede fácilmente duplicar, considere una superficie de bebedero de 0,7 cm lineales por cada animal.
Actividad físicaEvitar el movimiento del ganado en las horas de mayor calor o bien hacerlo en las horas más frescas del día.El movimiento de ganado puede implicar un aumento de la temperatura corporal de entre 0,5 y 3,5 ºC.
AlimentaciónCambiar el horario de la entrega matutina de la ración por una entrega vespertina o bien suministrar ~70% de la dieta 2 a 4 horas después de la temperatura máxima del día.Cambios bruscos de horario y de los componentes de la ración pueden provocar problemas de acidosis y reducciones en las ganancias de peso/producción de leche.
Manipulación dietaDependiendo de la época del año ajustar los ingredientes de la ración modificando la densidad energética de la dieta.Los ingredientes pueden generar distintos incrementos de calo. Grasas y aceites presentan el menor incremento en calor, seguido por los carbohidratos solubles como almidón y las proteínas.
SombraConsiderar 1,85 a 3,70 m2/animal. Altura de entre 2,5 y 4,0 m. Material de cubierta preferentemente de color blanco.Reduce la carga de calor entre un 30 y 50%, mientras que la productividad del ganado bovino de leche y carne aumenta.
AspersoresPermite reducir la tasa de respiración y temperatura corporal en 0,5 °C ó más. Un tamaño de gota pequeño busca enfriar el aire circundante al animal, un tamaño de gotamayor moja al ganado y lo refresca al evaporarse desde el cuerpo. Dependiendo de la humedad relativa.No se puede interrumpir hasta que el episodio de estrés termine, en caso contrario los animales se verán negativamente afectados. El mojar la superficie del corral en vez de los animales también ha mostrado buenos resultados.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Una adecuada biofertilización, respetar el desarrollo de las praderas y un riego capaz de reponer el agua evapotranspirada son fundamentales para que las pasturas puedan llegar a esta época del año con buen pie, considerando que los últimos meses han generado tasas de crecimiento muy irregulares.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.
El Mercurio
Para que el grano cosechado cumpla los requerimientos para satisfacer de manera adecuada la demanda de nutrientes y materia seca para que los animales entreguen una leche de buena calidad es cumplir ciertas exigencias que consideran la elección de la semilla y la fertilización.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores