EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com
¿Está usted suscrito?
SUSCRÍBETE AQUÍ

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 16°C   |   Actual 16°C

Santiago de Chile. Mié 27/05/2020

18:59

El Tiempo:  Santiago Máx. 16°C | Mín. 5°C | Actual 16°C

Tiempo
El Mercurio - Campo

Paltos y cítricos: Preparándose para una primavera fría

La posibilidad de que la próxima primavera sea más fría de lo normal tiene a muchos productores de paltas y cítricos con temor de que las cuajas sean menores a las esperadas. Hoy en El Mercurio Campo, el asesor Gonzalo Vargas da a conocer una completa estrategia de nutrición floral para estas dos especies, que promete disminuir al mínimo los efectos negativos generados por esta contingencia climática.

Lunes, 18 de julio de 2016 a las 8:30
Gonzalo  Vargas
Enviar Mail Delicious Opine
imprimir agrandar letra achicar letra
Gonzalo Vargas

Lograr una buena cuaja en cítricos y paltos dependerá de varios factores, entre ellos contar con una primavera que presente temperaturas mínimas adecuadas, ojalá sobre los 8°C. Sin embargo, en los últimos años esta situación no se ha dado de forma constante, lo que ha llevado a que las producciones y calibres obtenidos no sean los deseados.

Con el fin de remediar esta problemática, desde 2009, yo y distintos grupos de trabajo venimos desarrollando una evaluación en terreno de una completa estrategia de nutrición floral para cítricos y paltos. La idea ha sido establecer la nutrición ideal para el fortalecimiento de los embriones y el correcto manejo hormonal para manipular la floración.

Antes de entrar al detalle de este trabajo, cuyos resultados han sido evaluados en las últimas temporadas, es importante resaltar que los tratamientos utilizados corresponden a una nutrición floral completa, es decir, en ella se integran tres aspectos fundamentales: nutrición + bioestimulantes + hormonas.

Desde el inicio, las pruebas realizadas han mostrado la efectividad del tratamiento. Así, siempre los resultados en una zona donde se realiza una aplicación son mejores que en las áreas que operan como testigo. Pero eso no es todo: al hacer dos aplicaciones los resultados son aún mejores que en las zonas donde se llevan a cabo sólo una aplicación. ¿La razón? El periodo floral tiende a ser más largo en primaveras frías.

Las bases del tratamiento

Que la planta llegue con una buena nutrición es de vital importancia para que salga airosa de una primavera fría.

Por lo mismo, resulta fundamental que hoy, a varias semanas de la primavera, el productor lleve a cabo una fertilización de reserva vía riego, basada principalmente en nitrógeno (N), con el fin de asegurar un retorno floral de calidad. En cítricos, la reserva de N se debe realizar tarde, una vez que comienza el frío y la fruta alcanza el 80% de color. Esta se puede apoyar usando urea foliar, una vez terminada la cosecha. De igual forma, todos los niveles foliares se deben verificar con un análisis foliar de otoño, con el fin de hacer cualquier corrección a tiempo, especialmente cuando hablamos de fósforo (P) y microelementos. Y es que, en la práctica, si la planta entra débil a la época de frío, probablemente saldrá más débil aún de ese periodo. En otras palabras, si la diferenciación floral se hace con niveles nutricionales bajos, lo más seguro es que la flor sea débil y escasa.

Durante el invierno se debe llevar a cabo un seguimiento a las ramillas que serán los próximos cargadores de fruta. También se debe observar el proceso de “yema hinchada” y evitar la defoliación prematura. Finalmente, en pena floración, se debe observar el tamaño y color de las panículas en paltos y la calidad de floración en cítricos, según su relación de hojas + flores. En ese contexto, se debe preferir la floración verde (con hojas) por sobre las floración blanca (sin hojas).

Los huertos que trabajan con ramillas florales jóvenes y fertilización de reserva completa entregan la mejor calidad floral, factor fundamental para obtener cuaja en una primavera fría. La intensidad de floración también es importante, aunque bajo un clima adverso la calidad se torna fundamental frente a la cantidad. De hecho, se han tenido experiencias en terreno con floraciones abundantes bajo un escenario frío que no entregan buena cuaja por debilitamiento.

El frío altera la fenología del árbol, atrasando el peak radicular hacia noviembre y en algunos valles incluso hasta diciembre. De esta forma, la apertura floral, momento de gran demanda, se abastece principalmente de las reservas fabricadas en otoño e invierno, ya que las raíces aún no están activas.

El papel de los nutrientes

Después de las aplicaciones de N durante la reserva, una vez que comienza la apertura floral, se inicia la cuenta regresiva para desarrollar la nutrición cálcica. Si consideramos que la absorción de calcio (Ca) radicular se realiza principalmente cuando hay “puntas blancas”, bajo una primavera fría, que atrasa la iniciación radicular, se vuelve fundamental realizar las aplicaciones directamente a la flor. Las hojas en este período comienzan a exportar N, P, K, Zn y B, bajando sus niveles foliares para poder abastecer la demanda floral. Sin embargo, el Ca, al cumplir un rol estructural, no se puede exportar hacia la flor, haciéndose fundamental su incorporación en la nutrición floral.

Otro elemento importante para la planta en un contexto de primavera fría, es el boro (B), el cual en algunas formulaciones se aplica junto al Ca, ya que son “partners” en la fecundación y cuaja. Además el B provoca la activación de los azúcares, estimulando su salida desde las reservas hacia los puntos de mayor demanda.

El zinc (Zn), por su parte, es altamente requerido para la división celular y el crecimiento de la planta. Además, juega un importante rol frente al estrés. Con este se completa el equipo de nutrientes fundamentales para la nutrición floral: Ca + B + Zn.

En el caso de huertos débiles y envejecidos, es importante prevenir una defoliación anticipada, para lo cual se debe incluir N en la nutrición floral. Se estima que el 75% del consumo de N que tiene la planta durante la floración, viene de la reserva, lo que quiere decir que el 25% restante se lo puede entregar el productor a través del riego + nutrición floral. En ese contexto, no se debe perder la posibilidad de aplicar urea foliar con bajo biuret.

Uso de bioestimulantes y hormonas

La otra parte del tratamiento está enfocada a la aplicación de sustancias como bioestimulantes y hormonas.

Una opción es usar extractos de algas y aminoácidos, los cuales ayudan a las plantas que han sido sometidas a cualquier tipo de estrés, como sequías, salinidad o, en este caso, heladas. Si bien lo mejor es realizar las aplicaciones antes del estrés, los resultados también han sido buenos una vez que se aplican después de él, ya que ayudan a la recuperación de la planta, es decir, la reverdecen, se protegen los embriones y se reducen los abortos.

El uso de hormonas de juvenilidad, desde el estado de coliflor en paltos y el inicio de la brotación con botones florales en cítricos, también ha dado buenos resultados, especialmente en lo que se refiere a reverdecer tejidos.

Es importantísimo que al menos se realicen dos o tres aplicaciones de este coctel de bioestimulantes y hormonas para proteger la mayor cantidad de embriones posibles, desde inicio de floración hasta la cuaja. Así se logrará salvar principalmente la floración media y tardía con mejor condición climática.

Otro aspecto que ha mostrado muy buenos resultados en las últimas temporadas es la aplicación de sílice, elemento abundante en la corteza terrestre pero que se presenta en una forma no soluble para ser captada por las plantas. Las aplicaciones foliares de ácido ortosilícico promueven la activación de las defensas de la planta, engrosando las cutículas y disminuyendo liberación de etileno en los tejidos expuestos al frío.

imprimir agrandar letra achicar letra


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
No realizar trabajos en el suelo, cortar y eliminar el follaje senescente, hacer un adecuado control de malezas y realizar una buena fertilización es vital para conseguir turiones de alta calidad.
El Mercurio
Facilitar las condiciones para que estos procesos se den de manera adecuada en los huertos será fundamental para alcanzar una buena cosecha.
El Mercurio
Considerando que entre el 25% y el 50% de estos cultivos no logran llegar a sus mercados de destino por un mal manejo a lo largo de toda la cadena productiva, es necesario tomar una serie de precauciones para aminorar las pérdidas.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores