EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mié 20/10/2021

7:09
El Mercurio - Campo

Resistencia a insecticidas usados contra las cuncunillas negras: ¿Sobre reacción o realidad?

Existen factores que nos llevan a considerar que esta es una situación posible y otras que ella es altamente improbable.

Viernes, 11 de diciembre de 2015
Roberto  Carrillo
Roberto Carrillo

Dr. Roberto Carrillo (Instituto de Producción y Sanidad Vegetal) y Leticia Silvestre (Laboratorio de Entomología de la UACh).

Las cuncunillas negras son mariposas nocturnas en su estado adulto, que constituyen un complejo de especies y representan una importante limitación para la producción de las praderas al sur del Biobío. Especies de la misma familia causan daños importantes en praderas de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica.

En su combate se emplean, principalmente, prácticas culturales y químicas. En el pasado —hasta principios de los setenta— se usaron plaguicidas como el DDT (diclorodifeniltricloroetano), posteriormente, algunos fosforados (azinfos etilo, fenitrotion) y desde los 80 algunas ureas substituidas triflumuron (Alsystin), flufenoxuron (Cascade) y piretroides lambdacihalotrina (Karate Zeon, Zero). Estos últimos, están siendo utilizados desde hace alredor de 30 años, con resultados satisfactorios para los agricultores.

La intensificación de la agricultura en el sur de Chile; el empleo de praderas de alta producción con mayores costos; los altos requerimientos del ganado lechero de buen rendimiento productivo; y la necesidad de mantener todo el año niveles de producción de la pradera, ha llevado a intensificar el uso de insecticidas como factor de producción en desmedro de prácticas preventivas. En la actualidad, en el sur de nuestro país, deben realizarse aplicaciones para controlar la plaga de las cuncunillas negras en más de 350.000 hectáreas.

¿Puede esta práctica llevar a la aparición de resistencia a los insecticidas actualmente utilizados? Existen factores que nos llevan a considerar que esta es una situación posible y otras que ella es altamente improbable.

Factores que la favorecen

Entre las razones que nos llevan a plantearnos que la resistencia a estos insecticidas es probable está el hecho de que existen errores en las aplicaciones anuales, entre los que destacan una mala regulación de los equipos, una altura inadecuada de la pradera y aplicaciones realizadas en épocas inoportunas, entre otros.

En muchos casos, además, el uso de productos con un solo tipo de sitio de acción y por largos períodos (30 años en algunos casos); las mayores superficies de los predios y mayores proporciones de superficie cubiertas con insecticidas; y el uso de insecticidas de larga persistencia (especialmente las ureas substituidas); favorecen la aparición de resistencia.

Factores que la retardan

Sin embargo, existen factores del insecto que, en este caso, podrían retardar la aparición de esta resistencia. Entre ellos está su reducido número de generaciones: una sola al año frente a seis o más generaciones anuales que presentan otras especies, en las que se presenta rápidamente la resistencia. También se debe considerar su tipo de reproducción sexual, pues ésta favorece el intercambio de material genético entre poblaciones susceptibles y resistentes.

Asimismo, no se debe olvidar la enorme área sin tratamiento, que favorece la presencia de formas susceptibles y no recibe la presión de selección causada por los insecticidas. En resumen, hay factores biológicos en las cuncunillas y de manejo que reducirían la aparición de formas resistentes.

Entonces es lícito preguntarse si el problema de resistencia en los insecticidas utilizados en la actualidad es una situación real o sólo una sobre reacción. Lo cierto es que no sabemos la capacidad de dispersión de la hembra adulta, por lo que pudiera ser que por su carga de huevos su desplazamiento fuera limitado y con ello favorecer la resistencia.

Es así como en áreas donde año a año se aplican los mismos productos (mismo sitio de acción) y superficies cada vez mayores, se podrían crear poblaciones aisladas (sin la llegada de formas susceptibles) con una alta presión de selección, donde la resistencia a estos insecticidas pudiera llevar a desarrollar esta condición.

Manejo de la resistencia

¿Qué hacer entonces para alejar esta posibilidad de un posible desarrollo de resistencia? Se deben usar productos con sitio de acción diferentes, es decir, establecer una rotación de productos cada 4 -5 años. Es necesario recordar que las posibilidades son fosforados, ureas substituidas y piretroides.

Para los que piensen que van a producir una destrucción del equilibrio por introducir esta variación, permítanme señalarles que los efectos de una urea substituida y un piretroide como lambdacihalotrina, aplicados en invierno en las praderas del sur de Chile, son muy similares.

También es necesario dejar superficies sin aplicar, empleando medidas preventivas en ellas, con el fin de reducir la presión de selección y favorecer la presencia de formas susceptibles que puedan cruzarse con las resistentes. Ojalá estas zonas sean como un mosaico dentro del predio, pues se desconoce la capacidad de dispersión de las hembras del mencionado insecto.

De igual modo, consulte con su asesor o representante de las compañías químicas sobre cómo manejar esta situación, ya que es preciso considerar que son muy pocos los insecticidas eficaces y eficientes en el control de esta plaga, debido a que se aplica muy poca cantidad de activo por hectárea, en comparación a los más de 1500 gramos de producto activo que se usaban cuando se empleaba DDT. Por lo mismo, es necesario manejarlos adecuadamente para evitar su obsolescencia.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Para lograr este objetivo es clave que se escoja el momento apropiado para realizar las aplicaciones y se utilicen la técnica y tecnología adecuadas.
El Mercurio
Ejecutar este tipo de manejo no implica simplemente regar menos y estresar más al cultivo, sino que requiere de una estrategia y conocimiento acabado del cultivo donde se trabajará.
El Mercurio
Este organismo buscará entregar herramientas concretas que permitan dar un uso adecuado a los plaguicidas de uso agrícola; lo que incluye también dar soporte a procedimientos legales que guarden relación con registros y tolerancias tanto para mercado interno como en exportación.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores