EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mié 17/08/2022

13:36
El Mercurio - Campo

Consumo de materia seca y pH ruminal de vacas en pastoreo

En condiciones de pastoreo, el CMS a veces es insuficiente para satisfacer las necesidades de mantención y lactancia, y muchas veces no se aprovecha eficientemente el potencial genético de los animales.

Martes, 31 de diciembre de 2013 a las 8:30
Einar Vargas
Einar Vargas

Consumo de materia seca: confinamiento vs. pastoreo

La producción láctea es determinada principalmente (70%) por el consumo de materia seca (CMS) y quizás en menor grado por la digestibilidad de la dieta. En sistemas en confinamiento es factible controlar las cantidades y calidades de los ingredientes que se ofrecen en una ración balanceada y por lo tanto esto ha permitido que una gran cantidad de estudios hayan identificado el mejor balance de ingredientes de acuerdo a su composición química para que de esta forma se satisfagan los requerimientos de vacas en lactancia o en algún otro estado fisiológico (crecimiento, preñez, etc.) o productivo (primer tercio de lactación). Estos requerimientos toman en cuenta días de lactancia, peso vivo de la vaca, raza, porcentaje forraje vs. concentrado entre muchas otras variables. Por el contrario, en sistemas basados en pastoreo, el CMS no es muy fácil de estimar y por lo tanto la predicción de la producción de leche muchas veces es poco confiable por su inexactitud al momento de calcularla.

Consumo de materia seca en pastoreo

En condiciones de pastoreo, el CMS a veces es insuficiente para satisfacer las necesidades de mantención y lactancia, y muchas veces no se aprovecha eficientemente el potencial genético de los animales. En algunos sistemas de pastoreo cuando la cantidad de forraje aportado por las praderas es insuficiente, se puede suplementar con ensilados y/o con concentrados.

El CMS en sistemas de pastoreo está determinado por diferentes factores: Oferta de pasto proveniente de la pradera representado en materia seca o materia orgánica (kg/ha), disponibilidad de pasto y composición botánica. Además se debe considerar el tiempo en que el animal forrajea y la capacidad de la boca para acumular forraje (tamaño de bocado).

Calidad del pasto

El CMS puede estar muy relacionado con el valor nutritivo del pasto. Un pastoreo a destiempo significa dejar pastos viejos y con bajo valor nutritivo que además implican una reducción en CMS y por ende de la producción de leche. A medida que el estado fenológico de los pastos avanza, su calidad fibrosa disminuye así como su digestibilidad. Asimismo, el contenido de proteína y energía que los pastos aportan al animal disminuye conforme va madurando.

Suplementación en sistemas de pastoreo

El objetivo principal para tener un sistema lechero eficiente es favorecer el CMS y energía. Como se mencionó anteriormente, se puede considerar la suplementación con ensilados, henos y concentrados. Los objetivos principales de la suplementación son:

a) Aumentar el volumen de leche producida por vaca/día.

b) Incrementar la producción de leche por unidad de superficie.

c) Mejorar el uso del pasto a través de una mayor carga animal.

d) Mantener una condición corporal constante de las vacas sobre todo en épocas en donde el crecimiento de los pastos es más bajo.

e) Incrementar el contenido de sólidos totales en la leche.

f) Mejorar el aprovechamiento de nutrientes, como por ejemplo maximizar el aprovechamiento de proteína dietaria para evitar que existan pérdidas de N en heces y orina que además constituyen un problema medio ambiental.

Algunos de los suplementos utilizados son el grano de maíz, cebada, trigo, afrecho de avena, pulpa de remolacha, cascarilla de soya, pulpa de cítricos, ensilaje de maíz grano húmedo, harina de soya, harina de maravilla, harina de colza, gluten meal de maíz, expeller de soya, harina de pescado, harina de pluma, harina de sangre, aceite hidrogenado de pescado, aceite de soya, entre otros. En general los suplementos representan una alternativa para aumentar la producción de leche. Comparado con una alimentación basada en pastos, un sistema de pastoreo + suplementación a base de concentrados almidonosos o fibrosos puede significar un aumento en el CMS de aproximadamente 25%, un aumento de producción láctea de 22%, un aumento de proteína láctea de 4% y dependiendo del suplemento y el valor nutricional de los pastos puede o no deprimir hasta en un 6% la grasa láctea.

Importancia del control de pH ruminal en sistemas de pastoreo

El control de pH ruminal es muy importante ya que bajos niveles de pH pueden resultar en una reducción en el contenido de grasa láctea, presencia de cojeras e incluso laminitis, además de que puede disminuir el CMS. Todos estos factores representan un problema para el bienestar del animal y para la rentabilidad del predio lechero. Un pH entre 5.5 y 5.8 puede ser considerado como problemático y puede estar causando problemas asociados a una acidosis ruminal subaguda.

Históricamente los sistemas de pastoreo no significan un riesgo para la salud de la vaca ya que la acidosis ruminal siempre ha sido asociada al consumo de granos. En algunos sistemas de producción en pastoreo de países como Nueva Zelanda y Australia se ha mejorado la densidad energética que aporta el ryegrass perenne (Lolium perenne: Ballica) además de su aporte de carbohidratos estructurales y proteína de degradación rápida; dichas características pueden ser extrapolables a lo que comúnmente se puede encontrar en una ración totalmente mezclada (TMR) y por lo tanto puede predisponer al desarrollo de un problema de acidosis.

Existen trabajos que han estudiado el efecto de una alimentación basada en pastos sobre el pH ruminal y la mayoría de los estudios no reportan rangos que afecten negativamente el pH ruminal. En una revisión de más de 10 estudios en pastoreo (Fescue pratense, Dactylis glomerata, Lolium perenne, Phleum pratense, Festuca arundinacea, Medicago sativa, Avena sativa, Trifolium repens), Bargo et al. (2003) reportaron que los rangos de pH ruminal fluctúan entre 5.9 y 6.7 y sólo 1 estudio estuvo por debajo de 5.8 (Ballica+concentrado). En lo que respecta al pH ruminal, es difícil establecer una relación entre el pH y el nivel de suplementación con concentrados ya que el estado fenológico de los pastos (contenido de fibra digestible y lignina) consumidos tiene una influencia muy importante sobre el CMS.

El CMS de vacas en pastoreo es menor comparado con vacas en pastoreo y suplementación o vacas en confinamiento que reciben dietas balanceadas (TMR). Por lo tanto es recomendable algún nivel de suplementación para aprovechar el potencial genético de los animales siempre y cuando el valor del suplemento aumente significativamente el volumen de leche producida por unidad de superficie (litros de leche / hectárea). Por otro lado, el pH ruminal de vacas bajo un manejo en pastoreo podría llegar a valores muy bajos si la composición del pasto o especies que forrajean es cercana al de los granos, pudiendo causar problemas de acidosis subaguda.


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Optimizar el riego de praderas, disminuir la alimentación animal a base de soya o los estudios sobre el secuestro de carbono por parte del suelo son algunas de las medidas que permitirían lograr este objetivo. Para esto, será fundamental la participación de los productores.
El Mercurio
Una adecuada biofertilización, respetar el desarrollo de las praderas y un riego capaz de reponer el agua evapotranspirada son fundamentales para que las pasturas puedan llegar a esta época del año con buen pie, considerando que los últimos meses han generado tasas de crecimiento muy irregulares.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores