EL MERCURIO. COM
Versión para imprimir El Mercurio.com

Santiago:   Mín. 5°C   |   Máx. 20°C   |   Actual 13°C

Santiago de Chile. Mié 17/08/2022

13:44
El Mercurio - Campo

El potencial del Ácido linoleico conjugado en la grasa de leche bovina

El ALC es un componente natural de la grasa de leche bovina con propiedades anticancerígenas.

Martes, 24 de septiembre de 2013 a las 8:30
Einar Vargas
Einar Vargas

Según el Ministerio de Salud, en Chile, la enfermedad cardiovascular constituye una de las principales causas de mortalidad. Dentro de los múltiples factores de riesgo, los problemas metabólicos de grasas en sangre constituyen una importante condición que favorece el desarrollo de dicha enfermedad.

Niveles elevados de colesterol sanguíneo transportado en lipoproteínas de baja densidad (colesterol malo) son un factor de riesgo pro aterogénico (engrosamiento de arterias). Por otro lado, diversos estudios epidemiológicos han establecido que un alto nivel plasmático de colesterol transportado en las lipoproteínas de alta densidad (HDL), constituye un factor protector frente al desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

Ácido Linoleico Conjugado (ALC)

El ácido linoleico conjugado (ALC), por su nombre en inglés: conjugated linoleic acid CLA; fue descubierto accidentalmente en 1987 por Pariza y otros colaboradores quienes investigaban las propiedades cancerígenas de productos generados en la carne asada. Este estudio pionero permitió aislar los diferentes isómeros (mismo número de átomos con diferente fórmula estructural) del ALC e identificarlos como un componente con propiedades anticancerígenas. El ALC se define como una mezcla de ácidos grasos de cadena larga, derivados del ácido linoleico, donde el término "conjugado" se utiliza para describir un grupo de isómeros.

La principal fuente natural de ALC son los productos cárneos, grasos y lácteos derivados de los rumiantes (Tabla 1). El ALC se obtiene también en forma sintética a través de la hidrogenación industrial del aceite de soya, maíz, o cártamo. Estudios realizados en diferentes animales y también en humanos en diferentes condiciones fisiológicas y nutricionales, han evidenciado que el ALC produce efectos inmunomoduladores, antidiabéticos, reguladores del peso y composición corporal y anti-ateroescleróticos.

¿Cómo incrementar la cantidad de ALC en leche bovina?

Después del descubrimiento del ALC y sus beneficios para la salud humana, numerosos investigadores comenzaron a buscar la manera de incrementar la concentración de ALC en leche bovina. Descubrieron que existen 2 formas para llegar a este objetivo:

1-Mediante la modificación de la dieta de la vaca lechera para poder incrementar de manera natural la concentración de ALC.

2-Alimentando vacas lecheras con compuestos sintéticos de ALC protegidos para evitar pérdidas en el rumen.

La forma más barata para poder incrementar la concentración de ALC en leche bovina es modificar la dieta de la vaca lechera. Por ejemplo, la alimentación con pastos frescos es más eficaz para incrementar ALC en grasa de leche bovina que la alimentación a base de una ración balanceada basada en ensilados y concentrados. La inclusión de aceite de pescado en dietas de bovinos aumenta la concentración de ácidos grasos de cadena larga como los llamados “omegas” tanto en leche como en músculo. Debido a que el aceite de pescado no permite la hidrogenación ruminal completa, se crean compuestos intermedios como el ácido vaccénico, el cual es utilizado por los tejidos de la glándula mamaria para producir endógenamente ALC. Esto explica por qué el aceite de pescado incrementa ALC en leche bovina.

Otra forma de aumentar ALC es la adición de semillas de plantas oleaginosas en dietas de vacas lecheras. Se ha demostrado que si se suplementa la alimentación de vacas en pastoreo con semillas de soya o de raps, se puede incrementar el contenido de ALC hasta en un 60%. También se puede utilizar aceite de soya o de girasol los cuales son ricos en ácido linoleico. La cantidad de ALC que podemos obtener mediante la utilización de los ingredientes antes mencionados dependerá también de las condiciones generales del rumen como su pH y la relación forraje-concentrado de la dieta.

El ALC puede ser obtenido artificialmente de aceites como el de girasol. Este tipo de productos se utilizan comercialmente en dietas de cerdos por su capacidad para producir carne magra en animales en crecimiento. El ALC debe estar protegido contra la actividad de bacterias ruminales, para ello se ha encapsulado con caseína tratado con formaldehido o en forma de sales de calcio. El problema de estos métodos es que en nivel de protección llega a ser muy variable y poco controlable. Se han realizado investigaciones en las cuáles se realizan infusiones ruminales, abomasales y duodenales para poder aumenta el contenido de ALC en leche. A pesar de que se ha conseguido dicho objetivo, este tipo de técnicas carecen de practicidad y viabilidad en el campo y en situaciones de producción reales.

En conclusión, el ALC puede encontrarse en la grasa de leche bovina y además su consumo resulta en efectos positivos en la salud humana tales como la prevención de enfermedades cardiovasculares y cáncer. La forma más efectiva y natural de incrementar su concentración en la leche es mediante la manipulación de la dieta de vacas lecheras. Día a día los consumidores son más conscientes sobre la relación dieta-salud, por lo tanto generar alimentos funcionales (i.e., con mayor concentración de ALC) puede significar un nuevo mercado tanto en leche fluida como en subproductos como mantequilla y quesos.

Principales fuentes de ácido linoleico conjugado (ALC)

  Cantidad de ALC (g/100g de grasa)
Leche entera 0.55
Leche semidescremada (2% de grasa) 0.41
Leche condensada 0.70
Mantequilla 0.47
Yogurt 0.48
Yogurt bajo en grasa 0.44
Queso tipo Cheddar 0.41
Carne de bovino 0.43
Carne de ovino 0.58
Carne de ternera 0.27
* Modificado de Roche et al., 2001


EL MERCURIO.COM
Términos y condiciones de la Información © 2002 El Mercurio Online
Análisis
El Mercurio
Optimizar el riego de praderas, disminuir la alimentación animal a base de soya o los estudios sobre el secuestro de carbono por parte del suelo son algunas de las medidas que permitirían lograr este objetivo. Para esto, será fundamental la participación de los productores.
El Mercurio
Una adecuada biofertilización, respetar el desarrollo de las praderas y un riego capaz de reponer el agua evapotranspirada son fundamentales para que las pasturas puedan llegar a esta época del año con buen pie, considerando que los últimos meses han generado tasas de crecimiento muy irregulares.
El Mercurio
Considerando que este rubro tiene márgenes muy apretados, es fundamental identificar el punto crítico, es decir, la instancia donde el animal deja de producir músculo y comienza a acumular grasa, lo que aumenta costos y reduce la utilidad.

Comentarios Recientes

Más Comentados

Ranking de Comentadores